Lincestis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lincestis (Lynkos)

Lincestis o Lincéstide o Linco (en griego Λυγκηστίς, Lyncestis ) era el país de los lincestas (lyncestae, Λυγκησταί), un pequeño reino independiente, que después pasó al Reino de Macedonia. Estaba gobernado por reyes, barones y caciques independientes o semindependientes hasta que los últimos gobernantes de la dinastía argéada (Amintas IV y Filipo II) neutralizaron su independencia. Pelagonia y Peonia y Almopia estaban al norte de Lincestis, Eordia al suroeste, Botiea al este, y a poca distancia al sur el río Haliacmón.
Estaba situado entre el pueblo de los pelagonios y el de los eordos. Lincestis abrazaba la Macedonia Superior (actualmente llamada Filurina).

Filiación[editar]

Los nombres de los gobernantes de la Macedonia Superior son a menudo de apariencia no griega (Arrabeo, Sirra), y eruditos como Eugene Borza lo ha usado para afirmar que los macedonios de la Macedonia Superior conservaban muchos de los, supuestamente, nombres originales macedonios no helénicos, posteriormente perdidos por los macedonios del sur. Otros afirman que dichos nombres podían ser helénicos de facto, aunque muchos no tengan una clara etimología griega, mientras otros declaran que los nombres eran préstamos lingüísticos de los nombres ilirios o peonios o tracios.

Historia[editar]

El distrito era regado por el antiguo río Erigón[1] con sus afluentes del Bevos y el Osfagos. Era cruzado por la Vía Egnatia, que formaba de hecho la frontera con los eordos.

Las tribus macedonias de Lincestis (griego: la tierra del lince) eran conocidas como Lynkestai.

Estrabón dice que a los lincestas los gobernó Arrabeo. Según refiere el historiador ateniense Tucídides «era hijo de Brómero y rey de los macedonios lincestas».[2] y era descendiente de los Baquíadas de Corinto. También apunta el geógrafo griego que Sirra, era hija de Arrabeo, y que la nieta de ésta era Eurídice, la madre de Filipo II.[3]

Tucídides narra, en el octavo año (424-423 a. C.) de la Guerra del Peloponeso, el intento del rey macedonio, Pérdicas II de conquistar Lincestis, que acabó en una negociación entre su aliado espartano, Brásidas, y Arrabeo, el rey de los lincestas. (Cf. Expediciones de Pérdicas II de Macedonia contra los lincestas)

En el noveno año de la guerra del Peloponeso (423-422 a. C.), Brásidas y Pérdicas, con tres mil hoplitas griegos y unos mil jinetes macedonios y calcídicos invadieron Lincestis y vencieron a las topas lincestas en una batalla. Los ilirios, aliados de Pérdicas, que llegaron dos o tres días más tarde, le traicionaron y se pasaron al bando lincesta. Pérdicas, presa del pánico, creía que se enfrentaría a unas fuerzas muy superiores a lo que realmente eran, y huyó por la noche.
Brásidas, por su parte, al ver que los macedonios se habían ido sin esperarle y que los ilirios y peonios estaban a punto de atacarle, formó a sus hoplitas en cuadro y dispuso a 300 hombres escogidos en los puntos donde pensaba que sería atacado; arengó a sus tropas y ordenó el repliegue. Los lincestas les persiguieron, creyendo que los espartanos huían.
Las unidades de choque de Brásidas resisitieron el primer ataque y los rechazaron, y cuando los lincestas no atacaban reanudaban la retirada. Al final, las tropas de Arrabeo desistieron de seguir luchando en campo abierto, dejaron parte de sus efectivos para seguir hostigando a los soldados griegos y el resto se lanzó contra los macedonios que huían, y ocuparon el desfiladero de Linco para cortar la retirada a Brásidas.[4] Los 300 soldados escogidos de Brásidas se lanzaron hacia una de los dos alturas del paso (la que antes podían alcanzar) y allí vencieron. El grueso de las tropas de Arrabeo, al contemplar la desbandada que descendía, cesaron en su persecución, pensando que los griegos ya se habían puesto a salvo.

En la campaña del 200 a. C. de la Segunda Guerra Macedónica, combatió en este territorio el cónsul romano Publio Sulpicio Galba Máximo contra las fuerzas del rey Filipo V de Macedonia. El primer campamento romano fue establecido a orillas de la ciudad de Heraclea Lincestis (Heraclea Lyncus). El historiador romano Tito Livio relata esta campaña militar y proporciona una descripción detallada de la región.[5]

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. El actual río Crna que desemboca en el Vardar
  2. Véase Tucídides, Historia de la Guerra del Peloponeso iv.83; iv.124-128
  3. Estrabón, Geografía vii.7.8
  4. El paso de Linco, que estaba al oeste del lago Berótide (actual Ostrovo), daba acceso a Lincestis desde el sureste hacia el noroeste
  5. Tito Livio, Ab Urbe condita libri xxxi, 33-40

Referencias[editar]

  • Errington, Robert Malcolm, A History of Macedonia, 1986.