Comunicación oral

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Lenguaje oral»)
Saltar a: navegación, búsqueda

La comunicación oral es cualquier forma de comunicación existente.

Vivimos en un mundo globalizado, cada día es más importante conocer lo que ocurre a nuestro alrededor, y para ello es necesario “comunicarnos”, entendernos y mantener contacto con nuestros semejantes.

Cada técnica empleada con el fin de intercambiar ideas tiene un campo de aplicación muy variado: entre los que figuran el personal, social, profesional, político, científico… en fin, sea cual sea el momento, el lugar o la circunstancia, comunicarse es un proceso inevitable del ser humano.

Actos de habla[editar]

Actos de habla representativos se refieren a un estado de cosas con valores de sinceridad; en los compromisorios es decir; el hablante asume un compromiso, una obligación o un propósito. Ejemplo: una apuesta; en los directivos el hablante intenta obligar al oyente a ejecutar una acción. Ejemplo: una solicitud. se intentan intervenir en la conducta de habla del oyente; los expresivos el hablante expresa su estado anímico. Ejemplo: una felicitación. muestran estados psicológicos; y los declarativos el hablante pretende cambiar el estado en que se encuentra alguna cosa. Ejemplo: una condena decidida en un juicio. Modifican la situación institucional.

Cuando una persona no tiene bien desarrollada su capacidad de habla se dice que sufre un déficit lingüístico que puede ser de muchas variedades. Sin embargo, el déficit lingüístico no es una enfermedad por sí misma sino que son las alteraciones mentales en las que se generan las enfermedades de origen neurológico y mental.

Principios de cooperación de Grice[editar]

Paul Grice formuló su estado de fase de cooperación para toda actividad de intercambio pero lo especificó en referencia a la comunicación oral: “Haz tu contribución conversacional tal y como es requerida en el momento en que ocurre y de acuerdo con la finalidad previamente aceptada del intercambio en que te hayas implicado”.

Según Grice, existen cuatro máximas implicativas que deben cumplirse para llevar a cabo una buena comunicación oral:

  • Cualidad
  • Cantidad
  • Relevancia
  • Manera

Aunque existen ciertas ocasiones en las que está permitido cumplir estas máximas:

  • Violación encubierta de alguna máxima.
  • Supresión abierta de las máximas y del principio de cooperación.
  • Conflicto a colisión entre máximas.
  • Burla de las máximas producida por el no respeto de la máxima que produce una inferencia distinta a la que llamamos implicatura anómala de perfil de grace.

Competencia pragmática[editar]

El proceso de competencia pragmática es nombrado por Noam Chomsky en un artículo de 1978 como complemento a la competencia gramatical, que era desde 1957 una de las ideas fundamentales del generativismo. La psicología cognitiva diferencia entre conductivismo y cognitivismo. Para fundamentar la perspectiva cognitiva del lenguaje Noam Chomsky propuso tres ideas fundamentales:

  • Creatividad: el hablante es capaz de construir infinitos enunciados a partir de un número infinito de reglas.
  • Competencia / Actuación: la competencia es el conocimiento implícito que todo hablante/oyente ideal tiene del código y la actuación es la puesta en funcionamiento de la competencia en situaciones lingüísticas concretas. Aunque sin exacta correspondencia, este binomio se parece al binomio de Saussure lengua / habla, en el que lengua es lo abstracto y habla lo concreto. Labov habla de la paradoja saussuriana: Estos dobletes asumen que los datos concretos no son interesantes por su falta de sistematización y por su variabilidad.

La diferencia es que el estructuralismo siempre asumió que la descripción del sistema, aunque fuera el objetivo, sólo podía lograrse desde los datos del habla. El generativismo, en cambio, en su empeño por rechazar lo que fuera “conductual” ignora los datos concretos en su pretensión de describir sólo la competencia. La clave estaría en la introspección del lingüista. Se asume que el lingüista es hablante y por tanto tiene acceso a las estructuras profundas y su criterio como hablante es aceptado con valor metalingüístico.

  • Estructura profunda / Estructura superficial: Uno de los conceptos terminológicos propios de los primeros modelos generativistas es la distinción entre estructuras profundas y superficiales. El objetivo de la gramática generativa es de hecho explicar la transformación “parsing” desde cierta estructura lógica o profunda (próxima al pensamiento) en una estructura lingüística concreta a la que llaman estructura superficial. Se asume por ejemplo que una oración activa y su correspondiente pasiva son dos superficiales asociadas a una misma estructura profunda. Junto a estas dos, en los años 70 se propone también una estructura lineal que distribuye los elementos en la cadena de orden de palabras, y más tarde una estructura enunciativa que refleja el concepto de competencia pragmática incorporando hablante y oyente al proceso de expresión.

Estas dos estructuras están alojadas en el cerebelo, en una parte muy conocida como la glándula pilial; es necesario el consumo de agua natural para no alterar esta glándula y así mejore significativamente nuestro análisis en la estructura profunda y desarrollar más nuestra estructura superficial.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Gallardo, Beatriz. Linguística, perceptiva y conversación: Secuencias. Lynx, Anexa 4. Universitat de València, 1993.
  • Raugel, Mónica.Comunicación oral. México: Trillas, 1977.
  • Grice, Paul. Studies in the way of words. Cambridge: Harvard University Press, 1989.