León de Febres Cordero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «León de Febres Cordero y Oberto»)
Saltar a: navegación, búsqueda
León de Febres Cordero y Oberto

Escudo de Guayaquil.svg
Miembro de la Junta Provisoria de Gobierno Civil y Militar de Guayaquil
9 de octubre de 1820-10 de noviembre de 1820

Coat of arms of Gran Colombia (1821).svg
Diputado al Congreso de la Gran Colombia
por Maracaibo
1827-1828

Coat of arms of Gran Colombia (1821).svg
Prefecto del Departamento de Guayaquil
22 de septiembre de 1829-13 de mayo de 1830

Datos personales
Nacimiento 28 de junio de 1797
Bandera del Imperio Español Puertos de Altagracia, Provincia de Maracaibo, Capitanía General de Venezuela, Imperio español
Fallecimiento 7 de julio de 1872 (75 años)
Bandera de Venezuela Mérida, Estados Unidos de Venezuela
Cónyuge Isabela Morlás
Profesión Militar
[editar datos en Wikidata ]

León de Febres Cordero y Oberto (Puertos de Altagracia, Capitanía General de Venezuela, 28 de junio de 1797 - Mérida, Estados Unidos de Venezuela, 7 de julio de 1872) fue un militar y político venezolano que participó en las guerras de independencia hispanoamericanas y en la Guerra Federal.

Tras servir al Imperio español como militar, participó en la independencia de Guayaquil en el bando emancipador. Posteriormente, luchó en diversas batallas de las campañas libertadoras en distintos lugares de América del Sur. También ocupó varios cargos políticos menores en varias localidades en las cuales había prestado sus servicios hasta que se desempeñó como diputado al Congreso de la Gran Colombia.

Infancia y juventud[editar]

León de Febres Cordero nació el 28 de junio de 1797 en la Villa de Altagracia (actualmente nombrada como "Los Puertos de Altagracia"), ubicada en la antigua provincia de Maracaibo (actual estado de Zulia), en Venezuela. Fue hijo del matrimonio entre el capitán Bartolomé de Febres Cordero y Padrón, y de su primera esposa, María Prudencia Oberto Farías. A temprana edad quedó huérfano de madre, por lo cual dejó sus estudios secundarios para servir al rey.

Inicios de su vida militar[editar]

Antes de culminar sus estudios y obedeciendo al llamado de su vocación militar, el 20 de julio de 1812 sentó plaza de cadete en el Batallón de Infantería Veterana de Maracaibo, donde servía su padre, y dos años más tarde, luego de haber alcanzado el grado de Subteniente, batalló contra los patriotas venezolanos que habían iniciado las primeras luchas por la independencia.

Vida política[editar]

El 20 de julio de 1812, a la edad de 15 años, sentó plaza de Cadete en el Batallón de Infantería Veterana de Maracaibo donde servía su padre. Más tarde en 1814 ascendió a Subteniente y peleó contra los patriotas en las acciones campales de Mucuchíes, Chire y Balaga y en la parcial del río Ele y fue designado Ayudante de Campo del Coronel Sebastián de la Calzada, Comandante General del Regimiento Numancia. Con tal calidad viajó a la Nueva Granada y tras una campaña victoriosa pasó al valle del Cauca, pero a principios de 1819 las autoridades españolas comenzaron a desconfiar de la oficialidad y el "Numancia" fue destinado al Perú. El 6 de febrero de 1820 salieron de Lima varios oficiales sediciosos entre ellos Lopez Cordero y pocas semanas después estaban en Guayaquil, donde permanecieron poco tiempo, el suficiente para conocer y tratar a las familias porteñas.

Estuvo entre los patriotas que dieron forma a la Revolución del 9 de octubre de 1820 en Guayaquil. Junto a otros venezolanos como el coronel Luis Urdaneta fue el motor que dio vida a dicha revolución y tuvo activa participación en ella al tomarse junto a 50 hombres la brigada de artillería que funcionaba en donde hoy se levanta el edificio del correo del Ecuador (esq. de Clemente Ballén y Pedro Carbo), Guayaquil. Previamente el jueves 5 de octubre los ánimos de varios de los integrantes del movimiento se mostraron opacados por diversos factores. León de Febres Cordero, temeroso de que se desalienten los comprometidos en la causa, lanzó un discurso en el que, entre otras cosas dice: "En nombre de América, os ruego compañeros, no dejar escapar tan favorable ocasión de hacerle un gran servicio lanzando ahora mismo la provincia de Guayaquil a la revolución". Después de esto Febres Cordero tomó cierto liderazgo.[1]

Entre el 22 de septiembre de 1829 y el 13 de mayo de 1830 fue encargado de la Prefectura del Departamento de Guayaquil y luego regresa a Venezuela.

Guerra Federal[editar]

En el contexto de la Guerra Federal, el general Febres Cordero asume el mando del ejército conservador, derrotado por el general Zamora en la batalla de Santa Inés librada entre el 9 y el 10 de diciembre de 1859. Cordero repliega sus tropas y resiste en Valencia el asedio del general Juan Crisóstomo Falcón. El 24 de enero de 1860 ante la negativa a rendir la ciudad, Falcón se retira a los Llanos Bajos. Febres Cordero derrota a los federales del general Falcon en la celebre Batalla de Coplé del 17 de febrero de 1860. Fue junto a la previa batalla de Santa Inés , el otro gran enfrentamiento de esta guerra civil de Venezuela.

Fernando Febres-Cordero Carrillo[editar]

El Dr. Fernando Febres-Cordero Carrillo nació en Maracay, estado Aragua, en 1978. Estudió en la Universidad Simón Bolívar en Caracas, donde se graduó de Físico, Summa Cum Laude. Realizó estudios de Doctorado en la Universidad Estatal de Florida, EEUU, en 2002 y de Post Doctorado en la Universidad de California, Los Angeles (UCLA), EEUU. En 2009 regresa a la Universidad Simón Bolívar como profesor asistente y en 2011 es nombrado profesor asociado.

A pesar de su juventud, la nutrida trayectoria como físico venezolano lo ha llevado a ser reconocido por organismos tan importantes como el The World Academy of Sciences (TWAS), y ser actualmente Miembro de la Global Young Academy. Es invitado frecuente a dictar conferencias en EEUU y diversos países de Europa y Latinoamérica.

En abril de 2014 fue galardonado con el "Premio Arnoldo Gabaldón al Investigador Joven" por la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (Acfiman) y el Banco del Caroní, por su trabajo en física de altas energías y en la promoción del papel del investigador joven en la sociedad venezolana.

En esa oportunidad, Fernando Febres-Cordero dijo: "La física, la ciencia en general, seguirá siendo divertida. Tal como lo fue para Pauli, para Feynman, para Newton. Y en nuestro país no será la excepción. Pero en este momento se nos presenta un gran reto, por no llamarlo un gran problema. Es el de asegurar la continuidad y crecimiento de la ciencia en nuestro país. Progresos importantes durantes muchas décadas de la ciencia en Venezuela son bien conocidos. Siempre sorteando problemas difíciles. Más hoy notamos un declive importante en la productividad de los institutos científicos del país. Disminución del número de investigadores activos, baja de las publicaciones arbitradas internacionales y falta de generaciones de relevo, son síntomas de desacomodo. Claro está que la crisis económica es en buena medida responsable de esta situación. Pero pienso que desatinos en la política científica y en la política educativa aceleran el deterioro que estamos sufriendo".

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

  • Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas DEUCO