La grasa de las capitales

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Grasa de las capitales
Álbum de estudio de Serú Girán
Publicación Mediados de 1979
Grabación Estudios ION, entre junio y agosto de 1979
Género(s) rock progresivo, jazz fusion, rock
Duración 42:15 minutos
Discográfica Sazam Records
Productor(es) Charly García
Calificaciones profesionales
100 Mejores álbumes del rock argentino (Rolling Stone)
#17
Cronología de Serú Girán

Serú Girán

Grasa de las capitales

Bicicleta

Grasa de las capitales es el segundo álbum de estudio de la banda argentina de rock Serú Girán, editado en el año 1979. Considerado como el #17 entre los mejores de la historia del rock argentino en la lista de la revista Rolling Stone.

Para este disco, la banda eligió una propuesta mucho más frontal. Eliminaron la orquesta, que no había sido totalmente aceptada por el público, y compusieron temas más simples y directos. La portada de este disco es una parodia de la revista argentina Gente, en cuya tapa aparecen los miembros de la banda. En 1994 la compañía discográfica Music Hall convirtió el disco a formato de CD.

Historia[editar]

Antecedentes y grabación[editar]

El tiempo transcurrió, Seru Giran fue asentándose como banda y grabó un nuevo álbum. La grasa de las capitales es un disco que va a tener admiradores y detractores igualmente incondicionales. Por un lado estarán los que darán la bienvenida a un García que abandonó la complejidad y retoma la temática de crítica social que tan bien desarrolló anteriormente. Y por el otro, habrá quienes condenen esta simplicidad como una falta de progresión. Canciones sufridas que ponían en juego tópicos existencialistas tan irritantes como la muerte, el desamparo, la no pertenencia y el desamor, y que se situaban en la otra punta de la propuesta musical que el grupo había presentado un año antes. Sus temas -en comparación con los arriba mencionados- pueden pecar de livianos o frívolos. Además de la lírica, hay que subrayar la sincronización con la que funcionaban musicalmente los cuatro, cada uno en lo suyo.

Lo cierto es que Seru Giran produjo uno de los trabajos (junto al de León Gieco) mas logrados de ese año. El tema que da el título al álbum es la canción mas comprometida de todo el disco y exhibe una crítica abierta y sin eufemismos a los aspectos mas deplorables y decadentes de las grandes ciudades y sus agentes contaminantes. "San Francisco y el lobo" es una balada acústica cantada por un afinado Lebón. "Perro andaluz" es un tema de García que plantea una simple historia de amor en la que el desengaño deja lugar a la amenaza latente. "Frecuencia modulada" es una embestida contra la vacuidad de estos tiempos. Le sigue un tema de Pedro Aznar en el que interpreta todos los instrumentos y muestra un registro vocal interesante. El segundo lado tiene las canciones mas fuertes y acabadas del álbum. "Noche de perros" es una hermosa melodía construida por el inconfundible sonido fretless del bajo de un inspirado Aznar, con un crescendo que estalla en la vigorosa guitarra de David Lebón. "Viernes 3AM" es un tema que enseguida atrae al oyente por su melodía. Es una de las composiciones mas logradas de García en los últimos tiempos. Las palabras hablan de la angustia, de la alienación, de un cambio que nunca llegará, y el trágico final. La canción tiene un nostálgico clima porteño, subrayado por los coros y el piano. El disco termina con "Los Sobrevivientes", una especie de autorretrato de la vida de los jóvenes en el invierno de la Dictadura, y "Canción de Hollywood", una aguda descripción de la decadencia de una "estrella en ruinas" que recuerda el clima cinematográfico de algunas canciones del disco "Películas", de La Máquina de Hacer Pájaros.

Portada y lanzamiento[editar]

El resultado de ese proceso fue La grasa de las capitales, donde Seru cambia de andén y utiliza sobre todo las letras de Charly como eje para una crítica descarnada hacia la sociedad, hecho que convirtió a la obra en uno de los discos conceptuales más exitosos del rock argentino. Pero había otro ingrediente: las relaciones con Music Hall eran insostenibles y por eso el grupo no graba en el estudio de la compañía en la calle J.E. Uriburu 40, sino en Ion con la operación técnica de Amílcar Gilabert.

“La idea fue mía. Estaba podrido de todas esas revistas tipo Gente, que eran tan caretas. Habíamos compuesto ese disco para ir al choque directamente. Las canciones eran más pesadas, más contestatarias. Había que salir de la grasa, de la mediocridad. Era una época en que el rock todavía estaba en contra de la música comercial: era nosotros contra el mundo. Y la revista Gente era el enemigo.”

Charly García[1]

La tapa jugo un papel muy importante en el álbum: una sátira a la revista Gente en la que los cuatro miembros de Seru Girán aparecían caracterizados respondiendo a distintos estereotipos. En la portada del disco los integrantes de Serú Girán arremeten contra los medios. El primer disco no había sido bienvenido, además, en julio de 1978 participaron del Festival de la Genética Humana, en el Luna Park. El recital fue un bochorno porque la gente concurrió para ver a Serú. Finalmente Charly y compañía tocaron sólo tres temas generando el descontento del público y la crítica. Pipo Lernoud, desde Expreso Imaginario, deslizó irónicamente que la banda no había concurrido al show, se habían presentado sus dobles ‘por razones de seguridad’. De allí que en la portada luciera en su ángulo inferior derecho la frase: “Descubrimos los dobles de Serú Girán”. Cada uno eligió su personaje. En la foto posaban un Pedro Aznar oficinista (“lo tomé prestado de una performance que hacía Miguel Zavaleta en su grupo Bubu”, cuenta Aznar), un David Lebón rugbier, Charly García despachante de estación de servicio (“con crítica a las petroleras que se llenan de dinero y manejan el mundo a su antojo”, remata Charly) y Oscar Moro carnicero.

“Cuando estuve en Brasil, en la primera época de Seru, hubo toda una campaña en contra mío. Las notas eran del tipo: ‘Charly se olvidó de nosotros’. Hubo una que tituló con ‘Charly García, ¿ídolo o qué?’, y empapelaron la ciudad con el aviso de la revista... una grasada total”.

Charly García[2]

Pese a lo ingenioso y logrado de la idea, las posteriores reediciones en CD, literalmente masacraron el arte de la portada. Era el último disco de Seru Girán para Music Hall (después se harían independientes), pero no el último crímen del sello: Pic Nic de Charly García, una espantosa compilación que incluía "Música del alma" y "El fantasma de Canterville", que no pertenecen a Serú, fue editada como modo de obtener algún dinero aprovechando que el grupo estaba en un irrevocable ascenso.

Lista de temas[editar]

  1. La grasa de las capitales (García). Voz líder: García. 4:27
  2. San Francisco y el lobo (García/Lebón). Voz líder: Lebón. 2:20
  3. Perro andaluz (García). Voz líder: García. 4:56
  4. Frecuencia modulada (García/Lebón). Voz líder: Lebón. 3:17
  5. Paranoia y soledad (Aznar). Voz líder: Aznar. 6:42
  6. Noche de perros (Lebón). Voz líder: Lebón. 6:30
  7. Viernes 3 am (García). Voz líder: García. 4:25
  8. Los sobrevivientes (García). Voz líder: García. 4:48
  9. Canción de Hollywood (García). Voz líder: García. 4:50

Músicos[editar]

Adicional
  • Rubén Rada: parte hablada en La grasa de las capitales.

Créditos[editar]

  • Técnico de grabación: Amílcar Gilabert
  • Arreglos: Serú Girán
  • Arte: Rodolfo Bozzolo
  • Foto tapa: Rubén Andón
  • Contratapa: Horacio Rezza
  • Idea de tapa: Charly García
  • Productor ejecutivo: Oscar López
  • Personal Manager: Daniel Grinbank

«Un agradecimiento a Astarita, Alejandro y El Turco».

Referencias[editar]