Liga Norte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Lega Nord»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Lega Nord
Liga Norte
Presidente Umberto Bossi
Secretario/a general Matteo Salvini
Fundación 8 de enero de 1991
Ideología política Nacionalismo padano
Conservadurismo
Conservadurismo social
Federalismo
Populismo
Euroescepticismo
Posición en el espectro Derecha
Partidos creadores Liga Lombarda
Liga Véneta
Piamonte Autonomista
Unión Ligur
Liga Emiliano-Romañola
Alianza Toscana
Sede Via Bellerio, 41 - 20161 (Milán)
País Bandera de Italia Italia
Colores      Verde
Organización juvenil Movimento Giovani Padani
Afiliación europea – Alianza Europea por la Libertad,
– Movimiento por la Europa de la Libertad y de la Democracia
Afiliación regional Europa de la Libertad y la Democracia
Diputados
18 / 630
Senadores
15 / 315
Parlamento Europeo
5 / 73
Gobiernos regionales
2 / 20
Consejos regionales
48 / 1019
Publicación La Padania
Sitio web www.leganord.org
[editar datos en Wikidata ]

La Liga Norte (Lega Nord) (LN) es un partido político italiano de derecha, afincado en las regiones del norte del país, territorio que ellos denominan como Padania. Su nombre completo es Lega Nord per l'Indipendenza della Padania.

Fue fundado en 1991 por Umberto Bossi como una federación de varios partidos del norte y centro de Italia, la mayoría de los cuales surgieron y ampliaron su electorado durante la década de los años 1980: la Liga Lombarda, la Liga Véneta, Piamonte Autonomista, la Unión Ligur, la Liga Emiliano-Romañola y la Alianza Toscana.

Actualmente, el programa electoral de la Liga Norte propone la transformación de Italia en un Estado federal, el federalismo fiscal y regional mayor autonomía de las regiones. Antaño el partido defendió otro tipo de ideales, desde la simple demanda de mayor autonomía administrativa de las regiones, hasta la secesión del norte italiano del resto del país. Otras iniciativas impulsadas por este partido son la promoción de las culturas regionales italianas, el rechazo a la inmigración ilegal y la reducción de ayudas a las regiones del sur de Italia.

Antes de la adopción por el partido del término Padania para llamar a la llanura padana, éste se utilizaba con poca frecuencia, y fue popularizado desde 1963 por el periodista deportivo Gianni Brera como un nombre moderno para la Galia Cisalpina.

La Liga Norte fue en 2010 el partido con más apoyo en el Véneto, el segundo en Lombardía, el tercera en Piamonte, Friuli-Venezia Giulia, Emilia-Romaña y Liguria. Desde 2012, el secretario del partido es Roberto Maroni, exministro del Interior, sucediendo a su histórico líder, Umberto Bossi, exministro para la Reforma Federal en el gobierno de Silvio Berlusconi.

Historia[editar]

Precursores y fundamento[editar]

Sol de los Alpes

En las elecciones generales de 1983 uno de los principales precursores la Liga Norte, la Liga Véneta, obtuvo un diputado y un senador. En la elecciones de 1987 otro partido regional, la Liga Lombarda, ganó relevancia nacional cuando su líder, Umberto Bossi fue elegido para el Senado.

El partido fue creado en 1989 como sucesor de la coalición electoral Alianza Norte y fue fundado oficialmente en 1991 mediante la fusión de varios partidos regionales, entre los que destacaron la Liga Lombarda y la Liga Véneta. Estos partidos continúan existiendo como "secciones nacionales" de la estructura organizativa federal del partido, que se presenta en los comicios regionales y locales como "Lega Lombarda-Lega Nord", "Liga Veneta-Lega Nord", "Lega Nord-Piemont", y así sucesivamente.

La Liga explotó el resentimiento contra Roma (con el eslogan de Roma ladrona) y el Gobierno de Italia, común en el norte de Italia al considera parte de su población que el Gobierno derrocha los recursos obtenidos principalmente de los impuestos del norte. Las influencias culturales de los países fronterizos del norte de Italia y el resentimiento contra los inmigrantes ilegales también fueron explotados. Su electorado comenzó a crecer a la vez que estaba el escándalo Manos Limpias en 1992 y los partidos tradicionales se desplomaban. Sin embargo, contrariamente a lo que muchos expertos pronosticaron a principios de la década de 1990, la Liga Norte se convirtió en una fuerza política estable.

Primera gran avance electoral de la Liga Norte fue en las elecciones regionales de 1990, pero fue en las elecciones generales de 1992 que el partido emergió como un actor político relevante. Después de haber logrado un 8,7% de los votos, 56 diputados y senadores 26, se convirtió en el cuarto principal partido del país. En 1993 su miembro Marco Formentini fue elegido alcalde de Milán, el partido obtuvo un 49,3% en las elecciones provinciales de Varese; asimismo a finales de año Silvio Berlusconi inició su propia carrera política y creo su propio partido, Forza Italia.

Primera participación del Gobierno[editar]

El partido se presentó a las elecciones generales de 1994 en alianza con Forza Italia en el coalición Polo de las Libertades. Berlusconi organiza dos coaliciones, dada la pésima sintonía entre la Liga Norte y la recién formada Alianza Nacional (sucesora del neofascista Movimiento Social Italiano): en el norte, Forza Italia, Centro Cristiano Democrático y la Liga se presentan con el nombre de Polo de las Libertades, y en el sur, en cambio, se hacen llamar Polo del Buen Gobierno, con Alianza Nacional y sin la Liga. La Liga obtuvo sólo un 8,4% de los votos, pero, gracias a un generoso reparto de las candidaturas individuales de la coalición, su representación parlamentaria casi se duplicó, llegando a 117 diputados y senadores 56. La leghista Irene Pivetti fue elegida como Presidenta de la Cámara de Diputados.

La Liga Norte fue parte junto con Forza Italia, Alianza Nacional y Centro Cristiano Democrático del gobierno de Silvio Berlusconi, con 5 ministros en éste. Sin embargo este gobierno duró pocos meses a causa de la retirada de apoyo por parte de la Liga: en un primer momento, la Asamblea Federal de la Liga presenta el 6 de noviembre de 1994 un proyecto de Constitución que contempla la división de Italia en 9 macrorregiones; el debate luego se centrará en las pensiones. Berlusconi decide que no se puede gobernar con un aliado como Bossi y que no hay más remedio que volver a las urnas. En enero de 1995, la Liga dio un voto de confianza al recién formado gabinete de Lamberto Dini, junto con el Partido Popular Italiano y el Partido Democrático de la Izquierda. Esto hizo que algunos grupos descontentos abandonaran el partido creando el Partido Federalista, la Liga Italiana Federalista y Federalistas y Liberaldemócratas; todos estos grupos más tarde se integraron en Forza Italia. Asimismo, Roberto Maroni, se opuso a la nueva línea del partido, pero después de algunos meses de distanciamiento con Bossi volvió a la política activa en junio. Entre 1995 y 1998 la Liga Norte se unió a varios gobiernos locales de centro-izquierda, como en la provincia de Padua o la ciudad de Udine.

Años independentistas[editar]

Territorio que la Liga Norte reivindica como Padania.

Después de presentarse en solitario y obtener un gran éxito en las elecciones generales de 1996, su mejor resultado histórico (10,1% de votos, 59 diputados y 27 senadores), Liga Norte anunció que su objetivo era la secesión del norte de Italia bajo el nombre de Padania. Este término ganó popularidad, especialmente entre los seguidores del partido, en detrimento de la llanura padano-veneciana.

A causa del fuerte apoyo electoral (30% en el Véneto, 25% en Lombardía), el 15 de septiembre de 1996 la Liga Norte, radicalizando su postura, persigue el proyecto de secesión del norte italiano y convoca una manifestación a lo largo del río Po, que termina en Venecia con la proclamación simbólica por parte de Umberto Bossi, a modo de provocación, de la independencia de la Padania. El partido incluso organizó un referéndum sobre la independencia, así como las elecciones para un "Parlamento padano".

El periodo entre los años entre 1996 y 1998 puede considerarse como la primera edad de oro del partido, siendo la mayor fuerza política en muchas provincias del norte de Italia. Sin embargo, desde 1998 los resultados electorales de la Liga Norte se redujeron, principalmente a causa de muchas divisiones, y en especial el de Liga Véneta Republicana; en 1999 Marco Formentini también abandonó el partido.

En 1998 el periódico oficial de la Liga Norte publicó varios artículos atacando a Silvio Berlusconi y acusándolo de tener vínculos con la Mafia; no obstante, se aliaría de nuevo con él en el 2000.

Desde 1999, la Liga abandonó sus demandas de independencia para centrarse más bien en la descentralización, siempre dentro del marco de Italia, como en su objetivo principal: no secesionarse de Italia, sino de transformarla en un estado federal con el fin de permitir a la Padania recaudadar más ingresos fiscales a través de un federalismo fiscal. Por otra parte las pasadas divisiones había dañado severamente al partido, perdiendo la Liga Norte la mayor parte de su fuerza electoral, y logrando sólo el 3,9% de votos en las elecciones generales de 2001.

Casa de las Libertades[editar]

Después de un enorme retroceso en las elecciones al Parlamento Europeo de 1999 (4,5%, una pérdida del 5,6% en tres años), Bossi entenderá que la Liga Norte no podía convertirse una alternativa entre el centro-derecha y el centro-izquierda, que su autonomía no le daba más fuerza y que era necesario unirse a una de las dos grandes coaliciones políticas con el fin de sobrevivir. En el 2000 el partido volvió a unirse a coaligarse con Berlusconi a pesar de los desacuerdos anteriores, lo que llevó al centro-derecha a una victoria aplastante en que las elecciones regionales del ese año en las regiones del norte y al triunfo en las elecciones generales de 2001 como parte la coalición la Casa de las Libertades.

Entre 2001 y 2006 la Liga Norte, a pesar de su reducida representación parlamentaria, controló tres ministerios clave: Justicia, Trabajo y Asuntos Sociales, y de Reformas Institucionales y Devolución. El partido fue ampliamente considerado como el más firme aliado de Berlusconi y formó el llamado "eje del Norte" junto con Forza Italia, oponiéndose al eje formado por Alianza Nacional y la Unión de los Demócratas Cristianos y de Centro (UDC), que eran más fuertes en el sur y representaban más sus intereses.

En las elecciones europeas de 2004 y en las regionales de 2005, la Liga se recuperó de sus últimos resultados electorales y consiguió el 5% y el 5,6% de los votos nacionales, respectivamente.

Durante los cinco años de gobierno de centro-derecha, el Parlamento aprobó una importante reforma constitucional, que incluía el federalismo y más poderes para el primer ministro. La alianza que forjó Liga Norte con el Movimiento por las Autonomía (MpA) y el Partido Sardo de Acción para las elecciones generales de 2006 no tuvo éxito entre los votantes del sur a la hora de aprobar la reforma constitucional, que fue rechazada en referéndum.

Cuarto gobierno de Berlusconi[editar]

Furgoneta con publicidad de la Liga Norte.

A raíz de la caída del gobierno de Romano Prodi el 24 de enero de 2008, que llevó al presidente Giorgio Napolitano a convocar elecciones anticipadas, el centro-derecha se reagrupó dentro del Pueblo de la Libertad (PdL), ahora sin el apoyo de UDC. La Liga Norte se presentó las elecciones en coalición con el PdL y el MpA, obteniendo un impresionante 8,3% de los votos y 60 diputados y 26 senadores. Tras este resultado, desde mayo de 2008 el partido ha estado representado en gobierno de Berlusconi por cuatro ministros y cinco subsecretarios.

En abril de 2009 fue aprobada por el Senado un proyecto de ley se establecía el camino hacia el federalismo fiscal, después de haber pasado por la Cámara de Diputados. El proyecto de ley obtuvo apoyo de Italia de los Valores y la abstención del Partido Democrático. A partir de finales de marzo de 2011 los más importantes decretos de la reforma fueron aprobadas por el Parlamento y Bossi elogió públicamente al líder de los demócratas Pier Luigi Bersani por no haberse opuesto al decreto decisivo en la fiscalidad regional y provincial.

La Liga Norte influyó también en el gobierno sobre la inmigración ilegal, especialmente cuando se trataba de inmigrantes llegados por mar. Mientras ACNUR y la Conferencia episcopal italiana expresaron sus preocupaciones sobre la gestión de las solicitudes de asilo, las decisiones de Roberto Maroni para enviar el retorno de pateras llenas de inmigrantes ilegales desde Libia fue elogiada también por algunos demócratas importantes, entre los que destacan Piero Fassino, y respaldadada por alrededor del 76% de los italianos según una encuesta.

De acuerdo con el PdL, en las elecciones de 2010 regionales, Luca Zaia fue el candidato a la presidencia en Véneto y Roberto Cota en Piamonte, mientras que en las demás regiones del norte, como Lombardía, la Liga apoyaría a los candidatos del PdL; tanto Zaia y Cota fueron elegidos. El partido se convirtió en el más grande de Veneto con el 35,2% y el segundo más grande de Lombardía con un 26,2%, mientras que era cada vez más fuerte en todo el norte y en algunas regiones de Italia central.

En noviembre de 2011 Berlusconi dimitió y fue reemplazado por Mario Monti; la Liga fue el único partido importante en oponerse al nuevo gobierno de éste. A lo largo de 2011, el partido estaba dividido entre disputas internas y el liderazgo de Bossi era más débil que nunca; se empezó a apuntar a Roberto Maroni, número dos de Bossi, como futuro líder del partido.

En un mitin de la Liga Norte llevado a cabo en la ciudad de Albino, Umberto Bossi se refirió al primer magistrado italiano como "terun", término despectivo utilizado en Lombardía para referirse a los italianos del sur. En la misma reunión política, los militantes insultaron al primer ministro Mario Monti, alentados por sus conductores en el estrado, Bossi y Roberto Calderoli.[1]

Dimisión de Umberto Bossi[editar]

El 3 de abril de 2012 un escándalo de corrupción golpeó al entorno de Bossi y, en consecuencia, a toda la Liga. Francesco Belsito, tesorero del partido y estrecho colaborador de Bossi, fue acusado de blaqueo de dinero, malversación y fraude a expensas de la Liga. Entre otras cosas, se le acusó de haber tomado dinero del partido para pagar a la familia Bossi y a otros miembros de su entorno. Maroni, quien ya había pedido la dimisión de Belsito a principios de enero, pidió su reemplazo inmediato. Belsito renunció un par de horas más tarde y el día después de fue sustituido por Stefano Stefani.

Repentinamente, el 5 de abril, Bossi renunció a la secretaria del partido, nombrando consejo de éste un triunvirato compuesto por Roberto Maroni, Roberto Calderoli y Manuela Dal Lago, que dirigiría el partido hasta que se llevara a cabo un nuevo congreso federal; sin embargo Bossi fue nombrado presidente federal.

El 12 de abril, el consejo federal expulsó a ambos, Belsito y Mauro, y decidió que el congreso federal que se celebrará a finales de junio. En las elecciones municipales de mayo de 2012 la Liga tuvo unos pésimos resultados. No obstante, conservó la ciudad de Verona, donde Flavio Tosi fue reelegido alcalde. El 1 de julio de 2012 Maroni fue elegido casi unánimemente secretario federal. Los estatutos del partido fueron cambiados con el fin de que Bossi pudiera ser el presidente federal vitalicio; también se reestructuró la organización federal y se dio más autonomía a las secciones nacionales, tranformándose de facto de una federación en una confederación de partidos.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]