La víbora de la mar (juego)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La víbora de la mar es un juego de tradición oral con origen en el romance español, muy popular quizá hasta nuestros días, pese al cambio de hábitos en el entretenimiento de los infantes. Ha sido por mucho tiempo una de las rondas de juegos infantiles más populares en México y el resto de Latinoamérica.

Instrucciones[editar]

Consiste en formar una fila de niños uno tras otro tomándose de la cintura o de un extremo de la camisa. Esta hilera comienza a desfilar pasando, bajo los brazos extendidos hacia arriba de dos niños que están tomados de la mano y viéndose de frente, como si fuese un arco. Un niño es Sandía y el otro es Melón

Todos los niños comienzan a cantar los versos y, a la vez, los niños que conforman la fila empiezan a correr (sin separarse) para pasar varias veces bajo los brazos de los dos niños que actúan como arco.

Si al pasar por debajo de los brazos, alguno de los niños que desfila es sorprendido por el último verso de la canción, los niños con los brazos extendidos hacia arriba, los bajan capturando a quien pase en ese momento.

A esto los niños que forman el arco le preguntan: "¿Con quien te quedas, con Melón o con Sandía?". Dependiendo de la elección, el chico debe colocarse detrás de la fila, ya sea de "melón" o de "sandía", formando así otro arco por donde todos deben pasar.

Cuando ya todos los niños que conformaban la fila han quedado repartidos, entre "melón" o "sandía", las filas resultantes deberán competir utilizando una cuerda con un pañuelo amarrado a la mitad, las filas jalarán la cuerda a fin de ganarle al otro equipo.

Canción[editar]

A la víbora, víbora
de la mar, de la mar
por aquí pueden pasar
Los de adelante corren mucho
y los de atrás se quedarán
tras, tras, tras, tras.

Una mexicana que frutos vendía
ciruela, chabacano, melón o sandía.

Verbena, verbena, la virgen de la cueva
Verbena, verbena, jardín de matatena.

Campanita de oro
déjame pasar
con todos mis hijos
menos el de atrás
tras, tras, tras.

Será melón, será sandía
será la vieja del otro día, día, día.

Parecidas[editar]

En México se ha vuelto popular jugar a la víbora de la mar en las bodas. En esta variación suelen separarse los hombres y las mujeres, el novio sujeta el velo o la cola del vestido de la novia, colocados ambos en sendas sillas. Ambos forman así el arco por donde todos pasan. En este caso no se canta sino que se sigue el ritmo de la música, la cual suena cada vez más rápido, los participantes intentarán mantener completa la "víbora" mientras corren unidos entre mesas, sillas y los novios. Al final del juego, de acuerdo al sexo de los participantes, la novia arroja desde su silla el ramo y el novio el liguero de la novia.

Autores[editar]

  • Miaja, M.T. y Díaz Roig, M.: Naranja dulce, limón partido. Antología de la lírica infantil mexicana, El colegio de México. ISBN 968-12-0049-7.

Externamente Enlaces[editar]