Laura (monacato)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En la Iglesia ortodoxa y comunidades de las Iglesias orientales, una Laura (Griego: Λαύρα; Cirílico: Ла́вра) significaba originalmente una colonia de celdas o cuevas de eremitas, con una iglesia propia para la celebración dominical de la misa y, a veces, un refectorio en el centro. Esta palabra tiene un origen griego y significa "pasaje", "corredor" o "avenida" por estar las celdas usualmente alineadas.

Historia[editar]

Este modelo de Lauras tiene su origen a principios del siglo IV cuando se empiezan a formar colonias de celdas de eremitas en el desierto de Nitria. Una comunidad de hasta 600 eremitas llegaron a vivir cerca unos de otros en esa área, con su propia iglesia y sacerdote y sólo teniendo relación con el resto del mundo para conseguir alimentos.

San Eutimio el Grande (377 - 473) fundó una de las primeras Lauras de Palestina en el siglo V.[1] La Laura de San Sabas el Santificado (†532), conocida como Mar Saba, es una de las más antiguas que ha continuado funcionando como monasterio en el mundo cristiano.

Un sistema similar fue establecido por San Gerásimo, con 70 celdas que rodean un cenobio. Los días laborables los pasaban en las celdas, acompañados sólo por una estera de juncos, una pequeña cantidad de alimento y hojas de palma para hacer cuerdas y cestas. Los sábados llevaban sus trabajos manuales al cenobio y recibían juntos la comunión , volviendo a sus células el domingo por la tarde. Las celdas se dejaban abiertas, y aquéllos que necesitaban algo podían cogerlo. La laura tenía un sacerdote, el contacto de la laura con el mundo exterior y, al menos, dos diáconos ordenados.

Algunas lauras[editar]

Referencias[editar]

  1. Parry (1999), p. 294

Enlaces externos}}[editar]