La revolución no será transmitida

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La revolución no será transmitida
Título Chávez: Inside the Coup
The Revolution Will Not Be Televised
Ficha técnica
Dirección
  • [[Kim Bartley
    Donnacha O'Briain]]
Producción David Power
Diseño de producción Sara Falvey
Música Tessy Díez
Sonido Locky Butler
Fotografía Kim Bartley
Donnacha O'Briain
Montaje Ángel Hernández Zoido
Narrador Donnacha Ó Briain
Protagonistas Hugo Chávez
Pedro Carmona
Jesse Helms
Colin Powell
George Tenet
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Irlanda
Países Bajos
Estados Unidos
Alemania
Finlandia
Reino Unido
Año 2003
Género Documental
Duración 74 min.
Idioma(s) Español
Inglés
Compañías
Productora Bórd Scannán na hÉireann
Nederlandse Programma Stichting
CoBo Fonds
Radio Telefís Éireann
British Broadcasting Corporation
Zweites Deutsches Fernsehen
Arte
Yleisradio
Power Pictures 2002 Ltd.
Distribución Vitagraph Films
Ficha en IMDb

La revolución no será transmitida, también conocida como Chávez: Inside the Coup (en Español: Chávez: adentro del golpe de Estado), es una película irlandensa documental de 2003 dirigida por Kim Bartley y Donnacha Ó Briain. El documental cubre los sucesos del 11 de abril de 2002 en Venezuela, cuando el Presidente Hugo Chávez fue derrocado por un golpe de Estado, y luego retornó al poder en un lapso menor a 72 horas.

Con especial énfasis en el papel desempeñado por medios de comunicación privados de Venezuela, la película examina varios incidentes clave: la marcha de protesta y la posterior violencia que proporcionó el impulso para la destitución de Chávez, la oposición al gobierno provisional encabezado por el líder empresarial Pedro Carmona y el colapso de su administración, lo que allanó el camino para el regreso de Chávez.

Contenido[editar]

Los cineastas irlandeses Bartley y Ó Briain habían obtenido un acceso directo a Chávez poco antes de los sucesos, con el fin de realizar un reality show biográfico del Presidente y su personal. Debido a esto, y a que también entrevistaron a ciudadanos comunes partidarios del líder venezolano, el dúo pasó un total de siete meses de rodaje en el país. El grupo de televisión irlandesa al que pertenecían —la Radio Telefís Éireann— se encontraba en el Palacio de Miraflores cuando explotó el foco del conflicto, con el despido de la plana mayor de PDVSA, y continuaron filmando durante los días de huelga general, grabando a los partidarios y al gabinete de Chávez. Durante el rodaje del film, quedaron plasmadas imágenes que corroboran la tesis de un golpe de Estado, dejando de lado las explicaciones (posteriores) que se referían a un "vacío de poder".

Controversia[editar]

De acuerdo con algunos críticos y miembros de la oposición venezolana, el documental omite (o falsifica) importantes eventos, como la renuncia de Chávez, anunciada por el general Lucas Rincón Romero. La conclusión del documental es que el golpe de Estado fue planeado y llevado a cabo por un sector de la oposición venezolana en conjunción con una importante acción externa por parte del gobierno de Estados Unidos y los medios de comunicación de Venezuela.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]