Lactarius volemus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Lactarius volemus
Lactarius volemus 48520.jpg
Clasificación científica
Reino: Fungi
División: Basidiomycota
Subclase: Incertae sedis[1]
Orden: Russulales
Familia: Russulaceae
Género: Lactarius
Especie: L. volemus
(Fr.) Fr.[1]
Sinonimia
Lactarius volemus
Características micológicas
Gills icon.png 
Himenio con láminas
Convex cap icon.svg 

El sombrero es convexo

Adnate gills icon2.png 

Las láminas son adnatas

Bare stipe icon.png 

El pie está desnudo

White spore print icon.png 

Esporas de color blanco

Mycorrhizal ecology icon.png 

La ecología es micorriza

Choice toxicity icon.png 

Comestibilidad: recomendada

Lactarius volemus, o lactario anaranjado,[2] es un hongo basidiomiceto de la familia Russulaceae. Se encuentra ampliamente distribuido en el hemisferio norte, en zonas templadas de Europa, América del Norte y Asia, así como en algunas regiones subtropicales y tropicales de América Central. Crece en bosques de planifolios, fundamentalmente bajo castaños, y menos frecuentemente en bosques de coníferas, normalmente por debajo de los 1000 msnm. Su seta, o cuerpo fructífero, aflora desde verano hasta otoño. Su basónimo es Agaricus volemus Fr. 1821. La seta de este hongo es un comestible apreciado.[2]

El L. volemus presenta tonos que van del durazno al tawny, el sombrero puede alcanzar un diámetro de 11 cm. Las lamelas ubicadas en la parte inferior de su sombrero poseen un color amarillo dorado pálido,las mismas se encuentran muy próximas unas de otras y a veces se bifurcan. Una de las características distintivas de este hongo es la gran cantidad de látex ("leche") que exuda cuando se dañan sus lamelas. También posee un aroma distintivo a pescado, el cual no afecta su sabor. El análisis químico de las setas ha determinado que las mismas poseen diversos esteroles relacionados con el ergosterol, algunos de los cuales son únicos de esta especie. El hongo también contiene una goma natural la cual ha sido caracterizada mediante análisis químico. Un análisis filogenético indica que el Lactarius volemus no seria un taxón único sino que representa varias especies o subespecies.

Taxonomía y nomenclatura[editar]

La primera mención de Lactarius volemus en la literatura científica fue en 1753 por Carlos Linneo en su Species Plantarum, bajo el nombre de Agaricus lactifluus.[3] En 1821 el micólogo sueco Elias Magnus Fries lo llamó Agaricus volemus en su Systema Mycologicum.[4] En este trabajo se propone un conjunto de especies relacionadas (llamadas tribus o tribu) dentro del género Agaricus, que él nombró Galorrheus. Fries más tarde reconoció Lactarius como un género distinto en su Epicrisis Systematis Mycologici, citando Galorrheus como un sinónimo.[5] Fue en esta publicación que la especie fue llamada por primera vez por el nombre que es conocida hoy en día.[6] A pesar de que Linneo publicó la especie antes que Fries, el nombre de Fries está sancionado y por lo tanto tiene prioridad nomenclatural.

En 1871 Paul Kummer elevó la mayor parte de las tribus de Fries a rango genérico, por lo que cambió el nombre de la especie a Galorrheus volemus.[7] La variedad L. volemus var. subrugosus fue identificada por Charles Horton Peck en 1879,[8] pero ahora se clasifica como una especie separada, Lactarius corrugis.[9]

En 1891 Otto Kuntze movió la especie a Lactifluus, un género que posteriormente fue plegado en Lactarius.[10] Otro sinónimo histórico es Lactarius lactifluus, usado por Lucien Quélet en 1886,[11] un renombramiento basado en Agaricus lactifluus de Linneo. Lactarius wangii relatado en 2005 por Hua-An Wen y Jian-Zhe Ying siendo una nueva especie de China,[12] fue sinonimizado dos años después con el L. volemus.[13]

El epíteto específico "volemus" es derivado del latín vola,[14] que significa "el oco de la maño", sugestivo de la referencia de Fries a la gran cantidad de látex "suficiente fluido para llenar la maño".[15] Los nombres en lengua inglesa para el L. volemus incluyen: weeping milk cap,[16] tawny milkcap,[17] orange-brown milky,[18] voluminous-latex milky,[19] lactarius orange,[20] fishy milkcap,[21] y apricot milk cap. En las montañas de Virginia Occidental, Estados Unidos, es nombrado "leatherback" o "bradley". El último nombre puede tener origen de su nombre en alemán, Brätling.[22] [23]

Filogenia[editar]








L. volemus A-1




L. volemus A-2



L. volemus A-3






L. corrugis B-1



L. corrugis B-2





L. volemus C-1



L. volemus C-2





L. hygrophoroides




L. piperatus





L. subumbonatus



L. lignyotus





Filogenia del género Lactarius sección Dulces
basada en las secuencias de ADNr.
Los especímenes de L. volemus y L. corrugis
son distinguidos con base en las diferencias
en la coloración y distribución: A-1, tipo
aveludado; A-2 tipo rojo; A-3, tipo chino; B-1,
tipo rojo; B-2, tipo común; C-1, tipo japonés; C-2,
tipo amarillo.[24]

Lactarius volemus es una especie de la sección de los Dulces en el subgénero Lactifluus. Este agrupamiento incluye especies con el píleo seco, látex abundante y una impresión de esporas blancas o crema pálida.[25] Como la especie L. corrugis, tiene sobreposición de caracteres morfológicos, incluyendo a coloración del píleo y las semejanzas en el estipe, es difícil distinguir de manera precisa las dos especies. La dificuldad en diferenciarlos es aumentada también más por el hecho de que ambas especies tienen varios colores: espécimes japonesas de L. volemus pueden tener un píleo rojo, un píleo amarillo con una tallo largo, o una textura aveludada; los píleos de L. corrugis puede ser rojos, comumente de color herrumbre. En 2005 investigadores japoneses aclararon la relación entre estas dos especies y de varias otras de la sección Dulces usando análisis moleculares de ADN y comparando las diferencias en la composición de ácidos grasos, la morfología y el sabor. El grupo de variantes de color filogeneticamente en diferentes subclados, sugeriendo que podrían ser mejor considerados "diferentes especies, subespecies o variedades".[24] En 2010 un estudio molecular de L. volemus del norte de la Tailandia descubrió que los 79 espécimes testados pueden ser divididos en 18 especies filogenéticas distintas; seis de estas fueron descritas como nuevas especies: L. acicularis, L. crocatus, L. distantifolius, L. longipilus, L. pinguis y L. vitellinus.[26]


Descripción[editar]

Un pequeño arañazo es suficiente para que el látex sea liberado. El puede tornarse marrom después la exposición al aire, además de manchar los tejidos con que entra en contacto.

El esporocarpo del Lactarius volemus tiene un píleo carnoso y firme con una textura aterciopelada y suave o una forma que cambia de acuerdo a su grado de madurez: es inicialmente convexo, con bordes curvados hacia adentro y luego crece plano con una depresión en el centro. Con un diámetro típico de 5 a 11 centímetros, su color varia del tono de damasco de color amarillo a marrón.[27] El color del píleo, sin embargo, es algo variable, como se observó en las muestras procedentes de Asia, Europa y América del Norte.[13] [28] [29] El tallo o estipe cuya altura varia de entre 4 y 12 centímetros y que normalmente posee entre 1 y 1,5 cm de espesor, tiene una coloración ligeramente más clara que el píleo. Es firme, con una superficie suave o sedoso que a veces tiene depresiones que corren longitudinalmente a lo largo de toda su longitud.[27]

Las láminas son delgadas y frágiles, bifurcadas a veces y muy espaciadas entre si. Por lo general, tiene un pálido color amarillo dorado y se convierten en marrón después de sufrir una agresión externa. Intercalados entre las laminillas están las lamélulas, extensiones cortas que no se extienden al tallo. La carne es de color blanquecino y dura. El olor de la seta es controvertido;[27] su olor es equivalente a un pescado muerto.[30] El olor es exhalado especialmente cuando los cuerpos fructíferos están secos. Una de las características más distintivas de la seta es la gran cantidad de látex, tan abundante que sólo un pequeño rasguño en las láminas es suficiente para hacer "llorar" una sustancia lechosa.[16] El látex tiende a manchar de marrón la superficie con la que entra en contacto.[30]

Imagen microscópica de las esporas. Son esféricas, hialinas y reticuladas.

La impresión de las esporas es de color blanquecino. Las esporas son aproximadamente esféricas, translúcidas y típicamente miden 7,5 a 10 por 7,5 a 9 micrómetros (mm).[31] La superficie de la espora está reticulada, cubierta con rebordes que forman una red compleja. Las crestas alcanzan 0,8 mm de altura y tienen proyecciones notables de hasta 1,2 micrómetros. Las células que producen las esporas en el himenio, los basidios son claviformes, hialinos con cuatro esporas, cada uno tiene dimensiones de 40-62 7,2 a 10,4 micrómetros.[32] Intercaladas entre los basidios están las células estériles llamadas cistídios. Los pleurocistídios son extremadamente fusiformes o claviformes y miden 48-145 a 5-13 micrómetros. Los queilocistídios puede ser fusiformes claviformes, formas apiculadas o intermedios entre estos y medir 27-60 por 5 a 7 micrómetros.[29] Además, hay cistídios presente en la superficie del píleo y el tronco el hongo.[27] Si una gota de sulfato de hierro (usado como prueba química en la identificación de hongos) es aplicada a la carne de L. volemus, inmediatamente se tiñe de un color verde azulado oscuro.[31]


Variedades[editar]

Lactarius volemus var. flavus

La variedad Lactarius volemus var. flavus fue descrita en 1979 por Alexander Hanchett Smith y Lexemuel Ray Hesler en su monografía sobre especies norteamericanas del género Lactarius.[29] Esta rara variedad, encontrada en el sudeste de los Estados Unidos (en una región que va desde la Carolina del Sur hasta la Flórida y extendiéndose al oeste hasta Texas), tiene un píleo que se vuelve amarillo durante su desarrollo. También tiene esporas ligeramente más pequeñas que la variedad común: 6,5 a 9 por 6-8 micrómetros.[31] Algunos autores consideran el raramente coletado L. volemus var. oedematopus, encontrado en la región central y sur de la Europa, una variedad distinta de las demás por tener un tallo grueso y píleo de color marrón rojizo. Esta evaluación no es universalmente aceptada, posiblemente debido a que cae dentro del rango de variación morfológica de la gama principal.[33] Una otra variedad, L. volemus var. asiaticus, fue nombrada en 2004 con base en espécimes vietnamitas; que se asocia con el Pinus kesiya y tiene pequeños cuerpos fructíferos y aterciopelado de color marrón.[34] En general la importancia taxonómica poco se ha atribuido a diversas variedades de L. volemus propuestas.[26]


Especies similares[editar]

Lactarius volemus está íntimamente relacionado con el L. corrugis, y generalmente tiene una apariencia bastante similar. L. corrugis tiene más arrugas en la superficie, las laminas son más oscuras, el olor es suave o ausente, y el color es menos naranja, aunque se puede encontrar formas con colores intermedios.[9] Las dos especies se pueden distinguir con más precisión a través de sus características microscópicas: L. corrugis tiene esporas típicamente mayores, 10,4 a 12,8 por 9,6 a 11,8 micrómetros, con un retículo más grueso en la superficie, además de un mayor pleurocistídio.[32] Lactarius hygrophoroides también se asemeja al L. volemus, pero se diferencia de esta por tener enlaces cruzados, laminillas separadas y no tiene esporas en la superficie.[35]

Lactarius hygrophoroides 15959.jpg
Lactarius corrugis 54984.jpg
L. hygrophoroides (izquierda) y L. corrugis (derecha) son semejantes.

La especie zambiana Lactarius chromospermus tiene un parecido superficial con L. volemus, pero la primera, además de su presencia en el continente africano, puede ser identificada por su impresión de esporas de color marrón-canela, único en toda la familia Russulaceae.[36] L. subvelutinus también es similar, pero no presenta el característico olor a pescado muerto, además de poseer un píleo de color amarillo-naranja a un brillante dorado-naranja, hojas estrechas y un látex blanco que no cambia de color cuando se suelta o en contacto con cualquier superficie.[31] La especie Lactarius austrovolemus también está íntimamente relacionada, pero tiene laminas mucho más próximas entre si, mientras que el L. lamprocystidiatus solo puede ser distinguindo del L. volemus por las características microscópicas: reticulaciones en sus esporas son más altas y afiladas, y la malla formada por las intersecciones de las reticulaciones son mucho más pequeñas,[13] Tanto el L. austrovolemus como el L. lamprocystidiatus son encontrados exclusivamente en la Papúa Nueva Guinea.[37] [38]

Usos culinarios y otros[editar]

Lactarius volemus, secos[39]
Valor nutricional por cada 100 g
Energía 390 kcal 1630 kJ
Carbohidratos 64 g
Grasas 4 g
Proteínas 25.2 g
Cobre 1.8 mg (0%)
Hierro 1.5 mg (12%)
Manganeso 1.4 mg (70%)
Zinc 3.3 mg (33%)
% CDR diaria para adultos.
Fuente: Base de datos de nutrientes de USDA.

A pesar del desagradable olor a pescado que es exhalado después de que se han recolectado las setas,[40] el L. volemus es comestible y recomendado para el uso culinario, aunque el Lactarius típicamente tiene una textura ligeramente granular, que algunos pueden encontrar poco apetitosa.[16] El olor desaparece durante la cocción y el látex tiene un sabor suave.[41] [27] Es mejor preparado por cocción lenta con el fin de evitar que se vuelva demasiado duro;[40] espécimes que fueron reidratados después de haber sido secadas, requieren una cocción más larga para eliminar la textura granulada.[41] El hongo también se utiliza en las recetas de guisos y salsas.[42] El uso de sartén no es una técnica de cocción recomendadoa debido a la gran cantidad de látex que fluye.[40] L. volemus es una de las varias especies de Lactarius que son vendidas en mercados rurales en la provincia de Yunnan, China,[43] y es una de las especies más populares de hongos silvestres comestibles cosechados para el consumo y la venta en Nepal.[44] En su libro de 2009 sobre especies de Lactarius de América del Norte, Bessette y colegas consideran el hongo "la seta de leche comestible más conocida y popular" en el este de Estados Unidos.[23] Un estudio turco de la composición nutricional de los cuerpos fructíferos concluye que L. volemus es una buena fuente de proteínas y carbohidratos.[39]

Sustancias bioactivas[editar]

Estructura química del volemitol.

El cuerpo fructífero contienen una única molécula de esterol llamada volemolida, un derivado del ergosterol común entre los hongos, que puede tener aplicación en la quimiotaxonomia fúngica.[45] En un estudio de 2001 se identificaron nueve esteroles, tres de los cuales eran desconocidos para ciencia. Según los investigadores, este tipo de compuestos altamente oxigenados, similar a los esteroles que se encuentran en corales blandos y esponjas marinas, son poco común en los hongos.[46] El hongo también contiene volemitol (D-glicero-D-manoheptitol), un poli-alcohol de siete carbonos aislado por primera vez por el científico francés Émile Bourquelot en 1889.[47] El volemitol se encuentra como monosacárido en muchas especies de plantas y algas pardas.[48]

Debido a que el contenido natural de poli-isopreno en los cuerpos fructíferos que corresponde desde 1,1 hasta 7,7% de su peso en seco,[49] que corresponde de 1,1 a 7,7% de su peso, esta porción puede ser usada para producir caucho.[50] La estructura química de la goma producida a partir de la seta consiste de un homólogo de poliprenol de alto peso molecular, organizado como un grupo dimetilalilo, dos unidades trans de isopreno, una larga secuencia de isoprenos cis (entre 260 y 300 unidades), encerrados por una hidroxila o éster de ácido graso.[51] Biosintéticamente, la formación del poli-isopreno comienza con el compuesto trans, trans-farnesil pirofosfato, y se acredita que termina con una esterificación de pirofosfato de poli-isoprenil.[49] La enzima isopentenil-difosfato isomerasa delta ha sido identificado como necesario para el inicio de la síntesis de caucho en L. volemus y otras especies Lactarius.[52]

Ecología, distribución y hábitat[editar]

Espécimes en un bosque templado de los Alpes Julianos en Eslovenia.

Como todas las especies de Lactarius,[53] el L. volemus forma ectomicorrizas, una asociación simbiótica mutuamente benéfica con varias especies de árboles. En esta asociación, las hifas del hongo crecen en torno a la raíz de las plantas y entre sus células corticales, pero en realidad no llegan a penetrárlas. Las hifas se extienden hacia fuera en el suelo, aumentando el área superficial para la absorción con el fin de ayudar a la planta a capturar los nutrientes del suelo. Se puede encontrar creciendo en la base de árboles de coníferas, aunque es más común en los bosques de hoja caduca. A veces también pueden encontrarse en "tapetes" de musgos de turbera. Es común la aparición de cuerpos fructíferos entre el verano y el otoño.[29] Pueden ser encontrados creciendo solitariamente o en grupos y son más abundantes en el clima caliente y húmedo.[15]

Los cuerpos fructíferos pueden ser habitados por especies de moscas de la familia Limoniidae, como Limonia yakushimensis o del género Discobola, así como varias especies de ácaros que habitan los hongos. Las moscas sirven de refugios para los ácaros en una asociación simbiótica conocida como phoresis, en donde los ácaros son cargados mecánicamente por su "anfitrión". Los ácaros son pequeños y no pueden migrar distancias relativamente largas entre las setas sin esa ayuda, los insectos transportistas por su parte, son grandes y pueden transferir a los ácaros a sus sitios de alimentación preferidos.[54]

Lactarius volemus es encontrado en regiones de clima templado suave, como en algunas zonas subtropicales y tropicales del hemisferio Norte. El hongo se encuentra ampliamente distribuido en toda Europa,[24] [55] a pesar de que está disminuyendo en algunos países. Se ha convertido en bastante raro en los Países Bajos (y Flandes) hasta el punto de ser considerado localmente extinto.[21] En América, el límite más al norte de su distribución alcanza el sur del Canadá y las Grandes Planicies,[56] al sur de la costa este de los Estados Unidos y México, llegando hasta América Central (Guatemala).[16] [32] Es también conocida en Asia, incluyendo China (montañas Qinling, provincias de Guizhou y Yunnan),[57] [13] [43] Japón, India, Corea, Nepal y Vietnam.[58] [59] [44] [34] También se hicieron colecciones en Oriente Medio, incluyendo Irán y Turquía.[60] [39]

Referencias[editar]

  1. a b «Lactarius volemus» (en inglés), Index Fungorum, CAB International, Centraalbureau voor Schimmelcultures (CBS) y Landcare Research New Zealand Limited (eds.), http://www.indexfungorum.org/Names/NamesRecord.asp?RecordID=231293 
  2. a b Grünert, H.; Grünert, R.; VV.AA. (1984). Guías de Naturaleza Blume: Setas (t. original:"Pilze"). Barcelona: Blume. p. 176. ISBN 84-87535-11-9. 
  3. Linnaeus C. (1753). Species Plantarum (en latín) 2. Estocolmo, Suecia: Impensis Laurentii Salvii. p. 1172. 
  4. Fries EM. (1821). Systema Mycologicum (en latín) 1. Lund, Suecia: Ex Officina Berlingiana. p. 69. 
  5. Fries EM. (1838). Epicrisis Systematis Mycologici, seu Synopsis Hymenomycetum (en latín). Upsala, Suecia: Typographia Academica. p. 344 |página= y |páginas= redundantes (ayuda). 
  6. «Species synonymy: Lactarius volemus». Species Fungorum. CAB International. Consultado el 27-03-2010.
  7. Kummer P. (1871). Der Führer in die Pilzkunde [The Mycological Guide] (en alemán) (1 edición). p. 127. 
  8. Peck CH. (1885). «New York species of Lactarius. Report of the State Botanist (for 1884)». Annual Report of the New York State Museum 38:  pp. 111–33. 
  9. a b Roody WC. (2003). Mushrooms of West Virginia and the Central Appalachians. Lexington, Kentucky: University Press of Kentucky. p. 86. ISBN 978-0-8131-9039-6. 
  10. Kirk PM, Cannon PF, Minter DW, Stalpers JA. (2008). Dictionary of the Fungi (en inglés). Wallingford, Reino Unido: CABI. p. 358. ISBN 978-0-85199-826-8.  Parámetro desconocido |edição= ignorado (ayuda)
  11. Quélet L. (1886). Enchiridion Fungorum in Europa media et praesertim in Gallia Vigentium (en latín). Paris, França: O. Doin. p. 131. 
  12. Wen H-A, Ying JZ. (2005). «Studies on the genus Lactarius from China II. Two new taxa from Guizhou». Mycosystema 24 (2):  pp. 155–58. 
  13. a b c d Wang X-H. (2007). «Type studies of Lactarius species published from China». Mycologia 99 (2):  pp. 253–68. doi:10.3852/mycologia.99.2.253. PMID 17682778. 
  14. Frieze HS. (1882). A Vergilian dictionary embracing all the words found in the Eclogues, Georgics, and Aeneid of Vergil: with numerous references to the text verifying and illustrating the definitions. Nueva York, Nueva York: D. Appleton and company. p. 227. 
  15. a b Metzler S, Metzler V. (1992). Texas Mushrooms. Austin, Texas: University of Texas Press. p. 118. ISBN 978-0-292-75125-5. 
  16. a b c d Arora D. (1986). Mushrooms Demystified. Berkeley, California: Ten Speed Press. p. 78. ISBN 978-0-89815-169-5.  Parámetro desconocido |autorlink= ignorado (ayuda)
  17. McKnight VB, Peterson RT. (1998). A Field Guide to Mushrooms (2 edición). Nueva York, Nueva York: Houghton Mifflin Harcourt. p. 329. ISBN 978-0-395-91090-0.  Parámetro desconocido |subtítulo= ignorado (ayuda)
  18. Russell B. (2006). Field Guide to Wild Mushrooms of Pennsylvania and the Mid-Atlantic. University Park, Pensilvania: Penn State Press. p. 77. ISBN 978-0-271-02891-0. 
  19. Bessette AR, Bessette A. (2006). Common Edible and Poisonous Mushrooms of New York. Syracuse, Nueva York: Syracuse University Press. pp. 36–37. ISBN 0-8156-0848-9.  Parámetro desconocido |acessodata= ignorado (se sugiere |fechaacceso=) (ayuda)
  20. Lawlor EP. (1993). Discover Nature Close to Home. Harrisburg, Pensilvania: Stackpole Books. p. 117. ISBN 978-0-8117-3077-8. 
  21. a b «The fishy milkcaps (Lactarius volemus sensu lato), cryptic species with a long and pandemic history». Department of Biology, Ghent University (2010). Consultado el 18/11/2010.
  22. Ternes W. (2005). Lebensmittel-Lexicon. Hamburgo, Alemania: Berh's Verlad DE. p. 1756. ISBN 978-3-89947-165-6.  Parámetro desconocido |subtítulo= ignorado (ayuda); Parámetro desconocido |edição= ignorado (ayuda)
  23. a b Bessette et al. (2009), p. 5.
  24. a b c Mycoscience:  pp. 152–57. 
  25. . Königstein im Taunus, Alemania: Koeltz Scientific Books. 1986. 
  26. a b Fungal Diversity:  pp. 99–130. 
  27. a b c d e . Londres, Inglaterra: Pan Books. 1981. 
  28. . Espergaerde, Dinamarca: Svampetryk, es the Danish Mycological Society. 1998. 
  29. a b c d . Ann Arbor, Michigan: The University of Michigan Press. 1979. http://quod.lib.umich.edu/cgi/t/text/pageviewer-idx?c=fung1tc;cc=fung1tc;sid=702e739606573d2078036355b7946896;q1=aac3719;op2=And;op3=And;rgn=mainheader;rgn1=citation;rgn2=author;rgn3=author;idno=AAC3719.0001.001;view=image;seq=00000174. 
  30. a b «Lactarius volemus». MushroomExpert.com. Consultado el 16/11/2010.
  31. a b c d Bessette et al. (2009), pp. 264–66.
  32. a b c Mycotaxon:  pp. 411–24. 
  33. Mycotaxon:  pp. 155–95. 
  34. a b (en alemán)Feddes Repertorium:  pp. 164–77. 
  35. Kew Bulletin:  pp. 601–28. 
  36. Kew Bulletin:  pp. 255–71. 
  37. Reports of the Tottori Mycological Institute (Japan):  pp. 357–64. 
  38. Persoonia:  pp. 377–406. 
  39. a b c

    Los valores nutricionales están basados en los análisis químicos de espécimenes turcos, conducidos por Colak y colaboradores en el Departamento de Química, Universidad Técnica Karadeniz.

    Fuente: «Nutritional composition of some wild edible mushrooms» (PDF). Türk Biyokimya Dergisi [Turkish Journal of Biochemistry]:  pp. 25–31. http://www.turkjbiochem.com/2009/025-031.pdf. Consultado el 20 de abril de 2011. 
  40. a b c Smith AH, Weber NS. (1980). The Mushroom Hunter's Field Guide. University of Michigan Press.  pp. 257. ISBN 978-0-472-85610-7. http://books.google.com/?id=TYI4f6fqrfkC&pg=RA5-PA257. 
  41. a b Kuo M. (2007). 100 Edible Mushrooms. Ann Arbor, Michigan: The University of Michigan Press.  pp. 431. ISSN 0-472-03126-0. http://books.google.com/?id=LualJ-bSrNYC&pg=PA431. 
  42. Bessette A, Fischer DH. (1995). escrito en Austin, Texas. Edible Wild Mushrooms of North America: a Field-to-Kitchen Guide. 39. University of Texas Press.  pp. 779–84. ISBN 0-292-72080-7. http://books.google.com/?id=zsJN7NZutTAC&lpg=PA66&dq=Lactarius%20volemus&pg=PA68. Consultado el 24/03/2010. 
  43. a b Wang X-H.. «A taxonomic study on some commercial species in the genus Lactarius (Agaricales) from Yunnan Province, China» (en chino). Acta Botanica Yunnanica:  pp. 419–27. ISSN 0253-2700. 
  44. a b Christensen M, Bhattarai S, Devkota S, Larsen HO. (2008). «Collection and use of wild edible fungi in Nepal». Economic Botany:  pp. 12–23. doi:10.1007/s12231-007-9000-9. 
  45. Kobata K, Wada T, Hayashi Y, Shibata H. (1994). «Studies on chemical components of mushrooms .3. Volemolide, a novel norsterol from the fungus Lactarius volemus» (PDF). Bioscience Biotechnology and Biochemistry 58:  pp. 1542–44. doi:10.1271/bbb.58.1542. http://ci.nii.ac.jp/lognavi?name=nels&lang=en&type=pdf&id=ART0002949297. Consultado el 20 de abril de 2011. 
  46. Yue J-M, Chen S-N, Lin Z-W, Sun H-D. (2001). Sterols from the fungus Lactarius volemus. 56.  pp. 801–806. doi:10.1016/S0031-9422(00)00490-8. PMID 11324907. 
  47. Bourquelot E.. «Sur la volémite, nouvelle matière sucrée [On volémite, a new sweet substance]» (en francés). Journal de Pharmacie et de Chimie, Paris 2:  pp. 385–90. 
  48. Sivakumar M, Bhat SV, Nagasampagi BA. (2005). Chemistry of Natural Products. Berlim, Alemanha: Springer. p. 495. ISBN 3-540-40669-7. 
  49. a b Tanaka Y, Kawahara S, Eng A-H, Takei A, Ohya N. (1994). «Structure of cis-polyisoprene from Lactarius mushrooms». Acta Biochimica Polonica 41:  pp. 303–309. ISSN 0001-527X. PMID 7856401. 
  50. Litvinov VM. (2002). Spectroscopy of Rubber and Rubbery Materials. Shawbury, Shrewsbury, Shropshire, UK: iSmithers Rapra Technology. p. 431. ISBN 978-1-85957-280-1. 
  51. Tanaka Y, Kawahara S, Aikhwee E, Shiba K, Ohya N. (1995). «Initiation of biosynthesis in cis polyisoprenes». Phytochemistry 39:  pp. 779–84. doi:10.1016/0031-9422(95)00981-C. 
  52. Ohya N, Tanaka Y, Ogura K, Koyama T. (1997). «Isopentenyl diphosphate isomerase activity in Lactarius mushrooms». Phytochemistry 46:  pp. 1115–18. doi:10.1016/S0031-9422(97)00410-X. 
  53. Bessette et al. (2009), p. 4.
  54. Sueyoshi M, Okabe K, Nakamura T. (2007). «Host abundance of crane flies (Diptera: Limoniidae) and their role as phoronts of Acari (Arachnida) inhabiting fungal sporophores». Canadian Entomologist 139:  pp. 247–57. doi:10.4039/N06-016. 
  55. «Species: Lactarius volemus (Fr.) Fr. 1838». Global Biodiversity Information Facility. Consultado el 18/11/2010.
  56. Smith AH. (1977). «Variation in two common Lactarii». Kew Bulletin 31:  pp. 449–53. doi:10.2307/4119385. 
  57. Shen Q, Chen W, Yan Z, Xie X. (2009). «Potential pharmaceutical resources of the Qinling Mountain in central China: medicinal fungi». Frontiers of Biology in China 4:  pp. 89–93. doi:10.1007/s11515-008-0089-8. 
  58. Saini SS, Atri NS. (1993). «Studies on genus Lactarius from India». Indian Phytopathology 46:  pp. 360–64. ISSN 0367-973X. 
  59. Jeune-Chung KH, Kim MK, Chung SR. (1987). «Studies on lectins from mushrooms II. Screening of bioactive substance lectins from Korean wild mushrooms» (en coreano). Yakhak Hoeji 31:  pp. 213–18. ISSN 0513-4234. 
  60. Saber M. (1989). «The species of Lactarius in Iran» (en árabe). Iranian Journal of Plant Pathology 25:  pp. 13–16. ISSN 0006-2774. 

Bibliografía[editar]

  • Bessette AR, Bessette A, Harris DM. (2009). Milk Mushrooms of North America: A Field Identification Guide to the Genus Lactarius. Syracuse, Nueva York: Syracuse University Press. ISBN 0-8156-3229-0. 

Enlaces externos[editar]