Las once

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En Chile, las once, también coloquialmente la once, es la comida servida a media tarde, al modo del afternoon tea o high tea ingleses,[1] el goûter galo o la merienda española. En el País Vasco, esta misma comida recibe el nombre de hamaiketako, que significa literalmente «la de las once» (hamaika, «once»), un almuerzo que se sirve a media mañana y que constituye la segunda de las cinco comidas que se han de tomar cada día.

Se acostumbra tomar once entre las 17:00 y las 21:00 horas, sirviéndose café o y pan, habitualmente marraqueta —llamado también pan batido o pan francés— o hallulla con jamón, manjar, mantequilla, margarina, mermelada, palta, paté, queso, tomate o huevos.

Unas onces completas, o coloquialmente una once completa, pueden incluir berlines, calzones rotos, dulces chilenos, galletas, helados, jugo, kuchen, panqueques, picarones, roscas, sopaipillas, tortillas de rescoldo, o torta.[2] [3] Si se toma once en un restaurante, el pan puede ser un sándwich elaborado, como un Barros Jarpa, un Barros Luco, un chacarero o un lomito. En algunos casos, sobre todo cuando se trata de niños, la once puede ser una taza de leche, cereales, o cualquier otro alimento común de un desayuno.

En muchas familias, esta comida ha pasado a reemplazar la cena, llamada también «comida» en ciertas partes de Chile, situación conocida, a veces, como once-cena u once-comida. Esto se debe al ritmo de la vida moderna, que ha ido modificando esta costumbre e incluso eliminándola, como es el caso de algunas partes de Santiago. La extensión de las horas de trabajo ha provocado, a veces, que la última comida del día sea una once abundante, pasando a tomar el puesto de la cena.

Etimología[editar]

El origen del término es discutido. Lo más probable es que sea la traducción literal de una comida tomada a media mañana[4] conocida en inglés como elevenses («onces»), interpretación que recoge la Real Academia Española.[5]

Sin embargo, y según lo que posiblemente sea una etimología popular chilena, esta palabra provendría de la costumbre de los trabajadores de las salitreras que acompañaban la merienda con un trago de aguardiente, a finales del siglo XIX. Debido a la existencia de restricciones para beber alcohol, llamaban once a tal comida por la cantidad de letras (11) que posee la palabra aguardiente. Una variación de esta teoría señala que, durante la Colonia, los hombres que querían tomar aguardiente se referían a esta bebida como «11», para que las mujeres no se dieran cuenta. Otra versión cuenta que un club de reunión de damas, formado por un total de once personas, se juntaba a mitad de tarde para compartir té y galletas.

Gramaticalmente, lo más correcto es decir «las once / unas ricas once», pero coloquialmente se dice «la once / una rica once» o «las onces / unas ricas onces» por considerarse la palabra «once» como un objeto y, por ende, una palabra singular y por lo mismo, en caso del plural, «las onces».

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Collier, Simon, y William F. Sater (2004). A History of Chile, 1808-2002 (en inglés). Cambridge University Press. ISBN 0521534844. 
  2. Baez Kijac, Maria (2003). «Bebidas/Beverages: Té/Tea». The South American Table: The Flavor and Soul of Authentic Home Cooking from Patagonia to Rio de Janeiro, with 450 Recipes (en inglés). Boston: The Harvard Common Press. p. 54. ISBN 978-1-55832-249-3. 
  3. Leal, Bartolomé (s/f). «¿Tomó once la abuela?» (HTML). www.mauroyberra.cl. Consultado el 21 de marzo de 2012.
  4. Rodríguez, Zorobabel (1875). Diccionario de chilenismos (ASP). Santiago, Chile: Imprenta de El Independiente. p. 336. Consultado el 25 de enero de 2013. «Por la refacción que se toma a medio día, es palabra castiza [...] dicha colación deriva su nombre de la hora en que se toma» 
  5. «once», Diccionario de la lengua española (22.ª edición), Real Academia Española, 2001, http://lema.rae.es/drae/?val=once, consultado el 2 de julio de 2012 

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]