Like a Virgin

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Like a Virgin
Like A Virgin Logo.png
Álbum de estudio de Madonna
Publicación 12 de noviembre de 1984
21 de mayo de 2001 (versión remasterizada)
Grabación abril—septiembre de 1984, Power Station Studio, Manhattan, Nueva York, Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos
Género(s) Pop · dance pop[1]
Formato LP · CD · casete
Duración 43:10
Discográfica Sire · Warner Bros. · WEA Internacional
Productor(es) Nile Rodgers · Stephen Bray · Madonna (pista adicional «Into the Groove»)
John «Jellybean» Benitez (remezclas de la versión remasterizada)
Calificaciones profesionales
Véase recepción crítica ↓
Cronología de Madonna
1983
Madonna
1984
Like a Virgin
1986
True Blue
Sencillos de Like a Virgin
  1. «Like a Virgin»
    Publicado: 6 de noviembre de 1984[2]
  2. «Material Girl»
    Publicado: 30 de enero de 1985[3]
  3. «Angel»
    Publicado: 10 de abril de 1985[4]
  4. «Into the Groove»
    Publicado: 23 de julio de 1985[5]
  5. «Dress You Up»
    Publicado: 24 de julio de 1985[6]

Like a Virgin —literalmente: Como una virgen— es el segundo álbum de estudio de la cantautora estadounidense Madonna, publicado el 12 de noviembre de 1984 por la compañía discográfica Sire Records. Luego del lanzamiento de su álbum debut, Madonna quería consolidar su futuro en la industria musical, con base en el éxito de su primer disco.[7] [8] Decidió convertirse en uno de los productores, pero los ejecutivos de Warner Bros. no estuvieron de acuerdo en otorgarle la libertad creativa que ella deseaba.[9] Nile Rodgers fue seleccionado como el principal productor del disco, gracias a su trabajo con David Bowie.[7] En 1985, se lanzó una versión internacional que incluye «Into the Groove» como pista adicional; en 2001, Warner Bros. Records publicó una versión remasterizada con dos remezclas adicionales.[10]

El álbum fue grabado en el Power Station Studio en Nueva York durante un breve período. Rodgers contrató a sus antiguos compañeros de Chic: Bernard Edwards, bajista, y Tony Thompson, batería; ambos colaboraron en varias pistas. Además, Rodgers aceptó ser el guitarrista, luego de que Edwards lo solicitara como requisito para trabajar en el proyecto.[8] Jason Corsaro, el ingeniero de audio, lo persuadió a utilizar la grabación digital, una técnica recién implementada en aquel entonces.[11] Steven Meisel tomó y diseñó las fotografías y la portada.[12] Madonna quería que el título y la portada hicieran un vínculo provocativo entre su propio nombre religioso, Madonna —el título católico romano para María, madre de Jesús—, y el concepto cristiano del nacimiento virgen.[13] [12]

Like a Virgin no tomó una dirección musical distinta a la de su primer álbum, pero la intérprete sintió que el material era más fuerte.[10] Junto con Rodgers, también colaboró con su antigua pareja Steve Bray, con quien compuso varias canciones del álbum.[14] La música está orientada hacia el dance pop, pero algunas melodías también incorporan elementos del new wave.[15] [16] [17] Luego de su publicación, Like a Virgin recibió críticas variadas por parte de la prensa, pero fue un éxito comercial.[1] [18] Fue su primer álbum en llegar al número uno del Billboard 200,[19] además de ocupar la cima de las listas en Alemania,[20] Italia,[21] los Países Bajos,[22] Nueva Zelanda,[23] España[24] y el Reino Unido.[25] La Recording Industry Association of America (RIAA) lo certificó con un disco de diamante por distribuir más de diez millones de copias en los Estados Unidos.[26] En el mundo, vendió más de 21 millones de ejemplares, uno de los álbumes más vendidos en la historia.[27]

Se publicaron cinco sencillos del disco, de los cuales «Like a Virgin», «Material Girl» e «Into the Groove» se convirtieron en éxitos mundiales.[1] Para promover el álbum, Madonna se embarcó en la gira The Virgin Tour, con espectáculos realizados en Estados Unidos y Canadá.[28] Like a Virgin ganó gran importancia como un artefacto cultural de los años 1980, con él, Madonna demostró que no era una one-hit wonder y fue capaz de cimentar su carrera en el mundo musical.[29] Sus canciones se convirtieron en blanco de las críticas por parte de los conservadores y de imitación por parte del público juvenil femenino, especialmente «Material Girl» y «Like a Virgin».[30] [31] De acuerdo al periodista y biógrafo J. Randy Taraborrelli, «cada artista importante tiene al menos un álbum en su carrera cuyo éxito crítico y comercial se vuelve el momento mágico del artista; para Madonna, Like a Virgin fue ese momento decisivo».[32]

Antecedentes[editar]

Nile Rodgers fue elegido como el principal productor del álbum por su trabajo con David Bowie.

Como bailarina y figura importante de la escena nocturna de Nueva York, Madonna Louise Ciccone se volvió conocida simplemente como Madonna, gracias al lanzamiento de su álbum debut homónimo, de 1983. Lleno de éxitos como «Holiday», «Borderline» y «Lucky Star», el disco fue uno de los más vendidos del año y la impulsó a convertirse en uno de los nuevos artistas más prometedores de los años 1980.[8] Cuando comenzó a trabajar en su segundo álbum, sintió que su proyecto anterior la ayudó a presentar su personaje de «reina del baile callejero», y quería consolidar y basar su imagen a partir de dicho concepto.[7] Afirmó: «Mi trabajo, mi dedicación—la terquedad para que Madonna se publicara— rindió sus frutos. Es hora de consolidar mi futuro».[7]

Para Like a Virgin, Madonna intentó ser uno de los productores principales del disco, por la necesidad que sentía por controlar varios aspectos de su música. Creía que depender de un productor en particular para las sesiones de grabación era algo que no podría manejar.[9] Al respecto, dijo: «Aprendí mi lección al crear mi primer álbum, y la forma en la que Lucas me abandonó con el proyecto, no puedes confiar en los hombres» — refiriéndose al hecho de que, por diferencias creativas, el productor Reggie Lucas dejó el estudio a la mitad de las grabaciones.[7] Sin embargo, Warner Bros. Records no estaba listo para darle la libertad artística que ella quería. En su biografía escrita por J. Randy Taraborrelli, comentó:

«Warner Bros. Records es una jerarquía de hombres viejos y es un ambiente chovinista para trabajar, porque soy tratada como una "pequeña chica sexy". Tenía que probarles que estaban equivocados, lo que significaba no solo demostrarlo a mí misma y a mis seguidores, sino también a mi discográfica. Eso es algo que pasa cuando eres una chica. No le pasaría a Prince o a Michael Jackson. Tuve que hacer todo por mi cuenta y fue difícil tratar de convencer a la gente de que merecía un contrato. Después de todo, tenía el mismo problema al intentar convencer a la compañía discográfica de que tenía más que ofrecer que una cantante con una canción. Tenía que ganar esta batalla».[9]

En última instancia, Madonna eligió a Nile Rodgers como el productor de su álbum, con la aprobación de los ejecutivos de Warner Brothers. Lo seleccionó por su obra como miembro de la banda de los años 1970 Chic, y por su más reciente trabajo de producción en Let's Dance de David Bowie.[7] Comentó: «Cuando estaba grabando el disco, estaba tan emocionada y contenta por trabajar con Nile Rodgers. Idolatraba a Nile por todo lo de Chic. No podía creer que la compañía discográfica me dio el dinero para poder trabajar con él».[8]

Por su parte, Rodgers recordó que había visto por primera vez a Madonna actuando en un pequeño club nocturno en Nueva York en 1983. En una entrevista con la revista Time, explicó: «Fui al club para ver a otra mujer cantar, pero cuando llegué Madonna estaba en el escenario. Me gustó su presencia escénica y después nos conocimos. Me mantuve pensando "¡Rayos!, es una estrella", pero no lo era en esa época. Siempre quise trabajar con ella y Like a Virgin parecía la oportunidad perfecta».[33]

Grabación[editar]

El álbum se grabó en el Power Station Studio en Nueva York, en tan solo un par de semanas. Rodgers buscó la ayuda de sus antiguos compañeros de Chic: Bernard Edwards, bajista, y Tony Thompson, batería, quienes colaboraron en varias pistas. Además, aceptó ser el guitarrista, luego de que Edwards lo solicitara como una condición para trabajar en el proyecto.[8]

«Madonna es realmente astuta cuando se trata de obtener lo que ella quiere. Hasta cierto punto, amenacé con abandonar el proyecto, porque supuestamente trató a un ayudante del estudio de forma grosera, algo que no apruebo. De hecho, estaba en el elevador cuando ella entró, me sonrió y dijo: "Nile, quiero saber una cosa: ¿esto significa que ya no me amas?" y después los dos comenzamos a reír. Luego nos dimos cuenta de lo ridículos que habíamos sido. Eso fue todo. No tuvimos una pelea seria después de eso».
—Nile Rodgers, sobre su colaboración con Madonna.[8]

Las sesiones de grabación comenzaban hasta la tarde, pues Rodgers, quien asistía a fiestas que duraban hasta altas horas de la noche, no estaba acostumbrado a trabajar por las mañanas. El horario fue difícil para Madonna, quien recuerda que solía «ir al club de natación en el Upper West Side para nadar y caminar de ahí al estudio. Era imposible para mi llegar en las mañanas».[8] Rodgers afirmó que la cantante era una gran trabajadora e increíblemente tenaz: «Siempre estuve maravillado por el increíble juicio de Madonna en lo que se refiere a canciones pop. Nunca vi a alguien hacerlo mejor, y es la verdad. Cuando hicimos el álbum, era la unión perfecta, y lo supe desde el primer día en el estudio. Las cosas entre nosotros, hombre, era sexual, era apasionada, era creativa... era pop».[9]

Jason Corsaro, el ingeniero de sonido, persuadió a Rodgers de utilizar la grabación digital, una técnica nueva para la época y que Corsaro pensaba que sería el futuro de la grabación.[11] Para asegurarse, Corsaro utilizó una cinta digital Sony 3324 de 24 pistas y un adaptador Sony F1 de dos pistas durante la mezcla. Madonna grabó la voz principal de sus canciones detrás del estudio C, en un pequeño cuarto para piano hecho de madera, también conocido como el «salón R&B de Power Station».[11] Posteriormente, Corsaro puso un panel para aislar el sonido a su alrededor, mientras utilizó la parte superior de un micrófono estéreo AKG C24, con un previo de micrófono Schoeps y un ecualizador Pultec. Una vez que los temas contaban con la aprobación de todo el personal, Robert Sabino añadía los teclados, en su mayor parte con un sintetizador Prophet-5, así como un piano Rhodes y un piano acústico, mientras que Rodgers utilizó un Synclavier. Madonna, aunque no se le necesitaba, estuvo presente en cada minuto de las sesiones de grabación y el proceso de mezclado; Corsaro mencionó: «Nile estuvo ahí la mayor parte del tiempo, pero ella estuvo ahí todo el tiempo. Nunca se fue».[11]

Portada y título[editar]

El vestido de novia que Madonna usó para la portada del álbum, con la famosa hebilla de Boy Toy.

La sesión de fotos para la portada del álbum fue dirigida por Steven Meisel, quien se convertiría en un colaborador habitual de Madonna, y tuvieron lugar en una habitación del Hotel St. Regis.[12] [34] La intérprete quería que el título del álbum hiciera un vínculo provocativo entre su propio nombre religioso —Madonna es el título de los católicos romanos para María, la madre de Jesús— y el concepto cristiano del nacimiento virgen. Como la canción homónima aludía a este concepto, quería que la portada también demostrara estos mensajes mezclados.[12] Graham Thompson describió la portada así: «Reclinada en una sábana de satina, con un ramo de flores en su regazo y usando un vestido de novia, una inspección más cercana revela que la imagen de Madonna es altamente fetichista y sexual». Añadió que todo el maquillaje, los labios fruncidos y el cabello despeinado, junto con el busto ajustado y los guantes largos, hicieron que Madonna se convirtiera no en una figura de virtud, sino de deseo. Según Thompson, este punto está aún más enfatizado por el cinturón, donde en la hebilla se aprecia la frase Boy Toy—en español: «Juguete de hombre»—. Añadió: «La imagen era ambigua y se basó en el hecho de que el atractivo de Madonna en ese punto de su carrera no era presentarse como un objeto de deseo, sino como una mujer deseable».[12]

Erlewine comentó que la portada «fue tanto la clave de su reinvención como la música en sí misma».[1] William McKeen, autor de Rock and roll is here to stay: an anthology, sintió que su imagen fue otro impulso y testimonio del hecho de que Madonna tenía la última palabra en cuanto a la moda para mujeres y jóvenes en aquella época, el epítome de la genialidad.[35] Por su parte, la diseñadora Arianne Phillips comentó sobre su estilo: «Este fue uno de los momentos más impactantes, liberadores e influyentes en la historia de la cultura y moda pop... La moda nunca volvió a ser la misma».[36] Madonna declaró: «Siempre me encantó jugar al gato y al ratón con los estereotipos convencionales. La portada de mi disco Like a Virgin es un ejemplo clásico. La gente pensaba ¿quien pretende ser, la Virgen María o la prostituta? Estos eran los dos extremos de la imagen de la mujer que había conocido vívidamente y que recordaba de la niñez, y quería jugar con ellas. Quería ver si las podía unir, a la Virgen María y a la prostituta en una sola. La fotografía fue una declaración de independencia, si quieres ser una virgen, de acuerdo. Pero si quieres ser una prostituta, tienes el pinche derecho a serlo».[13]

Composición[editar]

Like a Virgin es un álbum mucho más duro, mucho más agresivo que el primero. Las canciones en ese disco eran bastante débiles. En este he elegido todas las canciones y quiero que todas sean exitosas—nada de rellenos. Es por eso que he hecho canciones externas, así como seis por mi cuenta... Quería que todas fueran fuertes.
—Madonna hablando sobre los temas de Like a Virgin.[10]

Según Taraborrelli, «la energía colectiva de Madonna y Rodgers — ella quería lanzar un segundo disco exitoso y él quería ser el productor en dárselo— condujo la producción de Like a Virgin con gran precisión».[37] Madonna también colaboró con su antiguo novio de Detroit, Stephen Bray, quien co-escribió varias de las canciones del álbum. En una reflexión sobre la composición de la música para el disco, Bray señaló: «Siempre he tenido listas la caja torácica y el esqueleto de las canciones de antemano... ella les da los últimos retoques, como las cejas y el corte de pelo».[14] La pista que abre el disco, «Material Girl», fue compuesta por Peter Brown y Robert Rans. Madonna explicó que el concepto del tema era similar a la situación de su vida en aquel entonces; según la cantante, era provocativo y eso le gustaba.[38] [39] «Material Girl» incorpora elementos de la música new wave y presenta numerosos arreglos de sintetizadores, además de una voz robótica que repite el estribillo. La letra habla del materialismo y sobre una vida de riqueza y despreocupación, en contraposición al romance y las relaciones.[40] [31] Madonna y Steve Bray compusieron el segundo tema del disco, «Angel», que posee un hook ascendente de tres acordes, presentes en las estrofas y en el estribillo. Contiene armonías vocálicas que acompañan el estribillo principal y la letra reitera la imagen angelical del salvador de Madonna.[15] El tema que da título al disco es «Like a Virgin», compuesto por Billy Steinberg y Tom Kelly.[41] Steinberg comentó que la canción se basó en sus experiencias personales con el amor. Michael Ostin, de Warner Bros. Records, fue quien la eligió para Madonna, tras escuchar una maqueta cantada por Kelly. Sin embargo, Rodgers consideró al principio que no tenía un hook adecuado y no pensaba que fuera apropiado para Madonna, pero cambió de opinión cuando le comenzó a parecer pegadizo.[41] Rodgers consideró que fue Madonna quien encontró el potencial del tema y comentó al respecto: «Le ofrecí mis disculpas [...] y le dije: "Sabes, si es tan pegadiza que la tuve en mi cabeza por cuatro días, por algo debe ser. Así que hagámoslo"». Finalmente, grabaron la canción.[8] [41] En el aspecto musical, pertenece al género dance y posee dos hooks. Madonna canta en un registro agudo y se puede escuchar un arreglo de batería constantemente, además de líneas de bajo.[15] De acuerdo al autor Rikky Rooksby, la letra es ambigua y consiste en indirectas e insinuaciones, por lo que fue objeto de diversas interpretaciones en cuanto a su contenido sexual.[15]

En «Over and Over», Madonna habla sobre la determinación y sobre superar las decepciones. Cuenta con una instrumentación de tambores, sintetizadores y una progresión de tres acordes.[17] Un momento emocional sucedió en el estudio de grabación cuando Madonna versionó la canción de Rose Royce de 1978, «Love Don't Live Here Anymore».[8] Rodgers declaró: «Madonna nunca antes había cantado con una orquesta en vivo. Estuve muchísimo [tiempo] haciendo todo en vivo, así que dije, "Madonna, sal allí, canta y te seguiremos". Al principio estaba vacilante, pero al final los arreglos produjeron resultados memorables. Cantó, fue superada por las emociones y empezó a llorar, pero lo dejé en la grabación final».[8] La canción inicia con el sonido de guitarras acústicas y cuerdas sintetizadas; su voz suena aguda y elude la resonancia profunda del tema.[16] Luego del primer verso, Tony Thompson empieza a tocar la batería que avanza hacia el ritmo de la canción. Por el final, canta las líneas similar a una cantante de soul y termina con un grito de aliento.[16]

Madonna bailando sobre la estación de un DJ mientras interpreta «Into the Groove» en un concierto del Sticky & Sweet Tour en 2008. La inspiración principal detrás de la canción fue la pista de baile.

«Into the Groove» es la sexta pista en la edición del disco que se volvió a lanzar en Europa en 1985; no formó parte de las primeras ediciones y nunca ha sido incluida en ningún lanzamiento norteamericano de Like a Virgin. La inspiración de Madonna detrás de la canción fue la pista de baile y la compuso mientras observaba a un apuesto puertorriqueño, a través de su balcón.[42] Inicialmente compuesta para su amigo, el DJ Mark Kamins, Madonna decidió incluirla más tarde en la banda sonora de su película Desperately Seeking Susan (1985).[32] A diferencia del resto de las canciones del disco, el tema se grabó en los estudios Sigma Sound, y fue producida por Madonna y Steve Bray. La bailarina Erika Belle, amiga de la cantante, estuvo presente durante la grabación y vio todo el proceso.[43] En la biografía Madonna, del autor Andrew Morton, Belle notó que en cierto punto de la grabación, Bray tuvo dificultades con el puente, porque la melodía que se le había ocurrido no se sincronizaba con el resto de la composición. Sin dejarse preocupar por estas dificultades, Madonna se puso al micrófono y cantó la frase Live out your fantasy here with me —en español: «Vive tu fantasía aquí conmigo»—. El problema de Bray quedó resuelto; Belle recordó la experiencia así: «[La canción] parecía salir de ella, me quedé impresionada».[43] El tema consiste de instrumentación de tambores, percusiones, congas y silbatos. La voz de Madonna está sobregrabada en el estribillo.[42] Las letra es simple y está compuesta como una invitación a bailar con la cantante, con insinuaciones sexuales y matices de doble sentido.[44]

«Dress You Up» fue el último tema en ser incluido en el álbum.[45] Al principio, el productor Nile Rodgers había solicitado a las compositoras Andrea LaRusso y Peggy Stanziale una canción de estilo chic para Madonna.[46] No obstante, la composición les llevó un tiempo, puesto que ambas estaban ocupadas con otros proyectos.[47] Cuando entregaron la letra, Rodgers la rechazó porque no había tiempo para componer una melodía y grabarla para el álbum. Pero a Madonna le gustó y convenció al productor de incluirla.[47] La letra es una metáfora de moda y sexo; Madonna canta sobre ropa que le gustaría poner a su hombre para poder acariciar su cuerpo con sus manos.[44] La siguiente pista, «Shoo-Bee-Doo», contiene un homenaje a la música Motown. Iniciando con una introducción lenta, es una canción perteneciente al género doo wop y se asemeja a las canciones de los grupos de chicas de principios de los años 1960 como The Shirelles y The Crystals.[48] Lenny Pickett tocó el break de saxofón, mientras que la letra trata de los problemas de pareja, y se expresa como clichés en la coda.[48] «Pretender» empieza con el estribillo y luego pasa al verso. Habla de la seducción y la inseguridad que siente una mujer cuando las cosas suceden demasiado rápido para ella y su pareja.[48] La última pista del disco, «Stay», usa ritmos triples y voces sobregrabadas, incluye un ruido parecido a alguien golpeando un micrófono y termina con una parte hablada con efecto de desvanecimiento.[48]

Recepción crítica[editar]

Calificaciones profesionales
Calificaciones
Fuente Calificación
AllMusic 4.5/5 estrellas[1]
Billboard (Positiva)[18]
Robert Christgau (B)[49]
Entertainment Weekly (A)[50]
The New York Times (Positiva)[51]
Rolling Stone 3.5/5 estrellas[52]
Slant Magazine 3.5/5 estrellas[53]
Stylus Magazine (Positiva)[54]
Yahoo! Music (Variada)[55]
Jenesaispop 8/10 estrellas[56]

Taraborrelli dijo: «Fue Like a Virgin el que mostró a Madonna como una intérprete más versátil y artística y la voz en este álbum es más gruesa en comparación con sus primeros trabajos en la industria musical».[7] Michael Paoletta, de la revista Billboard, comentó que las canciones en el álbum dan lugar a un «gran momento dance-rock».[18] Stephen Thomas Erlewine de Allmusic mencionó: «En general, el álbum entrega menos que la suma de todas sus partes — parcialmente por el hecho de que los sencillos son tan buenos, pero también porque en el primer álbum nos aturdió con estilo y cierta alegría. Aquí, los cálculos son aparentes, y aunque eso es parte de la esencia de Madonna —incluso en ocasiones eso la hace divertida— altera el equilibrio del disco lo suficiente como para ser consistente, aún cuando fue eso lo que justificadamente la convirtió en una estrella».[1] Por su parte, Debby Miller de Rolling Stone prefirió su álbum debut a Like a Virgin.[52] El crítico musical Robert Christgau redactó que «[Madonna] está tan segura de sí misma que les pide a los hombres y mujeres que se enamoren de la bruja calculadora que vende esta fantasía, aún mientras busca entrar al mercado de sinceridad donde las superestrellas más antiguas llevan a cabo sus transacciones. Y para hacer la música menos mecánica, contrató a Nile Rodgers, a quien no culparé por hacerla menos pegadiza».[49]

Jim Farber, de Entertainment Weekly, dijo que «además de subir las apuestas de la Madonna prostituta con canciones como la del título, Virgin fue la cuna de una serie de éxitos de los años 1980 ("Dress You Up") hechos para trascender la era Dynasty».[50] Alfred Soto, de Stylus Magazine, recordó la primera vez que escuchó el disco y dijo: «Muchos críticos piensan que algo similar ocurrió cuando Madonna prosiguió a su debut homónimo con Like a Virgin, timoneado por Nile Rodgers con todos los arreglos muy calculados comparados con la "pasión cruda" de su debut. Esto no tiene sentido; ignora la forma en la que Madonna fusionó las nociones de espontaneidad y cálculo. Rodgers es el colaborador ideal».[54] Stephen Holden de The New York Times escribió: «Con una voz fuerte que a su vez es tímida y callejera, el canto de Madonna nos remonta a la tradición de los girl-group del rock and roll que precedieron a The Beatles. Pero mientras estos grupos, desde The Shirelles a The Ronettes, alababan fielmente a los autos, peinados y poses de rebelde de sus novios, la perspectiva de Madonna es decididamente más egocentrista. En cuestiones de amor, es un comprador que compara y tiene un sentido muy audaz de su propio valor en el mercado. Las palabras "brillante y nuevo" describen no solo la forma en la que la cantante de amor-odio se siente en la canción homónima, sino también al sonido de todo el álbum».[51] Leo Tassoni, autor de la biografía Madonna, afirmó que con el álbum, demostró su desenvoltura y dominio con todo tipo de registros y materiales, y su amplia gama de posibilidades en el mundo de la música.[57] Por otra parte, el autor Sebas, del sitio web español Jenesaispop, destacó a «Material Girl», «Like a Virgin», «Into the Groove» y «Dress You Up» como los mejores temas del disco; al respecto, opinó: «Si hay algo que diferencia a Madonna de otras cantantes de éxito es el modo en el que hace de sus títulos grandes declaraciones de intenciones. No sólo canta sobre bailar y enamorarse, sino que sabe convertir cosas tan peregrinas como el orgullo capitalista ("Material Girl") o el deseo de que cada encuentro sexual sea el primero ("Like a Virgin") en afirmaciones rotundas e himnos pop. "Dress You Up" hace un paralelismo ultra cool entre amor y moda, y la canción de la banda sonora de Buscando a Susan desesperadamente, "Into The Groove", lo hace entre amor y música, resumiendo de nuevo en cinco minutos el sonido de los años 80».[56]

Matt Damsker de Los Angeles Times comentó: «El vibrato de Madonna en ocasiones la hace sonar muy robótica en el disco».[58] Lou Papineau, mientras escribía para el The Providence Journal, redactó que en Like a Virgin, Madonna prueba que es superficial, pero valiente.[59] Sal Cinquemani, de la revista en línea Slant, le dio una reseña positiva y dijo que «aunque no es tan innovador como su debut, Like a Virgin se mantiene como uno de los artefactos pop más definitivos de la era indulgente de Reagan. La balada de tempo medio "Shoo-Bee-Doo" y la versión conmovedora de "Love Don't Live Here Anymore" de Rose Royce, probaron que Madonna podría sacar algo más que solo éxitos de novedad; mientras que la dulce "Angel" y la irresistible "Dress You Up" contribuyeron a romper su récord de más éxitos en el top cinco (dieciséis en total). La infusión retro de "Stay" y las percusiones de "Over and Over" son las gemas escondidas del álbum».[53] Similarmente, Xavi Sánchez Pons, de Mondosonoro, dijo que era un álbum excelente.[60] Ed Stevenson de People sintió que «Madonna tiene sentido del humor, aunque está enterrado bajo muchas capas de auto-parodias y a veces es difícil de identificar... Está apoyada por el toque rítmico confiable del veterano Nile Rodgers, cuyas contribuciones ayudaron a crear una tolerable pieza de relleno.[61] Finalmente, Hugo Mistry, del Chicago Tribune, concluyó que Like a Virgin fue el despegue de Madonna, mostró su estilo camp con una serie de números dance, letras atractivas y vídeos candentes.[62]

Recepción comercial[editar]

Madonna interpretando el primer tema del disco, «Material Girl» durante el Re-Invention World Tour de 2004. Líricamente la canción habla del amor por la riqueza y el materialismo.

Like a Virgin se terminó de grabar en abril de 1984, pero su lanzamiento se pospuso, para la gran frustración de Madonna, por las continuas ventas de su álbum debut, que se acercaban a las dos millones de copias vendidas en los Estados Unidos.[10] El álbum debutó en la tercera posición del Billboard 200 el 22 de diciembre de 1984, y permaneció dentro de los diez primeros puestos durante el mes siguiente, antes de alcanzar el número uno el 9 de febrero de 1985, donde permaneció tres semanas.[63] [19] También alcanzó la décima posición de la lista Top R&B/Black Albums.[64] Para julio de 1985, Like a Virgin se convirtió en el primer álbum de una solista en ser certificado por ventas de cinco millones de unidades en los Estados Unidos.[65] Eventualmente, obtuvo diez discos de platino por la Recording Industry Association of America (RIAA) tras haber distribuido más de 10 millones de copias.[26] Logró alcanzar la tercera posición en la lista anual de 1985, donde Madonna fue nombrada la artista pop del año.[66] Luego de que Nielsen SoundScan iniciara sus operaciones en 1991, el lanzamiento vendió otros 574 000 ejemplares.[67] En Canadá, ingresó en el número 78 de la lista de la revista RPM, en la edición del 10 de noviembre de 1984, y alcanzó la tercera posición el 16 de febrero de 1985.[68] [69] Permaneció un total de 74 semanas y fue certificado diamante por la Canadian Recording Industry Association (CRIA), por haber superado la cifra de un millón de copias vendidas.[70] [71] Para el final de la temporada, se ubicó en la sexta posición de la lista Top 100 Albums de 1985.[72]

En el Reino Unido, Like a Virgin entró por primera vez en la posición 74 de la UK Album Charts, el 12 de enero de 1985.[73] Sin embargo, osciló en la lista los siguientes ocho meses y no fue hasta septiembre que logró llegar a la primera posición.[25] Se mantuvo allí dos semanas seguidas, mientras que en total por otras 152.[74] [75] Recibió tres discos de platino por parte de la British Phonographic Industry (BPI) tras vender más de 900 000 ejemplares en el país.[76] En Francia, el álbum debutó en la quinta posición del ránking oficial el 6 de octubre de 1985 y estuvo allí por ocho semanas; la Syndicat National de l'Édition Phonographique (SNEP) le otorgó dos discos de platino por haber distribuido más de 800 000 unidades en el territorio.[77] [78] Por otro lado, en Australia, el disco debutó en el segundo lugar del Kent Music Report, y la Australian Recording Industry Association (ARIA) lo certificó siete veces platino por la venta de 490 000 copias.[79] [80] De modo similar, en Nueva Zelanda obtuvo cinco discos de platino por la Recording Industry Association of New Zealand (RIANZ).[23] [81] En los demás mercados del mundo, Like a Virgin alcanzó el primer lugar de las listas en Alemania, Italia, Países Bajos y España,[20] [21] [22] [24] mientras que en Austria, Japón, Suecia y Suiza se colocó entre los primero cinco lugares.[23] [82] En Europa, se convirtió en su primer álbum en liderar la lista European Top 100 Albums; llegó a la cima el 23 de noviembre de 1985 y permaneció dos semanas.[83] En todo el mundo, ha vendido más de 21 millones de copias y es uno de los más vendidos de todos los tiempos.[27]

Sencillos[editar]

Madonna interpretando el último sencillo del disco, «Dress You Up», durante uno de los conciertos del Sticky & Sweet Tour en 2009. El tema recibió atención mediática cuando el comité estadounidense Parents Music Resource Center (PMRC) lo incluyó en la lista Filthy Fifteen (Quince indecencias) por percibir contenido sexual en su letra.

Sire Records publicó «Like a Virgin» el 6 de noviembre de 1984 como el primer sencillo del disco. Recibió reseñas positivas de los críticos contemporáneos y de su época de lanzamiento, que la han considerado una de las canciones que más definen a Madonna.[1] [50] Fue su primer sencillo número uno en el Billboard Hot 100 y llegó a la misma posición en las listas de Australia, Canadá y Japón, así como a los primeros diez lugares en otros países.[84] [85] [86] Además, recibió un disco de oro entregado por la Recording Industry Association of America (RIAA) el 10 de enero de 1985 por la venta de un millón de copias en los Estados Unidos.[nota 1] [26] Su vídeo musical mostraba a la cantante navegando por Venecia en una góndola y también caminando por un palacio, con un vestido de novia.[88] [89] Algunos especialistas han destacado la representación de la artista de una mujer sexualmente independiente y han comparado al hombre que aparece con una máscara de león con San Marcos y al erotismo del vídeo con la vitalidad de la ciudad en la que se filmó.[90] [91]

El segundo sencillo del disco, «Material Girl», se lanzó el 30 de enero de 1985. Los críticos actuales y de aquel entonces han comentado frecuentemente que esta y «Like a Virgin» son las canciones que han hecho de Madonna un ícono.[1] [53] Desde el punto de vista comercial, obtuvo una respuesta positiva en las listas y llegó a los cinco primeros lugares en Australia, Bélgica, Canadá, Irlanda, Japón y el Reino Unido. En el Billboard Hot 100 de los Estados Unidos, ocupó el segundo puesto y se convirtió en su tercer sencillo en el top cinco allí.[92] [93] [94] El vídeo musical fue una imitación de la interpretación de «Diamonds Are a Girl's Best Friend» de la película Los caballeros las prefieren rubias (1953), interpretada por Marilyn Monroe. Las escenas de imitación se intercalan con otras, donde un director de Hollywood intenta ganar el corazón de una actriz, rol que Madonna también realiza. En forma opuesta a la canción, la mujer no se impresiona por el dinero y los regalos costosos, sino que el director debe fingir ser pobre para lograr salir con ella.[95] «Angel» se publicó como el tercer sencillo del disco el 10 de abril de 1985. El tema recibió respuestas variadas: algunos lo consideraron un clásico, mientras que otros opinaron que no alcanzaba el estándar de los anteriores sencillos de la cantante.[96] [97] «Angel» se convirtió en el quinto sencillo consecutivo de Madonna en entrar a los cinco primeros del Hot 100 y se ubicó en el primer puesto de sus listas de música dance.[98] [99]

El cuarto sencillo de Like a Virgin, «Into the Groove», se lanzó el 23 de julio de 1985; esta canción no se incluyó inicialmente en el álbum, pero posteriormente se añadió a las ediciones internacionales. La canción fue apreciada por los críticos contemporáneos, así como los autores, que con frecuencia la llamaron «el primer gran sencillo de Madonna».[44] [100] El tema fue un éxito comercial, pues llegó a la cima de las listas en Australia, Bélgica, Irlanda, Italia, Japón, los Países Bajos, Nueva Zelanda, España y el Reino Unido, donde en este último fue el primer número uno de la cantante.[75] [101] En algunos países como Australia y Estados Unidos, la canción solo se publicó como lado B del maxi sencillo de «Angel», por lo que fue inelegible que entrara al Billboard Hot 100; aún así, logró alcanzar la primera posición del Hot Dance Club Songs.[79] [102] «Dress You Up» fue lanzado como el quinto y último sencillo el 24 de julio de 1985. Los críticos reaccionaron positivamente al carácter dance pop del tema.[50] [103] Su recepción comercial fue positiva y se convirtió en el sexto sencillo consecutivo de Madonna en el top cinco del Hot 100.[104] También entró en las diez primeras posiciones en Australia, Bélgica, Canadá, Irlanda, Nueva Zelanda y el Reino Unido.[105] [106]

Promoción[editar]

Madonna interpretó en directo el primer sencillo del álbum, «Like a Virgin», en la primera edición de los MTV Video Music Awards en 1984, donde apareció en el escenario encima de un pastel de bodas gigante con un vestido de novia, el cinturón «Boy Toy» y un velo. El punto álgido de la presentación, bastante subida de tono, llegó cuando la cantante comenzó a rodar por el escenario mientras hacía movimientos sexualmente sugerentes. Esta actuación se considera una de las más emblemáticas y renombradas de la historia de MTV.[107] [108] El diario español El País afirmó que Madonna «no sería nadie si en 1984 no hubiera aparecido en los premios de la cadena MTV cantando "Like a Virgin"».[109] Por su parte, la propia MTV se ha referido a esta actuación:

[...] Dio a los MTV Video Music Awards una reputación aún en pie, como el hogar de los momentos más impactantes jamás vistos en una entrega de premios. No solamente consolidó su posición (mantenida por décadas) como una presencia capaz de establecer los límites en el mundo de la música popular, sino que además plantó firmemente la marca de MTV en el terreno de la cultura pop. ¡Gracias, su majestad![110]

El 13 de diciembre de 1984, Madonna se presentó en el programa de televisión de la BBC One Top of the Pops donde interpretó «Like a Virgin».[111] Dieciocho años después, esta actuación fue votada como la segunda mejor de la historia del programa.[112] Por último, el 13 de julio de 1985 interpretó «Into the Groove» durante el concierto benéfico Live Aid.[113]

Compilación de vídeos[editar]

La discográfica Sire y Warner Music Video publicaron una compilación de vídeos titulada Madonna, que sirvió de promoción para su álbum anterior y para Like a Virgin. Fue su primer lanzamiento en este formato y ganó el premio a mejor videocasete comercializado como vídeo musical más vendido de la Music Business Association.[114] También lideró la lista de Billboard de videocasetes musicales durante el período del 13 de abril al 9 de noviembre de 1985. Jim MacCullaugh, de esa revista, atribuyó las fuertes ventas del vídeo al álbum y a la gira The Virgin Tour.[115] Para fin de año, la compilación alcanzó el máximo puesto en la lista.[116] Promocionada por Warner Music Video como «una visión de Madonna», contenía los vídeos musicales de los sencillos «Burning Up» y «Borderline», el entonces recién publicado «Like a Virgin» y una remezcla extendida de «Lucky Star».[117] En este último, cuando Madonna canta Oh yeah el eco se escucha tres veces mientras que en «Like a Virgin» se omite la escena en donde el león mueve la lengua al ritmo de la canción. Estos vídeos se volvieron a publicar como parte del recopilatorio de 1990 The Immaculate Collection, con estos cambios corregidos.[118] La compilación se promovió en una fiesta que se llevó a cabo el 9 de febrero de 1985 en el club Cabaret Metro en la ciudad de Chicago. Apodada The Virgin Party, el evento atrajo a alrededor de 1200 personas y se promocionaron los LP, casetes y CD de Madonna. Se alentó a los asistentes a vestir de blanco y, por una cuota de cinco dólares, podían ver el VHS de la compilación y el videoclip de su entonces próximo sencillo «Material Girl». El evento fue organizado como una manera de promover los vídeos musicales, que en ese momento no contaban con un gran mercado.[119]

Gira[editar]

Una muñeca Barbie usando un vestido de novia como el que Madonna usó en la gira para la interpretación de «Like a Virgin».

El álbum fue promovido en The Virgin Tour, la primera gira de Madonna, con la que visitó únicamente ciudades de Estados Unidos y Canadá.[28] Al principio hubo planes para programar fechas en Inglaterra y Japón debido al gran número de seguidores de la cantante en ambos países. Sin embargo, el calendario final no reflejó esta idea, sino que se añadieron más fechas en Estados Unidos, que se trasladaron a estadios deportivos y salas de conciertos más grandes debido a las ventas de entradas abrumadoramente fuertes.[28] Las actuaciones de Madonna fueron descritas por Taraborrelli como «llenas de emoción». En la gira la cantante incluyó temas de su disco debut y de Like a Virgin, y en un momento del concierto les preguntaba al público Will you marry me?—«¿Quieres casarte conmigo?»—.[28] El vestuario de la gira incluyó coloridas chaquetas de estilo new wave para la actuación de «Holiday» y un vestido de novia blanco como en el vídeo musical de «Like a Virgin».[120] Haciendo referencia a sus raíces de Detroit y al artista contemporáneo Michael Jackson, durante la interpretación de «Like a Virgin» cantó un fragmento de «Billie Jean» (1983).[28] Al final, la gira recaudó $5 millones de dólares ($10,96 millones en dólares de 2014), con Billboard reportando un total de $3,3 millones de dólares ($7,24 millones en dólares de 2014).[121] [122] Para el lanzamiento del VHS Madonna Live: The Virgin Tour, se filmó el concierto de Detroit;[123] autores contemporáneos opinaron que era claro que «[Madonna] era una estrella de pop de buena fe en el proceso de convertirse en un ícono cultural»,[124] mientras que Shari Benstock y Suzanne Ferriss afirmaron que la gira «estableció a Madonna como la figura más ardiente de la música pop».[125] Durante una entrevista en 2009 con la revista Rolling Stone, el entrevistador Austin Scaggs le preguntó a Madonna sobre sus sentimientos y emociones durante la gira, ya que era la primera vez que se presentaba en estadios; la cantante respondió:

«Esa gira fue una locura, porque fui de cantar en locales pequeños como CBGB y el Mudd Club a presentarme en estadios deportivos. Actué en un pequeño teatro en Seattle y las chicas usaban faldas colegiales, las medias por debajo de sus rodillas, guantes de encaje, rosarios, moños en el pelo y grandes pendientes. Yo decía: "¡Esto es una locura!" Después de Seattle, todos los espectáculos fueron trasladados a estadios. Nunca he hecho una gira musical en autobús. Todo el mundo dice que son muy divertidas».[39]

Legado[editar]

[Like a Virgin] fue el que convirtió a la señorita Ciccone en una superestrella. Hasta este disco no llegó el bombazo de la después llamada ambición rubia. A parte de ser todo un cúmulo de canciones comerciales que llegarían casi todas al número 1, Madonna supo levantar la polémica debido a su liberal visión del sexo y de la religión, haciendo uso de esta última para dar una imagen aún más polémica. Una mujer que más que ir a la moda... la crea.

Después del lanzamiento de Like a Virgin, Stephen Holden del periódico The New York Times comentó: «Ningún fenómeno ilustra mejor cómo la historia de la música pop transcurre en ciclos que el éxito fulgurante de la sirena de 24 años conocida como Madonna. El mes antes de Navidad, su segundo álbum Like a Virgin vendió más de dos millones de copias. Los adolescentes hacían fila en las tiendas para comprar el álbum de la forma en que sus padres hacían fila para comprar los discos de The Beatles a finales de los años '60».[51] Madonna demostró que no era una cantante de un solo éxito con el lanzamiento de este segundo álbum, que vendió 12 millones de copias en todo el mundo al momento de su lanzamiento.[29] Randy Taraborrelli consideró que «Like a Virgin es en realidad un retrato de los misteriosos instintos para el pop de Madonna, fortalecidos por su impaciente afán de crecimiento creativo y su habilidad innata para la elaboración de un buen disco».[7] Agregó que el éxito del álbum dejó claro cuál era el personaje real de Madonna: «Era una espabilada reina del baile con el encanto sensual de Marilyn Monroe, la frialdad retraída de Marlene Dietrich y la labia cortante y protectora de una Mae West moderna».[7] Aunque el álbum recibió reseñas variadas, Taraborrelli opinó que el «mero hecho de que tanta gente comentara sobre el disco cuando se publicó es un testimonio de la creciente fascinación continua con Madonna... En la carrera de todo artista importante existe al menos un disco cuyo éxito de crítica y comercial se convierte en un momento mágico para el artista; para Madonna, Like a Virgin fue este momento decisivo».[32] [127] Chris Smith, autor de 101 Albums That Changed Popular Music, sostuvo que con Like a Virgin Madonna fue capaz de robar la atención hacia sí misma. Afirmó su sexualidad como solo las estrellas de rock masculinas lo habían hecho hasta entonces, yendo mucho más allá de los confines del estrellato pop para convertirse en un foco de los debates a nivel nacional sobre las relaciones de poder en las áreas de sexo, raza, religión, y otros temas sociales divisivos.[128] Sus canciones atrajeron tanto las críticas de los sectores conservadores como las imitaciones de la población femenina más joven.[128]

Madonna interpretando el tema que da título al disco, «Like a Virgin», durante un concierto en Seattle de su gira de 2012 The MDNA Tour. La canción y su vídeo musical atrajeron tanto las críticas de los sectores conservadores como las imitaciones de la población femenina más joven.

«Like a Virgin» fue la primera canción de Madonna en atraer la atención de organizaciones promotoras de la familia, que argumentaron que impulsaba el sexo sin matrimonio y combatía los valores familiares, además de mostrar a la cantante como una prostituta.[30] Algunos moralistas indignados la calificaron como «gatita sexy» y buscaron prohibir la canción y el videoclip.[129] Los conservadores criticaban el hecho de que empleaba símbolos religiosos y un vestido de novia en un contexto de tipo sexual.[130] Carol Clerk, en su libro Madonnastyle, resaltó que el tema atrajo un nivel de atención sin precedentes en comparación con canciones de otras artistas. Sobre eso, comentó: «El problema principal es que la mayoría de la gente escuchaba la letra a nivel superficial y se imagina que se refería o invitaba a una iniciación sexual inocente». A la vez que un sector social estaba lleno de ira por el escándalo, otros sonreían ante la idea de una «Madonna virginal». Al respecto, la artista afirmó:

«Me sorprendí por cómo reaccionó la gente ante "Like a Virgin" porque cuando la grabé, para mí, yo estaba cantando sobre cómo algo podía hacerme sentir de cierta manera —nueva y fresca— y todos la interpretaron como si ya no quisiera ser virgen. [...] No era para nada lo que canté. "Like a Virgin" siempre fue totalmente ambigua».[42] [107]

La influencia del tema fue más profunda aún en las generaciones jóvenes. La personalidad de Madonna, la de una mujer indómita, no avergonzada por su sexualidad y con confianza en ella misma, tocó una cuerda en ellas.[43] El biógrafo Andrew Morton destacó que la mayoría de los seguidores de Madonna eran mujeres que se criaron con los estereotipos de las novias vírgenes, las prostitutas o los valores feministas, que condenaban la imagen de la mujer que usa su belleza para progresar.[43] Para William McKeen, el autor de Rock and roll is here to stay: an anthology, Madonna se convirtió en un modelo de actitud y moda para las chicas de aquella época. Comparó además la imagen de la artista con la de Barbie. Añadió que mezcla las ideas sobre la clase media con otras sobre la feminidad y da ejemplos sobre lo que esta palabra significa para ella, es decir, la igualdad de oportunidades. Muestra además una sexualidad agresiva, que implica que no solo es aceptable que las mujeres inicien las relaciones, sino también que las disfruten.[131] De modo similar, Leo Tassoni declaró que «arrasaba entre las adolescentes, porque les transmitía un mensaje diferente al de sus padres. Las mujeres que querían triunfar y para ello trataban de seguir las pautas de conductas masculinas, veían en Madonna un modelo diferente y que les gustaba más: el de una mujer sexy que vestía muy femenina y conseguía éxito y poder».[57]

Por otra parte, se creó un nuevo término, Madonna wannabe, para describir a las miles de chicas que copiaban el estilo de Madonna. La tienda Macy's llegó a habilitar todo un piso para la venta de ropa al estilo de la artista, como guantes cortados, brazaletes de goma y medias de encaje. Profesores universitarios, especialistas en estudios de género y grupos feministas debatieron sobre Madonna como ícono cultural y sobre su estilo posmoderno. Según Debbi Voller en la obra Madonna: The Style Book, «Like a Virgin» hizo que la cantante se considere un ícono.[43]

Madonna interpretando «Material Girl» durante un concierto del Blond Ambition World Tour de 1990. Los medios la bautizaron «chica material» debido a esta canción y en base a eso, afirmó en otra ocasión que casi se arrepiente de haberla grabado.

Tras es lanzamiento de la canción «Material Girl», el título de «chica material» se convirtió en un apodo de Madonna, usado por décadas. Debido a esto, la cantante mencionó que era una de las canciones que más lamentó grabar. También dijo que si lo hubiera sabido, probablemente nunca la hubiera grabado.[38] Tras filmar el vídeo musical, Madonna declaró que nunca buscó ser comparada con Monroe, a pesar de haber imitado a la actriz y recrear muchas de sus poses emblemáticas para varias sesiones de fotos, como para una edición de Vanity Fair de 1991.[132] Al reflexionar el tema, la cantante le comentó a Taraborrelli:

«No puedo despreciar por completo el vídeo y la canción porque ciertamente fueron importantes para mi carrera. Pero también están los medios, que se quedaron con solo una frase y malinterpretaron todo, a su vez. No compuse esa canción, como sabrás, y el vídeo era sobre cómo una chica rechazaba los diamantes y el dinero. Pero la ironía sutil debería entenderse, por Dios. Así que cuando tenga noventa, seguiré siendo la "chica material", creo que no está tan mal. Lana Turner fue la "chica del suéter" (Sweater Girl) hasta el día de su muerte».[7]

Los académicos calificaron el uso del término material como extraño porque, de acuerdo con ellos, materialistic («materialista») es la palabra correcta. Sin embargo, eso hubiera sido entendido como problemas en la rima de la canción.[31] Guilbert comentó que material girl designa un segundo tipo de mujer liberada, en contraposición al concepto de una chica que es tangible y accesible.[31] Cook dijo que el significado e impacto de este término se debía más a la canción que al videoclip. Su influencia se vería después en la oposición entre diversos grupos, tales como mujeres contra hombres, gais contra heterosexuales y profesores contra adolescentes.[133] En 1993, se hizo una conferencia en la Universidad de California en Santa Barbara, que tuvo como título Madonna: Feminist Icon or Material Girl? La conferencia se centró en la dualidad de Madonna, vista como ícono femenino y a su vez, como la «chica material» y se dedujo que no era sencillo decidir cuál de las dos se le aplicaba. Algunos feministas presentes abandonaron el lugar diciendo que no habían logrado formarse una opinión.[134]

La idea de que una mujer tuviera el control de su vida sexual y de su carrera era tan novedosa que Madonna se convirtió en el personaje con más impacto en el pop y la cultura popular en años. El impacto ha perdurado: fue tan grande su influencia en la forma en que las mujeres llegaron a considerar el sexo, el amor y a sí mismas, que algunas universidades empezaron a ofrecer cursos en estudios de Madonna. Al mismo tiempo ella también ha seguido generando varios de los temas más perdurables del pop.
—Caroline Sullivan, del periódico The Guardian, hablando sobre el impacto de Like a Virgin.[135]

El sencillo «Dress You Up» también recibió atención mediática cuando el comité estadounidense Parents Music Resource Center (PMRC) lo incluyó en la lista Filthy Fifteen (Quince indecencias) por percibir contenido sexual en su letra. La fundadora Tipper Gore oyó a su hija escuchando el tema y consideró que el verso Gonna dress you up in my love —en español: «Voy a vestirte con mi amor»— era un ejemplo de «música vulgar». El PMRC solicitó a la Recording Industry Association of America (RIAA) que proporcionara a los padres medios para identificar grabaciones de rock inapropiadas para menores – un sistema de clasificación basado en el contenido de la letra. La RIAA clasificó a «Dress You Up» como 'S', por «sexual y obscena»,[136] mientras que el PMRC como 'X'.[137] Gore comentó: «La cultura popular está en bancarrota moral, es flagrantemente depravada y completamente materialista y Madonna es la peor representante». De acuerdo con Bruce David Forbes y H. Mahan, autores de Religion and Popular Culture in America, los seguidores de Madonna dijeron: «¿Es que los conservadores culturales no se dan cuenta de que está tratando de molestar a la gente como ustedes? Si no les gusta, no lo escuchen. ¡Dejen de vigilar mi moralidad!».[138] Al final, la campaña de la PMRC fue exitosa y condujo a la creación a la etiqueta de Parental Advisory.[139]

Lista de canciones[editar]

  • Todas las canciones fueron producidas por Nile Rodgers, excepto «Into the Groove», producida por Madonna y Stephen Bray.
N.º Título Escritor(es) Duración
1. «Material Girl»   Peter Brown · Robert Rans 4:00
2. «Angel»   Madonna · Bray 3:56
3. «Like a Virgin»   Tom Kelly · Billy Steinberg 3:38
4. «Over and Over»   Madonna · Bray 4:12
5. «Love Don't Live Here Anymore»   Miles Gregory 4:47
6. «Dress You Up»   Andrea LaRusso · Peggy Stanziale 4:01
7. «Shoo-Bee-Doo»   Madonna 5:16
8. «Pretender»   Madonna · Bray 4:30
9. «Stay»   Madonna · Bray 4:07
Notas
  • «Into the Groove» solo está disponible en la re-edición de 1985 en territorios fuera de Norteamérica. No está disponible en la versión de Estados Unidos y no se incluyó en la remasterización de 2001.[10]

Créditos y personal[editar]

Personal
Diseño
Producción
  • Madonna - Producción
  • Stephen Bray – Producción
  • Nile Rodgers – Producción
  • Jason Corsaro – Ingeniería de sonido
  • Budd Tunick – Gerencia de producción
  • Bob Ludwig – Masterización
  • Jimmy Bralower – Programación de tambores
Compañía discográfica

Créditos adaptados de las notas de Like a Virgin.[141]

Posicionamiento en listas y certificaciones[editar]


Certificaciones[editar]

País (Organismo
certificador
)
Certificaciones Ventas
Bandera de Alemania Alemania (BVMI) 3× oro[142] 750 000
Bandera de Australia Australia (ARIA) 7× platino[80] 490 000
Bandera de Canadá Canadá (CRIA) Diamante[71] 1 000 000
Bandera de España España (PROMUSICAE) Platino[24] 100 000
Bandera de los Estados Unidos Estados Unidos (RIAA) Diamante[26] 10 000 000
Bandera de Finlandia Finlandia (IFPI Finlandia) Oro[143] 25 000
Bandera de Francia Francia (SNEP) 2× platino[78] 800 000
Bandera de Hong Kong Hong Kong (IFPI Hong Kong) Platino[144] 30 000
Bandera de Nueva Zelanda Nueva Zelanda (RIANZ) 5× platino[145] 75 000
Bandera del Reino Unido Reino Unido (BPI) 3× platino[76] 900 000
Flag of Switzerland (Pantone).svg Suiza (IFPI Suiza) 2× platino[146] 40 000

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Este era el requerimiento en Estados Unidos para recibir un disco de oro antes de 1989.[87]

Referencias[editar]

  1. a b c d e f g h Erlewine, Stephen Thomas (12 de noviembre de 1984). . Allmusic. Rovi Corporation. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  2. «Madonna.com > Discography > Like a Virgin» (en inglés). Madonna.com. Consultado el 7 de octubre de 2014.
  3. «Madonna.com > Discography > Material Girl» (en inglés). Madonna.com. Consultado el 7 de octubre de 2014.
  4. «Madonna.com > Discography > Angel» (en inglés). Madonna.com. Consultado el 7 de octubre de 2014.
  5. «Madonna.com > Discography > Into the Groove» (en inglés). Madonna.com. Consultado el 7 de octubre de 2014.
  6. «Madonna.com > Discography > Dress You Up» (en inglés). Madonna.com. Consultado el 7 de octubre de 2014.
  7. a b c d e f g h i j Taraborrelli, 2002, p. 87
  8. a b c d e f g h i j Rosen, 1996, p. 283
  9. a b c d Taraborrelli, 2002, p. 85
  10. a b c d e Rooksby, 2004, p. 15
  11. a b c d Buskin, Richard (septiembre de 2007). «Classic Tracks: Madonna 'Like A Virgin'» (en inglés). Sound on Sound. SOS Publications Group. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  12. a b c d e Thompson, 2007, p. 130
  13. a b Voller, 1999, p. 18
  14. a b Morton, 2002, p. 768
  15. a b c d Rooksby, 2004, p. 17
  16. a b c Rooksby, 2004, p. 18
  17. a b Rooksby, 2004, p. 18
  18. a b c Paoletta, Michael (1984-11-24). «Album Reviews: Spotlight» (en inglés). Billboard (Nueva York: Nielsen Business Media, Inc) 96 (47). ISSN 0006-2510. http://books.google.co.in/books?lr=&id=nyQEAAAAMBAJ&q=madonna+video#v=snippet&q=madonna%20video&f=false. Consultado el 20 de septiembre de 2014. 
  19. a b c «The Billboard 200: Week Ending February 9, 1985» (en inglés). Billboard. Nielsen Business Media, Inc (9 de octubre de 1985). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  20. a b c «Album – Madonna, Like a Virgin» (en inglés). Media Control Charts. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  21. a b c FIMI (10 de diciembre de 1985). «Madonna Italia discographia» (en italiano). Hitparadeitalia.it. Consultado el 20 de septiembre de 20142010-06-23.
  22. a b c «Hits of the World: Netherlands» (en inglés). Billboard (Nielsen Business Media, Inc.) 97 (40):  p. 60. 5 de octubre de 1985. ISSN 0006-2510. http://books.google.com/books?id=DCQEAAAAMBAJ&pg=PT51#v=onepage&q&f=false. Consultado el 20 de septiembre 2014. 
  23. a b c d e f g h i Hung Medien. «Madonna – Like a Virgin (album)» (en inglés). Ultratop 50. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  24. a b c d Salaverri, Fernando (septiembre de 2005). «Sólo éxitos: año a año, 1959–2002». Fundación Autor-SGAE (1st edición) (España). ISBN 84-8048-639-2. 
  25. a b c «UK Albums Chart – Week of September 21, 1985» (en inglés). The Official Charts Company (21 de septiembre de 1985). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  26. a b c d «Gold & Platinum: Madonna» (en inglés). Recording Industry Association of America (9 de abril de 2000). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  27. a b «Contrasting fortunes as Madonna, Jacko turn 50» (en inglés). ABC News. 15 de agosto de 2008. Consultado el 15 de septiembre de 2014. 
  28. a b c d e Taraborrelli, 2002, p. 222
  29. a b Blackler, Zoë (15 de agosto de 2008). «Madonna's 50 most memorable moments» (en inglés). The Sunday Times. ISSN 0956-1382. 
  30. a b Cross, 2007, p. 31
  31. a b c d Guilbert, 2002, p. 43
  32. a b c Taraborrelli, 2002, p. 89
  33. Smith, Ubarly (1 de septiembre de 1986). «Rodgers: Is He Back in 'Chic'?». Time (Manhattan) 71 (12). ISSN 0040-781X. 
  34. Cross, Martha (12 de octubre de 1992). «Madonna's Magician Steven Meisel» (en inglés). New York (New York Media LLC) 25 (40). ISSN 0028-7369. http://books.google.com/books?id=oOQCAAAAMBAJ&dq=Madonna+like+a+virgin+cover&source=gbs_navlinks_s. Consultado el 20 de septiembre de 2014. 
  35. McKeen, 2000, p. 231
  36. «Inside Madonna's material world: Queen of Pop's most famous costumes go on display for one night only at pop-up exhibition» (en inglés). Daily Mail. Associated Newspapers Ltd (29 de abril de 2013). Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  37. Taraborrelli, 2002, p. 88
  38. a b Feldman, 2000, p. 195
  39. a b Scaggs, Austin (29 de octubre de 2009). «Madonna Looks Back: The Rolling Stone Interview» (en inglés). Rolling Stone (San Francisco: Jann Wenner) 1090:  pp. 51. ISSN 0035-791X. 
  40. Rooksby, 2004, p. 16
  41. a b c Bronson, 2003, p. 600
  42. a b c Rooksby, 2004, p. 19
  43. a b c d e Morton, 2002, p. 168
  44. a b c Barker y Trussler, 1996, p. 106
  45. Del Bianco, 2012, p. 184
  46. Bego, 2000, p. 34
  47. a b Rooksby, 2004, p. 19
  48. a b c d Rooksby, 2004, p. 20
  49. a b Christgau, Robert (9 de septiembre de 1985). «RC: Consumer Guide: Madonna» (en inglés). Robert Christgau.com. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  50. a b c d Farber, Jim (20 de julio de 2001). «The Girl Material» (en inglés). Entertainment Weekly. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  51. a b c Holden, Stephen (6 de enero de 1985). «Madonna's Siren Song» (en inglés). The New York Times. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  52. a b Miller, Debby (2 de enero de 1985). «Madonna: Like A Virgin» (en inglés). Rolling Stone. Jann Wenner. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  53. a b c Cinquemani, Sal (9 de septiembre de 2001). «Madonna – Like A Virgin (Remaster)» (en inglés). Slant Magazine. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  54. a b Soto, Alfred (23 de octubre de 2007). «Madonna – Like a Virgin/The Immaculate Collection» (en inglés). Stylus Magazine. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  55. Holdship, Bill (1 de enero de 1985). «Madonna – Like A Virgin» (en inglés). Yahoo! Music. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  56. a b Sebas (28 de marzo de 2012). «Madonna: discografía». Jenesaispop.com. Consultado el 7 de octubre de 2014.
  57. a b Tassoni, 1993, p. 64
  58. Damsker, Matt (24 de marzo de 1985). «Pop Album Reviews: Madonna» (en inglés). Los Angeles Times. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  59. Papineau, Lou (4 de junio de 1985). «Madonna proves she's shallow, but spunky» (en inglés). The Providence Journal. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  60. Sánchez Pons, Xavi (12 de junio de 2001). «Madonna-Like A Virgin-True Blue». Mondosonoro. Consultado el 7 de octubre de 2014.
  61. Metz y Benson, 1999, p. 3
  62. Metz y Benson, 1999, p. 15
  63. «The Billboard 200: Week Ending December 22, 1984» (en inglés). Billboard. Nielsen Business Media, Inc (22 de diciembre de 1984). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  64. a b «Billboard Top Black Albums: Week Ending February 9, 1985» (en inglés). Billboard (Nielsen Business Media, Inc) 97. 9 de febrero de 1985. ISSN 0006-2510. http://books.google.com/books?lr=&as_pt=MAGAZINES&id=uCQEAAAAMBAJ&dq=Madonna+like+a+virgin+billboard+200&q=Madonna+Like+a+Virgin#v=snippet&q=Madonna%20Like%20a%20Virgin&f=false. Consultado el 15 de septiembre de 2014. 
  65. Grein, Paul (10 de agosto de 1985). «Hot Madonna: July Fills Her Coffers With RIAA Metal» (en inglés). Billboard (Nueva York: Nielsen Business Media, Inc) 97:  p. 7. ISSN 0006-2510. http://books.google.com/books?id=6iQEAAAAMBAJ&pg=PA7&dq=like+a+virgin+%22the+first+album+by+a+female+artist%22&hl=id&ei=3k0wTOblHc6-rAfMgO3zBQ&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=1&ved=0CCYQ6AEwAA#v=onepage&q=like%20a%20virgin%20%22the%20first%20album%20by%20a%20female%20artist%22&f=false. Consultado el 15 de septiembre de 2014. 
  66. «Top Pop Albums 1985» (en inglés). Billboard (Nielsen Business Media, Inc). 28 de diciembre de 1985. ISSN 0006-2510. 
  67. Grein, Paul (12 de agosto de 2010). «Week Ending Aug. 8, 2008: Taylor Swift Returns» (en inglés). Yahoo!. Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  68. «Top Albums/CDs – Volume 41, No. 10, November 10, 1984» (en inglés). RPM. RPM Library Archives (10 de noviembre de 1984). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  69. a b «Top Albums/CDs – Volume 41, No. 23, February 16, 1985» (en inglés). RPM. RPM Library Archives. Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  70. «Top Albums/CDs – Volume 44, No. 5, April 26, 1986» (en inglés). RPM. RPM Library Archives (26 de abril de 1984). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  71. a b «Madonna certifications: Gold and Platinum database» (en inglés). Canadian Recording Industry Association (7 de enero de 2004). Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  72. «RPM Top 100 Albums of 1985» (en inglés). RPM. RPM Library Archives (28 de diciembre de 1985). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  73. «UK Albums Chart – Week of January 12, 1985» (en inglés). The Official Charts Company (12 de enero de 1985). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  74. «UK Albums Chart – Week of October 10, 1985» (en inglés). The Official Charts Company (12 de octubre de 1985). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  75. a b «Artist Chart History: Madonna» (en inglés). The Official Charts Company. Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  76. a b «BPI Certification Database» (en inglés). British Phonographic Industry (28 de noviembre de 1985). Consultado el 20 de septiembre de 20142010-06-23.
  77. a b «Les "Charts Runs" de chaque Album Classé – select Madonna» (en francés). Syndicat National de l'Édition Phonographique. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  78. a b «Certifications Albums Double Platine - année 2001» (en francés). Syndicat National de l'Édition Phonographique (18 de octubre de 2001). Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  79. a b c Kent, David (1993). Australian Chart Book 1970-1992 (en inglés) (Illustrated edición). Sydney: Australian Chart Book. p. 444. ISBN 0-646-11917-6. 
  80. a b «ARIA Charts – Accreditations – 2000 Albums» (en inglés). Australian Recording Industry Association (19 de septiembre de 2000). Consultado el 20 de septiembre de 20142010-06-23.
  81. «Latest Gold / Platinum Albums – New Zealand» (en inglés). Recording Industry Association of New Zealand (23 de mayo de 2001). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  82. a b Okamoto, Satoshi (2006). Oricon Album Chart Book: Complete Edition 1970–2005 (en inglés). Roppongi, Tokio: Oricon Entertainment. p. 372. ISBN 4-87131-077-9. 
  83. a b «Europarade» (en neerlandés). Hitkrant (Ámsterdam: Nationale Hitkrant Productions) 9 (47). 23 de noviembre de 1985. ISSN 0165-4942. 
  84. «The Billboard Hot 100: Week Ending December 22, 1984» (en inglés). Billboard. Nielsen Business Media, Inc (1984-12-22). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  85. «Top Singles – Volume 41, No. 19, January 19, 1985» (en inglés). RPM. RPM Music Publications Ltd (19 de enero de 1986). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  86. «Madonna – Like a Virgin (song)» (en neerlandés). Ultratop 50. Hung Medien. Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  87. Grein, Paul (14 de mayo de 1989). «New Golden Rule: 500,000 Sales Mark for All Singles». Los Angeles Times (en inglés) (Tribune Company). Consultado el 15 de septiembre de 2014. 
  88. Taraborrelli, 2002, p. 765
  89. Plant, 2002, p. 419
  90. Guilbert, 2002, p. 78
  91. Plant, 2002, p. 415
  92. «Top Singles – Volume 42, No. 4, April 06 1985» (en inglés). RPM. RPM Music Publications Ltd (6 de abril de 1985). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  93. «Madonna – Material Girl (song)» (en neerlandés). Ultratop 50. Hung Medien. Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  94. «The Billboard Hot 100: Week Ending March 16, 1985» (en inglés). Billboard. Nielsen Business Media, Inc (19 de marzo de 1985). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  95. Cook, 2000, p. 169
  96. Fouz-Hernández y Jarman-Ivens, 2004, p. 60
  97. Erlich, Nancy (27 de abril de 1985). «Billboard Review: Pop Singles» (en inglés). Billboard (Nueva york: Nielsen Business Media, Inc) 97:  pp. 60–68. ISSN 0006-2510. http://books.google.co.in/books?id=CyQEAAAAMBAJ&lr=&rview=1&source=gbs_navlinks_s. Consultado el 15 de septiembre de 2014. 
  98. Grein, Paul (29 de junio de 1985). «Chart Beat: Another Milestone For Madonna» (en inglés). Billboard (Nielsen Business Media, Inc) 97:  pp. 4, 55. ISSN 0006-2510. http://books.google.co.in/books?id=-iMEAAAAMBAJ&printsec=frontcover&rview=1&source=gbs_v2_summary_r&cad=0#v=onepage&q=&f=false. Consultado el 15 de septiembre de 2014. 
  99. Chin, Brian (15 de junio 1985). «Dance Trax» (en inglés). Billboard (Nueva York: Nielsen Business Media, Inc) 97:  p. 58. ISSN 0006-2510. http://books.google.co.in/books?id=-SQEAAAAMBAJ&printsec=frontcover&rview=1&source=gbs_v2_summary_r&cad=0#v=onepage&q=&f=false. Consultado el 15 de septiembre de 2014. 
  100. Rettenmund, 1996, p. 56
  101. «Madonna – Into the Groove (song)» (en neerlandés). Ultratop 50. Hung Medien. Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  102. Bronson, 2003, p. 674
  103. McKeen, 2000, p. 234
  104. «The Billboard Hot 100: Week Ending October 5, 1985» (en inglés). Billboard. Nielsen Business Media, Inc (5 de octubre de 1985). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  105. «Top Singles – Volume 43, No. 5, October 12, 1985» (en inglés). RPM. RPM Music Publications Ltd (12 de octubre de 1985). Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  106. «Madonna – Dress You Up (song)» (en neerlandés). Ultratop 50. Hung Medien. Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  107. a b Clerk, 2002, p. 41
  108. Vena, Jocelyn (18 de agosto de 2009). «Can Lady Gaga Top These Iconic MTV VMA Performances?» (en inglés). MTV. MTV Networks. Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  109. Alandete, David (6 de febrero de 2012). «Madonna, triunfo 'kitsch'». El País. Grupo PRISA. Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  110. «1984 Video Music Awards» (en inglés). MTV. Consultado el 15 de septiembre de 2014.
  111. «Madonna.com > Madonna performs "Like A Virgin" on the UK Top Of The Pops TV show» (en inglés). Madonna.com. Consultado el 10 de octubre de 2014.
  112. «Travis go back to school» (en inglés). BBC Online (21 de marzo de 2002). Consultado el 10 de octubre de 2014.
  113. Metz y Benson, 1999, p. 319
  114. Grein, Paul (22 de marzo de 1986). «Bruce Tops NARM Best-Seller Awards» (en inglés). Billboard (Nueva York: Nielsen Business Media, Inc) 98. ISSN 0006-2510. http://books.google.com/?id=XyQEAAAAMBAJ&pg=PT2&dq=Madonna+Like+a+Virgin+review&cd=17#v=onepage&q=Madonna%20Like%20a%20Virgin%20review. Consultado el 24 de mayo de 2014. 
  115. McCullaugh, Jim (23 de noviembre de 1985). «Video Beat Box» (en inglés). Billboard (Nueva York: Nielsen Business Media, Inc) 97:  p. 14. ISSN 0006-2510. http://books.google.com/?id=jCQEAAAAMBAJ&pg=PT57&dq=Madonna+video+compilation&cd=1#v=onepage&q=Madonna%20video%20compilation. Consultado el 24 de mayo de 2014. 
  116. «Top Music Videocasettes 1985» (en inglés). Billboard (Nielsen Business Media, Inc) 97. 28 de diciembre de 1985. ISSN 0006-2510. http://books.google.com/books?id=uyQEAAAAMBAJ&printsec=frontcover#v=onepage&q=madonna&f=false. Consultado el 24 de mayo de 2014. 
  117. «A Vision of Madonna» (en inglés). Billboard (Nueva York: Nielsen Business Media, Inc) 96:  pp. 76. 1 de diciembre de 1984. ISSN 0006-2510. http://books.google.com/?id=zSQEAAAAMBAJ&pg=RA1-PT1&dq=Madonna+video+compilation&cd=17#v=onepage&q=Madonna%20video%20compilation. Consultado el 24 de mayo de 2014. 
  118. Madonna (1990). The Immaculate Collection (VHS). Warner Music Vision. 
  119. McCormick, Moira (23 de marzo de 1985). «Chicago Nightclub Launches Music Cross-Promotions» (en inglés). Billboard (Nielsen Business Media, Inc) 97:  pp. 64. ISSN 0006-2510. http://books.google.com/?id=tSQEAAAAMBAJ&pg=PT27&dq=madonna+material+girl&cd=4#v=onepage&q=madonna%20material%20girl. 
  120. Voller, 1999, p. 35
  121. Sherman, Heidi (7 de julio de 2001). «Madonna "The Virgin Tour" 1985» (en inglés). Spin (Spin Media LLC) 17. ISSN 0886-3032. http://books.google.co.in/books?id=Ea8eQMnU_iIC&dq=madonna+the+virgin+tour&source=gbs_navlinks_s. Consultado el 15 de septiembre de 2014. 
  122. Taraborrelli, 2002, p. 332
  123. Madonna (1985). Madonna Live: The Virgin Tour (VHS). Warner Home Video. 
  124. Sherman, Heidi (2001). «10 Tours That Changed The World» (en inglés). Spin (Spin Media LLC) 17. ISSN 0886-3032. 
  125. Benstock y Ferriss, 1994, p. 169
  126. «Madonna : Like a Virgin». Hispavista.com. Consultado el 27 de septiembre de 2014.
  127. Taraborrelli, 2002, p. 164
  128. a b Smith, 2009, p. 179
  129. Voller, 1999, p. 18
  130. Charles J. Fombrun, 1996, p. 35
  131. McKeen, 2000, p. 232
  132. Metz y Benson, 1999, p. 5
  133. Cook, 2000, p. 190
  134. Guilbert, 2002, p. 180
  135. Sullivan, Caroline (11 de junio de 2011). «Madonna releases Like a Virgin» (en inglés). The Guardian. Consultado el 7 de octubre de 2014.
  136. Fouz-Hernández y Freya Jarman-Ivens, 2004, p. 60
  137. J.Karolides y Green, 2009, p. 625
  138. Forbes y H. Mahan, 2005, p. 76
  139. «Can You Dance To It: PMRC Sucks» (en inglés). TOTSE (13 de marzo de 2007). Archivado desde el original el 9 de junio de 2008. Consultado el 27 de septiembre de 2014.
  140. «Madonna ‎– Like A Virgin (2001)» (en inglés). Discogs.com. Consultado el 12 de octubre de 2014.
  141. Créditos adaptados desde las notas de Like a Virgin (1984), distribuido por Sire Records.
  142. «Like a Virgin» (en alemán). Musik Industrie.de (2013). Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  143. «IFPI Finland certifications: Tilastot» (en finlandés). IFPI.fi (10 de noviembre de 1985). Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  144. «Gold Disc Award > Gold Disc Award Criteria» (en inglés). IFPI HK.org. Archivado desde el original el 18 de marzo de 2012. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  145. «Gold / Platinum Albums» (en inglés). Recording Industry Association of New Zealand. Archivado desde el original el 18 de junio de 2009. Consultado el 20 de septiembre de 2014.
  146. «Switzerland Certification Database» (en inglés). Swiss Music Charts (1 de septiembre de 1990). Consultado el 20 de septiembre de 2014.

Bibliografía consultada[editar]

Enlaces externos[editar]