Glositis migratoria benigna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Lengua geográfica»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Glositis migratoria benigna
Human geographic tongue.jpg
Glositis migratoria benigna en humanos
Clasificación y recursos externos
CIE-10 K14.1
CIE-9 529.1
OMIM 137400
DiseasesDB 29512
MedlinePlus 001049
eMedicine derm/664
MeSH D005929
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La lengua geográfica, también llamada glositis migratoria benigna, glositis areata migrans, glositis exfoliativa marginada o glositis exfoliativa marginal, es una condición inflamatoria benigna en la que se presenta áreas eritematosas despapiladas rodeadas por márgenes bien marcados en la superficie dorsal de la lengua las cuales aparecen y desaparecen en un periodo de pocos días. El cuadro clínico suele ser indoloro. El tamaño, forma y posición de las lesiones es variado.[1]

Síntomas[editar]

El lado superior de la lengua está cubierto por pequeñas protuberancias denominadas papilas. En una lengua afectada por la lengua geográfica, las manchas rojas que aparecen en la superficie de la lengua están bordeadas de blanco grisáceo. Las papilas pierden su cobertura y se presentan las áreas rojizas y el hacinamiento de los bordes blancos grisáceos. La decoloración blanquecina / amarilla de la lengua es con frecuencia debido a una infección por hongos. Las pequeñas manchas pueden desaparecer y reaparecer en un corto período de tiempo (horas o días), y cambiar en la forma o tamaño. Si bien no es común que causa dolor, puede causar una sensación de ardor o escozor, especialmente después del contacto con ciertos alimentos. Los alimentos que a veces causan irritación, ardor o hinchazón leve de la lengua incluyen tomate, berenjena, nueces, quesos fuertes, alimentos picantes, alimentos ácidos, menta, dulces y cítricos. Coincidentemente, la mayoría de estos alimentos contienen altos niveles de salicilatos naturales, por ejemplo, 2,39 mg/100 g en las naranjas, 9,4 mg/100 g en menta fresca, y 218 mg/100 g en el polvo de curry. La lengua geográfica también puede causar entumecimiento. La coexistencia con las fisuras de la lengua se nota a menudo, siendo también llamada lengua escrotal. Algunas preparaciones químicas, tales como lavados bucales y blanqueadores de dientes, también pueden agravar la condición. Las lesiones que son histológicamente indistinguibles de la lengua geográfica también pueden ser diagnosticados como el síndrome de Reiter. [6]

Causa[editar]

La causa exacta se desconoce, aunque se cree que es una condición genética.[2] Puede ocurrir a cualquier edad, a pesar de que tiende a afectar a personas de mediana edad, mayores y en las familias, y se asocia con varios genes diferentes, aunque hay estudios que muestran que esta asociación familiar también puede ser causada por dietas similares. La lengua geográfica es más común en las personas o los antecedentes familiares que se ven afectados, por la sensibilidad de otras enfermedades relacionadas con el medio ambiente, como la fiebre del heno o el asma. El carbonato de litio se ha asociado con el desarrollo de la lengua geográfica. Existe un aumento cuadruplicado de la lengua geográfica con los pacientes que tienen diabetes juvenil y esto se debe posiblmente a un incremento de cantidades elevadas de HLA-B15, un tipo de tejido tisular. Algunos piensan que podría estar relacionada con el estrés o las dietas altas en azúcar o en alimentos procesados. Su prevalencia también varía según la nacionalidad (0,6% de los estadounidenses, el 4% de los jóvenes iraquíes, el 2% de los jóvenes finlandeses) y el género (las mujeres se ven afectadas tres veces más que los hombres). Las causas varían, pero pueden incluir cinc o deficiencias de vitaminas B, [11] las alergias, y los cambios hormonales. Se dice que la lengua geográfica se da con más frecuencia en las mujeres, debido a la deficiencia de ácido fólico, en especial durante tiempos de grandes cambios hormonales, como por ejemplo, durante la ovulación o el embarazo, y también al tomar control de la natalidad (por lo general alrededor del 17 º día). la lengua geográfica se ve comúnmente en niños menores de cuatro años, pero no es raro en niños más mayores.

Los estudios demuestran que existe una relación entre la lengua geográfica y la psoriasis. [12] [13] A pesar de que la lengua geográfica se asocia con la psoriasis, el 90% de los niños que son diagnosticados con la lengua geográfica no contrae psoriasis.

La lengua geográfica es una lesión benigna caracterizada por profundos surcos o grietas irregulares en la parte anterior y lateral de la lengua. Normalmente tiende a aparecer a los seis meses de edad –o incluso en la etapa adulta- y no genera ningún tipo de molestia ni cambios en el sentido del gusto. Las grietas de la lengua geográfica pueden variar; desaparecer, aparecer de nuevo en otras zonas de la lengua, acrecentarse, mitigarse… y si bien no requiere ningún tratamiento ni seguimiento especial, se suele aconsejar prestar atención a su higiene durante el cepillado dental. Se da con mayor frecuencia en las mujeres y numerosos estudios la han ligado a las siguientes patologías: Asma o problemas respiratorios Rinitis alérgica, Dermatitis atopica, Acne, Deficiencias nutricionales o vitamínicas Estrés, ansiedad y tensión nerviosa Pero, además de todo ello, se investiga la relación que puede haber entre la lengua geográfica y las alergias alimentarias en la infancia y adultes. Según este estudio publicado en junio de 2011 la lengua geográfica tiende a darse con más frecuencia entre los meses de enero a marzo y en niños aquejados de dermatitis atópica, problemas respiratorios y/o algún tipo de alergia (ambiental o alimentaria). Por tanto, como hemos visto en anteriores post con otro tipo de síntomas que pasan desapercibidos, la lengua geográfica también podría considerarse como un indicativo de alergia alimentaria y como tal debe ser tenido en cuenta. Tenemos un buen porcentaje de lacteovegetarianos desarrollan un tipo de lengua geografica o agravan estéticamente la ya existente por alergia a la proteína de leche de vaca.

Muchas personas que padecen esta variedad de lengua que no es infectocontagiosa y es benigna, desarrollan complejos psicológicos, depresión psicológica, miedo a hablar, por temor a ser marginados por presentar el aspecto de una lengua sucia, pero no lo es.

Tratamiento[editar]

El tratamiento generalmente no es necesario y la condición suele desaparecer por sí sola, pero puede volver a ocurrir y puede migrar a otras áreas de la lengua. Si bien no existe una cura conocida o tratamiento comúnmente prescrito para la lengua geográfica, hay varias maneras de suprimir la condición, incluyendo evitar los alimentos que exacerban el problema( los lacteos leche, queso agravan la lengua geografica se debe evitarlos). Hay pomadas de esteroides, tales como los productos de cortisona, que se pueden aplicar por vía tópica en los pacientes sintomáticos. El acetónido de triamcinolona dental Pega USP, 0,1%, puede aplicarse sobre la zona afectada durante la noche para tratar de ayudar. La quemazón también puede ser reducida por los antihistamínicos. La condición suele ser asintomática e insignificante, dolor persistente es raro. Dependiendo de la gravedad, los médicos y los dentistas pueden prescribir enjuagues bucales anestésicos, analgésicos y suplementos de zinc. La lengua geográfica no es contagiosa.

Referencias[editar]

  1. Michael A. O. Lewis & Richard C. K. Jordan "A Colour Handbook of Oral Medicine" Manson Publishing, 2004, página 86
  2. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas Crispian