Ley (pureza)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Moneda mexicana de 1849 con ley de 10 dineros y 20 granos.
Moneda mexicana de 1880 con una ley de 0.927
Moneda mexicana de 1848 con una ley de 0.900
Moneda mexicana de 1939 con una ley de 0.720

La ley es una unidad de medida que define la pureza de los metales preciosos, describiendo la cantidad de oro o plata finos en las ligas de barras, joyas o monedas. En la antigüedad, la Edad Media y los tiempos modernos hasta la adopción del sistema métrico decimal, la ley del oro se medía en quilates y la de la plata en dineros y granos.[1]

El oro puro tiene 24 quilates y la plata pura 12 dineros. Aunque el oro de 24 quilates y la plata de 12 dineros se consideran puros, cualquier metal, por puro que sea, contiene una pequeña cantidad de impurezas debido a las propiedades químicas y físicas de la obtención de este. Por tanto, el oro puro de 24 quilates, o la plata pura, tienen 999 milésimas en vez de 1000. Cada quilate equivale a 41,666 milésimas, o 4 granos de 10,41 milésimas; cada dinero a 83,333 milésimas, o 24 granos de 3,472 milésimas.

Aunque la calidad del oro de 24 quilates es habitualmente de un 99,9% de pureza (medida que también es llamada como 3N debido al número de nueves), se ha llegado a conseguir, a través de refinados, oro de 24 quilates con calidad 4N (99,99%) o 6N (99,9999%), esta última conseguida por Perth Mint en 1957. En España se considera plata de ley la que tiene una ley de 999, 925 y 800 milésimas.

Oro
Nombre quilates milésimas pureza
Oro puro 24 999 99,9%
Oro alto o de primera ley 18 750 75%
Oro medio 12 500 50%
Plata
dineros milésimas pureza
12 999 99,9%
9 750 75%
6 500 50%

Véase también[editar]

Referencias[editar]