La presencia de Anita

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «La Presencia de Anita»)
Saltar a: navegación, búsqueda

La presencia de Anita es una miniserie brasileña Protagonizada antagonicamente por Mel Lisboa como La Malvada y Sensual Anita Junto a José Mayer Helena Ranaldi y Leonardo Miggiorin.

En Perú fue emitida con mucho éxito por Panamericana Televisión en julio del año 2002. En Colombia fue emitida por RCN en el año 2003. En Paraguay fue emitida por SNT en el año 2004.

SINOPSIS

Nando quiere aprovechar el final de año para dar el puntapié inicial a un antiguo sueño: escribir una novela. Lúcia Helena sólo piensa en recuperar la pasión de su matrimonio. Zezinho quiere vivir su primer amor. Y Anita quiere seguir su destino, con la certeza de que nada pasa por casualidad, todo ya está escrito.

Para intentar escapar de la rutina loca de São Paulo, Lúcia decide pasar las fiestas de fin de año en la casa de su familia en Florença, una ciudad del interior del estado de São Paulo. Piensa aprovechar el clima familiar para reencender la pasión de su matrimonio. Nando ve en las vacaciones la oportunidad de escribir su novela. En busca de inspiración, conoce a Anita, el personaje ideal. Ella se mudó a una casa donde en el pasado ocurrió un crimen de amor.

Si Anita no puede cambiar el destino, vive de la forma más intensa. Seduce a Nando y despierta la primera pasión de Zezinho. Con los dos, forma un triángulo que cambia para siempre la vida de todos.

Fuente: teledramaturgia.com.br

NUESTROS COMENTARIOS

Una excelente miniserie escrita por uno de los autores de telenovelas más característicos de Brasil, Manoel Carlos (Maneco). Basada libremente en la novela homónima de Mário Donato, Presencia de Anita cuenta con 16 intensos capítulos.

Antes de entrar en los méritos de esta producción en concreto quisiera hablar un poco de las miniseries como género. Me parece fabuloso que en Brasil se siga apostando por contar historias más breves que una telenovela pero con exactamente el número de capítulos que sean necesarios para contarla. Desde apenas cuatro como en la reciente El canto de la sirena hasta Los Maias de cuarenta y cuatro capítulos. Aparte de ser de duración más corta las miniseries están más cuidadas lo cual es mucho decir en Brasil porque las novelas de TV Globo tienen una factura estupenda. Lo más interesante para mí es que el tipo de historia y cómo estas son contadas es mucho más libre en una miniserie que en una telenovela, sobre todo porque en Brasil este género se programa más tarde y, por tanto, se entiende que va destinado a un público adulto.

Presencia de Anita cuenta una historia sencilla pero atrevida. En ella asistimos al desmoronamiento de un matrimonio, a la obsesión de dos hombres (uno mayor y otro apenas un adolescente) por la misma mujer, los deseos sexuales reprimidos de una mujer que los oculta bajo sus propios prejuicios, relaciones familiares no idealizadas, la vida en una pequeña ciudad del interior,…

La miniserie tiene ecos a la Lolita literaria de Nabokov (llevada al cine en dos ocasiones) pero también tiene referencias cinematográficas directas. Por ejemplo, la manera en la que se conocen Anita y Nando es prácticamente idéntica a como se conocen los protagonistas de la famosa película de Billy Wilder con Marilyn Monroe The Seven Year Itch (La tentación vive arriba o La comezón del séptimo año en español). Al contrario que en aquella simpática comedia, en Presencia de Anita el tono es más oscuro a pesar de la alegre música francesa o del sol brasileño.

Presencia de Anita cuenta una historia trágica, de cómo la obsesión lleva a la destrucción. Una lectura que podemos hacer de la serie sería que, paralelamente, una mujer seduce a dos hombres hasta llevarlos a ambos hasta la locura. Esta sería un lectura bastante machista, como si los hombres fueran inocentes palomitas (quizás sea el caso con Zezinho que apenas fue escolarizado, tiene 16 años y, usando una expresión anticuada, nunca ha conocido mujer) pero no es el caso de Nando, un hombre cincuentón ya en su segundo matrimonio casado con una mujer más joven que él. También sería valida, pues, la lectura de que es Nada quien lleva a todos y a si mismo hasta la destrucción.

No todos los personajes tienen un final trágico, Lúcia Helena, la esposa de Nando, pasa por un calvario sin merecerlo porque nos la retratan como una gran mujer y nada nos da pie a que lo dudemos. Sin embargo, al final de cuentas, tiene un buen final que no desvelaré.

Marta, la hermana mayor de Lúcia Helena, es un personaje muy interesante. Una solterona llena de prejuicios y, por qué no decirlo, racista que en el fondo siente una fortísima atracción sexual por los hombres negros.

Volviendo al triángulo que conforman los tres personajes principales, Anita es quien marca el ritmo de la trama. Un personaje seductor, se mire como se mire (aunque no, obligatoriamente, responsable de todo lo que sucede. Al menos no completamente). Este fue el primer rol de Mel Lisboa ya que la producción quería una actriz desconocida y con ella acertaron plenamente. Nando es un personaje complejo, un hombre creativo pero, en el fondo, lleno de frustraciones. A su manera, también un personaje seductor y tan ardiente o más que la propia Anita. Zezinho es un jovencito provinciano que trabaja desde muy joven, muy sencillo y sin malicia ni ambición. Un muchacho que siempre ha vivido en un mundo muy pequeño y que tiene todo aún por descubrir.

Presencia de Anita es un ejemplo de lo mejor de, si se me permite el término, la dramaturgia televisiva brasileña. Casi todos los méritos de las producciones de TV Globo se pueden observar en ella sin tenerse que chutar los 200 y pico capítulos que dura una telenovela. Una miniserie muy recomendable aunque, eso sí, no es adapta para mojigatos.

LO MEJOR

El libreto es perfecto pero también es justo destacar las actuaciones del veterano José Mayer, la debutante Mel Lisboa y el jovencísimo Leonardo Miggiorin. Sus personajes tenían una gran complejidad y muchas de sus escenas una alta cara erótica pero los tres (y el conjunto del elenco) salieron bastante más que bien.

LO PEOR

Entiendo que la música francesa era un leitmotiv de la serie, además bastante efectivo, pero es un cliché usar música de ese tipo en una historia de amour fou (amor loco) sobre todo cuando no ocurre en Francia.

ELENCO

José Mayer – Fernando (Nando) Mel Lisboa – Anita (Cíntia) Helena Ranaldi – Lúcia Helena Leonardo Miggiorin – Zezinho Vera Holtz – Marta Taiguara Nazareth – André Carolina Kasting – Julieta Linneu Dias – Venâncio Júlia Almeida – Luiza Paulo Cesar Pereio – Armando Umberto Magnani – Dr. Eugênio Clarisse Abujamra – Cecília Walter Breda – Antônio Marcos Caruso – Gonzaga Selma Reis – Cigana Nelson Sargento – João Alexandre Barros – Heitor Tony Mastaler – Beto Renata Briani – Celeste Noemi Gerbelli – Susana Celso Frateschi – Igor Dayse Braga – Cláudia Francisco Carvalho – Joel Antônio Destro – Edgar Wolney de Assis – Delegado Pedro Rossa – Luizinho Maria Tereza Cruz Lima – Amélia Vanessa Nunes – Sílvia Débora Olivieri – Paula André Cursino – Anselmo Joanna Tristão – Neusa

Doblaje[editar]