Laboratorio fotográfico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


La palabra, "Fotografía" tal y como la conocemos ahora, la utilizó por primera en 1839 Sir John Herschel, año en el que se publicó todo el proceso fotográfico. La palabra se deriva del griego foto (luz) y grafos (escritura).

El primer paso para fijar la imagen reproducida en la caja oscura sin tener que llegar a copiarla o plasmarla, a mano, ocurre en 1726, realizando una demostración de la investigación experimental sobre la sensibilidad a la luz del nitrato de plata, por el alemán J.H. Schulze. El mérito de la obtención de la primera imagen duradera, fija e inalterable a la luz pertenece al francés Joseph Nicéphore Nièpce. (1765-1833). Las primeras imágenes directas las logró utilizando placas de peltre (aleación de zinc, estaño y plomo) cubriéndolas de betún de Judea y fijadas con aceite de lavanda. Nicéphore utilizó una cámara oscura modificada e impresionó en 1826 con la vista del patio de su casa plasmando la primera fotografía permanente de la Historia. A este procedimiento le llamó heliografía. No obstante Nicéphore, no consiguió un método para invertir las imágenes, y prefirió comenzar a investigar un sistema con que obtener positivos directos.

Desde ese momento hasta el día de hoy, el mundo de la fotografía ha evolucionado tanto que ya hemos dejado de utilizar el soporte de película para fijar nuestras instantáneas y lo hacemos en un soporte digital.

Este espacio laboratorio digital versará sobre el proceso de revelado de la pelicula fotográfica, así como su positivado. El lugar donde se realiza todo este proceso, el cuarto oscuro, consta de dos áreas diferenciadas; área seca y húmeda. En el área seca tendremos todos los materiales delicados que no deben ser mojados, como el papel fotográfico, tijeras, negativos o cualquier producto sobre el que no deba caer ni una gota de productos químicos. En la parte húmeda van las cubetas y tanques de revelado. En este lugar, para el revelado en blanco y negro se trabaja bajo luz roja de baja intensidad, ya que la luz blanca vela el papel fotográfico dejándolos inservibles.

Véase también[editar]