Lazo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Niña con lazo.
Mujer con lazo en la cintura y atado atrás.

Un lazo es una banda fina de material flexible, típicamente tejido en raso, terciopelo[1] pero también de plástico o, a veces, metal,[nota 1] usado sobre todo para atar y fijar. Los lazos de tela, que comúnmente se realizan en hilo de seda, se utilizan a menudo en conexión con el vestido, pero también se pueden encontrar innumerables propósitos útiles,[nota 2] ornamentales y simbólicos. Las diferentes culturas alrededor del mundo utilizan este dispositivo como adorno para su pelo, alrededor del cuerpo, o incluso como ornamento en animales, edificios, y otras áreas. El lazo también se utiliza a veces como sellador de paquetes, junto con bramante.

Junto con los flecos, cintas y otros complementos, la fabricación de los lazos de tela tiene un departamento especial en las industrias textiles. La característica esencial de un telar de lazo es el de tejer simultáneamente en un marco de telar dos o más cintas, llegando hasta cuarenta cintas en los telares modernos.[2] Para efectuar el lanzamiento conjunto de todas las lanzaderas y de otros movimientos del telar, es necesaria la acción automática; y es un hecho notable que el telar de lazo automático era conocido y se utilizó extensivamente más de un siglo antes de la famosa invención de Cartwright del «telar mecánico».

Historia[editar]

Un telar en el cual varias telas estrechas podrían ser tejidas conjuntamente se menciona como que se había utilizado en Dantzig hacia el final del siglo XVI. Otros telares similares estaban en trabajo en Leiden en 1620 donde su uso dio lugar tanto al descontento y rebelión por parte de los tejedores que el estado tuvo que prohibir su uso. La prohibición fue renovada en varios intervalos a lo largo del siglo, y en el mismo teimpo el uso del telar de lazo fue prohibido en la mayoría de los principales centros industriales de Europa. Cerca de 1676, bajo el nombre del telar holandés o del telar del motor, fue traído a Londres; y, aunque su introducción allí causó un cierto disturbio, no aparece haber sido prohibido. En 1745, John Kay, el inventor de la lanzadera, obtuvo, junto con Joseph Stell, una patente para mejoras en el telar de lazo; y ese período ha beneficiado desde entonces por las invenciones aplicadas generalmente a la maquinaria de tejer.

Centros de producción[editar]

  • El tejido de lazos se sabe que se estableció cerca de Saint-Étienne (Departamento de Loira) desde el siglo XI y esa ciudad ha seguido siendo la líder de la industria. Durante los apuros de los hugonotes, los tejedores de lazos de Saint-Étienne se trasladaron a Basilea y allí se estableció una industria que en épocas modernas ha rivalizado con la del centro original del comercio.
  • Crefeld es el centro de la industria alemana del lazo, siendo allí la fabricación del lazo negro de terciopelo una especialidad.
  • De Inglaterra, Coventry es el centro más importante de fabricación de lazos, que también se procesan en Norwich y Leicester.

Usos[editar]

Los lazos son gozados por mucha gente como decoración común. En algunas culturas los regalos del cumpleaños se adornan con estas secuencias coloridas.

En el siglo XVIII, Madame de Pompadour, amante del rey Luis XV, hizo uso de los lazos «nudo de amor» realizados con cintas de doble cara y dos anchos distintos. Más tarde, María Antonieta dsifrutó de los lazos en vestidos y sombreros creados por su modista, Rose Bertin.

Ejemplos de adornos con lazos
Retrato de Madame de Pompadour con profusión de lazos «nudo de amor».
Retrato de María Antonieta.
Lazo de raso de seda en color rosa.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Baugh, Gail (2011). «Sección tres: Directorio textil. Capítulo tres: Ornamentación. Cintas decorativas». Manual de tejidos para diseñadores de moda. (En castellano, 1ª edición). Barcelona (España): Parramón Ediciones, S.A. pp. 202–205. ISBN 978-84-342-3831-2. «Los diseñadores usan cinta para decorar escotes y puños, así como para los cierres y lazos decorativos.» 
  2. Sposito, Stefanella (2014). «Capítulo 22. Tejidos para efectos de adorno. Cinta». Los tejidos y el diseño de moda. Como usan el tejido los mejores estilistas [Tessuti nella moda. Come i tessuti vengono usati dai grandi stilisti]. Fotografías: Gianni Pucci. Traductores: Jesús de Cos Pinto y Alicia Misrahi Vallès (En español, primera edición). Barcelona (España): Promopress. pp. 320–321. ISBN 978-84-15967-11-8. 

Notas[editar]

  1. El hilo metálico se sitúa en el orillo para conservar la forma del lazo.
  2. Un lazo atado puede ser un cierre que completa una prenda.

Bibliografía[editar]

  • Travers-Spencer, Simon; Zaman, Zarida (2008). «Capítulo 2. Directorio de formas. Cierres.». Directorio de formas y estilo para diseñadores de moda [Fashion Design Directory of Shape and Form]. Traducción: Teresa Valverde (En español, primera edición). Barcelona (España): Acanto. pp. 104–111. ISBN 978-84-95376-85-5.