Proceso (revista)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «La revista Proceso»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Proceso
Proceso magazine logo.svg
País Flag of Mexico.svg México
Idioma Español
Categoría Política
Año de fundación 1976
Fundador Julio Scherer García
Desarrollo
Compañía Comunicación e Información, S.A de C.V.
Colaboradores John Ackerman
Sabina Berman
Álvaro Delgado
Denise Dresser
Antonio Helguera
José Hernández
Olga Pellicer
Javier Sicilia
Jenaro Villamil
Jesús Aldabi Olvera
Rosalía Vergara
Héctor Tajonar
Álvaro Delgado
Circulación
Frecuencia Semanal
Costo $40 MXN
ISSN ISSN 1665-9309
http://www.proceso.com.mx
[editar datos en Wikidata ]

Proceso es una revista mexicana semanal de análisis político y social. Además de la política local, Proceso también versa sobre deporte, arte, historia, entre otros temas.

Historia[editar]

Fundación[editar]

La revista Proceso fue fundada el 6 de noviembre de 1976 por Julio Scherer García, tras su salida del diario Excélsior, el cual, a partir de 1970 comenzó a incluir agudas críticas, reportajes de investigación y crónicas, así como editoriales escritos por intelectuales como Daniel Cosío Villegas, que no eran del agrado del Gobierno del entonces presidente mexicano Luis Echeverría, ni de los grupos del poder económico.[1]

El 8 de Julio de 1976, durante la asamblea de la Cooperativa Excélsior convocada ilegalmente, Julio Scherer y sus seguidores fueron expulsados. Regino Díaz Redondo tomó el cargo de director del diario Excélsior, del que Scherer era presidente.

Fue el 19 de junio de 1976 cuando se conformó el comité fundador de la revista.

En noviembre siguiente renunciaron al periódico Excélsior más de 200 reporteros, fotógrafos, diseñadores, articulistas, editorialistas y colaboradores, entre ellos: Manuel Becerra Acosta, subdirector; Octavio Paz, director del semanario Plural; Carlos Monsiváis; Vicente Leñero; Miguel Ángel Granados Chapa; Rafael Ramírez Castañeda; José Emilio Pacheco; Heberto Castillo; Abel Quezada; Jorge Ibargüengoitia y Froylán López Narváez.

La primera publicación de la revista apareció del 6 de noviembre de 1976, con una circulación de 100 mil ejemplares.

Muy crítica con el Partido Revolucionario Institucional y con los presidentes mexicanos, Proceso nació como una respuesta contra Luis Echeverría Álvarez. Sus artículos se han caracterizado por una dura crítica contra los gobiernos de derecha. Gracias a su red de fuentes en diversos ámbitos gubernamentales y a la profudidad de sus investigaciones, Proceso ha desvelado casos de abuso de autoridad y corrupción en México, que han convertido al semanario en una radiografía de la vida política mexicana contemporánea, y en referencia informativa muy frecuente.

Controversias[editar]

Conflictos con Martha Sahagún y Vicente Fox[editar]

La periodista Olga Wornat, publicó en la revista un reportaje sobre el divorcio religioso del primer matrimonio de Martha Sahagún y el proceso canónico alrededor de él; tras la publicación del reportaje, se dio una demanda contra Proceso, y la periodista por daño moral, en el cual, en primera instancia judicial se dio razón a Sahagún, mas en la segunda instancia se revocó la pena a Proceso, pero continuando contra Olga Wornat.

También, Proceso ha publicado reportajes sobre el presunto enriquecimiento de Manuel Bribiesca Sahagún, hijo de Martha Sahagún, entre otras cosas, por concesiones del Gobierno de Vicente Fox, entre ellos por venta de casas de origen gubernamental, las cuales habrían sido escrituradas a un precio más alto del pagado, además de conseguir entre sus bienes aviones de reacción, entre otras cosas, lo que el mismo ha negado.

Al final del sexenio de Vicente Fox, y con motivo de la aparición de éste en una revista del corazón haciendo gala de sus propiedades en Guanajuato, Proceso realizó un reportaje especial sobre lo que sus reporteros y editorial llamaron una «inmensa propiedad de bienes inmuebles». La revista se ha dedicado a aportar pruebas documentales y a entrevistar a diversos personajes para tratar de demostrar el enriquecimiento ilícito de Vicente Fox y su familia. El ex presidente ha acusado reiteradamente al semanario de ser el principal instigador de una campaña negra en su contra. Si bien en el aniversario número 30 de Proceso, Fox reconoció su calidad y relevancia, después de las acusaciones la descalificó, e incluso la llamó «periodicucho».[2]

Solicitud de acceso a las boletas de la elección de 2006[editar]

En agosto de 2006, por iniciativa de los investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México, John Ackerman e Irma Eréndira Sandoval, el director de Proceso emitió una solicitud formal al Instituto Federal Electoral (IFE) para realizar una investigación periodística de las elecciones de 2006 mediante la revisión del total de las boletas electorales utilizadas en la elección para presidente. Según la revista, su investigación, que sería en los hechos un recuento de todos los votos de la elección, tendría únicamente fines informativos, una vez que el presidente electo hubiese sido determinado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. La elección presidencial, sumamente competida, fue impugnada por la Coalición Por el Bien de Todos y posteriormente declarada por esta misma como fraudulenta. La petición de Proceso es la primera en su tipo y, según los editores, representa una prueba de fuego para la democracia mexicana y el derecho de los ciudadanos al acceso a la información pública.

A la solicitud de Proceso se han sumado miles de lectores —unos once mil, según el semanario—, así como universidades y personal académico, de manera paralela a solicitudes posteriores del diario El Universal y de dos ciudadanos, realizadas de modo independiente. El IFE, sin embargo, ha negado la posibilidad de acceso, argumentando que sería ilegal, pues las boletas no son documentos públicos, sino «la expresión material de la voluntad ciudadana», y una vez que el tribunal declaró electo a Felipe Calderón, el IFE arguyó que la sentencia es definitoria y no puede ser puesta a prueba, pues representaría un riesgo para la vida institucional del país, además de que «existen límites legítimos para restringir el derecho a la información», y refrendó su compromiso de incinerar las boletas. En contraparte, el Instituto Electoral del Distrito Federal sí permitió a una ciudadana el acceso al total de boletas de la elección para jefe de gobierno de 2006

La negativa del IFE fue evaluada por Proceso como una razón de Estado, y sus asesores jurídicos calificaron los argumentos como políticos y sin sustento legal. El semanario solicitó un juicio de amparo a la Suprema Corte de Justicia para evitar la destrucción de los paquetes electorales y ha recurrido en al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, asimismo analiza acudir ante organismos internacionales.[cita requerida]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Julio Scherer es destituido del diario Excélsior». Memoria Política de México. Consultado el 17 de octubre de 2012.
  2. «Fox denuncia venganza por su riqueza». Univision. Consultado el 30 de julio de 2010.

Enlaces externos[editar]