Leones por corderos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Leones por Corderos (título original: Lions for Lambs) es la séptima película dirigida por Robert Redford. Se trata de un drama muy crítico que se sitúa en la sociedad norteamericana contemporánea para denunciar no sólo los problemas actuales sino también los estructurales. Encabezan un reparto de lujo la oscarizada Meryl Streep y Tom Cruise, que además de actor es productor ejecutivo del filme. No podía faltar la intervención del propio Redford, que en esta ocasión interpreta un papel con el que se siente muy identificado. Completan el reparto principal, el debutante Andrew Garfield y los "soldados" Michael Peña y Derek Luke.

Argumento[editar]

"Leones por Corderos" cuenta la historia de varios individuos, en distintas situaciones personales vinculadas entre sí: El senador y aspirante a la presidencia de Estados Unidos Jasper Irvig (Tom Cruise) intenta tejer una de las últimas “estrategias exhaustivas” alrededor de Janine Roth (Meryl Streep), una periodista de una agencia de noticias que le ayudó en su carrera política. Ella está harta de que el la manipule, pero va a recibir una noticia bélica de gran alcance. Lejos de allí, en Berkeley, el catedrático idealista, Stephen Malley (Robert Redford), intenta convencer a uno de sus alumnos más prometedores, Todd Hayes (Andrew Garfield), de la necesidad de cambiar el curso de su vida. Aun más lejos, en plena Guerra de Afganistán, los soldados Ernest Rodríguez (Michael Peña) y Arian Finch (Derek Luke), ex alumnos de Malley y cuya necesidad de vivir una vida con cierto sentido les llevó a enrolarse en el ejército americano y en la guerra de Afganistán, se encuentran heridos en territorio enemigo y luchan por sobrevivir en una misión secreta.

Personajes[editar]

Contexto[editar]

Robert Redford, que ha analizado diferentes aspectos de la cultura americana en sus películas Gente corriente (por la que recibió un Oscar), Quiz Show o El hombre que susurraba a los caballos, aborda polémicas como la guerra, la manipulación de los medios o la pasividad de los jóvenes ante los problemas. De hecho, el guionista Matthew Carnahan escribió el guion al darse cuenta de que cambiaba de canal cuando salían noticias sobre Irak. Todo ello se muestra a través de tres escenarios paralelos en los que la acción transcurre en tiempo real con los sentimientos a flor de piel.

El título de este drama fue inspirado por una escena en la película durante la cual el profesor universitario, Dr. Stephen Malley, ataca la apatía del público norteamericano hacia los eventos mundiales y, de manera específica, la guerra contra el terrorismo. El Dr. Malley argumenta El problema no es con la gente que inició esto. El problema es de todos nosotros que no hacemos nada. Para ilustrar su punto, el Dr.Malley dice que durante la Primera Guerra Mundial, miles de soldados británicos murieron en un inútil ataque en contra de soldados alemanes que se hallaban bien atrincherados. Los soldados alemanes llegaron a admirar tanto a sus contrapartes que escribieron poemas e historias alabando su heroísmo. También criticaron la arrogante incompetencia de los oficiales del ejército británico quienes, desde la seguridad de la retaguardia, tomaban el té mientras los jóvenes eran sacrificados de manera inútil. En una de tales composiciones se incluye la observación «En ningún lugar he visto a tales leones conducidos por tales corderos».

Aunque el origen de esta cita se ha perdido en la historia (Ich habe noch nie solchen lowen gesehen die solche lamer gefuhrt werden (en alemán)), la mayor parte de los expertos están de acuerdo que fue escrita durante la Batalla del Somme, uno de los encuentros más sangrientos en la historia de la guerra moderna. Mientras que algunos historiadores militares acreditan como autor a un infante anónimo, otros arguyen que la fuente no es otro que el General Max von Gallwitz, el Comandante Supremo de las Fuerzas Alemanas. En cualquier caso, es aceptada generalmente como una derivación de la proclamación de Alejandro Magno Nunca le he temido a un ejército de leones que sea conducido por un cordero. Mas le temo a un ejército de corderos conducido por un león.

Crítica[editar]

Más que una película, "Leones por Corderos" es una declaración de principios, un compendio de propuestas argumentales para un debate sosegado y constructivo en torno a la cuestión medioriental y la estrategia norteamericana en la guerra global contra el terror. El pretexto narrativo es lo de menos, de lo que se trata fundamentalmente es de consensuar algo así como la postura oficiosa del Hollywood liberal-demócrata en torno a la peliaguda cuestión disparando a discreción contra la alta política republicana, la maleable posición de la prensa pro-demócrata, que según sople el viento de norte o sur vende o no su condescendencia al poder a costa de mirar para otro lado, y el mismísimo papel, en última instancia, de la sociedad civil, su complicidad o no con las artimañas republicanas y su grado de compromiso pacífico o militar con según qué ideal norteamericano de convivencia o confrontación con el vecino. Redford se erige en embajador oficial del Hollywood progresista y procede a diseccionar los claroscuros de la doctrina Bush, reflexionando sobre esto y sobre aquello condensando en una representación meramente contingente y circunstancial y, por tal motivo, irrelevante, preguntas sin respuesta a diestro y siniestro sobre la insoportable levedad del ser del norteamericano medio con conciencia. A "Leones por Corderos" le sobra un hervor de pretensiones, el eco de sus balas es de corto recorrido porque ante la contundencia multicrítica de su interesante discurso, ante la demoledora verbalización de su ideario y frente a la lucidez descontextualizada de sus diálogos, lo que colea es un insignificante drama concebido en tres actos entrecruzados, en el despacho de un senador republicano, en el de un profesor universitario de Berkeley y en la inhóspita oscuridad nevada de las montañas afganas junto a dos soldados americanos que se saben en el punto de mira de las milicias talibanes.

Reparto y doblaje[editar]

Personaje Actor Original (EUA)
Bandera de los Estados Unidos
Doblaje (A. Latina)
Bandera de México
Doblaje (España)[1]
Bandera de España
Senador Jasper Irving Tom Cruise Arturo Mercado Jr Jordi Brau
Janine Roth Meryl Streep Queta Leonel Rosa Guiñón
Stephen Malley Robert Redford Arturo Mercado Chacón Manolo García
Todd Hayes Andrew Garfield Javier Olguín Jonatán López
Ernest Rodriguez Michael Peña Víctor Ugarte Jose Javier Serrano
Arian Finch Derek Luke Óscar Flores Claudio Domingo

Referencias[editar]

  1. «Leones por corderos - Ficha eldoblaje.com». ElDoblaje.com. Consultado el 5 de diciembre de 2010.

Enlaces externos[editar]