Leonardo Bravo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Leonardo Bravo
General en Jefe
Años de servicio 1811-1812
Lealtad México
Unidad Flag of Mexico.jpg Ejército Insurgente
Participó en

Independencia de México:


Nacimiento 1764
Chilpancingo, Guerrero
Fallecimiento 13 de septiembre de 1812
Ciudad de México
Ocupación Militar
[editar datos en Wikidata]

Leonardo Bravo (Chilpancingo, Guerrero, 1764 - Ciudad de México, 13 de septiembre de 1812) fue un novohispano de ideología liberal. Hermano de Máximo y padre de Nicolás Bravo. Simpatizó y participó con los insurgentes durante el desarrollo del movimiento armado de la primera etapa de la Independencia de México.

Semblanza biográfica[editar]

Siendo hijo de una acomodada familia española, dedicada a labores del campo y propietaria de la hacienda de Chichihualco. Al iniciarse la Guerra de Independencia, él y su hijo Nicolás Bravo, así como sus cuatro hermanos Miguel, Víctor, Máximo y Casimiro se negaron a formar una compañía de auxiliares realistas, razón por cual las autoridades del virreinato los hostigaron hasta obligarlos a esconderse.

La tropa realista que llegó a aprehenderlos fue repelida por la gente de la hacienda y los hermanos Galeana. A partir de 1811, los Bravo tomaron parte en la lucha insurgente, unidos a las fuerzas de José María Morelos y Pavón. Logró salir del sitio de Cuautla, pero fue capturado por los realistas. El gobierno virreinal ofreció a su hijo, Nicolás, y a sus cuatro hermanos que se rindieran y a cambio le perdonarían la vida a don Leonardo.[1] Sin embargo, tales ofrecimientos del Virrey no constituían garantía alguna, pues otros insurgentes que se habían acogido a su palabra de indulto, como los Orduña, fueron salvajemente ejecutados por los realistas.

Ejecución[editar]

Morelos no quiso imponer su autoridad sobre los sentimientos del joven Bravo, por lo que escribió al Virrey ofreciéndole 800 prisioneros españoles. Sin embargo, el virrey Francisco Javier Venegas no aceptó la propuesta y don Leonardo Bravo y sus compañeros, don Mariano Piedras y don Manuel Pérez, fueron condenados a ser muertos bajo la modalidad de garrote vil, considerada una de las más infames y degradantes, la cual se efectuó el 13 de noviembre de 1812, en la Ciudad de México.

Tres sujetos de graduación e influencia en la gavilla de insurgentes comandada por el cura Morelos en la parte del Sur, son los que se presentan hoy en un patíbulo para expiar sus delitos y servir de escarmiento a los malvados.

El primero es Leonardo Bravo, natural de Chilpancingo, español, de 48 años de edad y hacendado.

Decreto de pena capital, en contra de 3 líderes insurgentes, uno de ellos, Leonardo Bravo, 1812

Morelos le ordena a Nicolás Bravo ejecutar a 300 prisioneros realistas como respuesta a las acciones del Virrey. En lugar de vengarse a través de ellos, Nicolás Bravo decide perdonarlos. La mayoría de ellos decide unirse al ejército de Bravo. El 19 de junio de 1823 fue declarado Benemérito de la Patria.[2]

Legado[editar]

Cuando fue ejecutado don Leonardo, lo supo de inmediato José María Morelos y su hijo Nicolás. El primero le ordena al joven insurgente, de 26 años de edad, que en represalia, fueran ejecutados 300 realistas. Bravo los hizo formar y les explicó lo sucedido con su padre y la orden que debía cumplir. Pensando en el horror de esa carnicería, cuando los prisioneros esperaban la muerte, se dirigió hacia los españoles y en un acto magnánimo les dijo Quedais en libertad por lo cual los 300 realistas se pasaron a los insurrectos.

Al morir don Leonardo, le sobrevivieron su esposa Gertrudis Rueda, su hijo Nicolás, sus hermanos Miguel, Víctor, Máximo, Casimiro, su cuñada Gertrudis Villaso y su sobrino Calixto.

Honores[editar]

El 19 de junio de 1823 fue declarado Benemérito de la Patria.[3] El municipio Leonardo Bravo, en Guerrero fue llamado así en honor a éste hombre, distinguiéndolo por su heroísmo y su cabecera municipal es el mismísimo poblado de Chichihualco donde está la hacienda propiedad de él y su familia. También el Instituto Leonardo Bravo fue llamado así en honor a él y en la Alameda Central en la capital del país hay una estatua de él en su memoria junto con otros destacados hombres.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Berbera, 2004; 39
  2. Berbera, 2004; 40
  3. Berbera, 2004; 40

Bibliografía[editar]

  • BERBERA Editores (2004). Cien breves biografías de mexicanos célebres. Berbera editores. ISBN 968-5275-40-8. 

Enlaces externos[editar]