Laguna de Rocha (Esteban Echeverría)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


La Reserva Natural Laguna de Rocha se encuentra a 11 km del Aeropuerto Internacional de Ezeiza y a 33 km de Capital Federal. Es un emblemático modelo de la intervención humana sobre un ecosistema acuático.

Ubicada en el partido de Esteban Echeverría, provincia de Buenos Aires, Argentina, limitada por la Autopista Ricchieri, Av. Fair, y Villa Transradio. Antiguamente estaba habitada por el pueblo Querandí, hoy desaparecido.

Historia[editar]

Época de la Colonia[editar]

Para conocer la historia desde su inicio, debemos remontarnos por allá lejos, al año 1580 cuando Don Juan de Garay acompañado de sesenta hombres y una mujer hizo arribo a nuestras playas, donde cuarenta y cuatro años más temprano supo llegar Don Pedro de Mendoza y su expedición. Garay había prometido que entregaría, entre otras cosas, un conjunto de estancias a sus valientes seguidores, en recompensa de su patriada y compañía. Es así como comienza todo en el año 1629, haciéndole la entrega al Capitán español Don Juan Gutiérrez de Humanes, de las tierras que darán lugar en un futuro a la llamada Estancia "La laguna".

A mediados del siglo XVIII se sabe que la estancia estaba en manos de Martin Gutiérrez, descendiente del antes nombrado, de ahí que se conociera para ese entonces a la actual Laguna de Rocha como "La laguna de Humanes". Para ese tiempo, en el año 1746 el Capitán Francisco de Rocha, propietario de la antigua merced de Antonio de la Rocha, lindera a la estancia "La laguna", vende parte de sus tierras a Don Esteban Lomes, las mismas que en el año 1758 pasan a ser propiedad de Andrés Hidalgo. Y es el mismo Rocha quien posteriormente le venderá otra fracción lindera a sus tierras.

Mapa de Laguna de Rocha y sus propietarios hacia 1825.

En el año 1758 la Estancia "La laguna" pasa a ser propiedad de Pedro Zabala y luego de Doña Maria Sánchez de Cueto, quien en 1805 vende la propiedad a su hijo Jorge Zemborain. En el transcurso del año 1811, la Estancia es transferida al activo comerciante inglés Don Diego Barton, quien instalo un saladero a cierta distancia de su nueva casa.

Pero tiempo más tarde, en el año 1825, la historia de la Estancia "La Laguna" llega a su punto clave. Hace arribo a Buenos Aires la Fragata inglesa "The Simmetry of Scarboro", que traía a bordo a más de 200 personas de nacionalidad escocesa, reclutadas por los hermanos Juan y Guillermo Parish Robertson. Estos hermanos con su ambición a cuestas, poniendo el ojo firme al trabajo y progreso decidieron comprar tres estancias contiguas para establecer a sus compatriotas. Las estancias fueron "Santa Catalina", de Don Félix Castro; "Monte Grande", de Don Juan Wilson; y "La laguna" de Don Diego Barton, obteniendo un total de 6.000 hectáreas.

Es así como la colonia escocesa comienza a levantar sus hogares en estas tierras, y entre los más destacados trabajadores de terrenos fértiles de "La laguna" figuraban Juan Mac Clymont, Santiago Broach y Guillermo Grierson –padre de la histórica médica, Cecilia-, cada uno con sus respectivas granjas. En 1832, tras el fracaso de la colonia, Guillermo Parish Robertson, decide vender a Don Tomas Fair, las Estancias "Monte Grande" y "La Laguna". Ocurrida la muerte de Don Tomas Fair queda en posesión de su viuda y de sus hijos. En 1873, se vende parte de la Estancia "Monte Grande" a José Gregorio Lezama.

La Estancia "La laguna" en conjunto con otras tierras, pasa a manos de la compañía Sansinena de carnes congeladas, al mando de Don Gastón Simón Sansinena en el año 1879 aproximadamente, convirtiéndose este en el primer frigorífico, conocido por muchos años con el nombre de "La Negra" nombre impuesto por dicha empresa. Debido a este detalle la Estancia "La laguna" comienza a ser denominada Estancia "La Negra". La hacienda contó con el agua suficiente, clara, natural y buena sirviéndose de la Laguna de Rocha, por eso su tierra fue conceptuada como de alto valor. Hoy la Estancia La Negra o La Laguna, como mas deseen recordarla paso a tener otro nombre: "el Triángulo", ya con un nuevo dueño conocedor de la agricultura, se pudo observar la siembra y cosecha de trigo, maíz y girasol en el lugar.

Si bien este relato menciona el paso de la Estancia por distintos dueños también es el paso de las aguas que la rodean, La Laguna De Rocha, en su espacio, dueña de toda naturaleza.[1]

Biología[editar]

Esta laguna está en periodo de su ciclo evolutivo llamado eutrofico. En la etapa siguiente, distrófica, el cuerpo de agua se reduce debido al avance de la vegetación anfibia; aparece el pantano donde predomina la descomposición bacteriana.

La causa principal de la eutroficación de la laguna, es la acumulación de masa vegetal, la cual es degradada por organismos descomponedores. Al aumentar la materia orgánica (que puede venir descargas cloacales) la vegetación anfibia utiliza esos nutriente acelerando el proceso de eutrofización. Aunque la eutrofización es irreversible, la abtención de aporte de contaminantes provoca una estabilización del espejo de agua y la preservación de las comunidades reinantes.

Desde el 2006 hasta el 2010, estudios realizados por el Instituto Superior de Formación Docente N 35 y el INA (Instituto Nacional del Agua) revelan que los niveles de contaminación de Laguna de Rocha son bajos, pero en delicado equilibrio. El alto poder purificante de la vegetación y los espejos de agua puede ser quebrado si la contaminación continua a en el corto plazo.

La Laguna de Rocha tiene aún 1000 ha de bosques, pastizales y cuerpos de agua con una fauna que sobrevive entre la contaminación del agua, los cazadores furtivos y los devastadores incendios provocados por quemaderos de basura.

Situación Legal[editar]

Desde enero de 1996 se ha entablado una batalla legal para que La Municipalidad de Esteban Echeverría por medio del entonces Secretario de Medio Ambiente, Ing. Pablo Pila, iniciase gestiones administrativas para crear la "Comisión Multisectorial de Diagnóstico y Propuestas de Soluciones". Luego de infructosos intentos al gobierno municipal, Pila solicita la intervención del Juez en lo Criminal y Correccional de Lomas de Zamora, Dr. Hugo Van Schilt, quedando el expediente archivado. Ese mismo año, por ordenanza del Concejo Deliberante el sitio es declarado "Reserva Histórica Municipal".

En 1996, la firma SIDECO Americana compra alrededor de 120 ha, en las cuales proyectó tres barrios privados. Solamente uno se concretó en el año 2000.

En 1997, la Cámara de Diputados de la Nación elabora un Proyecto de Ley a efectos de que la Laguna de Rocha sea declarada Reserva Ecológica Municipal. El proyecto lo presenta el Diputado Nacional Alfredo Bravo (Frepaso).

El 18 de diciembre de 2008 la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires aprueba por unanimidad un proyecto presentado por el diputado Walter Martello (Ari-Coalición Cívica) para que el sitio sea declarado Paisaje Protegido. Apenas unos días después, el 30 de diciembre, contrariando al Congreso Provincial, en una irregular sesión, el Concejo Deliberante declara a Laguna de Rocha zona apta para instalaciones industriales.

El día 13 de Diciembre del año 2012 se declara en Diputados, por una unanimidad, a la Laguna de Rocha (Esteban Echeverría) Reserva Natural.

Flora[editar]

Como todo espacio abandonado a su suerte la Laguna de Rocha sufrió durante muchas décadas la invasión de plagas y especies exóticas de otros continentes en su predio (Acacia negra, Mora blanca, Paraíso, Ricino, Ligustro, Ligustrina, Fresno, Madreselva, Álamos, Lirio amarillo, etc) que han ido desplazando a la flora nativa, hoy día al ser una Reserva Natural dicha invasión se revierte con el adecuado control y proyectos de restauración del ambiente original.

Se pueden observar casi todas las especies autóctonas de la región del noreste bonaerense, si bien sus poblaciones hoy son bajas cuando se libere la Reserva de la especies invasoras volverá a su plenitud la flora y su fauna asociada.

En los montes, Anacahuita (Blepharocalix salicifolius) Azotacaballo (Luehea divaricata) Blanquillo (Sebastiana brasiliensis) Canelón (Myrsine laetevirens o parvula) Chal chal o Cocu (Allophylus edulis) Higuerón (Ficus luschtaniana o monckii) Fumo Bravo (Solanum granulosum-leprosum) Molle Incienso (Schinus longifolius) Murta (Myrceugenia glaucescens) Lapachillo (Poecilante parviflora) Laurel criollo (Ocotea acutifolia) Ombú (Phytolacca dioica) Ombusillo (Phytolacca tetramera) Palo Amarillo (Terminalia australis) Pindó "palmera" (Syagrus romanzoffiana) Plumerillo rosado (Calliandra parviflora) Sauco (Sambucus australis) Tembetarí (Fagara hiemalis) Timbó (Enterolobium contortisiliquum)

En los espacios abiertos y expuestos:

Algarrobo blanco (Prosopis alba) Cina Cina (Parkinsoneana aculeata) Chañar (Geoffroea decorticans) Coronillo (Scutia buxifolia) Espinillo o Aromito (Acacia caven) Quebrachillo (Acanthosyris spinescens) Sombra de Toro (Jodina rhombifolia) Tala (Celtis tala)

En lugares bajos o suelos más húmedos (puede ser al lado de la laguna, arroyo):

Aliso de río (Tessaria integrifolia) Ceibo (Erythrina crista galli) Curupí (Sapium haematospermun) Ingá verá (Ingá uruguensis) Mataojo (Pouteria salicifolia) Sangre de Drago (Crotón urucurana) Sarandí blanco (Phyllantus sellowianus) Sarandí colorado (Cephalanthus glabratus) Sauce criollo (Salix humboldtiana) Tarumá o Espina de bañado (Citharexylum montevidense) Yerba de Bugre (Lonchocarpus nitidus)

Dudosos para el nordeste de Buenos Aires pero asilvestrados o nativos de lugares muy próximos:

Aguaribay (Schinus molle) Algarrobo negro (Prosopis nigra) Caldén (Prosopis caldenia) Ñandubay (Prosopis affinis) Ñangapirí o Pitanga (Eugenia uniflora) Pata de Buey o Pezuña de vaca (Bahuinia candicans)

Arbustos y herbáceas:

Acacia café (Sesbania virgata) – Arbolito Achira amarilla (Canna glauca) Azucena Sangre de Buey (Rodophiala bifida) Barba de Chivo (Caesalpinia gillesii) Canario rojo (Diclipteda squarrosa) Carpinchera (Mimosa pigra) – Arbolito Carqueja (Baccharis trimera) Cedrón del monte (Aloysia grattisima) – Arbolito Chilca (Baccharis salicifolia) Chirca (Dodonaea viscosa) Cortadera (Cortaderia selloana) Duraznillo (Cestrum parqui) Hediondilla morada o Talilla (Lycium cestroides) Hierba San Simón (Vernonia scorpioides) Ñapinday (Acacia bonariensis) – Arbolito Malvavisco (Abutilón grandiflorum) Mariposa (Heteropteris angustifolia) – Arbolito Mariposera (Eupatorium inulaefolium) Lantana (Lantana megapotamica) Quiebra arados (Vernonia rubricaulis) Rosa de río (Hibiscus cisplatinus) Salvia guarinitica Seibillo (Sesbania punicea) - Arbolito Sen del campo (Senna corymbosa) – Arbolito Flor amarilla (Senecio bonaeriensis) Senecio grisebachii Tabaco del monte (Trixis praestans)

Enredaderas o lianas:

Amor porteño (Solanum amygdalifolium) Isipó timbó (Serjania meridionalis) Sacha Huasca (Dolichandra cynanchoydes) Tasi (Morena brachystephana) Uña de gato (Macfadyena unguis-cati)

Fauna[editar]

Bibliografía[editar]

Referencias[editar]

  1. Colectivo Ecológico "Unidos Por Laguna de Rocha - Reserva Natural YA!" - Sobre textos de Pedro Campomar Rotger

Enlaces externos[editar]