Vive y deja morir (película)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Live and Let Die (película)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Live and Let Die
Título Vive y deja morir
Ficha técnica
Dirección
Producción Albert R. Broccoli
Harry Saltzman
Guion Tom Mankiewicz
Música George Martin
Sonido Ken Barker
Fotografía Ted Moore
Montaje John Glen
Efectos especiales Derek Meddings
Protagonistas Roger Moore
Yaphet Kotto
Jane Seymour
Clifton James
David Hedison
Gloria Hendry
Lois Maxwell
Bernard Lee
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Reino Unido
Año 1973
Género Aventuras
Acción
Duración 116 minutos
Idioma(s) Inglés
Compañías
Presupuesto $7.400.000
Diamonds are Forever Live and Let Die The Man with the Golden Gun
Ficha en IMDb
Ficha en FilmAffinity

Vive y deja morir (título original en inglés: Live and Let Die) es una película británica de 1973, siendo la primera película de la serie de James Bond en que dicho personaje es interpretado por el actor Roger Moore. Producida por Albert R. Broccoli y Harry Saltzman, Vive y deja morir es la tercera película de James Bond dirigida por Guy Hamilton. Aunque los productores querían que Sean Connery volviera después de su papel en la película Bond anterior Los diamantes son eternos, éste se negó, provocando la búsqueda de un nuevo actor para interpretar a James Bond. Moore fue firmado para el papel principal.

La película fue adaptada de la novela del mismo nombre de Ian Fleming. En la película, un capo de la droga de Harlem conocido como Mr. Big planea distribuir dos toneladas de heroína gratis para poner a barones de la droga rivales fuera del negocio. Sin embargo, Mr. Big se revela como el alter ego disfrazado del Dr. Kananga, un dictador corrupto del Caribe, que gobierna San Monique, la isla ficticia donde se cultivan en secreto las amapolas de heroína. Bond investiga la muerte de tres agentes británicos, lo que lo lleva a Kananga y pronto se verá atrapado en un mundo de gánsters y vudú mientras él lucha para poner fin al régimen del barón de la droga.

Vive y deja morir fue lanzada durante el apogeo de la era del blaxploitation y muchos arquetipos y clichés blaxploitation están representados en la película, incluyendo despectivos epítetos raciales ("honky"), gánsters negros y "pimpmobiles". Se aparta de los argumentos de las películas de James Bond anteriores sobre supervillanos megalómanos y en cambio se centra en narcotráfico, representados principalmente en películas blaxploitation. Fue situada en centros culturales afroamericanos como Harlem y Nueva Orleans, así como las Islas del Caribe. Fue también la primera película de James Bond con una chica Bond afroamericana que tiene una relación amorosa con 007, Rosie Carver, que fue interpretada por Gloria Hendry. La película fue un éxito de taquilla y recibió críticas generalmente positivas de los críticos, también fue nominada para el Óscar a la mejor canción original por "Live and Let Die", escrita por Paul McCartney e interpretada por su banda Wings.

Argumento[editar]

En la secuencia precreditos tres agentes fueron asesinados; Dawes (James Drake), el representante del Reino Unido en la ONU, en Nueva York, Hamilton (Robert Dix) apuñalado en Nueva Orleans, y Baines (Dennis Edwards) muere como producto de un sacrificio vudú en una isla llamada San Monique.

M (Bernard Lee) llega al departamento de James Bond (Roger Moore) para alertarlo de la situación a la vez que el agente escondía a su amante Miss Caruso (Madeline Smith), una agente con la que había trabajado en Italia. M le dice a Bond que Dawes vigilaba a un Primer Ministro: el Dr. Kananga, Hamilton colaboraba con la CIA en Nueva Orleans y Baines vivía en San Monique. Moneypenny ayuda a esconder a la agente a la vez que da a 007 un reloj Rolex magnético proporcionado por Q. Mientras Bond viaja a Nueva York una mujer predice que él vendrá y traerá violencia y destrucción. Bond es llevado por Charlie, un chófer de la CIA (Joe Chitwood) y se comunica con Félix Leiter (David Hedison) quien vigila a Kananga (Yaphet Kotto).

Durante el trayecto el chófer de Bond es asesinado con un dardo mortal disparado del retrovisor de otro automóvil pero Bond logra detener el coche que iba a gran velocidad tras ser asesinado el chófer y al rato Bond alerta de esto a Leiter y le pide investigar al atacante del otro automóvil. Mientras Kananga distrae a la vigilancia de la CIA con una grabadora, Leiter le dice a Bond que el dueño del automóvil está en una tienda de artículos Vudú. Bond se dirige al lugar donde finge comprar una serpiente de plástico para acceder a una puerta secreta donde entró el atacante del chófer y llega a un garaje donde ve a varias personas junto con el asesino y los sigue en un Taxi hasta Harlem en un restaurante llamado "Fillet of Soul" donde es capturado. Bond conoce a la misteriosa y hermosa mujer Solitaire (Jane Seymour) quien le predice parte de su futuro, en ese momento un hombre llamado TeeHee (Julius W. Harris) con su prótesis rompe la pistola de Bond y alerta a Mr. Big, un gángster de Harlem y dueño del retaurante quien ordena matar al agente. Bond neutraliza a los sicarios de Mr. Big en un callejón aledaño y se encuentra con Harold Strutter (Lon Statton), agente de la CIA quien lo comunica con Leiter, este le da la noticia de que Kananga ha vuelto a San Monique para que así Bond no le perdiese el rastro.

Bond llega a San Monique y se hospeda en un hotel donde presencia a un misterioso personaje conocido como el Barón Samedi (Geoffrey Holder), dios vudú de la muerte. Al llegar al Lobby del hotel, Bond es notificado de que su "esposa" lo estaba esperando. Al llegar a la habitación, Bond descubre que esta tiene micrófonos gracias a gadjets proporcionados por Q a través de la CIA, luego mientras se bañaba sufre un atentado fallido cuando en el baño es dejada una serpiente venenosa, al rato ordena una champaña al Room Service y descubre que su "esposa" es una agente de la CIA llamada Rosie Carver (Gloria Hendry) quien alerta a Bond que el camarero del hotel quien dio en ese momento la champaña es "Whisper" (Earl Jolly Brown), secuaz de Kananga y quien había asesinado al chófer de Bond y Rosie finge sentir miedo para estar cerca de Bond. Al día siguiente Bond recibe una carta de Tarot; la reina de copas mostrada al revés. James y Rosie se dirigen al muelle donde se encuentran con Quarrel Jr. (Roy Stewart), amigo y colaborador de Bond y también agente de la CIA. Quarrel le muestra el palacio de Kananga y desembarcan para investigar el asesinato de Baines. Mientras tanto Solitaire predice a Kananga que Bond se acerca y él sabe lo que Rosie tiene que hacer. Bond descubre que Rosie es una agente doble al servicio de Kananga tras ver si actitud y por la carta de la reina de copas que estando al revés significaba una mujer mala y manipuladora. Rosie intenta huir pero es asesinada por un muñeco Vudú de Kananga que en su interior tenía una cámara de seguridad y un disparador. Esa noche Solitaire discute con Kananga lo sucedido con Rosie y le oculta que una de las cartas le predecía desde lo sucedido en el restaurante en Harlem que ella y Bond serían amantes, Mientras Bond y Quarrel vigilaban el palacio, Bond desciende desde su planeador golpeando a un guardia y se dirige a la sala de Solitaire, cuando esta lo descubre Bond le dice que serán amantes y al sacar una carta era la que le había salido en las dos ocasiones precedentes: los amantes. Bond y Solitaire pasan la noche juntos (sin saber que Bond habia tenido todas las cartas de los amantes) y Solitaire le dice que al perder su virginidad había perdido su poder de ver el futuro, James le promete que nada le sucederá y le pide averiguar que esconde Kananga, Solitaire accede y al día siguiente tras seguir a los fetiches vudú descubre que la tierra de tal culto no era más que un campo camuflado de amapolas. Tras ser delatados por el Barón Samedi, Kananga ordena a sus hombres atacar a Bond. Ambos logran escapar y huir en un bus de dos pisos neutralizando a los secuaces de Kananga hasta llegar al muelle donde los esperaba Quarrel Jr. Bond le propone ir a Nueva Orleans para investigar la muerte de Hamilton, pero una vez en el aeropuerto son atrapados por sicarios de Mr. Big. Bond logra huir de estos usando una avioneta que servía para una clase de vuelo hasta romper las alas del vehículo.

Más tarde Bond y Leiter se reúnen y se dirigen al restaurante Fillet of Soul con sede en Nueva Orleans mientras que Strutter vigilaría y se encuentra con el asesino de Hamilton. Bond y Leiter ven una presentación en el restaurante y mientras distraían a Leiter, Bond es llevado al sótano donde lo esperan Mr. Big y TeeHee junto con Solitaire. Mr. Big le reclama haberse llevado a la mujer y Bond lo desafía y sabe que cada asesinato está vinculado con él y con Kananga, Mr. Big sospecha de la pérdida del poder y la virginidad de Solitaire y le exige a Bond que se lo confirme pero Bond le dice que solo se lo dirá a Kananga, entonces Mr. Big se revela como Kananga al quitarse una mascara que llevaba puesta y una peluca y Bond se entera que Kananga planea distribuir droga gratuitamente alrededor de los Estados Unidos para luego asumir un monopolio en el trafico de droga. Kananga después de hacer la confesión de sus planes pone a prueba a Solitaire cogiendo el reloj de Bond para que ella viese su número de referencia, de errar TeeHee le cortaría un dedo a Bond con su prótesis y de seguir errando seguiría a partes vitales. Solitarie al decir que el número mencionado por Kananga es el correcto, Bond es liberado pero es llevado por TeeHee y "Whisper". Kananga sabe que Solitaire perdió su poder tras errar el número del reloj de Bond y junto con el Barón Samedi la condena a morir.

Bond es llevado a una granja vigilada por cocodrilos y lagartos que en verdad es la fachada de un laboratorio para el procesamiento de droga. TeeHee lleva a Bond, le cuenta que perdió su mano alimentando a los cocodrilos y lo abandona en un islote para que los reptiles lo devorasen, Bond intenta usar su reloj para atraer un bote para escapar pero está amarrado y aprovechando una fila de cocodrilos en el agua pasa sobre ellos salvándose, Bond atrae a los cocodrilos hasta el laboratorio, lo incendia completamente y escapa en una lancha siendo perseguido por los matones del villano. Bond logra eludirlos mientras que Adam (Tommy Lane), otro matón lo busca pero es detenido por el torpe Sheriff de policía J.W. Pepper (Clifton James), cuando Bond salta con su bote distrae al policía y Adam escapa. La bote de Bond empieza a fallar por el disparo que accidentalmente Pepper le dio al motor del mismo tras hacer el salto, llegando a una casa cercana al río Bond roba otra mientras que los secuaces de Kananga quedaban en la piscina con otra lancha. Pepper se dirige a detenerlos acompañado de varios policías y Adam roba la lancha del cuñado del Sheriff. Los policías les preparan una trampa para atraparlos pero Bond y sus perseguidores escapan poco a poco neutralizandolos. Con Adam siendo el único que lo perseguía, Bond lo empapa de gasolina y lo incendia y más tarde llega a un muelle donde lo esperaban Leiter y varios policías del estado. El Sheriff Pepper se propone a arrestar a Bond pero se le explica la situación mientras que Leiter le dice Bond que el restaurante había sido allanado y sobre todo encotrando tres cartas: la gran sacerdotisa, la muerte y la luna a la vez que le dice que Solitaire había sido llevada por Kananga y el Baron Samedi.

Esa noche, Leiter, Quarrel Jr. y Bond se dirigen a San Monique para destruir los campos de amapola y rescatar a Solitaire que seria sacrificada en un ritual vudú al igual que Baines. Con la media noche como límite de tiempo Quarrel Jr. se dirige a los campos de amapola mientras que Bond viendo impotente el ritual y esperando a que el Barón Samedi saliese rescata a Solitaire rápidamente a la vez que descubre que el Baron es un muñeco. Cuando se preparaban para escapar aparece el verdadero Baron Samedi quien en una lucha con machetes con Bond, el agente arroja al vudú a un ataúd lleno de serpientes venenosas. Bond y Solitaire bajan a un sótano donde este primero se enfrenta a matones de Kananga y ambos se dirigen a un sitio donde Kananga los espera. Por otro lado Leiter vuelve al bote de Quarrel donde le dice que el traje de buzo que debía usar Bond había desaparecido. Kananga le dice a Bond que sus secuaces habían encontrado el traje de buzo mientras que el campo de amapolas había resistido la explosión. Kananga le muestra a Bond una pistola de aire comprimido para matar tiburones con balas que inflaban y hacían explotar a la víctima, a la vez que le muestra como seria transportada la droga y después Kananga amarra a Bond y a Solitaire para que sean devorados por tiburones. Usando su reloj, Bond rompe su soga, atrae una de las balas de aire comprimido, encierra a "Whisper" en un contenedor para el transporte del narcótico y se enfrenta a Kananga. Con ambos a punto de ser devorados, Bond mete en la boca del villano la bala y la activa y Kananga se inflaba y explotaba muriendo en el acto. Bond y Solitaire escapan y al día siguiente van en un tren siendo despedidos por Leiter, sin saber que TeeHee se había infiltrado en el tren. Esa noche cuando se proponían a pasar un rato juntos, TeeHee encierra a Solitaire en una cama guardable y se enfrenta a Bond, este estando a punto de morir asfixiado corta los cables de la prótesis de TeeHee y lo arroja del tren matándolo así. Solitaire y Bond se proponen a pasar su noche mientras que en a parte delantera del tren va el Barón Samedi.

Reparto[editar]

Historia de la película[editar]

Esta fue la primera película de las siete que protagonizó Roger Moore. Se temía que debido a la ausencia de Sean Connery en el papel principal fuera un fracaso, como fue On Her Majesty's Secret Service. Moore intentó no imitar ni a Sean Connery o su actuación como Simon Templar en su anterior serie de televisión El Santo, y el guionista Tom Mankiewicz adaptó el guión en el personaje de Moore dando más escenas de comedia y un enfoque más desenfadado.

Mankiewicz creó al Sheriff J.W. Pepper para agregar un personaje cómico. Interpretado por Clifton James, Pepper aparecería de nuevo en The Man with the Golden Gun. Es también la primera de dos películas con David Hedison como Felix Leiter, quien repitió el papel en Licence to Kill. Hedison había dicho que "estaba seguro de que sería su primer y última" antes de ser contratado otra vez.

La baraja de Tarot que aparece en la película fue diseñada por el artista escocés Fergus Hall, y se puso a la venta el mismo año del estreno. Desde 1982 se vende como El Tarot de las brujas.

Enlaces externos[editar]