Liberalismo cultural

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Liberalismo Cultural»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Se conoce como liberalismo cultural a un punto de vista cultural de la sociedad que hace hincapié en la libertad de los individuos de las normas culturales. A menudo se expresa en las palabras de Thoreau como el derecho a "marchar al ritmo de un tambor diferente".[1]

Los liberales culturales creen que la sociedad no debe imponer ningún código específico de comportamiento, y se ven a sí mismos como defensores de los derechos de los no conformistas de expresar su propia identidad como lo consideren necesario, siempre y cuando no hagan daño a nadie.

Se llaman "Guerras de la cultura", en la política, a los desacuerdos entre el liberalismo cultural y el Conservadurismo Cultural. Por ejemplo, los liberales culturales sostienen que todas las religiones y formas de culto (o falta de ella) deben ser toleradas. La Declaración Universal de los Derechos Humanos dice "Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia".[2] Los partidarios del liberalismo cultural se oponen firmemente a la censura o cualquier tipo de supervisión de material oral o escrita en tiempos de paz.[3] Ellos creen que la estructura de la familia y la naturaleza del matrimonio debe dejarse a la decisión individual, y argumentan que, siempre y cuando uno no hace daño, ningún estilo de vida es inherentemente mejor que otro.

Referencias[editar]

Willard, Charles Arthur. Liberalism and the Problem of Knowledge: A New Rhetoric for Modern Democracy, University of Chicago Press, 1996.

Notas[editar]

  1. Henry David Thoreau, Walden, Conclusion, 1854.
  2. http://www.un.org/es/documents/udhr/
  3. Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía., http://www.un.org/en/documents/udhr/