León de Judá

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Leon de Judá»)
Saltar a: navegación, búsqueda
León de Judá, símbolo tradicional de la Ciudad de Jerusalén—Ariel (גור אריה יהודה).

El León de Judá es el símbolo de la Tribu de Judá y tiene su referente en el Libro del Génesis, en la Biblia. Según la tradición hebrea, provenientes de esta tribu eran los ancestros de David, segundo monarca del reino unido de Judá e Israel.

En el judaísmo[editar]

De acuerdo con la tradición judía, el iniciador de la Tribu de Judá fue uno de los hijos de Jacob, llamado precisamente Judá (en hebreo, Yehuda), siendo el propio Jacob quien le otorgó a Judá simbólicamente un león al bendecirlo y llamarlo Gur Aryeh (hebreo: גּוּר אַרְיֵה יְהוּדָה — "Cachorro de león").[1] Simbólicamente, tal noción tiene su correspondencia con el sol naciente.[2]

Como símbolo, el león tiene correspondencias con el oro (sol subterráneo) y con el sol mismo, mientras que la relación entre el sol y el león encuentra ya expresión en las culturas de la Antigüedad y persiste luego desde la Edad Media en adelante.[2] Rey de los animales y poseedor de la fuerza, el león es símbolo de dignidad y victoria, así como también de lucha perpetua y exaltación de la virilidad.[2] Dado que, en su poder y justicia, Dios es como un león, la Tribu de Judá es, por caracter transitivo, comparada a su vez con un león.[3] A través del nombre "Ariel" (León de Dios), en el idioma y cultura de los israelitas, la ciudad de Jerusalén es asociada al rey David, quien según la tradición bíblica pertenecía a la Tribu de Judá.[4] Consecuentemente, con el correr de los siglos, el León de Judá llegó a convertirse en símbolo de Jerusalén, siendo adoptado y representado tanto por las comunidades judías de Israel como por aquellas otras que viven en otras partes del mundo.[5]

En la imaginería hebrea[editar]

En el cristianismo[editar]

Cristo como Cordero de Dios y León de Judá. Emblema de la Comunidad de las Beatitudes.[21]

La tradición cristiana utiliza el término de "León de Judá" para representar a Jesús de Nazaret, en tanto éste era integrante de la Tribu de Judá y en el Nuevo Testamento se le menciona como "pertenieciente a la tribu de David".[3] Similar expresión se emplea en el libro del Apocalipsis para designar a Jesús: "Entonces uno de los ancianos me dijo: «No llores, porque el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos."[22]

En Etiopía[editar]

Bandera de Etiopía con el León de Judá, 1897.
Bandera Imperial de Haile Selassie I de Etiopía, con el León de Judá, el cetro cruciforme y cuatro estrellas de David.

En las tradiciones históricas de Etiopía aparece el León de Judá porque el "Kebra Nagast", texto del siglo V de nuestra era, afirma que la monarquía etíope surgió del los descendientes de la mítica Reina de Saba con el rey Salomón, cuando ella visitó al monarca de Israel en su corte de Jerusalén, atribuyendo a ambos la paternidad del rey etíope Menelik I, fundador legendario del Reino de Aksum en el siglo IV A.C., primer estado etíope. En tanto Salomón era miembro de la Tribu de Judá (al ser hijo del rey David) era obvio que Menelik I también podía reclamarse descendiente de dicha tribu.

La tradición etíope declara además que el linaje de Menelik I se prolongó directa o indirectamente en las dinastías imperiales de Etiopía (la Dinastía Zagüe y la Dinastía Salomónida hasta el siglo XX, cuando el emperador Haile Selassie fue destronado en 1974. Las crónicas etíopes afirman también que hubo inmigrantes israelitas de la Tribu de Dan y de la Tribu de Judá que se instalaron en Etiopía siguiendo a la Reina de Saba, y que serían antecesores de los modernos judíos falashas. Esto explica que el León de Judá se tornase símbolo oficial de la monarquía etíope y apareciera profusamente en la bandera imperial, monedas, estampillas postales, etc.

En el Movimiento Rastafari[editar]

En el Movimiento rastafari, el León de Judá es una representación del emperador Haile Selassie I de Etiopía, coronado emperador el 2 de noviembre de 1930 llevando como uno de sus títulos imperiales el de "Rey de reyes y León de Judá". La enorme veneración que Haile Selassie causó entre los primeros rastafaris (al ser el único monarca de raza negra que gobernaba un Estado independiente) y su estatus como "profeta de la liberación" causó que el movimiento rastafari adoptara también al León de Judá como símbolo de sus creencias.

Emblema de Etiopía[editar]

En el imaginario jerosolimitano[editar]

Referencias[editar]

  1. Génesis 49:9
  2. a b c José Eduardo Cirlot, A Dictionary of Symbols (Diccionario de símbolos tradicionales), Londres: Routledge, 1993, pp. 189-90.
  3. a b Udo Becker, Encyclopedia of Symbols (Lexikon der Symbole), Londres y Nueva York: Continuum, 1994, pp. 179-180.
  4. Análogo es el caso del término « Sion ».
  5. Entre las últimas, especial mención merece la presencia del León de Judá en el Arte asquenazí cuyo desarrollo involuctra tanto a Europa como a América.
  6. El sello en cuestión indica que su destinatario probablemente era un dignatario israelita llamado "Shemá"; la inscripción en el sello reza: "Para Shemá, servidor de Jeroboam". Se trata de un sello israelita de jaspe hallado durante excavaciones realizadas en Megido en 1904. Estampilla israelí diseñada por Miriam Karoly en 1957. Simón Dubnow ha identificado el motivo del león rugiente en el antiguo sello israelita con el "Escudo de Jeroboam" (Historia del pueblo judío, Buenos Aires: Sigal, 1977, p. 110). Iconográficamente, el león del antiguo sello israelita tiene por referente último al León de Judá. Existen por lo menos otros dos antiguos sellos israelitas que fueron empleados con similares propósitos y ellos presentan inscripciones análogas ("Para Netanyahu Ne'evadyahu" y "Para Tamá, hijo de Miqneméle"). Debido a que el Reino de Israel tuvo dos monarcas llamados "Jeroboam", la opinón de académicos e historiadores respecto a cuál Jeroboam se refiere la inscripción del antiguo sello israelita no es del todo unánime; John Boardman y Zvi Yavetz lo ligan espacíficamente a Jeroboam II (The Cambridge Ancient History, Cambridge University Press, 1982, vol. III, parte 1, p. 501; "Les juifs et les grandes puissances de l'Antiquité", en: Le monde du judaïsme, Londres y París: Thames & Hudson, 2003, p. 90); Lawrence J. Mykytiuk, por otra parte, supone que el nombre "Jeroboam" en la inscripción del antiguo sello puede referirse a Jeroboam I (Identifying Biblical persons in Northwest Semitic inscriptions of 1200-539 B.C.E., Society of Biblical Literature, 2004, p. 136).
  7. Popularmente apodados "Judá y Benjamín", aunque el símbolo de Benjamín no sea el león (sino el lobo), mas siendo aceptada también para él la imagen del felino debido al constante e incondicional apoyo brindado a su hermano mayor y, por consiguiente, ambos son identificados iconográficamente como un inseparable par de leones.
  8. Sarah Kochav, Israel, Barcelona: Folio, 2005, p. 26.
  9. Manuscrito medieval miniado que se preserva en la Biblioteca Nacional de Portugal, Lisboa.
  10. Museo de Israel, Jerusalén, entrada 201636.
  11. Por si ello fuera poco, la principal obra escrita por Rabbi Judah Loew se titula Gur Arie (designación empleada por Jacob en los tiempos bíblicos al bendecir a su cuarto hijo, Judá). La obra del Maharal de Praga, Gur Arie al ha-Tora (Cachorro de León [comentando] sobre la Torá), es un monumental comentario acerca de otro no menos seminal escrito por Rashi de Troyes en relación al Pentateuco.
  12. Cortinado que en una sinagoga cubre el Arca donde se preservan los rollos de la Biblia hebrea.
  13. En polaco, Synagogi Chewra Thilim w Krakowie.
  14. En hebreo, Yeshua Tova significa "Buena Redención".
  15. גּ֤וּר אַרְיֵה֙ יְהוּדָ֔ה
  16. La fotografía ilustrada fue tomada en 2010.
  17. Diseñado por Baruch Nachshon.
  18. Preservada y exhibida en el Museo Judío de Nueva York.
  19. La fotografía ilustrada fue tomada en 2012.
  20. Según la concepción de Shavitco.
  21. Communauté des Béatitudes; se trata de una comunidad católica, creada en Francia en 1973.
  22. Apocalipsis 5:5; Reina-Valera 1995.
  23. Sin embargo, el león rugiente contemporáneo no es de jaspe, sino de acero inoxidable.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Becker, Udo. Encyclopedia of Symbols, Londres y Nueva York: Continuum, 1994.
  • Cirlot, José Eduardo. A Dictionary of Symbols (Diccionario de símbolos tradicionales), Londres: Routledge, 1993.
  • Dubnow, Simón. Historia del pueblo judío, Buenos Aires: Sigal, 1977.
  • Kochav, Sarah. Israel, Barcelona: Folio, 2005.

Enlaces externos[editar]