La Pasto Verde

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mangrullo cercano a su tumba.
Tumba donde descansan los restos de la Pasto Verde.
Placa de la tumba.

Carmen Funes de Campos, conocida popularmente como La Pasto Verde,[1] [2] fue una fortinera famosa por su Pulpería en las cercanias de la actual localidad de Plaza Huincul durante la Conquista del Desierto.

Historia[editar]

Carmen Funes de Campos, más conocida por su sobrenombre militar: “La Pasto Verde”, se habría sumado a la tropa desde la columna que salió de Mendoza de muy jóven y luego de servir a la tropa se afincó en la zona que hoy se conoce como Plaza Huincul, en una aguada en medio de la estepa desnuda.

Participó de la guerra del Paraguay y de la Conquista del desierto iniciada por Julio Argentino Roca. En su camino a Plaza Huincul, donde establecería una famosa pulpería, participó de las fundaciones de los fuertes de Carhué, Puan y Trenque Lauquen.

El apodo de "La Pasto Verde" es un halagador cumplido, y bastante excepcional, por que las mujeres en la milicia que acompañaban a las tropas recibían apodos, siempre ingeniosos pero generalmente despectivos.[3] La Pasto Verde, posee una connotación fuertemente placentera; a los ojos de un paisano de aquellos tiempos y lugares, es todo un homenaje admirado, desde la mentalidad de un criollo que siempre tiene conciencia de la escasez de comida fresca y agua para sí y los animales.

La pasto verde según dice la tradición oral de la zona, muere de parto, pero también muere de amor, resabio de heroína romántica.

Petróleo[editar]

Era una constante que Doña Carmen le contara a los huéspedes de su posta del olor a kerosene que tenía su aguada. Hasta que un día sus quejas fueron escuchadas y llegaron los ingenieros que encontraron petróleo en Plaza Huincul. Esa aguada situada a 105 km de Neuquén y a 84 km de Zapala, constituía el lugar obligatorio de parada y descanso entre ambos puntos para todos los viajeros de fines del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

Reconocimiento[editar]

  • Marcelo Berbel recuerda su apodo en una de sus zambas.
  • Oscar Campos la pinta en el cuadro de "La Bondad de Doña Carmen", patrimonio del Museo Carmen Funes de Plaza Huincul.
  • En 1997, Lilí Muñoz estreno la obra de teatro "Cuartelera" con la intención de rescatar y ficcionalizar la vida de una fortinera.
  • En las cercanías de Plaza Huincul existe actualmente un parque-museo que lleva su nombre, que incluye una reconstrucción de la pulpería. A la vera de la ruta 22 se puede ingresar al Parque Temático que reproduce aquella posta. Caminando por sus senderos, se puede recorrer la cocina, con su horno de barro, las habitaciones de huéspedes, el corral de sus cabritos y se puede llegar al lugar de su tumba, desde donde permanece custodiando desde 1916.
  • En el museo municipal de Plaza Huincul fundado en 1984, en la vitrina dedicada a ella, aparece la foto de éste que sería su hijo predilecto dice un cartelito, pero no se sabe si se trata de un hijo verdadero o algún niño que adoptó como tal. Al juzgar por su vestimenta, ese muchacho igual que La Pasto Verde se incorporó al ejército.
  • Una de las principales Calles de Plaza Huincul, lleva su nombre.

Referencias[editar]

  1. La pasto verde y los dinosaurios. Sitio web Interpatagonia. Consultado el 25 de octubre de 2013.
  2. Hembras bravas las fortineras Blog del Dr. Rodolfo E. Parbst. Consultado el 01 de noviembre de 2013.
  3. Carmen Funes de Campo, La Pasto Verde, una mujer que forma parte de la historia patagónica. Sitio web Neuquén.com.ar. Consultado el 25 de octubre de 2013.

Véase también[editar]