La vida de Eduardo II de Inglaterra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La vida de Eduardo II de Inglaterra es una obra de teatro de Christopher Marlowe, estrenada en 1592.

Argumento[editar]

Tras ser coronado, Eduardo II llama a Londres a su amigo Gaveston. Tras juntarse, ambos se entregarán a una vida llena de fiestas, donde dilapidarán el dinero de Inglaterra, a la vez que descuidarán el reino. Esto llevará a la furia de los nobles, encabezados por Mortimer, quienes no soportan ver como un plebeyo ha conseguido hacerse con el reino. De idéntica opinión es el obispo de Coventry, quien amenaza a Gaveston con enfrentarlo al parlamento si no abandona el país inmediatamente. Enterado de esto, Eduardo II ordena encerrar al obispo y privarle de sus posesiones. Sin embargo, esto hará que los nobles se enfurezcan aún más, por lo que el rey Eduardo decide expulsar a Gaveston. Sin embargo, la reina convence a Mortimer para que permita la vuelta de Gaveston, informándole de la gran cantidad de oro que éste tiene y que sería extremadamente útil para armar la guardia y preparar un buen ejército, amén de que, si volviera, sería más fácil asesinarlo. Gaveston finalmente regresa, pero es detenido y asesinado por los nobles a instancias de Mortimer. Ahora se preparan para atacar al propio rey Eduardo, quien al descubrir el embrollo huye junto a sus más fieles caballeros. Finalmente es detenido, y obligado a abdicar a favor de su hijo. Tras esto, Mortimer se convierte en tutor del pequeño y en amante de la reina. Asimismo, torturan a Eduardo II y acaban asesinándolo cruelmente. Al enterarse, su hijo descubre que Mortimer es el culpable, y lo acusa a él así como a su madre. Finalmente, Mortimer es decapitado y su madre encerrada de por vida en una torre. Eduardo III ha cumplido su misión: ha vengado la muerte de su querido padre.

Representaciones en España[editar]

Referencias[editar]