Lazareto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un lazareto es un hospital o edificio similar, más o menos aislado, donde se tratan enfermedades infecciosas. Históricamente se han utilizado para enfermedades contagiosas, como la lepra o la tuberculosis y algunas de estas instalaciones eran más bien de reclusión, sin ningún tipo de cuidados médicos ni salubridad.

Etimología[editar]

Los guerreros de Occidente que habían marchado a Palestina a liberar los Santos Lugares a principios del siglo XII durante la dominación musulmana, habían creado una orden religioso-militar bajo la advocación de «San Lázaro» para el cuidado de los leprosos. A su retorno de Tierra Santa fueron acogidos por Luis VII que les concedió cerca de París una casa, y la transformaron en un lazareto, es decir, un hospital para el cuidado de leprosos. Se pusieron bajo la advocación de este santo por cuanto los cristianos habían designado a la lepra con el nombre de mal de San Lázaro. En efecto, se había asociado al «pobre Lázaro» de la parábola del Evangelio de Lucas 16:19-31 con un enfermo de lepra en razón de la presencia de llagas en su cuerpo con que lo describe ese pasaje evangélico. De allí surgió el término «lazareto», para significar aquel hospital o casa donde eran recluidos los enfermos de enfermedades infecciosas en general y de lepra en particular.[1] Así, por derivación de la parábola del Evangelio de Lucas, Lázaro es considerado patrón de los mendigos, de los leprosos, y de todos aquellos que padecen úlceras o enfermedades de la piel.[2] Debido a que el personaje de la parábola lleva el mismo nombre que Lázaro de Betania, hermano de María y de Marta y amigo de Jesús de Nazaret, se confundió a ambos, lo que tornó a Lázaro de Betania en protector de hospitales, leprosos, enfermeros y sepultureros.[3]

Historia[editar]

Lazareto 01.jpg
Entrada Principal al Lazareto de Mahón.

Históricamente el lugar que había en algunos puertos de ciudades costeras para tener en cuarentena y observación a las embarcaciones y personas procedentes de otros países contaminados o sospechosos de contagio. Era un espacio considerable cercado, próximo al mar y construido expresamente para recibir las mercaderías y a los enfermos y aun a los equipajes de las embarcaciones durante la cuarentena que se les imponía.

El primer Estado con una regulación sanitaria para el buen funcionamiento de los lazaretos preventivos fue la Republica de Venecia en el siglo XV,[4] fundando así el primer lazareto de este tipo en 1403 en una isla pequeña muy cercana a la ciudad.

Los lugares eran ventilados donde además de los edificios para el alojamiento y almacenes, había un hospital y grandes espacios y jardines.

Estos establecimientos debían ofrecer la suficiente capacidad para descubrir, ventilar y purificar los efectos de comercio, sobre todo, lanas, algodones, y tejidos de toda especie con un locutorio para que los que estaban sujetos a la cuarentena podían comunicarse con los que venían de fuera a visitarlos, con la conveniente separación , en una pieza y a la distancia que permiten las dos rejas que los separan (véase la película de cine Éxodo).

Desde el punto de vista de la higiene pública se da el nombre de lazareto a un recinto espacioso, perfectamente aislado, que contiene muchos edificios destinados a recibir a las personas y las cosas que vienen de países infectados de contagio o que las han tocado o se han aproximado a ellas o cosas que llegan de aquellos puntos, a fin de que sean observados allí durante un cierto número de días, antes de poder circular libremente y las cosas para ser desinfectadas y ventiladas allí mismo, según las reglas establecidas para el resguardo de la salud pública.

El lazareto de Mahón[editar]

El lazareto de Mahón se construyó en 1793 por orden del Conde de Floridablanca, ministro de Carlos III. Se puso en marcha en 1817 y un siglo después dejó de funcionar para años más tarde, ser lo que es ahora. Tras ciertas remodelaciones, actualmente es una residencia de vacaciones del Ministerio de Sanidad y Consumo de España. Durante los meses de junio, julio y agosto sirve de residencia para los funcionarios que lo solicitan, con notables listas de espera de demandantes, mientras que en septiembre y octubre sirve como escenario para reuniones y congresos nacionales e internacionales. Durante el invierno está cerrada y tiene un difícil acceso. El lazareto es objeto de polémica con la Consejería de Sanidad de la Comunidad Autónoma de Baleares, que reclama su traspaso dentro de sus competencias de sanidad. Es también una antigua aspiración local el convertirlo en un hotel de la red de Paradores Nacionales.[cita requerida]

El lazareto de Mahón era y es obra sólida y magnífica por orden real como se indica en el párrafo anterior, bajo la dirección del mayor de los ingenieros Manuel Pueyo, y se empleó para su construcción material demolido del castillo de San Felipe. La obra se paró en 1798 y se continuó en 1803, quedando concluidos los tres departamentos de patente sospechosa en 1807, dirigiendo la obra el ingeniero Juan Antonio Casanova.

Una tapia de 1440 varas circunvalidaba este edificio que tenía ocho puertas exteriores, una capilla circular en el centro del lazareto, con treinta tribunas con locutorios para oír misa los cuarentenarios, cinco torres para los vigilantes, 141 habitaciones, 7 almacenes, 120 poyos, 2 enfermerías ordinarias, e para los contagiados, 5 zahumerios, 49 cocinas, etc.

El coste de la obra ascendió a casi 5,700.000 reales, pero no quedó del todo arreglado hasta 1817 y se instaló por real decreto de ese mismo año. Actualmente, es conocida por la polémica visita de la Ministra de Sanidad Leire Pajín.

El Lazareto de la Isla de San Simón (Ría de Vigo)[editar]

Fue mandado construir en la isla de San Simón de la Ría de Vigo en 1842, carecía de agua potable y allí purgaban sus enfermedades los contagiados procedentes de puertos europeos y del Caribe. Se dejó de utilizar en 1923 convirtiéndose entre 1936 y 1943 en una cárcel. Hoy en día es posible disfrutar de visitas guiadas por la isla, destacando el impresionante Paseo dos Buxos (paseo mirador con bojes centenarios), sin olvidar el resto de sus maravillosos jardines, cuidados al detalle.

Régimen de los lazaretos[editar]

Para la cuestión de los lazaretos hubo Congresos Internacionales en París a mediados del siglo XIX y como curiosidad histórica se citan algunos artículos que son los siguientes sobre el régimen de los lazaretos:

  • Artículo 73.- La distribución interior será tal que se puedan separar las personas y las cosas que corresponderán a cuarentena de diferentes fechas.
  • Artículo 77.- En todo lazareto debe haber suficiente cantidad de agua saludable para todas las necesidades del servicio.
  • Artículo 84.- A las personas cuyo estado de pobreza sea notorio a la autoridad sanitaria, no solo se les admitirá, sino que también se les alimentara y tratará gratuitamente en los lazaretos.

Referencias[editar]

  1. Rodríguez Toro, Gerzaín; Pinto García, Rafael (2007). La lepra. Imágenes y conceptos. Colombia: Editorial Universidad de Antioquía - Universidad de La Sabana. p. 148. ISBN 978-958-655-998-0. 
  2. del Valle-Inclán, Ramón (2002). Obra completa: Teatro, poesía, varia. Volumen 2 (4ª edición). España: Espasa-Calpe. p. 2142. ISBN 978-84-239-4398-2. 
  3. Goosen, Louis (2008). «Lázaro de Betania». De Andrés a Zaqueo. Madrid: Ediciones Akal. pp. 174–177. ISBN 978-84-460-1050-0. Consultado el 15 de noviembre de 2014. 
  4. Sanidad Maritima[1]

Bibliografía[editar]

  • Reglamento interino de sanidad para el gobierno y dirección del lazareto de Mahón, fechado en Madrid en 1817.

Enlaces externos[editar]