La víbora de la mar (juego)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La víbora de la mar es un juego de tradición oral con origen en el romance español, muy popular quizá hasta nuestros días, pese al cambio de hábitos en el entretenimiento de los infantes. Ha sido por mucho tiempo una de las rondas de juegos infantiles más populares en México y el resto de Latinoamérica.

Instrucciones[editar]

Para jugar a “La víbora de la mar” todos los que vayan a jugar deberán formar una fila tomándole la cintura a quien queda por delante. Cuando todos están en su posición la fila deberá comenzar a moverse atravesando una especie de “arco” que es formado por dos niños que permanecerán mirándose uno a otro, con los brazos alzados y tomados de la mano. En el juego uno de ellos es “Melón” y el otro “Sandía”. Mientras los niños van haciendo su recorrido al jugar a “La víbora de la mar” deberán cantar una canción; quien se encuentre debajo del arco cuando la cancion termine será capturado y deberá responder a la pregunta de con quién se queda (si con melon o con sandia), de acuerdo a la respuesta, deberá colocarse detrás de dicho niño. La fila deberá atravesar el arco todas las veces que sea necesario, hasta que finalice la canción o hasta que el último niño sea ubicado en uno de los dos grupos. El siguiente paso del juego “La víbora de la mar” es opcional y consiste en hacer que los dos grupos de niños que se han formado tiren de una cuerda (la que deberá tener un pañuelo atado en el centro) hasta que uno de los bandos sea declarado vencedor. Generalmente se realizan unas marcas en el piso para determinar esto

A la víbora, víbora
de la mar, de la mar
por aquí pueden pasar
Los de adelante corren mucho
y los de atrás se quedarán
tras, tras, tras, tras.

Una mexicana que frutos vendía
ciruela, chabacano, melón o sandía.

Verbena, verbena, la virgen de la cueva
Verbena, verbena, jardín de matatena.

Campanita de oro
déjame pasar
con todos mis hijos
menos el de atrás
tras, tras, tras.

Será melón, será sandía
será la vieja del otro día, día, día.

Parecidas[editar]

En México se ha vuelto popular jugar a la víbora de la mar en las bodas. En esta variación suelen separarse los hombres y las mujeres, el novio sujeta el velo o la cola del vestido de la novia, colocados ambos en sendas sillas. Ambos forman así el arco por donde todos pasan. En este caso no se canta sino que se sigue el ritmo de la música, la cual suena cada vez más rápido, los participantes intentarán mantener completa la "víbora" mientras corren unidos entre mesas, sillas y los novios. Al final del juego, de acuerdo al sexo de los participantes, la novia arroja desde su silla el ramo y el novio el liguero de la novia.

Autores[editar]

  • royer macnoguer y frida flowers.: Naranja dulce, limón partido. Antología de la lírica infantil mexicana, El colegio de México. ISBN 968-12-0049-7.

Externamente Enlaces[editar]