Lenguas de oïl

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Lenguas de oil
langues d'oïl
Hablado en Región originaria:
Flag of France.svg Francia
Flag of Luxembourg.svg Luxemburgo
Flag of Belgium.svg Bélgica
Región Centro Europa y la francofonía
Hablantes

• Nativos:
• Otros:

sin datos

• -
• -

Puesto - (Ethnologue, 2013)
Familia Indoeuropeo

  Itálico
    Romance
      Galorromance
        Subgrupo oïl

Estatus oficial
Oficial en Ningún país
Regulado por Sin regular
Códigos
ISO 639-1 -
ISO 639-2 -
ISO 639-3 -
Lenguas de Oil.png
Extensión del lenguas de oil

Las lenguas de oíl (en francés langues d'oïl) es una familia de lenguas romances originadas en territorios de la actual Francia septentrional, parte de Bélgica, Suiza y las islas Anglonormandas, en el canal de la Mancha.

Hay que distinguir entre dos usos del término:

  1. Langue d'oïl es una expresión del francés antiguo que se traduce como lengua de oíl, langue d’oïl (oïl signifie oui en ancien français / lengua de oïl significa "si" en francés antiguo). En este sentido sería una lengua del grupo de lenguas romances habladas en el norte de Francia. A partir de la segunda mitad del siglo XX hay una tendencia a usar la expresión en plural para distinguir una lengua concreta aislada del grupo lingüístico como un todo.
  2. El término langue d'oïl también se puede emplear en un sentido histórico para referirse al antiguo francés, para diferenciarlo de la otra gran lengua galo-romance, el occitano o lengua de oc, ya que oïl y oc son las palabras para en las respectivas lenguas. El latín vulgar desarrolló diferentes métodos para asentir: hoc ille para la langue d'oïl y hoc para la langue d'oc. El subsiguiente desarrollo de "oïl" a "oui" se realizó en el francés moderno.

Aspectos históricos, sociales y culturales[editar]

Historia[editar]

La lengua referida habitualmente como francés estándar es una lengua de oïl, pero los territorios de la actual Francia continental han incluido durante siglos grandes grupos de hablantes de lenguas de oïl distintos del francés, así como hablantes de otras lenguas romances (arpitán, occitano-gascón, catalán) y no romances (euskera, bretón, flamenco y alsaciano).

Aunque los diferentes estándares literarios de las lenguas de oïl en el medioevo podrían haber evolucionado a una situación en la que cada lengua mantuviese su estatus en el territorio en el que era hablada, la centralización del reino de Francia y su influencia incluso fuera de sus fronteras tuvo el efecto de enviar la mayoría de las diversas lenguas de oïl a la oscuridad durante varios siglos. Existen dos teorías principales para explicar la preeminencia del francés estándar.

La teoría franciana (francien)[editar]

Afirma que el franciano (francien), la lengua de oíl de la región de París y por lo tanto de la corte francesa, se impuso simplemente como lengua oficial en todo el territorio del reino porque era la lengua del rey. Este franciano se convirtió en la base de la lengua francesa moderna con el paso del tiempo. La evidencia lingüística sugiere desechar esa idea, aunque es citada a menudo en libros de divulgación científica.

La teoría de la lingua franca[editar]

La mayoría de los lingüistas que trabajan en el tema tienden a presentar variedades de la siguiente teoría: el francés impuesto por la ordenanza de Villers-Cotterêts para reemplazar el latín no era una variedad particular de las lenguas de oïl, sino una lengua administrativa generalizada, obtenida a base de eliminar características regionales y que era comprensible para todos, esto es, una lingua franca.

Se cree que esta lengua no estaba prevista como lengua nacional, sino simplemente como una lengua de cancillería para temas legales y administrativos. Sin embargo, el desarrollo de una literatura en esta nueva lengua animó a los escritores a usar francés más que sus propias lenguas regionales. Esto llevó al declive de la literatura en lenguas vernáculas.

Antes de la Primera Guerra Mundial el francés estándar no era la lengua primaria de los franceses; lo eran las lenguas regionales, que eran las más usadas en casa y en el ámbito rural. Esto también era el caso para las lenguas de oïl diferentes del francés estándar.

Literatura[editar]

A resguardo de la influencia de la literatura francesa, una pequeña literatura en otras lenguas de oíl ha sobrevivido. El teatro está bien representado en picardo y poitevin-saintongeais, la literatura oral (cuentos) está especialmente viva en galó (o gallo, no confundir con la lengua celta) por ejemplo, mientras que la literatura en normando y en valón, especialmente la del siglo XIX, tienden a tener su punto fuerte en poesía y textos escritos.

Uso y distribución[editar]

Aparte del francés, lengua oficial en muchos países, las lenguas de oíl están en una situación bastante mala.

Actualmente el valón, lorrain (bajo el nombre local del gaumais) y el champenois tienen estatus de lenguas regionales de Valonia.

Las lenguas de las islas Anglonormandas tienen una cierta protección bajo sus respectivos gobiernos y dentro del marco que tiene el British-Irish Council para lenguas regionales y menos usadas.

El gobierno francés reconoce las lenguas de oíl como "lenguas de Francia", pero la constitución le impide firmar la Carta Europea de Lenguas Regionales o Minoritarias.

Influencias[editar]

El inglés ha sido muy influido por su contacto con el normando tras la conquista normanda, y mucho del vocabulario adoptado muestra características típicas de esta lengua de oíl.

El francés hablado en Bélgica presenta alguna influencia del valón.

Las lenguas de oíl han sido influidas más o menos por las lenguas nativas de las tribus germánicas que las conquistaron, principalmente de los francos.

El desarrollo del francés en América del Norte fue influido por las hablas de los colonizadores, que en su mayoría eran del noroeste de Francia, y que introdujeron características de las lenguas de oíl en las variedades de francés que hablaban.

Clasificación[editar]

Lenguas de Oïl, de acuerdo con Marie-Rose Simoni-Aurembou (2003).
Francia: lenguas de oíl en tonos verdes y ocres.

Variedades regionales[editar]

Una lista (no exhaustiva) de las variedades regionales de lenguas de oïl es:

Lenguas criollas derivadas del francés[editar]

Diversas lenguas criollas y pidgin se han formado con base en el francés y a veces se incluyen entre las lenguas de oíl.

Referencias[editar]

Bibliografía[editar]