Las bicicletas de Rosario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una de las 350 bicicletas pintadas con esténcil que hay en Rosario.

Las bicicletas de Rosario es una obra artística de Fernando Traverso, consta de aproximadamente unos 350 dibujos con pintura realizados con un esténcil de bicicletas en tamaño real. Se encuentran distribuidos por los muros de casas y edificios de la ciudad de Rosario. Abajo de la bicicleta (entre las dos ruedas) se encuentra un número en rojo.

Hay 350 bicicletas porque ese fue el número aproximado de estudiantes de la Universidad de Rosario detenidos y desaparecidos (secuestrados, torturados y asesinados), en Rosario durante la dictadura militar argentina (1976-1983).

Significado[editar]

Son 350 bicicletas esparcidas por toda la ciudad de Rosario, muchas de las ubicaciones elegidas para pintar estas bicicletas, son lugares en los que hubo un episodio relacionado con la desaparición de personas.

El autor de este homenaje contó que una vez se había despertado durante la madrugada, y había escrito un poema que decía: Me cuidaste y seguiste de largo". Este poema está basado en un episodio que le ocurrió un día, de un amigo que se cruzó con él, pero pasó de largo y no lo saludó, ató su bicicleta a un árbol y se fue caminando. Ante este hecho extraño, al otro día fue al lugar a donde su amigo había atado su bicicleta a un árbol, la bicicleta seguía en el mismo lugar, el amigo de Traverso se había transformado en unos de los desaparecidos por la dictadura.

El amigo de Traverso lo venían siguiendo para secuestrarlo, entonces él cuidó a Fernando Traverso, no saludándolo, porque si lo saludaba sería indicación de que lo conocía, según Traverso, si su amigo lo hubiera saludado, ambos hubieran sido víctimas de la desaparición forzada.

Repercusión[editar]

Mucha personas pasaban al lado de estas bicicletas y se formulaban la incógnita de que significaban, y el número (un número rojo seguido de una barra "/" y un 350) que llevan debajo sólo traía nada más que confusión. Siempre existió la leyenda que era un homenaje a los desaparecidos por la dictadura, o también muchos pensaron que era un homenaje a Pocho Lepratti, ya que él es apodado "El Ángel de la Bicicleta", además, Traverso pintó las bicicletas entre marzo de 2001 y noviembre de 2002, las fechas coinciden. El tema de las bicicletas de Rosario se transformó en un símbolo de la ciudad.

Traverso salió del anonimato el 19 de diciembre de 2003, cuando el Museo Municipal de Bellas Artes Juan B. Castagnino lo premió por esta obra, el artista dijo, refiriéndose a esta obra:

"Una bicicleta vacía refleja la imagen de un cuerpo ausente".

Juan B. Castagnino.

Se han rodado mucho documentales con preguntas como ¿Qué son esas bicicletas pintadas en Rosario?, ¿Qué significan? o ¿Qué representan? como centro del documental.

Enlaces externos[editar]