Layo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la mitología griega, el rey Layo (en griego antiguo Λάϊος, Láïos, «zurdo» o «del pueblo»)[1] de Tebas era un héroe divino y un personaje clave en el mito de la fundación de Tebas.

Orígenes[editar]

Hijo de Lábdaco, fue criado por el regente Lico, después de la muerte de su padre. Cuando se hizo mayor intentó ocupar el trono, pero sus primos segundos, Anfión y Zeto, usurparon el poder. Layo fue expulsado de Tebas y el rey Pélope de Pisa, un reino vecino, le dio asilo.

Pélope le confió a su hijo Crisipo y le pidió que le enseñase el arte de conducir caballos. Layo quedó prendado del joven y un día lo raptó y violó. Según una versión, Crisipo se suicidó por la vergüenza infligida; según otra, Hipodamía, su madre, mandó a sus medio-hermanos que lo asesinaran. Al darse cuenta de lo ocurrido, Pélope arrojó sobre Layo la maldición de Apolo, por la cual declara que tu estirpe se exterminará a sí misma.[2] En Grecia, luego se conoció como el "Crimen de Layo".

Rey de Tebas[editar]

Después de la muerte de Anfión, Layo se convirtió en rey de Tebas y tomó como esposa a otra descendiente del linaje de Cadmo y Harmonía, Yocasta. Durante años intentaron tener hijos, sin conseguirlo. Layo fue al oráculo de Delfos pidiendo una solución. La respuesta del oráculo no le satisfizo: «Tu hijo matará a su padre y se acostará con su madre». Layo, prudente, guardó el secreto y no lo reveló a su mujer. Una noche, bajo los efectos de la bebida yació con su mujer, y engendró a Edipo. Para que no se cumpliera la profecía, Layo abandonó a Edipo para que muriera. Pero Edipo llegó a manos de los reyes Pólibo y Peribea (en algunos textos lleva el nombre de Mérope) de Corinto.

Muerte[editar]

Años más tarde, Layo, que conducía un carro, se cruzó con Edipo; el conductor le exigió de mala manera a Edipo que se quitara de en medio, a lo que éste se negó.[3] En la pelea, Layo salió del carruaje y su hijo le dio muerte.


Predecesor:
Anfión y Zeto
Reyes de Tebas
Sucesor:
Creonte

Fuentes[editar]

Bibliografía[editar]

  • Bettini, Maurizio y Giulio Guidorizzi (2008): El mito de Edipo. Imágenes y relatos de Grecia a nuestros días, tr. M. A. Castiñeiros González, Móstoles: Akal, ISBN 978-84-460-2430-9.
  • Ruipérez, Martín S. (2006): El mito de Edipo. Lingüística, psicoanálisis y folklore, Madrid: Alianza, ISBN 84-206-6016-7.

Referencias[editar]

  1. Guidorizii (2008: 38 n.10) deriva el nombre del gr. λαός, «pueblo» y rechaza la conexión con el adjetivo λαιός, «zurdo», que defiende, en cambio, Ruipérez (2006: 77-84).
  2. La maldición de Layo
  3. Según Ruipérez (2206: 83), «Layo, como zurdo que era, pretendía pasar por su izquierda, que era la derecha de Edipo».

Enlaces externos[editar]