Libertad académica en la Universidad Brigham Young

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La libertad académica en la Universidad Brigham Young ha sido objeto de varias controverias en relación con la escuela, la mayoría de ellas centradas en su naturaleza religiosa. En 1992, BYU emitió un comunicado limitando la libertad académica en ciertas áreas, incluyendo el lenguaje que atacara a La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y aquel que violara el código de honor de la universidad. Desde que se emitiera este comunicado, la universidad ha recibido una acreditación continua de la Comisión de Acreditación del Noroeste la cual específicamente aprobó la declaración como era típica en muchas instituciones religiosas. En 1997 la Asociación Americana de Profesores Universitarios (con una membresía de 47.000 personas) criticó la BYU por su nueva declaración así como sus recientes controversias cfon ciertos profesores a los cuales se les había negado sus derechos académicos. Cecilia Konchar Farr, David Knowlton, Gail T. Houston, se encuentran entre estas notables controversias, aunque la BYU ha indicado que la expulsión de estos profesores estaba relacionada con otros asuntos que no eran académicos.