Las brujas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las Brujas es un libro para niños de Roald Dahl, publicado por primera vez en Londres en 1983 por Jonathan Cape. En España lo publica la editorial Alfaguara. Se hizo una adaptación cinematográfica titulada en castellano "Las Brujas", "The Witches" en inglés (más fiel al libro en que se basa) interpretada por Angelica Huston.

Argumento[editar]

"los demonios en forma humana", forman una organización bien unida, con el objetivo de destruir los niños. Motivo no se da, (solamente que las brujas aborrecen a los niños, ya que como clausula en el pacto de iniciación de cada bruja con su maestro o tutor maléfico es: ¡ser estéril!, ya que de lo contrario sus hijos tendrían la posibilidad de heredar sus dones y facultades; pero no su compromiso con el tutor diabólico). Esta organización cuenta con filiales en todos los países del mundo, y es especialmente potente en Noruega, donde se dice que es el origen de las brujas y cuyas operaciones son conocidas por todos. Los capítulos en los diferentes países están prohibidos de comunicarse, a pesar de que las brujas en cada país son generalmente amigas. Cada bruja busca eliminar al menos un niño por semana.

En un hogar en Noruega, un niño huérfano (el narrador del libro) es informado por su abuela cómo reconocer las brujas, de modo que pueda evitarlas. Ella le cuenta cinco historias sobre niños que fueron víctimas de los malos poderes de las brujas:

  • Una niña llamada Solveg, recibió una manzana por una bruja y fue atrapada dentro de una pintura para el resto de su vida;
  • Un niño llamado Harald, era un niño saludable que despertó una mañana y quedó petrificado al final del día;
  • Una niña llamada Birgit, se convirtió en una gallina y se mantiene como una mascota de su familia;
  • Un niño llamado Leif, se convirtió en marsopa, mientras nadaba con su familia;
  • Una niña llamada Ranghild fue llevada lejos por una bruja y nunca se la volvió a ver.

La abuela describe cómo reconocer una bruja: las brujas no tienen pelo, y, por tanto, llevan pelucas directamente en su cabeza calva, resultando en una condición que ellos llaman "erupción por pelucas"; tienen dedos delgados y garras horrendas, que disimulan por medio de guantes; no tienen dedos en los pies, su esputo es azul brillante, dejando una película repugnante en los dientes, y en los ojos tienen una inusual mirada, que puede describirse como "danza de hielo y fuego". El niño también explica que otras criaturas existen pero no son tan peligrosos como las brujas. También, es advertido por su abuela sobre la Gran Bruja, la líder de todas las brujas del mundo.

El niño luego tiene su primer encuentro con una bruja, cuando él está jugando en su árbol y una extraña mujer vestida de negro, se queda mirándolo con una extraña sonrisa. Cuando ve que ella usa guantes, se alarma y más, cuando la bruja le ofrece una serpiente (que se suponía que era venenosa) para atraer a él, empezando a llamar a su abuela y haciendo que la bruja se fuera, furiosa por no lograr su propósito. Este persuade al niño y su abuela a estar prevenidos.

Cuando la abuela se enferma más tarde, sus vacaciones a Noruega se han aplazado, cambiando por un tiempo en Inglaterra. Deciden permanecer en un hotel, donde se va a llevar a cabo la convención de las brujas inglesas. En la Convención Anual de Brujas Inglesas (irónicamente disfrazado de Real Sociedad para la Prevención de Crueldad a los Niños), La Gran Bruja, enojada por la gran falla de las brujas al no destruir a los niños de Inglaterra, presenta un plan maestro: Las brujas deben comprar todas las tiendas de dulces (con billetes falsos que les regalará la Gran Bruja) y regalar chocolates previamente rellenos con la Fórmula 86: Ratonizador de Efecto Retardado, una mezcla que va a convertir a todo el que coma el chocolate, en un ratón, por un tiempo determinado. La Gran Bruja les dice a sus subordinadas, que los niños deben comer el chocolate, de tal forma que a las 9:00 am haga efecto, cuando todos los niños se encuentren en la escuela. En consecuencia, los profesores, aterrorizados, mandarán a matar a todos los niños, haciendo el trabajo de las brujas.

Por casualidad, el niño se esconde en el salón de convenciones para seguir entrenando a sus ratones blancos. Cuando ve a las que están reunidas ahí, reconoce algunas de las características descritas por su abuela, y por lo tanto permanece oculto, mientras que las brujas revelan su verdadera forma (quitándose la peluca para ver sus cabezas calvas, los zapatos para revelar sus pies sin dedos, quitándose los guantes para revelar sus garras afiladas y la boca llena de saliva azul).

La Gran Bruja convierte en su "conejillo de indias" a Bruno Jenkins (traído a la sala de convención con la promesa de recibir chocolates) y demostrando la efectividad de su poción, se convierte en ratón. Pero, después de la demostración, el niño protagonista es descubierto por las brujas (siendo rastreado por su olor, que para las brujas es repugnante) y termina convertido también en ratón.

El niño vuelve, convertido en ratón a la habitación de su abuela, y revelando su identidad, le cuenta todo lo que escuchó en la sala de convenciones. Deciden robar una de las botellas con la terrible fórmula y sabiendo que por la sobredosis, las brujas se convertirían en ratones, deben verterlo en la sopa de guisantes que se les servirá a ellas esta noche. Después de consumado el plan, el personal de hotel, aterrorizado por la plaga de ratones (que no eran otras que las brujas) termina matándolas a todas. Es así como el niño y su abuela, toman la decisión de usar la fórmula para atacar los cuarteles de la Gran Bruja Noruega, comprar montones de gatos para exterminar a los ratones y usar el dinero falsificado de la Gran Bruja de Inglaterra para hacer lo mismo en todos los países del mundo.

Personajes[editar]

  • Niño: Tiene 7 años, se escondió para que las brujas no lo vieran (protagonista).
  • Abuela: Muy vieja y arrugada, sabía mucho de brujas.
  • Padre y Madre: Eran noruegos que vivían en Inglaterra, que murieron en un accidente de trafico.
  • La gran Bruja: La Gran Bruja del Mundo Entero, vive en Noruega donde tiene su cuartel secreto lleno de brujas y herederas si algo le llegase a pasar.
  • Bruno Jenkins: Niño glotón convertido en ratón por La Gran Bruja

Enlaces externos[editar]