Lico (hijo de Ctonio)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la mitología griega, Lico fue regente y posteriormente usurpador del trono de Tebas, que ostentó durante veinte años. Era hijo de Ctonio[1] o de Hirio y Clonia, y hermano de Nicteo. Ambos hermanos habían huido de Eubea por haber dado muerte a Flegias. Tras refugiarse en Hiria llegaron a Tebas, donde fueron reconocidos como ciudadanos gracias a su amistad con Penteo. La hija de Nicteo, Antíope, fue seducida por Zeus transformado en sátiro, y concibió con él a Anfión y Zeto. Antíope huyó avergonzada con el rey Epopeo de Sición, abandonando a sus hijos en el monte Citerón, donde fueron hallados y criados por un pastor. Nicteo, poco antes de morir, ordenó a Lico que castigara a Epopeo y trajera a su hija a casa. Lico conquistó Sición y mató a Epopeo. Secuestró a Antíope y la dio como esclava a su propia esposa, la malvada Dirce. Antíope recibió los tratos más denigrantes por parte de Dirce, pues ésta envidiaba su belleza y temía que su marido terminase enamorándose de la esclava. Cuando Antíope logró escapar y narró lo sucedido a sus hijos, éstos atacaron Tebas, mataron a Dirce y hubieran hecho lo propio con Lico si no hubiera intercedido el dios Hermes, que sin embargo obligó a Lico a cederle el trono a Anfión. Lico fue el tutor de otros dos reyes de Tebas: Lábdaco y su hijo Layo.


Predecesor:
Nicteo
Reyes de Tebas
Sucesor:
Lábdaco
Predecesor:
Lábdaco
Reyes de Tebas
Sucesor:
Anfión y Zeto

Referencias[editar]