Libertario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Libertario es una palabra usada especialmente como adjetivo y que se caracteriza por su polisemia. Aunque su uso mayoritario en la actualidad tiende a ser ideológico, el significado apropiado se puede dilucidar principalmente a través del contexto en que dicha palabra es utilizada. Así, cuando la palabra libertario significa «partidario de la libertad», es un antónimo de autoritario.[1] Según el Diccionario de la Real Academia Española, que recoge su definición del ideario anarquista, libertario significa «que defiende la libertad absoluta y, por lo tanto, la supresión de todo gobierno y de toda ley».[2] El adjetivo libertario es usado también para referirse a las gestas históricas del independentismo de determinadas naciones, aunque este uso es menos extendido.

En inglés, según el Diccionario Merriam-Webster, que recoge su definición del libertarismo filosófico, el término libertarian o libertario significa «un defensor de la doctrina del libre albedrío» y, recogiendo una definición amplia, también dice que es «una persona que sostiene los principios de libertad individual especialmente en pensamiento y acción».[3] Según The American Heritage Dictionary, que recoge su definición del libertarismo político, significa «alguien que defiende maximizar los derechos individuales y minimizar el rol del Estado».[4]

En las últimas décadas, en el ámbito de las ciencias sociales, los términos libertarismo y libertario pueden aludir a una reedición radicalizada del liberalismo clásico[5] [6] [7] originada en el siglo XX, la cual es una filosofía partidaria del capitalismo; sin embargo, como se verá a continuación, en otros ambientes ideológicos y académicos se mantiene un uso del siglo XIX de los mismos términos con respecto al anarquismo histórico o clásico, razón que provoca una homonimia entre diferentes filosofías políticas.

Significados[editar]

En este sentido, el término libertario con frecuencia es considerado un sinónimo un conjunto de teorías y de prácticas anti-autoritarias [8] [9]

Este neologismo fue propuesto por Joseph Déjacque en 1857, para reafirmar el carácter igualitario, social, e innovador del anarquismo. [10] [11]

Y en los años 1960, emergió una identidad libertaria específica, que fue más allá del considerado anarquismo histórico.[12]

De todas maneras, los términos libertario y anarquista son eminentemente polisémicos, tal como por ejemplo lo señala el propio Noam Chomsky.[13] [14]

Concepto[editar]

En líneas generales, el proyecto libertario y/o anarquista tiene por objetivo desarrollar una sociedad sin dominación y sin explotación, en donde los individuos-productores se asocian y cooperan libremente en una dinámica autogestionaria, de federalismo y de libertad política, a través de un sistema de democracia directa organizado sobre la base de un mandato imperativo.[15]

En el sentido común o corriente, a veces el término "anarquismo" es empleado peyorativamente, como sinónimo de desorden social, aproximándose al concepto de anomia, aunque en otros casos se lo debe entender como un objetivo práctico a alcanzar en el marco de una determinada ideología, como lo aplican los llamados o autodenominados libertarios.[16]

Para los libertarios, la anarquía no es el desorden social, sino por el contrario un orden social apoyado básicamente en el colectivismo anti-capitalista que se aparta de la idea de posesiones privadas (en el sentido capitalista), sugiriendo en sustitución la idea de posesiones individuales sin garantizar en cuanto a ese derecho de propiedad la posible acumulación de bienes no directamente utilizados.[17] Con este enfoque, la anarquía por tanto es organizada y estructurada : es orden menos poder.[18]

Como bien lo precisa el ensayista Hem Day : « Jamás se insistirá lo suficiente: el anarquismo es el orden sin el gobierno ; es la paz sin la violencia ; es precisamente todo lo que se le reprocha, por ignorancia o mala fe. » [19] [20] [21] [22]

Historia[editar]

Le Libertaire, periódico del movimiento social, Nueva York n° 25, 17 de agosto de 1860.

El término libertario fue sugerido y utilizado por Joseph Déjacque, militante y escritor anarquista, por oposición a « liberal ».[11] Este neologismo se inspiró en un modelo entonces extendido entre los socialistas utópicos, quienes hacían uso de términos tales como proletario, igualitario, fraternitario, etc, y aparece en una carta abierta a Pierre-Joseph Proudhon titulada De l'Être-Humain mâle et femelle - Lettre à P. J. Proudhon, publicada en Nueva Orleans (Estados Unidos) en mayo de 1857. Joseph Déjacque se opone a la misoginia de Proudhon, y lo acusa de ser « anarquista a medias, liberal y no libertario ». Contra su conservadurismo en materia de tradiciones y costumbres, Déjacque reivindica la paridad de sexos, así como la libertad del deseo en una sociedad impregnada de explotadores y de autoritarios y de convencionalismos.

Joseph Déjacque también usó este término como título de un periódico que él mismo publicó en Nueva York entre junio de 1858 y febrero de 1861, Le Libertaire, Journal du mouvement social, título tomado desde entonces por varias publicaciones ulteriores. Fue en el último cuarto del siglo XIX, que los socialistas antiautoritarios adoptaron este término, para designar las teorías y las prácticas del anarquismo.[23]

Un movimiento plural[editar]

En 1928, Sébastien Faure, a través del Sintetismo [24] propone considerar las siguientes cuatro grandes corrientes libertarias :

Por su parte y en el año 2008, Michel Ragon, en su Dictionnaire de l'anarchie,[25] define cinco corrientes diferenciadas en el pensamiento libertario :

Libertario y/o anarquista[editar]

En Francia, como consecuencia de ciertas leyes votadas de urgencia el 11 y el 15 de diciembre de 1893 y el 28 de julio de 1894, prohibiendo todo tipo de propaganda al movimiento anarquista, sus adherentes se amparan del término libertario para identificarse y proseguir sus actividades, particularmente las relacionadas con el sector editorial. Estas leyes « anti-anarquistas » fueron revocadas en 1992.[26]

Durante varios decenios y debido fundamentalmente a las que fueron llamadas "Lois scélérates" (denominación que podría traducirse al español como "Leyes malvadas"), estos dos términos "Libertario" y "Anarquista" fueron considerados sinónimos, y por tanto casi intercambiables. De esta forma, durante la Revolución Social Española de 1936, se hablaba casi indiferentemente de la Federación Anarquista Ibérica y de la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias (su movimiento de juventud).

Surgimiento de una identidad libertaria[editar]

Según Simon Luck, en su tesis de doctorado en ciencias políticas [28]  :

« Par la suite, avec l’apparition de nouveaux mouvements contestataires dans la seconde moitié du XXème siècle, les termes « anarchiste » et « libertaire » ont de plus en plus fréquemment été utilisés pour désigner des réalités partiellement distinctes : le vocable « anarchiste » restait réservé aux partisans de l’abolition de l’Etat, du capitalisme et des religions, alors que l’adjectif « libertaire » était appliqué à l’ensemble des expériences militantes alternatives et anti-autoritaires. Mais il s’agissait là d’une distinction sémantique bien plus que d’une divergence idéologique et pratique puisque l’ensemble des courants se retrouvaient sur des valeurs essentielles, comme l’égalité, l’autonomie, la promotion de l’expression personnelle ou la contestation du fonctionnement de la démocratie. »

Traducción al español: « Con posterioridad, con la aparición de nuevos movimientos contestatarios en la segunda mitad del siglo XX, los términos "anarquista" y "libertario" con frecuencia fueron cada vez más utilizados para designar realidades parcialmente distintas : el vocablo « anarquista » así era reservado a los partidarios de la abolición del Estado, del capitalismo, y de las religiones, mientras que el adjetivo « libertario » era aplicado al conjunto de experiencias militantes alternativas y anti-autoritarias. Pero corresponde señalar que esta distinción marcaba una diferencia semántica mucho más que ideológica y práctica, ya que el conjunto de corrientes entonces se centraba en lo fundamental en los valores esenciales, tales como la igualdad, la autonomía, la promoción de las expresiones personales, y la contestación del funcionamiento de la democracia. »

En los años 1960-70 (véase el artículo "Mouvement du 22-Mars"), una corriente surgida de los nuevos movimientos sociales [29] [30] se apropió del término libertario, al tiempo que tomaba sus distancias respecto del vocablo anarquista, al que se lo consideraba « sectario » y « pasado de moda ». Así, el concepto atribuido al movimiento libertario desbordó y sobrepasó al que se asociaba con el movimiento anarquista. En este contexto, surgieron nuevos medios de comunicación, como por ejemplo las publicaciones Actuel y Libération, así como nuevas figuras intelectuales libertarias tales como Michel Onfray, Philippe Corcuff,[31] Daniel Colson,[32] Normand Baillargeon, Ruwen Ogien, Miguel Benasayag, etc.

En la esfera cultural, algunos creadores se identificaron entonces como libertarios, rechazando o alejándose de la etiqueta anarquista : Albert Camus [33] [34] [35] es un claro ejemplo, aunque por cierto en una posición similar también podría citarse a Jacques Prévert,[36] Boris Vian,[37] Robert Desnos,[38] Étienne Roda-Gil,[39] etc. Algo similar también podría señalarse en el área de la cinematografía,[40] con creadores tales como Jean-Pierre Mocky,[41] y Luis Buñuel.[42]

En el año 2009, en un trabajo de Magaly Pirotte para el Collectif de recherche sur l'autonomie collective (Quebec, Canaá), el colectivo féministe libertaire « Ainsi Squattent-Elles ! » define la cultura libertaria como « rechazo a la autoridad juzgada ilegítima, recurso privilegiado a la acción sin intermediario, y una forma organizacional que se caracteriza por la autonomía, la democracia directa, y la descentralización del poder ».[43]

Hoy día, ciertos conceptos nuevos como el municipalismo libertario o la ecología libertaria no pueden ser asimilados al anarquismo histórico.

Irène Pereira, en su tesis de doctorado en sociología, se plantea la cuestión : « ¿ Qué debe entenderse hoy día por libertario ? ; ¿ Cuál es actualmente la herencia dejada por el espíritu de mayo de 1968 ? » [...], respondiendo: « El espíritu de mayo del 68 conlleva tres gramáticas : la gramática socialista, la gramática democrática, y la gramática contra-cultural. Una de las herencias posibles que actualmente puede rescatarse de los eventos de mayo del 68, consiste en intentar encontrar un equilibrio en la práctica libertaria, la que hoy día comporta tentativas para desplazar las oposiciones entre reivindicaciones universalistas y reivindicaciones específicas, acciones de masas y preferencias minoritarias, igualdad y libertad… en el marco de un retorno a la crítica social ».[44]

Y por su parte el sociólogo Mimmo Pucciarelli reafirma :

« Les libertaires de l'an 2000, tout en continuant à exprimer leur sensibilité libertaire et une forte solidarité pour les plus démunis, ne sont plus les porteurs du rêve du Grand Soir, ou de celui visant à créer un paradis sur terre. Pourtant, par leurs pratiques quotidiennes et la problématique qui est la leur (quelle liberté et quelle justice pour un monde meilleur ?), ils continuent à parcourir les chemins de l'utopie. »[45]

Traducción al español: « Los libertarios del año 2000 continúan expresando su sensibilidad libertaria y una fuerte solidaridad por los más desvalidos y desprotegidos, pero ya no insisten tanto en las ensoñadoras ideas sobre el 'Grand Soir' (transición esplendorosa y casi mágica hacia una nueva y mejorada sociedad) y/o sobre la creación de un verdadero y posible paraíso o sistema idílico. A pesar de ello y a través de sus prácticas cotidianas y de las problemáticas que se asumen como propias (búsqueda de la libertad que mejor se acomoda a lo posible y a la época en la que se vive, búsqueda de reformas para un mundo mejor, más justo, más solidario, y con menos irracionalidades), el pensamiento libertario continúa cercano a las utopías »

Wikipedia[editar]

En el año 2005, el periódico Le Monde calificó a Wikipedia de « enciclopedia libertaria en la red », precisando lo siguiente:

Ce projet d'encyclopédie en ligne est atypique, proche de l'utopie libertaire. Car elle est entièrement rédigée par des bénévoles ­–n'importe qui peut l'enrichir et la faire évoluer–. Elle est également publiée par une société à but non lucratif. L'état d'esprit de ce village global de la connaissance a été voulu démocratique, communautaire, coopératif par Jimmy Wales. [46]

Traducción al español: Este proyecto de enciclopedia en línea es atípico, próximo de la utopía libertaria. En efecto, su contenido es enteramente redactado por mano de obra benévola (voluntaria), y cualquier usuario de la red puede enriquecerla, aumentarla, y hacerla evolucionar. Asimismo, la parte operativa de soporte informático y de edición, es enteramente manejado por una sociedad sin fines de lucro. El estado de espíritu que allí impera entre los participantes y su principal impulsor e ideólogo Jimmy Wales, es el de propiciar un funcionamiento democrático, cooperativo, comunitario, en apoyo a la cultura y al conocimiento global y multilingüe.

El fundador de Wikipedia se proclama objectivista al igual que la escritora y filósofa estadounidense de origen ruso Alisa Zinóvievna Rosenbaum (Ayn Rand), quien preconizaba un capitalismo minarquista (gobierno mínimo y libertad máxima).

Controversias[editar]

La ideología libertaria (o libertarismo) rechaza el colectivismo y el igualitarismo mientras el anarcocomunismo (llamado comunismo libertario) lo acepta.

El antropólogo y filósofo francés Ruwen Ogien explica el anarquismo socialista o de izquierda en L'État nous rend-il meilleurs ? Essai sur la liberté politique (título en español: ¿El Estado nos hace mejores? Ensayo sobre la libertad política) presenta la demostración que una libertad individual radical puede ser coherente con un ideal igualitario también radical. La concepción política que Ruwen Ogien defiende « es libertaria (o permisiva) para las costumbres, e igualitaria desde un punto de vista económico y social. » (página 263).[47]

El filósofo y sociólogo marxista Michel Clouscard introdujo la expresión sintética, con fines críticos, « liberal-libertario » en su libro Néo-fascisme et idéologie du désir (1972), para denunciar el permisivismo moral de los estudiantes izquierdistas del conocido mai 1968, el que considera como una actitud contra-revolucionaria, enfoque luego reivindicado por algunos, como por ejemplo el diputado europeo Daniel Cohn-Bendit.

Citas y observaciones[editar]

  • En relación a William Godwin : « A sus ojos, la desigualdad social representaba la injusticia suprema, calificando por su parte a la propiedad tradicional como la piedra del escándalo ; pero en tanto se definía como demócrata libertario, no esperaba nada del gobierno ni de los partidos políticos, en relación a emprender el camino hacia el comunismo, sino que creía en la posibilidad de insistir en el perfeccionamiento individual, en el marco de una evolución pacífica y legal. » [48]
  • « En un principio, el término «libertario» fue concebido para señalar un tipo de anarquismo menos radical y poco dispuesto a adoptar posiciones extremistas […] El uso en francés del neologismo «libertaire», se inscribió en una tendencia del movimiento social de la época a introducir formas adjetivales terminadas en «–taire» (como en el caso de «communautaire», «égalitaire», «fraternitaire» …), en donde es razonable proponer la hipótesis que hubo algún tipo de influencia o de imitación en cuanto al término «prolétaire», muy especialmente en el vocabulario socialista. La apropiación de este término por parte de la corriente anarquista del movimiento obrero, resulta muy probablemente del deseo y la necesidad de marcar la diferencia entre dos tendencias que en algún sentido eran opuestas entre sí: una de ellas a la que llamaron «libertaire» (en español «libertaria»), y la otra a la que llamaron «autoritaire» (en español «autoritaria»). Conviene hacer notar que en la época, expresar su adhesión al anarquismo en Francia podría comportar algún tipo de problemas incluso con la justicia, en especial luego de la aprobación de las llamadas «Lois scélérates» de 1893-1894, las que explícitamente prohibian todo «acto de propaganda anarquista». Véase como aún hoy día, a principios del siglo XXI, tanto el filósofo Michel Onfray como el activista político Philippe Corcuff se sienten cómodos definiéndose como «libertarios», lo que los muestra muy claramente ligados al movimiento anarquista y a sus valores, y con lo cual y al mismo tiempo evitan adherir explícitamente a todos los principios y procedimientos promovidos por la doctrina anarquistas en sus diferentes ramas. » [49]
  • « En principio, los términos «libertario» y «anarquista» constituyen las dos fases, positiva y negativa, de un mismo compromiso : por un lado, la afirmación que todo debe proceder de la libertad humana y del interés por promoverla, y por otro lado, el rechazo más absoluto a toda forma de dominación o de autoridad. La mala reputación del « anarquismo » se ha reforzado estos últimos años, especialmente en Francia, por su uso en círculos policiales, en un contexto donde la vigilancia y la represión de una pretendida « esfera de influencia anarquista autónoma » forma parte de las prioridades de las instituciones que se ocupan de los asuntos complejos y de inteligencia. »
  • En relación a Mario Vargas Llosa : « Este intelectual se define como libertario y demócrata, propugnando por encima de todo una sociedad libre y justa. » [50]
  • En relación a Agustí Chalaux de Subirà : « Este primer fogonazo de sustituir el oro por papel, fue el punto de partida para Agustí Clalaux. A su vuelta a Cataluña, Chalaux participa activamente en los movimientos sociales y sindicales de entonces. El catalanismo del momento era burgués,y nadie se ocupaba de las ansias del pueblo catalán, ese pueblo lleno de aspiraciones libertarias que no sabía como darles forma. Los acontecimientos de 1936 le muestran claramente que no se puede hacer la revolución, sin tener el dinero necesario para hacerlo. Él estaba sobrecogido, porque siendo libertario como era, vivió en Cataluña en estrecho contacto con anarquistas. En realidad no le gustaba ese término, ni tampoco la palabra ácrata, sino que le gustaba la palabra libertario, y frente a los movimientos libertarios que en un momento llegaron a tener el poder en Cataluña, uno de sus máximos dirigentes, Diego Abad de Santillán, que era amigo suyo, en una cena le confesó que habían llegado a tener el poder pero que no supieron qué hacer con él. Esto a Agustí Chalaux le marcó la importancia que tenía que cuando alguien llegaba al poder con ansias revolucionarias, tuviera también un sistema o teoría suficientemente potente … » [51]
  • En relación a Lucio Urtubia : « Somos albañiles, pintores, electricistas, no necesitamos el Estado para nada » ; « Si el paro y la marginación crearan revolucionarios, los gobiernos habrían acabado ya con el paro y la marginación ».


http://books.openedition.org/enseditions/2512?lang=es

Bibliografía[editar]

  • Philippe Boggio, Boris Vian, chapitre Le parolier libertaire, Flammarion, 2009, ISBN 2081200678.

Trabajos universitarios[editar]

  • Simon Luck[54] , Sociologie de l’engagement libertaire dans la France contemporaine Socialisations individuelles, expériences collectives, et cultures politiques alternatives[55] , 2008, texte intégral.
Orazio Maria Valastro, L'imaginaire des libertaires aujourd'hui, note de lecture dans Esprit critique, Revue internationale de sociologie et de sciences sociales, texte intégral.
  • Isabelle Marinone, Anarchisme et cinéma : panoramique sur une histoire du 7ème art français virée au noir, Thèse de doctorat en Art et archéologie, Cinéma, sous la direction de Jean Antoine Gili et de Nicole Brenez, Université Paris-1 Panthéon-Sorbonne, 2004, résumé en ligne.

Artículos[editar]

Radio[editar]

Referencias[editar]

  1. «Authoritarian», Student Britannica, http://student.britannica.com/comptons/thesaurus?va=authoritarian  de la Enciclopedia Británica
  2. Definición de «libertario» en el DRAE
  3. Definición de «libertario» en el Merriam-Webster Dictionary.
  4. Definición de «libertario» en The American Heritage Dictionary of the English Language, cuarta edición actualizada en 2009.
  5. Zwolinski, Matt: Libertarism. Internet Encyclopedia of Philosophy.
  6. Libertarianism. Stanford Encyclopedia of Philosophy.
  7. Do You Hate the State?, The Libertarian Forum, Vol. 10, No. 7, July 1977; Libertarian Does Not Equal Libertine; What Libertarianism Isn't; A Libertarian Cheat Sheet by Wilton D. Alston; Myth and Truth About Libertarianism Murrary Rothbard; Do You Consider Yourself a Libertarian?
  8. Jean Maitron, Le mouvement anarchiste en France, Gallimard, Plantilla:Coll. « Tel », 1992
  9. Jorge Luis Borges, el anarquista libertario, sitio digital 'AustroAnarquistas'.
  10. Efemérides Anarquistas, sitio digital 'EfemeridesAnarquistas'.
  11. a b Valentin Pelosse, Joseph Déjacque et la création du néologisme "libertaire" (1857), Économies et Sociétés (Cahiers de l'institut de science économique appliquée), tomo 6 n° 12, 1972 (texto en línea, duplicado de respaldo).
  12. Apuntes sobre el anarquismo histórico y el neoanarquismo en España (documento pdf), sitio digital 'ChristieBooks'.
  13. Noam Chomsky, Apuntes sobre anarquismo, sitio digital 'Inventati', 1970, cita: E incluso si procediéramos a extraer a partir de la historia del pensamiento libertario una tradición viva, en evolución, tal como hace Daniel Guérin en 'Anarchisme', sigue siendo difícil formular sus doctrinas en la forma de una concreta y específica teoría de la sociedad y de los cambios sociales.
  14. On Anarchism: Noam Chomsky interviewed by Tom Lane, sitio oficial de 'Noam Chomsky', 23 de diciembre de 1996, cita: Chomsky warns that little can be said about anarchism on a very general level. "I haven't tried to write anything systematic about these topics, nor do I know of anything by others that I could recommend," he wrote to me in reply to a set of questions on the subject. He's written here and there about it, notably in the recent Powers and Prospects, but there just isn't a lot to say in general terms. "The interest lies in the applications," he thinks, "but these are specific to time and place.
  15. Révolution populaire et mandat impératif, 'Revue Tout est à nous', 19 de marzo de 2011.
  16. Anarquismo: Una Materia de Palabras, sitio digital 'Blackened'.
  17. Richard Theodore Ely, Samuel Peter Orth, Willford Isbell King, 'Property and Contract in Their Relations to the Distribution of Wealth', The Macmillan Company (1914).
  18. Normand Baillargeon, L'ordre moins le pouvoir: Histoire & actualité de l'anarchisme, Agone éditeur, 2008, ISBN 2748900979 y 9782748900972.
  19. Citation Anarchiste, sitio digital 'anarkeia.free', cita de Hem Day: "On ne le dira jamais assez, l’anarchisme, c’est l’ordre sans le gouvernement ; c’est la paix sans la violence. C’est le contraire précisément de tout ce qu’on lui reproche, soit par ignorance, soit par mauvaise foi.".
  20. On ne le dira jamais assez, l’Anarchisme c’est… Affiche – Besançon, sitio digital 'Fragment de tags'.
  21. Citation de Hem Day, Le journal du King of Punk.
  22. Paroles d’anarchistes, sitio digital 'Le Blog de Françoise Gomarin'.
  23. Mikhail Aleksandrovitch Bakounine, Confession 1857, Introduction (page 11), réédition L'harmattan, 2003, lire en ligne.
  24. Jstor - texte intégral
  25. Extrait en ligne
  26. legifrance.gouv.fr.
  27. Jean-Pierre Barou, Camus, ce libertaire qu’on voudrait ignorer, sitio digital 'Liberation', 4 de enero de 2010.
  28. Simon Luck, Sociologie de l’engagement libertaire dans la France contemporaine. Socialisations individuelles, expériences collectives, et cultures politiques alternatives, Tesis para el doctorado en ciencias políticas, bajo la dirección de Yves Déloye, Université Paris-1 Panthéon-Sorbonne, Centre de recherches politiques de la Sorbonne, 17 de octubre de 2008, texto integral.
  29. Sobre los orígenes de Grünen, consultar el análisis de Thomas Keller en Les verts allemands: Un conservatisme alternatif, (página 60).
  30. Germinal, De l’anarchisme à la gauche libertaire, Confrontations, n°29, junio 1995 (texto integral en línea).
  31. Blog personal de Philippe Corcuff.
  32. Deleuze, Guattari et l’anarchie, Le Portique, 2007 (texto integral en línea).
  33. Jean-Pierre Barou, Camus, ce libertaire qu’on voudrait ignorer, Libération, 4 de enero de 2010 (texto integral en línea).
  34. Mustapha Harzoune, Michel Onfray, L’Ordre libertaire. La vie philosophique d’Albert Camus, Hommes et migrations, n°1295, 2012.
  35. Hubert Prolongeau, Libertaire, j'écris ton nom, Marianne, 23 de junio de 2013.
  36. Pierre Marcabru, Jean-Claude Lamy, Jacques Prévert, l’anarchiste bien-aimé, Le Figaro, 3 de febrero de 2000 & encyclopédie Encarta 1997 (texto en línea).
  37. Philippe Boggio, Boris Vian, Le parolier libertaire, Le Livre de Poche, París: 1995, pág. 347.
  38. Jean-Louis Trintignant, Trois poètes libertaires, Sic Productions.
  39. Dictionnaire international des militants anarchistes, Notice biographique.
  40. Section Histoire du cinéma libertaire, en P. Arbus, F. Bousquet, Cinéma et identités collectives, 2005, ediciones Le Manuscrit (texto integral en línea).
  41. Jean-Pierre Mocky le libertaire vedette d'"Un réalisateur dans la ville" à Nîmes, Culturebox, 29 de julio de 2013 (texto en línea).
  42. Anne Dessuant, Dans l'oeil de Buñuel, Télérama, 29 de junio de 2013.
  43. Magaly Pirotte, Ainsi squattent-elles ! : une monographie, Quebec (Canadá), Collectif de recherche sur l'autonomie collective, 2009 (pág. 14).
  44. Irène Pereira, Un nouvel esprit contestataire - La grammaire pragmatiste du syndicalisme d’action directe libertaire, tesis de doctorado en sociología, École des hautes études en sciences sociales, Groupe de sociologie politique et morale, 2009, pág. 219.
  45. Mimmo Pucciarelli, Les libertaires de l'an 2000 sociologie de l'imaginaire libertaire d'aujourd'hui, Thèse de doctorat en Sociologie sous la direction de Alain Pessin, Université Pierre-Mendès-France - Grenoble II, 1998, résumé en ligne.
  46. Le Monde, 2 de enero de 2005, texto integral.
  47. Ianik Marcil, Libertaire et égalitaire, 19 de mayo de 2013, Le Huffington Post Québec, texto integral en línea.
  48. Georges Lefebvre, La Révolution Française, Presses Universitaires de France, vol. II, 1957, pág. 608.
  49. Simon Luck, Sociologie de l’engagement libertaire dans la France contemporaine, 2008, pág. 9 (consultar especialmente la sección Le terme "libertaire" et ses appropriations différenciées).
  50. Francisco Miró Quesada Rada, Mario Vargas Llosa: libertario y demócrata, periódico 'El Comercio (Perú)', 16 de octubre de 2010.
  51. La moneda telemática 1/3, espacio digital 'YouTube'.
  52. comentarios del editor).
  53. Camille-Solveig Fol, Montpellier : movimiento "Indignez-vous", “Le refus de parvenir“ !, Le Midi libre, 21 de marzo de 2014 (texto integral).
  54. Docteur en science politique (Paris 1, 2008), notice BNF.
  55. Thèse pour le doctorat de science politique sous la direction d'Yves Déloye, Université Paris 1 Panthéon-Sorbonne, Département de science politique (UFR11), Ecole doctorale de science politique (ED 119), Centre de recherches politiques de la Sorbonne (UMR 8057)

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

  • Valentin Pelosse, Joseph Déjacque et la création du néologisme “libertaire”, Économies et Sociétés (Cahiers de l'institut de science économique appliquée), vol 6, 1972 (texto integral).