La Tierra sin humanos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Tierra sin humanos
Título La Tierra sin humanos
Ver todos los créditos (IMDb)
Idioma(s) inglés
Ficha en IMDb

La Tierra Sin Humanos (título original en inglés: Life After People) es una miniserie especial de televisión de dos episodios emitida por History Channel en el que ingenieros, ecologistas, biólogos, geólogos, climatólogos y arqueólogos se reúnen en un equipo de expertos para dar respuesta a una sola pregunta: ¿cómo será la Tierra cuando desaparezca la especie humana? Sus conclusiones se presentarán a través de imágenes generadas por la tecnología más reciente. Los edificios colapsarán, las cucarachas del norte sucumbirán ante el frío, las ratas morirán de hambre y aparecerán miles de especies nuevas. ¿Volverán las personas a poblar la Tierra para comenzar el ciclo nuevamente? Estas son solo algunas de las predicciones e inquietudes presentadas en este impactante documental.

El especial muestra la tierra sin la especie humana luego de que nosotros nos hayamos esfumado sin explicación alguna, debido a que en el día 1 todo se ve como si hubiera humanos, sólo que no los hay. Es decir que no muestra secuelas de alguna catástrofe por la que hayamos extinguido.

Línea de tiempo[editar]

1 día después de los humanos[editar]

El especial asume que la humanidad desaparece de repente y de inmediato, pero no especula sobre lo que podría causar tal evento.

Los aviones entrarán en automático por algunas horas hasta que su combustible se agote.

Alimentadas por combustibles fósiles, las centrales de energía, que están en gran medida automatizadas, se mantendrán en funcionamiento durante un par de horas hasta que sus suministros de combustible estén agotados. A las pocas horas, los sistemas eléctricos empiezan a fallar y las luces se apagan en todo el mundo.

La mayoría de los sistemas como el Metro de Nueva York que requieren bombas de agua para mantener a raya las aguas subterráneas, se inundan en un plazo de 36 horas.

2 días después de los humanos[editar]

Después de 48 horas, las centrales nucleares entrarán en modo seguro automáticamente debido a un menor consumo de energía. Los aerogeneradores seguirán funcionando, pero eventualmente se detendrán por falta de lubricación. Finalmente, a excepción de las zonas donde sus plantas de energía usan agua, es decir, represas hidroeléctricas, se pierde toda la electricidad en el planeta excepto en el suroeste de Estados Unidos o en zonas que utilizan este mismo sistema de producción eléctrica.

10 días después de los humanos[editar]

Los alimentos se pudren en las tiendas y en los frigoríficos, los gatos se comian a los ratones . Aunque el deshielo de los congeladores de alimentos proporcionan sustento temporal a mascotas, estas tendrían que salir de sus casas o de lo contrario morirán de hambre. Los que logran escapar de las casas comenzarían a competir por los alimentos. Los perros y gatos que fueron criados por los seres humanos ahora ya no tienen lugar en este nuevo entorno competitivo y va a haber mucha mortandad. Por ejemplo, las piernas cortas y las pequeñas bocas de bulldogs o terriers que los hicieron mascotas costosas, se convertirá en desventaja mortal para ellos.

Las centrales nucleares de todo el mundo se sobrecalientan a debido a la falta de refrigeración que proporcionaba la energía eléctrica. Empiezan a estallar y contaminar las áreas aledañas. Miles de especies silvestres, principalmente herbívoros y roedores que viven cerca de la zona contaminada, perecen.

Las mascotas y animales de zoológico que han podido escapar, comienzan la carrera por la supervivencia. Los animales de granja que viven en corrales mueren por millones. Los perros diminutos están condenados a desaparecer; los perros callejeros y los gatos sobreviven.

6 meses después de los humanos[editar]

Formas de vida silvestre más grandes, que normalmente no se ve en las ciudades como coyotes y osos comienzan a habitar las zonas suburbanas. Comienzan a pastorear en los barrios. Las ratas y ratones han consumido nuestros suministros de comida y las zonas urbanas están abandonadas y la naturaleza comienza a invadir las ciudades.

Todos los cultivos se secan en pie y son material susceptible de incendios.

1 año después de los humanos[editar]

Las plantas se empiezan a recuperar terreno hacia las ciudades y pueblos. Pronto empiezan a brotar en las grietas de las calles, carreteras, aceras, o cualquier otra cosa hecha por el hombre. Ventanas de los edificios empiezan a caer y comienzan a cubrirse de verde. Este es un problema de las presas como la presa Hoover que podría dejar de generar energía cuando mejillones obstruyan las tuberías. Las Vegas, una de las últimas zonas que aún tenía electricidad, pasaría a la oscuridad en segundos. El río Colorado aguas abajo de la represa se seca temporalmente hasta que el flujo de agua detrás de la represa rebase el nivel del Lago Mead en torno a las vías de derrame de la represa, entonces el flujo normal se reanudará. Animales empezarían a notar nuestra ausencia.

5 años después de los humanos[editar]

Las plantas han germinado y ahora abarcan grandes extensiones de las superficies en las zonas urbanas, las cucarachas se morían por falta de humedad y energia de los humanos..... Los viñedos, los pastos, los árboles y los árboles jóvenes invaden Nueva York, Londres y Washington D.C.. Las montañas de México de más de 4000 metros sobre el nivel del mar, y aquellas cercanas al Ecuador de más de 5000 metros como el Kilimanjaro, vuelven a cubrirse de nieve casi todo el año, como siglos antes.

20 años después de los humanos[editar]

Las ruinas de Prypiat en Ucrania, ciudad que fue abandonada hace 43 años (en 1986), debido a la catástrofe de Chernobyl, muestra lo que les podría ocurrir a nuestras ciudades después de cuarenta y tres años luego de la desaparición de la Humanidad. A pesar de los niveles de radiación, la población de animales ha aumentado considerablemente en las zonas de las que seres humanos se han ido. Las plantas han crecido en muchas estructuras, una vez utilizadas por los seres humanos.

Los lobos vuelven a colocarse en la cúspide de la cadena alimenticia de Europa, Asia y Norteamérica. Los coyotes vuelven a poblar los grandes llanos de México y Estados Unidos. Los bisontes se han multiplicado, y únicamente los bovinos de pastoreo sobreviven; las vacas lecheras han desaparecido. Los pumas recobran su población y vuelven a habitar las zonas montañosas.

25 años después de los humanos[editar]

Inundaciones en ciudades como Londres y Ámsterdam, que se encuentran actualmente protegidos por la ingeniería humana, ahora sin humanos para manejarlas, se llenan de agua. En la ciudad de México se forman lagunas en varios puntos.

Las ventanas en los rascacielos comienzan a resquebrajarse debido al ciclo de congelación y descongelación que provoca la descomposición de los selladores de las ventanas. Esto a su vez las rompe. El lugar donde se encuentran las grandes ciudades ha vuelto a ser frío.

40 años después de los humanos[editar]

En ese momento, muchas casas con estructura de madera están quemadas, podridas, o han sido en gran parte consumidas por las plantas. Los árboles que crecen cerca de las estructuras de mampostería y ladrillo las rompen.

50 años después de los humanos[editar]

Las grandes estructuras de acero, como el puente de Brooklyn, están empezando a mostrar signos de un próximo colapso por la falta de mantenimiento. La pintura que normalmente protege estas estructuras se desgasta, exponiendo el acero a los elementos, deviniendo la corrosión.

75 años después de los humanos[editar]

Muchos de los aproximadamente 1000 millones de automóviles en la tierra se reducen a sólo un montón de metal. Algunos automóviles en climas áridos no han sufrido los efectos de la corrosión y aún serían reconocibles. Si bien la goma de neumáticos de los automóviles se ha desinflado años atrás, no se descompone durante siglos.

100 años después de los humanos[editar]

Los grandes puentes como el puente Golden Gate y el puente de Brooklyn se derrumban debido a la corrosión de sus cables.

150 años después de los humanos[editar]

El metro en muchas ciudades comenzará a colapsar debido a los túneles inundados derrumbando al mismo tiempo las calles de arriba. Muchos de los grandes edificios están completamente colonizados por plantas y animales silvestres. Los mares y océanos terminan de repoblarse.

200 años después de los humanos[editar]

Grandes estructuras, como el Empire State Building en Nueva York, la Torre Sears en Chicago, la Space Needle en Seattle, y la Torre Eiffel en París se derrumban por la corrosión. La Torre Eiffel, después de que sus columnas se congelen, al mismo tiempo llegando la corrosión, termina por derrumbar su parte de arriba, la que cae al bosque.. La corrosión y una brisa fuerte arrojan al suelo la aguja espacial de Seattle. El Empire State se ha inclinado, la gravedad empuja el edificio contra su base, derribándolo al mismo tiempo, la ciudad de Nueva York pierde su edificio más famoso. Desgastado y debilitado, la torre Sears, en el tiempo de los humanos el rascacielos más alto de los Estados Unidos, se desmorona y Chicago olvida a su edificio más emblemático.

500 años después de los humanos[editar]

Estructuras hechas con cemento se derrumban debido a que sus armaduras de acero se amplían a tres veces su tamaño original y destruyen el cemento.También estructuras sólidas como el arco del triunfo parecen el arco de la desidia.

1.000 años después de los humanos[editar]

La mayoría de las ciudades modernas están destruidas y cubiertas por plantas, Manhattan se parece mucho a como era antes de los asentamientos humanos, los antiguos arroyos regresan a su cauce original. Habría pocas pruebas de que una civilización humana existió en la Tierra. Ciertas estructuras hechas de piedra o de hormigón grueso macizo, al igual que las pirámides egipcias o los castillos medievales, podrían sobrevivir con daños mínimos.

10,000 años después de los humanos[editar]

Prácticamente el legado de la civilización humana ha desaparecido, tanto en la Tierra como fuera de ella. En la Luna se hallarían los únicos vestigios que durarían por millones de años. Las mayores y más resistentes grandes estructuras, como la Gran Muralla China o el Monte Rushmore, podrían sobrevivir por lo menos unos 100.000 años. La Gran Pirámide de Giza fue la última de las siete maravillas del mundo en caer, ella y la esfinge duraron lo suficiente como para ser tragadas y absorbidas por las arenas del desierto. La naturaleza da un golpe final a la arquitectura humana: la Presa Hoover, hecha para ser tan dura como las paredes del cañón, se va desmoronando de a poco haciendo que el agua contenida en el lago Mead se derrame por el cañón al mismo tiempo recuperando el nivel del río Colorado. Las últimas palabras muestran que si toda la vida de la tierra se condensara en 24 horas, los últimos 10.000 años de la tierra serían una fracción de segundo, argumentando al mismo tiempo, que hubo vida antes de la gente y la habrá después de la desaparición de ésta.

2.000.000 años después de los humanos (perteneciente a la serie de televisión)[editar]

Esta es la mayor distancia, hablando de tiempo, que recorre el programa. Un satélite que orbitaba Saturno, después de que sus sistemas fallan cae hacia una de las 50 lunas de este planeta, y dos millones de años más tarde de nuestra desaparición, las bacterias que se encontraban dentro del aparato comienzan a reproducirse dentro de este satélite natural, ya que, según se cree, es el único lugar (además de la Tierra) donde se encuentra agua en estado líquido dentro del Sistema solar. Entonces, mientras se muestran los créditos del especial, se refleja cómo crecen plantas y se desarrolla la vida en ese lugar, dos millones de años después de nuestra misteriosa extinción.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]