Las tres noches de Eva

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
The lady Eve
Título Las tres noches de Eva
Ficha técnica
Dirección
Producción Paul Jones para Paramount Pictures
Guion Preston Sturges básado en un relato de Monckton Hoffe
Música Sigmund Krumgold
Fotografía Victor Milner
Color Blanco y negro
Protagonistas Barbara Stanwyck (Jean Harrington/Lady Eva Sidwich),
Henry Fonda (Charles Pike, Hopsie),
Charles Coburn (coronel Harrington),
Eugene Pallete (Horace Pike),
William Demarest (Ambrose Murgatroyd, Muggsy),
Eric Blore (sir Alfred McGlennan Keith, Pearlie),
Melville Cooper (Gerald),
Martha O'Driscoll (Martha),
Janet Beecher (Janet Pike),
Luis Alberni (cocinero de los pike).
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Estados Unidos
Año [[25 de febrero de 1941]]
Género Comedia
Duración 97 minutos
Idioma(s) inglés
Ficha en IMDb

Las tres noches de Eva, película dirigida por Preston Sturges y protagonizada por Barbara Stanwyck y Henry Fonda.

Argumento[editar]

Jean espera junto a su padre el coronel Harrington a bordo del crucero de lujo S.S. Southern Queen mientras este permanece atracado en la desembocadura del Amazonas prácticamente listo para partir. Padre e hija forman un dúo de vivaces timadores y esperan por la llegada de quien pretenden hacer su próxima víctima; Charles Pike, hijo soltero de un millonario estadounidense.

Jean, mediante astutas artes y con mucha perspicacia logra finalmente seducir al joven millonario, pero lo que no consigue es evitar en el proceso es su propio enamoramiento hacia él. Finalmente cuando Jean está dispuesta a cambiar su actitud por el amor que profesa hacia el joven, este descubre su oscura vocación de timadora y decide olvidarse de ella. Es entonces cuando Jane decide desarrollar su personal venganza y enamorar de nuevo a Charles adoptando para ello la personalidad de Lady Eve y aprovechando unas oportunistas circunstancias.

Comentarios[editar]

En su cambio de personalidad de Jean a Lady Eve, apenas se adorna más a la actriz que con un acento británico. Aun así, la interpretación resulta creíble gracias al buen hacer de un guion vivo, mordaz y en ocasiones hasta vertiginoso.

Son bastantes las alusiones eróticas que se representan en el film, esto es posible sólo gracias a que todas ellas vienen siempre acompañadas de importantes dosis de humor, ya que este método era el único camino para esquivar la censura de la época.

Premios[editar]

Oscar[editar]