Ladislao Bárdossy

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ladislao Bárdossy
Bundesarchiv Bild 146-1984-018-35A, Laszlo von Bardossy.jpg

Coat of arms of Hungary.svg
Primer Ministro de Hungría
3 de abril de 1941-7 de marzo de 1942
Predecesor Pál Teleki
Sucesor Miklós Kállay

Datos personales
Nacimiento 10 de diciembre de 1890
Szombathely Flag of Austria-Hungary (1869-1918).svg Imperio austrohúngaro
Fallecimiento 10 de enero de 1946
Budapest, Flag of Hungary.svg Hungría
[editar datos en Wikidata ]

Ladislao Bárdossy (en húngaro: Bárdossy László) (Szombathely, 10 de diciembre de 1890Budapest 10 de enero de 1946) diplomático, político y primer ministro húngaro durante la Segunda Guerra Mundial.

Comienzos y carácter[editar]

Bárdossy nació en 1890 en Szombathely, en el seno de una familia de baja nobleza, acostumbrada a servir en la administración estatal.[1] SU padre había sido consejero ministerial. Cursó estudios secundarios en Eperjes y Budapest. Más tarde estudió derecho en Budapest, Berlín y París.[1] Intelectualmente brillante, idealista, recto e inclinado a la estética, ingresó en el ministerio de cultura en 1913.[1] Avanzó lentamente en el escalafón, siendo nombrado secretario del ministerio en 1921. Ingresó en el nuevo ministerio de exteriores, creado tras la independencia de Hungría, proclamada tras la Primera Guerra Mundial a finales de 1918, el 18 de febrero de 1922.[2] En 1926 pasó a encabezar el departamento de prensa del ministerio.[2] En 1930 fue nombrado consejero del ministro húngaro en Londres.[2]

En estos años de frustración ante el nulo éxito de las demandas húngaras, Bárdossy fue perdiendo su anterior ilusión y adquiriendo cinismo.[3] Físicamente frágil, sus problemas afectaban a su mente.[3] Su gran capacidad de de observación y habilidad para evaluar rápidamente las situaciones le llevaban a veces a una confianza en sí mismo excesiva y a tomar decisiones prematuras.[3] Sus comentarios acerbos le ganaban enemigos.[3] A pesar de su inteligencia excepcional, Bárdossy no logró adquirir prudencia y sagacidad, defectos que se hicieron patentes durante su época posterior al frente del Gobierno.[3]

En 1936 fue nombrado embajador en Rumanía), pasando luego a ocupar el puesto de ministro de Exteriores en febrero de 1941, a la muerte repentina de su antecesor.[3] Fue escogido por el regente Horthy como primer ministro a la muerte por suicidio de Pál Teleki[4] (era ministro de exteriores de su gabinete). No pertenecía a ningún partido.[5]

Política nacional[editar]

Partidario de la modernización social del país, pensaba que las reformas necesarias se podrían lograr mediante una política de derecha radical, similar a la de su predecesor Gyula Gömbös.[3] Bárdossy defendía una mayor justicia social, una reforma moderada de la propiedad de la tierra, la modernización de la administración y una política más social que la anterior.[6]

Anticomunista y antisemita, aprobó nuevas leyes antijudías que limitaban las actividades económicas de los judíos y les impedían mantener relaciones sexuales con los no judíos o casarse.[6] Conocida como tercer ley antijudía (por las dos anteriores promulgadas por Teleki durante sus dos mandatos de gobierno) fue heredada del anterior gabinete, aunque se suavizó.[7]

Como sonsecuencia de las leyes de julio de 1941, 18.000 judíos de Rutenia fueron trasladados en trenes de carga a la frontera y entregados a las SS alemanas,[8] a pesar de las protestas alemanas.[9] Estos judíos, sin ciudadanía húngara, fueron enviados a las cercanías de Kamenets-Podolski,[6] donde fueron fusilados (sobrevivieron unos 2.000)[9] por miembros de los Comandos Especiales nazis, en uno de los primeros casos de asesinatos masivos de la Segunda Guerra Mundial (27-28 de julio de 1941).[10] [11] [8] El gobierno de Bárdossy planeaba "repatriar" a los judíos sin ciudadanía húngara y aquellos que se habían refugiado en el país ante el avance nazi por Europa.[6] Cuando uno de los escasos supervivientes de la matanza logró narrar el destino de los deportados al ministro de interior Ferenc Kereszter-Fischer, las expulsiones cesaron.[6]

La población judía húngara alcanzaba las 825.000 personas en 1941 incluyendo los nuevos territorios anexionados. Las nuevas leyes húngaras definían a los judíos en términos "raciales" (no religiosos), prohibían el matrimonio entre judíos y gentiles y los excluía de ciertas profesiones y de la educación superior más allá de un 6% del total (numerus clausus establecido en 1924, pero apenas aplicado).

Tras la entrada el guerra de Hungría, los batallones de trabajo fueron enviados al frente, a las órdenes de oficiales húngaros. Dedicados a la construcción de instalaciones militares en trabajos forzados, sufrían a menudo condiciones terribles de frío, falta de comida, atención médica y refugio en el frente oriental (se calcula que unos 27.000 trabajadores judíos murieron antes de la ocupación alemana en marzo de 1944).[11]

Bajo su gobierno se produjeron, en diciembre de 1941 y enero de 1942, matanzas de judíos y serbios en la Voivodina recuperada,[12] en la que murieron varios miles de personas.[13] En la zona se habían detectado grupos de partisanos y, ante la incapacidad de la policía para enfrentarse a ellos, se envió al ejército, que perpetró los asesinatos, incluyendo los de mujeres y niños.[14] Los oficiales involucrados fueron condenados tardíamente pero Bárdossy fue absuelto.[14]

Política internacional[editar]

Invasión de Yugoslavia[editar]

Adquisiciones territoriales húngaras (1938-1941).      Durante el mandato de Bárdossy (territorio yugoslavo)

Bajo su gobierno Hungría participó en el ataque y ocupación de Yugoslavia, de la que se anexionó territorios que le habían pertenecido antes del Tratado de Trianon. La reticencia húngara a participar, sin embargo, llevó a Alemania a sospechar de la posición húngara: Hitler no informó a Hungría de los preparativos secretos para la invasión de la Unión Soviética,[15] en la que Hungría no participó inicialmente. Las tropas alemanas de invasión evitaron el territorio húngaro y sus aeródromos no pudieron ser utilizados por la Luftwaffe, siguiendo las directivas del alto mando húngaro de 22 de marzo de 1941.[16]

Guerra con la Unión Soviética[editar]

Kassa (Košice), bombardeada supuestamente por aviones soviéticos, dio la excusa a Bárdossy para declarar la guerra a la Unión Soviética.

El jefe del Estado Mayor, general Werth, defendió la participación de Hungría en la guerra contra los soviéticos del lado alemán a pesar de no haber petición oficial alemana, expresando su preocupación sobre los posibles efectos desfavorables para el país en caso de no tomar parte, mientras Rumanía, rival en la posesión de Transilvania sí lo hacía.[15] Contactos militares alemanes habían sugerido a Werth la conveniencia de una participación voluntaria de Hungría.[17] El gabinete rechazó la propuesta, pero se decidió romper relaciones con Moscú como concesión a los alemanes y a sus partidarios húngaros.[18] Cuatro días después, sin embargo, tras el bombardeo de Kassa supuestamente por aviones soviéticos, Bárdossy, que estaba convencido de que se trataba de aviones alemanes disfrazados y que el ataque era una forma de obligar a Hungría a entrar en guerra,[18] logró que el gabinete y el Regente le respaldasen y declarasen la guerra a la Unión Soviética al día siguiente. Bárdossy decidió participar en la ofensiva alemana, con fuerzas limitadas, para evitar el peligro de que Hungría, al mantener la neutralidad, fuese utilizada como recompensa de Hitler a sus aliados y adversarios de Hungría (Eslovaquia y Rumanía) si Alemania salía victoriosa.[17] La política de Bárdossy se basaba en una campaña rápida que debía acabar con una victoria alemana.[17]

Al comienzo, el número de tropas húngaras en la invasión de la Unión Soviética no fue muy elevado pero, tras los reveses alemanes del invierno de 1941, estos aumentaron sus demandas a Bárdossy,[13] tanto de tropas como de materias primas para la industria alemana.[17] Tras la visita en enero de 1942 del ministro de exteriores alemán, Ribbentrop, y la posterior de Keitel, se formó el II Ejército Húngaro, con ciento cincuenta mil hombres, que fue enviado al frente oriental.[13]

Guerra con los Aliados occidentales[editar]

Desoyó el ultimátum británico del 29 de noviembre de 1941 para que Hungría abandonase la guerra, que le fue declarada el 6 de diciembre. El 12 del mismo mes, declaró la guerra a los Estados Unidos.[12] Bárdossy sentía que Gran Bretaña había cometido un injusticia hacia Hungría, primero participando en la partición del país en el Tratado de Trianon y más tarde apoyando a los soviéticos, sin entender la lógica actitud de los británicos hacia su aliado en su guerra contra Alemania, en la que Hungría contribuía al esfuerzo bélico alemán.[19]

Destitución[editar]

Ante estas maniobras que ponían en peligro la política de equilibrios entre Alemania y los Aliados que el Regente había intentado mantener desde los años treinta, Bárdossy fue destituido el 7 de marzo de 1942. Le sustituyó Miklós Kállay, político del ala conservadora tradicionalista del partido del gobierno (10 de marzo de 1942),[20] Horthy trató así de encontrar un primer ministro aceptable para los alemanes pero que aumentase las distancias con ellos.[17]

Arresto, juicio y muerte[editar]

En 1943 pasó a presidir la Liga Unida Nacional Cristiana. Reelegido diputado por su ciudad natal en 1944, defendió la continuación de la guerra, se esforzó por mejorar la cooperación entre los partidos de ultraderecha y participó en la Alianza Nacional, que trataba de impedir cualquier intento de abandonar la contienda.[19]

Al acercarse el frente, Bárdossy abandonó Szombathely en 1944 y, con ayuda del plenipotenciario alemán Edmund Veesenmayer, se trasladó a Baviera.[21] En abril de 1945 logró un visado para entrar en Suiza, donde residió en un campo de refugiados.[21] Tras exigir libertad de movimientos como diplomático, el gobierno suizo lo expulsó el 4 de mayo de 1945.[21]

Arrestado por los norteamericanos, fue entregado por la Comisión de Control Aliada al nuevo gobierno húngaro el 3 de octubre de 1944, que le acusó de cuatro cargos por crímenes de guerra y dos de crímenes contra la humanidad.[22] Fue juzgado por un tribunal popular (29 de octubre de 1945-3 de noviembre de 1945) junto con otros 4 ex-primeros ministros, condenado por crímenes de guerra y colaboración con los nazis y fusilado en Budapest el 9 de enero de 1946.[23]

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. a b c Dreisziger (1998), p. 291
  2. a b c Dreisziger (1998), p. 292
  3. a b c d e f g Dreisziger (1998), p. 293
  4. Benziger, p. 468
  5. Rothschild, Joseph. East Central Europe Between the Two World Wars : A History of East Central Europe. University of Washington Press. p. 185 ISBN 978-0-295-95357-1
  6. a b c d e Dreisziger (1998), p. 294
  7. Ablonczy, Balazs(2006): Pal Teleki (1879-1941): The Life of a Controversial Hungarian Politician. East European Monographs. ISBN 978-0-88033-595-9
  8. a b Benziger, p. 476
  9. a b Dreisziger (1998), p. 308
  10. The Holocaust in Hungary Holocaust Memorial Centre.
  11. a b «Hungary Before the German Occupation».
  12. a b Rothschild, Joseph. East Central Europe Between the Two World Wars : A History of East Central Europe. University of Washington Press. p. 186 ISBN 978-0-295-95357-1
  13. a b c Seton-Watson, Hugh: "The East European Revolution". Westview Pr (Short Disc) (1983). ISBN 978-0-86531-746-8
  14. a b Benziger, p. 477
  15. a b Dreisziger (1998), p. 66
  16. Documents on German Foreign Policy 1918-1945, Series D, Vol. XlI Directives of the High Command, Fuhrer's Headquarters. Washington: United States Government Printing Office. 22 de marzo de 1941). pp. 338–343. 
  17. a b c d e Dreisziger (1998), p. 91
  18. a b Dreisziger (1998), p. 67
  19. a b Dreisziger (1998), p. 302
  20. Fenyö, Mario D: "Some Aspects of Hungary's Participation in World War II", East European Quarterly, 3:2 (1969) p.219
  21. a b c Dreisziger (1998), p. 304
  22. Benziger, p. 470
  23. Benziger, p. 465

Referencias[editar]