Leopardus jacobitus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Gato andino
Gato andino.jpg
Estado de conservación
En peligro (EN)
En peligro (UICN 3.1)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Subfilo: Vertebrata
Clase: Mammalia
Subclase: Theria
Infraclase: Placentalia
Orden: Carnivora
Suborden: Feliformia
Familia: Felidae
Subfamilia: Felinae
Género: Leopardus
Especie: L. jacobitus
Cornalia, 1865
Distribución
Leopardus jacobita range map.png
Sinonimia
  • Felis jacobita
  • Oreailurus jacobitus
[editar datos en Wikidata]

El gato andino (Leopardus jacobitus), también conocido como titi (del aymara),[2] chinchay, gato lince u osjo, es una especie de mamífero carnívoro de la familia Felidae.[1] [3] Es uno de los felinos menos conocidos y es considerado como la especie más amenazada del continente americano.

El gato andino es natural de América del Sur. Su distribución se limita a las regiones montañosas de los Andes; al centro y sur del Perú y al norte de Bolivia, Chile y Argentina.

Descripción[editar]

De longitud llega a alcanzar de 60-80 cm, más la cola de unos 35 cm; la altura a los hombros 35 cm; pesa entre 4 y 7 kg; con pelaje largo, en especial en la región dorsal; con un diseño de manchas color café o rojizo de forma variable (fajas, estrías, puntos) sobre un fondo plomizo o grisáceo; a veces llega a aspecto atigrado con fajas verticales paralelas bajando del dorso a los flancos. la cola fajada con siete a nueve anillos oscuros, la punta blanca, igual que la parte ventral, salpicado por puntos negros: patas, mejillas, labios, zona periocular. Las orejas son grandes y ligeramente redondas, las patas robustas, manchadas de color negro,con plantas de color café.

Hábitat[editar]

Habita en zonas de vegetación no muy alta o espesa, así como en las estepas y áreas rocosas. Se le documenta desde los 3000 a 5000 msnm, tal vez más alto, por encima de la línea de árboles, aunque a mayor latitud disminuye su rango altitudinal, llegando en la provincia argentina de Mendoza a habitar por debajo de 2000 msnm.

En esa provincia argentina, el extremo austral de su geonemia, se ha señalado la presencia de la especie en la reserva privada Villavicencio y se considera de valor la propuesta de anexar como nueva reserva el ambiente de Paramillos de Uspallata por ser muy probable zona de presencia del gato andino entre los 2500 y 3000 msnm.

El límite austral de la distribución conocida para esta especie en la vertiente occidental de Los Andes -Chile- se ubicaba tradicionalmente mucho más al norte que en Argentina. Pero, pese a la conducta esquiva del Leopardus jacobitus y la dificultad que presenta observarlo, registros recientes y el uso de cámaras trampas ha permitido confirmar la presencia de esta especie cada vez más al sur, dando credibilidad al testimonio aislado del naturalista Rodolfo Amando Philippi, quien en 1891 señalo haber observado en la precordillera de La Dehesa, en las inmediaciones de Santiago, un felino con una descripción que coincide con la del Leopardus jacobitus. Una publicación de 2015 asegura que hasta antes de esa fecha los registros más australes se ubicaban al norte de San Pedro de Atacama, cerca de las Termas de Puritama, Región de Antofagasta; pero agrega que nuevos registros se agregaban mucho más al sur, en Caserones, Región de Atacama, y al interior de Los Vilos, Región de Coquimbo. [4]

Aunque vive solo en la alta montaña, los valles habitados por humanos actúan como barreras, fragmentando la población, significando que aún bajos niveles de caza furtiva pueden ser devastadoras. Su piel ha sido tradicionalmente codiciada entre cazadores locales y es frecuentemente matado en Chile y en Bolivia debido a supersticiones. Concretamente, se señala que existe la creencia entre el pueblo aimará de que cruzarse con un gato andino y no matarlo acarrearía un año de mala suerte.

Conducta[editar]

Muestra un comportamiento tranquilo y,al parecer no se siente perturbado por la presencia humana ya que tolera la cercanía de observadores sin mostrar mayor temor. Reacciona agresivamente frente al zorro chilla, erizando los pelos del lomo, probablemente porque es un competidor trófico.

Dieta[editar]

Se alimenta de roedores de pequeño y mediano tamaño de los géneros Abrothrix, Chinchilla, Lagidium, Ctenomys, y Phylotis, entre otros, además de aves acuáticas, terrestres, huevos y reptiles.

Investigación[editar]

En 2004, los investigadores por primera vez pudieron poner un radio-collar en uno de estos animales para poder seguir sus movimientos. Mucha gente en los Andes cree que matar a un gato andino trae mala suerte. Sin embargo, si un cuero de este gato es encontrado o heredado, se considera una prenda de gran valor, y los cueros rellenos son utilizados en ceremonias y fiestas tradicionales.

Referencias[editar]

  1. a b Acosta, G., Cossios, D., Lucherini, M. y Villalba, L. (2008). «Leopardus jacobitus». Lista Roja de especies amenazadas de la UICN 2012.2 (en inglés). Consultado el 22 de enero de 2013. 
  2. «titi», en Real Academia Española: Diccionario de la lengua castellana, decimocuarta edición (1914), Madrid: Sucesores de Hernando, pág. 990
  3. Wilson, D. E. & Reeder, D. M. (editors). 2005. Mammal Species of the World. A Taxonomic and Geographic Reference (3rd ed).
  4. Área en que habita el gato andino se duplica tras ser avistado en Atacama y Coquimbo. Richard García. El Mercurio, 11/03/15, p. A8..

Enlaces externos[editar]