Lasius niger

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Lasius niger
Lasius.niger.-.lindsey.jpg
Obrera de Lasius niger
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Hymenoptera
Familia: Formicidae
Subfamilia: Formicinae
Tribu: Lasiini
Género: Lasius
Especie: L. niger
Linneo, 1758

Lasius niger es una hormiga de la subfamilia Formicinae, del género Lasius que se encuentra en toda Europa y en algunas partes de América del Norte y Asia. Las obreras son de color negro con reflejos grises y medida de 3 a 5 mm y la reina puede ser de hasta 11 mm (normalmente de 9 mm). Es monogínica, es decir, hay una reina por hormiguero.

Las colonias de Lasius niger puede alcanzar un tamaño máximo de alrededor de 15.000 individuos, pero la media es alrededor de 4.000 -7.000 individuos. La reina de Lasius niger puede vivir durante unos 12 años.

Ciclo vital[editar]

Los vuelos nupciales[editar]

Los vuelos de apareamiento o vuelos nupciales se producen en los meses de verano en Europa y en América en otoño. Los vuelos son masivos y pueden llegar a ser de miles de hormigas.

Si el verano es largo y caluroso los vuelos se pueden producir simultáneamente en una gran extensión de terreno.

Una vez las que se ha producido la cópula y las reinas están fecundadas, se posan en el suelo, se arrancan las alas y comienzan a buscar un lugar donde excavar el hormiguero. Los machos mueren poco tiempo después de haber fecundado a la reina.

La reina fecundada excava un túnel poco profundo en la tierra para luego tapar la entrada. Una vez tapado el túnel, la reina comienza a poner huevos que en unas 8-10 semanas se convertirán en las primeras obreras. En este período la reina se nutre de las proteínas que tenía acumuladas en los músculos de las alas. A veces puede llegar a comerse algunos de sus huevos para sobrevivir.

Las primeras obreras[editar]

Los huevos pasan por cuatro fases antes de convertirse en obreras:

  • La reina pone huevos pequeños y blanquecinos, con una superficie adherente para ser transportados con facilidad.
  • Cuando esos huevos eclosionan salen unas pequeñas larvas que son alimentadas y atendidas por la reina.
  • Una vez esas larvas se han desarrollado lo suficiente tejen un capullo alrededor de ellas y comienza un período de metamorfosis.
  • Llegado el momento, la crisálida rompe el capullo y sale una hormiga adulta. Ésta en un principio es blanca pero al poco tiempo se oscurece y termina siendo negra.

La colonia[editar]

Las primeras obreras que nacen son muy pequeñas en comparación con las generaciones posteriores. En este punto, las obreras comienzan inmediatamente a ampliar el nido y se encargan del cuidado de la reina y las crías. Finalmente destapan la entrada del nido y comienzan a buscar alimento en la superficie. Este es un momento crucial para la colonia, ya que deberán reunir los alimentos rápidamente para apoyar el crecimiento futuro y sobre todo para alimentar a la reina, que habrá perdido alrededor del 50% de su peso corporal del esfuerzo de cuidar a las crías sin alimentarse ella. Desde este punto la reina comenzará a poner huevos. Convirtiéndose en la única función de ésta. Las generaciones posteriores de las hormigas obreras serán más grandes, más fuertes y más agresivas. La hormiga que nazca depende de la cantidad de la alimentación que recibe en la fase de larva. Las primeras, ser alimentadas sólo por los escasos recursos disponibles de la reina serán mucho menores que las crías que nazcan cuando ya hayan algunas obreras que se puedan encargar de alimentarlas y cuidarlas. En esta fase el crecimiento de la colonia dependerá mucho de la cantidad de alimento que sean capaces de encontrar. Después de varios años una vez que la colonia está bien establecida la reina pondrá los huevos que se convertirán en reinas y los machos alados.

Alimentación[editar]

Se alimentan mayoritariamente de la melaza que segregan algunos tipos de áfidos. A cambio las hormigas protegen de otras amenazas a estos insectos que son perjudiciales para los cultivos. Por eso este tipo de hormigas suelen ser un problema para los jardineros. También se alimentan de frutos maduros como las fresas que carecen de capa superficial dura. Para conseguir proteínas se alimentan de algunos pequeños insectos y arañas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]