Legionelosis

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Legionelosis
Legionella pneumophila (SEM).jpg
Microfotografía electrónica de barrido (SEM), con magnificación de 8000X, con grupo de bacteria Gram-negativa Legionella pneumophila
Clasificación y recursos externos
CIE-10 A48.1, A48.2
CIE-9 482.84
CIAP-2 R81
DiseasesDB 7366
MedlinePlus 000616
eMedicine med/1273
MeSH D007876
Sinónimos
  • Fiebre de Pontiac
  • Enfermedad del legionario
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Legionelosis es una enfermedad infecciosa potencialmente fatal causada por la bacteria Gram negativa aeróbica, del género Legionella.[1] [2] Y un 90% de los casos de legionelosis es causada por Legionella pneumophila, un organismo ubicuo acuático que prospera a Tº entre 25 °C (77 °F) y 45 °C (113 °F), y un óptimo de 35 °C (95 °F).[3]

La infección puede manifestarse de dos formas distintas:

  • la fiebre de Pontiac, que es la forma más leve de infección y cursa benévolamente, y[4]
  • la enfermedad del legionario, nombre de la enfermedad y forma más severa de infección, que cursa con neumonía atípica y fiebre muy alta.[4] [5]

Las epidemias de legionelosis suelen ser foco de atención de los medios de comunicación por su frecuente vinculación con instalaciones concretas. No obstante, esta enfermedad generalmente aparece como un caso aislado, no asociado con ningún brote oficialmente reconocido. La epidemia normalmente aparece en el verano o a principios de otoño, pero los casos pueden suceder a lo largo de todo el año.

Algunos infectados pueden tener síntomas leves o no mostrar ni siquiera síntomas. Alrededor de un 5% a un 30% de las personas que sufren la legionelosis fallecen, especialmente si se han retrasado los tratamientos antibióticos.[6] Se considera que de 8.000 a 18.000 personas sufren la legionelosis en los EE. UU. cada año.[cita requerida]

Etimología[editar]

Tanto enfermedad del legionario como legionelosis adquirieron su denominación en 1976, cuando apareció un brote epidémico de neumonía entre los participantes de una convención de la Legión Americana en Filadelfia (EE. UU.).

El 18 de enero de 1977, unos científicos identificaron una bacteria previamente desconocida, como la causa de la misteriosa infección de la enfermedad del legionario. Era una bacteria del género Legionela del cual destaca la Legionella pneumophila.[1]

Patología[editar]

Sintomatología[editar]

Los pacientes con legionelosis tiene normalmente fiebre, escalofríos y tos, que puede ser seca o con moco. Algunos pacientes tienen también dolores musculares, dolor de cabeza, cansancio, pérdida de apetito y, ocasionalmente, diarrea. Las pruebas de laboratorio enseñan que los riñones de estos pacientes no funcionan correctamente. La radiografía de tórax muestran frecuentemente una neumonía. Es difícil distinguir la enfermedad del legionario de otros tipos de neumonía simplemente por los síntomas; se necesitan otras pruebas para establecer su diagnóstico.

Recientes estudios muestran en macrófagos de rata, la muerte celular mediante la activación de receptores citosólicos Naip5 (Birc1e).[7] Las personas con fiebre de Pontiac sufren fiebre y dolores musculares y no tienen neumonía. Tardan en recobrarse de 2 a 5 días sin tratamiento.

El tiempo que transcurre desde la exposición del paciente a la bacteria y el comienzo de la enfermedad del legionario es de 2 a 5 días; para la fiebre de Pontiac, el plazo es menor, generalmente desde horas hasta 2 días. El inicio o recuperación es variable.

Micrografía con detalles en muestra de tejido pulmonar de un paciente con neumonía fatal, por la enfermedad del legionario. Tejido teñido con tinción hematoxilina-eosina (H&E), donde esos organismos, si están presentes en la muestra, se tiñen de rosa o rojo. Obsérvese los espacios alveolares muy congestionados y un infiltrado leucocitario en respuesta a la infección

Diagnóstico[editar]

A pesar de su fácil crecimiento en los sistemas de agua, es bastante difícil de cultivar in vitro. Como consecuencia, la mayoría de los diagnósticos se basan en técnicas serológicas para detectar el aumento de anticuerpos. El diagnóstico de la legionelosis requiere una prueba especial que no se realiza de forma rutinaria en las personas que tienen fiebre o neumonía. Por lo tanto, el médico debe considerar la posibilidad de legionelosis con vistas a obtener las pruebas adecuadas. El esputo, el líquido pleural, los lavados bronquiales, y las biopsias o aspirados pulmonares se pueden examinar mediante inmunofluorescencia y con una modificación para espiroquetas de Dieterle.

Existen diversos tipos de pruebas. Las más útiles detectan la bacteria en el moco, encuentran antígenos de legionela en la orina o comparan los niveles de anticuerpos con la legionela en dos muestras sanguíneas obtenidas de 3 a 6 semanas.

Epidemiología[editar]

La legionela se pueden encontrar en diversos tipos de sistemas de agua. No obstante, la bacteria se reproduce en grandes cantidades en las aguas calientes y estancadas (32°-40 °C), como las de ciertos sistemas de conducción de agua y tanques de agua caliente, torres de refrigeración y condensadores evaporativos de grandes sistemas de aire acondicionado y en los remolinos de agua de los balnearios.

Las personas de cualquier edad pueden contaminarse de la enfermedad del legionario, pero la enfermedad afecta más frecuentemente a las personas de edad media o mayores, particularmente a aquellos que fuman o tienen enfermedades crónicas pulmonares. Tienen también un riesgo superior las personas inmunodeprimidas por enfermedades como el cáncer, enfermedades del riñón que requieren diálisis, diabetes o SIDA. Asimismo, tienen un alto riesgo aquellas personas que toman medicinas que suprimen el sistema inmunitario.

Los brotes de legionelosis aparecen cuando las personas han inhalado aerosoles que contienen agua (por ejemplo, los procedentes de las torres de agua para refrigeración de aire acondicionado, fuentes, aspersores de riego, duchas ) contaminados con la bacteria de la legionela. Las personas se pueden exponer a estos aerosoles en casa, lugares de trabajo, hospitales y lugares públicos. La legionelosis no se transmite de persona a persona y no hay pruebas de infección de la enfermedad en los aires acondicionados de los coches o en las unidades de aire acondicionado domésticas.

Un brote de legionelosis tuvo lugar en julio de 2001 en Murcia, España, con 6 muertos y más de 600 afectados. El foco fue localizado en varias torres de ventilación: en El Corte Inglés, en las consejerías de Sanidad y Agricultura, en el palacio de San Esteban y en la sede central de Caja Murcia.[8]

Tratamiento[editar]

La eritromicina y el levofloxacino son los antibióticos actualmente recomendados para tratar a las personas que sufren la enfermedad del legionario. En los casos más severos, se puede utilizar asociada como un segundo medicamento la rifampicina. Están disponibles otras sustancias medicinales para los pacientes que no toleran la eritromicina. La enfermedad de Pontiac no requiere un tratamiento específico.

Prevención[editar]

Los fundamentos de la prevención de la legionelosis son el diseño y mantenimiento mejorados de las torres de refrigeración y los sistemas de conducción de agua —especialmente del agua caliente sanitaria—, para limitar el crecimiento y expansión de los microorganismos de la legionela.

Durante las epidemias, los investigadores de los departamentos de sanidad tratan de identificar la fuente de la enfermedad, hacen recomendaciones adecuadas de prevención y toman medidas de control, como la descontaminación de la fuente de agua. Las investigaciones actuales ofrecerán en el futuro otras estrategias de prevención adicionales.

La legionela es muy vulnerable a dosis altas de cloro. El soporte ferrico influye en su crecimiento, por lo que se consigue mediante el hierro de las tuberías de agua y es muy peligrosa en las alcachofas de las duchas, por eso es mejor que sean de plástico.

  • 70 - 80 °C (158 - 176 °F): rango de desinfección
  • A 66 °C (150,8 °F): Legionellae muere en 2 min
  • A 60 °C (140 °F): se mueren dentro de 32 min
  • A 55 °C (131 °F): se mueren dentro de los 5 a 6 h
  • Arriba de 50 °C (122 °F): pueden sobrevivir pero no se multiplican
  • 35 - 46 °C (95 to 115 °F): rango de crecimiento ideal
  • 20 - 50 °C (68 to 122 °F): rango de crecimiento
  • Debajo de 20 °C (68 °F): pueden sobrevivir pero están latentes

Niveles de acción[editar]

El Grupo Europeo de Trabajo sobre Infecciones por Legionella (acrónimo en inglés EWGLI)[9] se estableció en 1986 dentro del marco de la Unión Europea para compartir conocimientos y experiencias sobre las posibles fuentes de Legionella y de su control. Este grupo ha publicado directrices[10] acerca de las acciones que deben tomarse para limitar el número de unidades formadoras de colonias (es decir, el "recuento aeróbico") de los microorganismos por mL a 30 °C (mínimo 48 h de incubación):

Recuento aeróbico Legionella Acción requerida
10.000 o menos 1.000 o menos Sistema bajo control.
+ de 10.000
hasta 100.000
+ de 1.000
hasta 10.000
Revisión de programas de operaciones. El recuento debe ser confirmado por remuestreo inmediato. Si un recuento similar se encuentra una vez más, debe llevarse a cabo una revisión de las medidas de control y evaluación del riesgo, para identificar las medidas correctivas
+ de 100.000 + de 10.000 Implementar protocolos de acción correctiva. El sistema debe ser inmediatamente remuestreado. A continuación, se debe efectuar un pulso dosificado de biocida apropiado, como medida de precaución. La evaluación de riesgos y medidas de control deben ser revisados ​​para identificar las acciones correctivas

Casi todas las fuentes de aguas naturales contienen Legionella y su presencia no se debe tomar como una indicación de un problema. Las cifras presentadas son de recuento total de aerobios, rca / mL a 30 °C (mínimo 48 h de incubación) con recuento de colonias determinado por el método de vertido en placa según ISO 6222(21) o en placa de Petri y extracto de levadura agar. El aislamiento de Legionella se puede realizar utilizando el método desarrollado por el Centro de Control de Enfermedades de EE.UU. utilizando levadura carbón tamponado agar extracto con antibióticos.

Muchas otras agencias gubernamentales, fabricantes de torres de refrigeración y organizaciones comerciales industriales han desarrollado pautas de diseño y mantenimiento para prevenir o controlar el crecimiento de Legionella en las torres de refrigeración. Sin embargo, en EE.UU. no hay regulaciones que requieran pruebas o mantener cualquier nivel especificado en estas instalaciones.

Referencias[editar]

  1. a b Ryan KJ, Ray CG (editors) (2004). Sherris Medical Microbiology (4ª edición). McGraw Hill. ISBN 0-8385-8529-9. 
  2. Swanson M, Heuner K (2008). Legionella: Molecular Microbiology. Caister Academic Pr. ISBN 1-904455-26-3. 
  3. «Top 10 things every clinician needs to know about Legionellosis». CDC (22 de abril de 2008). Consultado el 19 de octubre de 2008.
  4. a b Winn WC Jr (1996). «Legionella». En Baron S et al. eds. Baron's Medical Microbiology (4ª edición). Univ of Texas Medical Branch. ISBN 0-9631172-1-1.  Via NCBI Bookshelf.
  5. [Clinical Microbiology by Mark Gladwin, MD & Bill Trattler, MD]
  6. Albert-Weissenberger C, Sahr T, Sismeiro O, Hacker J, Heuner K, Buchrieser C (enero 2010). «Control of flagellar gene regulation in Legionella pneumophila and its relation to growth phase». J. Bacteriol. 192 (2):  pp. 446–55. doi:10.1128/JB.00610-09. PMID 19915024. PMC 2805308. http://jb.asm.org/content/192/2/446. 
  7. Diario El País. «Murcia da por concluida la epidemia de legionela tras confirmar una segunda muerte». Consultado el 3 de junio de 2013.
  8. «European Working Group for ''Legionella'' Infections». Ewgli.org. Consultado el 11 de septiembre de 2010.
  9. «European Guidelines for Control and Prevention of Travel Associated Legionnaires’ Disease» (en inglés). Consultado el 3 de junio de 2013.
  • Manual para la prevención y control de la legionelosis, aspergilosis y tuberculosis en instalaciones sanitarias, Sevilla, 2002. Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. ISBN 84-8486-047-7

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]