La invención de Cronos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cronos
Título Cronos
La invención de Cronos
Cronos, la invención del tiempo
Ficha técnica
Dirección
Producción Bertha Navarro
Arthur H. Gorson
Guillermo Springall
Guion Guillermo del Toro
Música Javier Alvarez en:Javier Álvarez (composer)
Sonido Fernando Cámara
Fotografía Guillermo Navarro
Escenografía Tolita Figueroa
Efectos especiales Laurencio Cordero
Protagonistas Federico Luppi
Ron Perlman
Claudio Brook
Margarita Isabel
Tamara Shanath
Daniel Giménez Cacho
Mario Iván Martínez
Juan Carlos Colombo
Farnesio de Bernal
Luis Rodríguez
Javier Álvarez
Gerardo Moscoso
Eugenio Lobo
Luis de Icaza
Adriana Olivera
Clementina Rojas
Tzinia Salgado
Jorge Bolado
Ignacio Ruiz Oviedo
Francisco Sánchez
Laurencio Cordero
Jorge Martínez de Hoyos
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Flag of Mexico.svg México
Año 1992
Género Horror
Suspenso
Fantasía
Duración 95 min.
Idioma(s) Español
Ingles
Ficha en IMDb

Cronos, La invención de Cronos o Cronos, la invención del tiempo es una película mexicana de terror de 1992 escrita y dirigida por Guillermo del Toro. Es la ópera prima del reconocido y prolífico director, y la primera en la que trabaja junto a dos de sus actores preferidos y frecuentes colaboradores: el argentino Federico Luppi y el estadounidense Ron Perlman.

Sinopsis[editar]

En 1535, un alquimista construye un extraordinario mecanismo encapsulado en un pequeño artefacto dorado en forma de escarabajo. El artefacto, diseñado para brindar vida eterna a su poseedor, sobrevive hasta 1997, cuando es descubierto por un anticuario de apellido Gris. Mientras éste revisa el artefacto, de repente el mismo exuda unas pequeñas "piernas de araña" que le agarran fuertemente mientras una aguja le inyecta una solución no identificada en su piel. El espectador ve más tarde que el insecto produce la solución. Sin embargo, Gris no tiene conocimiento de estos detalles.

El anticuario descubre que el artefacto extrae su sangre, pero a cambio su salud y vigor regresan en abundancia, como en su juventud. Su piel pierde las arrugas, su cabello crece y aumenta su apetito sexual. Pero a la vez también desarrolla una sed de sangre. Esto al principio le repugna, pero finalmente sucumbe a la tentación.

Un empresario rico y agonizante, Dieter De la Guardia, sabe de la existencia del dispositivo y se ha dedicado a acumular información sobre el mismo durante muchos años. Cuando descubre que el artefacto se encontraba oculto en una estatua que le había llegado a Gris, envía a su sobrino Angel a buscarlo. Esto aflige a Angel, ya que él odia a su tío y espera su muerte para poder apoderarse de la herencia. Sin embargo, el anticuario no está dispuesto a entregar el artefacto, ya que ha desarrollado una necesidad de usarlo, y además detecta que un hombre como De la Guardia lo utilizaría para el mal. Con el paso del tiempo Gris pone en peligro a su joven nieta, quien lo ayuda en su lucha para mantener consigo la invención de Cronos.

Producción[editar]

Los productores asociados que invirtieron en la realización de este proyecto fueron la Universidad de Guadalajara, Jorge Sánchez, Rafael Cruz, Antonio Hernández, Arturo Whaley y Julio Solórzano Foppa. Los coproductores fueron Alejandro Springall y Bernard L. Nussbaumer.

Premios y reconocimientos[editar]

Ganadora de los premios Ariel a:

El filme ocupa el lugar 77 dentro de la lista de las 100 mejores películas del cine mexicano, según la opinión de 25 críticos y especialistas del cine en México, publicada por la revista Somos en julio de 1994.[1]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]