Ligas de fútbol de España

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Liga Española de Fútbol»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Ligas de fútbol de España
Ligas de fútbol de España
Deporte Fútbol
Fundación 1929
Número de equipos Distribuidos en divisiones

La Liga española de fútbol es la principal competición entre equipos de fútbol de España.[1] Se celebra anualmente desde 1929, y la temporada se desarrolla entre los meses de septiembre (o finales de agosto) y junio (o finales de mayo). El torneo consta de ligas (divisiones) interconectadas entre sí, cuya máxima categoría es la Primera División. Al término de cada temporada y en función de los resultados obtenidos, los equipos participantes pueden ascender o descender de división.

Sistema de ligas[editar]

Ligas masculinas[editar]

Categoría Ligas o divisiones
1 Primera División

20 equipos

2 Segunda División

22 equipos

3 Segunda División B

4 grupos de 20 equipos cada uno

4 Tercera División A

18 grupos de 20 equipos cada uno

5 Divisiones regionales

Ligas femeninas[editar]

Categoría Ligas o divisiones
1 Primera División

16 equipos

2 Segunda División

7 grupos de 14 equipos cada uno

3 Divisiones regionales

Sistema de competición[editar]

Equipos participantes[editar]

Para poder participar en la Liga española los clubes deben estar federados. En el caso de las categorías profesionales (Primera y Segunda División), los clubes también deben cumplir los requisitos exigidos por la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

A diferencia de otros países, los equipos filiales pueden participar en la Liga, aunque nunca en una división igual o superior a la del equipo al que pertenecen.

Desarrollo de la competición[editar]

Aunque el número de equipos que integran cada división varía, todas las categorías siguen un mismo sistema de competición. El torneo se desarrolla entre los meses de septiembre (o finales de agosto) y junio (o finales de mayo) del siguiente año. Cada club se enfrenta dos ocasiones a los demás equipos de su misma división (una vez en campo propio y otra en el del contrario), siguiendo un calendario establecido por sorteo a principio de temporada. Generalmente se disputa una jornada cada semana (coincidiendo con el fin de semana). Los encuentros finalizan a los noventa minutos, sin prórrogas ni tanda de penaltis en caso de terminar en empate.

Puntuación y clasificación[editar]

En función del resultado al final de cada partido, los equipos obtienen una serie de puntos: tres para el ganador, cero para el perdedor y un punto para cada equipo en caso de empate. Al término de la temporada se elabora una clasificación en función de los puntos acumulados a lo largo del campeonato.

Si dos equipos terminaran en igualdad de puntos, el primer criterio de desempate es el resultado del enfrentamiento directo entre aquellos equipos que terminen el torneo en igualdad de puntos. Segundo criterio:es la mejor diferencia entre goles anotados y recibidos. En caso de que hayan sido tres o más los equipos implicados en el empate, se tiene en cuenta en primer lugar el número de puntos obtenidos en los enfrentamientos entre los clubes implicados, siguiendo por la diferencia de goles en los enfrentamientos entre dichos clubes. Si no se hubiera acabado con la igualdad, se tendrían en cuenta los goles anotados y encajados durante toda la liga por los clubes empatados a puntos. El sistema es eliminatorio. Es decir, si con el primer método de desempate, un equipo desempata y persiste el empate entre otros dos, se volverá a aplicar todo el sistema a los clubes que sigan empatados, eliminando a los ya desempatados. Todo esto ayuda a determinar al campeón de la liga regular al término de la última jornada.

El equipo que suma más puntos al final del campeonato se proclama campeón de su categoría y, en el caso de la Primera División, el primer clasificado es considerado el campeón de Liga. Dado que se trata de un sistema jerárquico de ligas interconectadas entre sí, los primeros clasificados de cada división tienen la opción de ascender a la categoría superior para la siguiente temporada, sustituyendo a los últimos clasificados de dicha categoría, que son descendidos. El número de equipos que ascienden y descienden varía en función de cada categoría.

Los cuatro primeros clasificados de la Primera División acceden a participar en la máxima competición europea de la siguiente temporada: la Liga de Campeones. Los tres primeros obtienen clasificación directa, mientras que el cuarto disputa una eliminatoria de clasificación (en caso de ser eliminado en esas eliminatorias, pasarán a participar en la UEFA Europa League). Estas plazas son variables y dependen del coeficiente UEFA de España, referente a sus equipos, para que a la Liga de Campeones accedan los equipos más poderosos ya que los equipos españoles o ingleses son más fuertes, por ejemplo, que los escoceses; por ello los dos primeros disponen de 4 plazas y los escoceses tan sólo de 1. Esta norma es para todas las competiciones europeas.

El quinto y sexto clasificado obtienen la clasificación directa para participar la siguiente temporada en la Europa League, junto al campeón de la Copa del Rey. Si éste está clasificado entre los puestos quinto y sexto (clasificado para la Europa League), el equipo que obtenga la séptima posición también juega la Europa League, caso que también se dará cuando los dos finalistas de la Copa del Rey se hubiesen clasificado para la Liga de Campeones. Si sólo el campeón se clasificó para la Liga de Campeones, participará en la Europa League el subcampeón de la Copa del Rey.

Reglamentación y justicia deportiva[editar]

La justicia deportiva de la competición está gestionada por el Comité de Competición de la Liga, organismo encargado de imponer sanciones y dirimir los conflictos entre clubes. Los árbitros (todos españoles) de los partidos son designados, a través de un comité de designación formado por tres miembros: Antonio Jesús López Nieto (exárbitro malagueño internacional), Evaristo Puentes Leira (exárbitro gallego de Primera División) y Victoriano Sánchez Arminio (presidente del Comité Técnico de Árbitros). Un árbitro no puede dirigir un partido en el que participe un equipo de la misma comunidad regional en la que esté colegiado.

Historia[editar]

Después que en 1925 se legalizara el profesionalismo en el fútbol español, los principales clubes del país gestaron el nacimiento de una liga,[2] inspirándose en el formato inglés. El presidente del Arenas Club de Guecho, José María Acha, fue el impulsor inicial del proyecto.[3] Tras múltiples discrepancias sobre los clubes que debían integrar el campeonato, finalmente se llegó a un acuerdo el 23 de noviembre de 1928, en que se establecía una Primera División formada por diez equipos y una Segunda División con dos grupos (A y B) de diez equipos cada uno (aunque a la práctica el grupo B era el equivalente a una tercera categoría).

La Primera División quedó integrada por todos los equipos que hasta la fecha hubiesen disputado alguna final de la Copa del Rey. Eso suponía un total de nueve equipos: seis campeones (Athletic Club, Real Madrid C. F., Real Sociedad de Fútbol, F. C. Barcelona, Real Unión Club y Arenas Club de Guecho) y tres subcampeones (Club Atlético de Madrid, R. C. D. Español y C. E. Europa). La décima plaza vacante la ocupó el Real Racing Club de Santander tras superar unas eliminatorias de acceso en que participaron el Valencia C. F., R. C. Deportivo de La Coruña, R. C. Celta de Vigo, Real Sporting de Gijón, Real Betis Balompié, Sevilla F. C., Iberia S. C. y Real Oviedo.

El 10 de febrero de 1929 se disputó la primera jornada del campeonato de Liga. El primer gol de dicha competición fue marcado por el jugador del R. C. D. Español Pitus Prat contra el Real Unión Club en el minuto 5 de la primera jornada.

Este formato de competición, con pequeñas modificaciones, se mantiene aún vigente. Los cambios más significativos han sido en la cantidad de equipos que componen la competición, así como el número de categorías. La Tercera División fue introducida la temporada 1929/30 y por encima de ésta, la temporada 1977/78, se creó la Segunda División B.

Años 1970[editar]

La década de los 1970, se caracterizó por el aperturismo progresivo que experimentó el fútbol español. Tras varios escándalos de corruptelas y falsificaciones para formalizar fichajes de futbolistas extranjeros con la etiqueta de oriundos, se permitió finalmente el fichaje de dos extranjeros por equipo.

Años 1980 y 1990[editar]

En la temporada 1984/85 la Primera y Segunda División pasaron a ser gestionadas por la Liga Nacional de Fútbol Profesional, un organismo independiente de la Real Federación Española de Fútbol, aunque ésta siguió controlando el Comité de Competición de la Liga.

En la temporada 1995/96 se introdujo un nuevo sistema de puntuación, en el que la victoria pasó a valer 3 puntos en vez de los 2 tradicionales. La decisión fue tomada por la FIFA en octubre de 1994, alegando que, de ese modo, se producirían menos empates al haber más diferencia de puntos con la victoria.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]