La torre de los siete jorobados

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La torre de los siete jorobados es una película española de 1944, dirigida por Edgar Neville, adaptación cinematográfica de la novela homónima de Emilio Carrere.

Sinopsis[editar]

Finales del siglo XIX. Basilio Beltrán (Antonio Casal) se pirra por el juego y por una cancionista apodada "La Bella Medusa" (Manolita Morán). Ante el tapete verde se le aparece el fantasma de don Robinsón de Mantua (Félix de Pomés) que le indica los números ganadores y le pide, a cambio, que proteja a su sobrina Inés (Isabel de Pomés) de los graves peligros que la acechan. En una de sus exploraciones arqueológicas don Robinsón descubrió que en el subsuelo de Madrid hay una ciudadela subterránea donde se escondieron los judíos que no quisieron abandonar España cuando se decretó su expulsión. Ahora, este refugio está habitado por una banda de jorobados capitaneados por el doctor Sabatino (Guillermo Marín).

Comentarios[editar]

Con cambios superficiales respecto a la novela original como son la eliminación de personajes, tomando lo esencial de lo sobrenatural y fantasmal, y sin profundizar en la magia, entre otros motivos, para intentar eludir la censura de la época.

Podría considerarse una película un tanto híbrida donde se une lo castizo de la época con la leyenda, lo policíaco, el terror, la aventura y la ficción.

En esta película podemos ver que Edgar Neville tuvo influencias del cine expresionista alemán (de cuya corriente es una muestra El gabinete del Doctor Caligari) y del cine gótico, por ejemplo en la recreación de la ciudad subterránea, la torre de los siete jorobados que se hunde en la tierra.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]