Leviviridae

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Leviviridae
Clasificación de los virus
Grupo: IV (Virus ARN monocatenario positivo)
Familia: Leviviridae
Géneros

Leviviridae es una familia de virus infectivos para bacterias. Contienen un genoma ARN monocatenario positivo y por lo tanto se incluyen en el Grupo IV de la Clasificación de Baltimore. Se caracterizan por una cápside carente de envoltura viral y estructuralmente definida por una simetría icosaédrica regular.

Taxonomía[editar]

Morfología y Estructura[editar]

Son virus isométricos, muy pequeños. Su cápsida tiene 180 subunidades de un único tipo de proteína. Portan, además, una proteína de maduración, indispensable para la correcta formación de la cápsida y el ensamblaje con el ARN, y también muy importante para el reconocimiento del hospedador.

Genoma[editar]

El genoma es muy pequeño (3-4Kilobases), y sólo tiene 4 genes: Proteína de maduración (Prot. A), Proteína de la cápsida, Replicasa (ADN-Polimerasa dependiente de ARN) y Proteína de lisis (Exclusiva de MS2)

Porta, además, secuencias específicas para el reconocimiento por parte de la replicasa. La proteína de lisis requiere un cambio en la fase de lectura respecto de las otras (Salto de +1 base), lo que le permite tener la información solapada con los otros genes.

El genoma, además, cuenta con zonas de complementariedad interna, lo que hace que se encuentre plegado. Los extremos 3’ y 5’ están protegidos por asociación a la proteína de maduración.

Ciclo de infección[editar]

La proteína A reconoce la célula hospedadora a través de sus pelos sexuales. El virus se une a ellos y se induce la entrada en la célula del ARN asociado a la prot. A. Una vez dentro, el ARN es leído como un mensajero por los ribosomas celulares que van a traducir su información.

Ahora bien, el virus va a necesitar que la información se traduzca en cantidades distintas. Será necesaria mucha traducción de la proteína estructural, pero menos del resto. Se usa un mecanismo de regulación que tiene que ver con la estructura terciaria del ARN.

Al principio, la región que codifica la proteína A está bloqueada, de modo que ésta no se sintetiza.

Sí se sintetiza, por el contrario, la proteína estructural. Conforme los ribosomas avanzan leyendo esta región, se va deshaciendo la estructura sterciaria, facilitando su traducción, y liberando el sitio de inicio de la traducción del gen de la replicasa.

Se están traduciendo la proteína estructural y la replicasa, pero como se necesita menos replicasa, en cuanto hay suficiente prot. estructural, se asocian varios monómeros y bloquean la traducción de la replicasa.

La replicasa ejerce su función, que es replicar la cadena de ARN (+) a una de ARN (-), y a partir de esta, replicar nuevas copias de la cadena de ARN (+), que pueden funcionar como mensajeros o comenzar a encapsidarse.

La proteína de maduración se traduce durante el proceso de replicación de la hebra – a una +. Hay un momento en el proceso en el que la cadena naciente, tiene libre el sitio de inicio de la traducción, al que se une un ribosoma.

Ensamblaje y lisis[editar]

El ensamblaje se produce de forma automática. La célula se lisa y se liberan los viriones. El proceso de replicación es muy efectivo, se forman muchos viriones.

Referencias[editar]

  • Prescott, L.M. (199). Microbiología. McGraw-Hill Interamericana de España, S.A.U. ISBN 84-486-0261-7.