La Parranda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La parranda
La parranda
Género zarzuela
Actos 3 actos
Idioma Español
Música
Compositor Francisco Alonso
Puesta en escena
Lugar de estreno Teatro Calderón
Madrid
Fecha de estreno 26 de abril de 1928
Personajes véase Personajes
Libretista Luis Fernández Ardavín
[editar datos en Wikidata]

La parranda es una zarzuela en tres actos con música de Francisco Alonso y libreto de Luis Fernández Ardavin. Se estrenó el 26 de abril de 1928 en el Teatro Calderón de Madrid. La Parranda transcurre en la rica huerta murciana. La pieza más famosa es el "Canto a Murcia", de Miguel y Coro.

Personajes[editar]

Personaje Tesitura Reparto del estreno, 26 de abril de 1928
Aurora, hermosa alfarera enamorada de Miguel soprano Paquita Morante
Miguel, mozo enamorado de Aurora barítono Marcos Redondo
Carmela, recién casada con Retrasao tiple cómica Trini Avelli
Retrasao, calzonazos tenor cómico Antonio Palacios
Don Cuco actor cantante Eduardo Marcén
Don Manuel, cacique actor cantante Joaquín Torro
Padre Vicente, cura actor cantante Rafael María de Labra

Canto a Murcia[editar]

El Canto a Murcia es la zarzuela más famosa de la Región de Murcia,debido a que esta comunidad autónoma carece de himno oficial. Esta famosa pieza elaborada por Miguel y Coro, es utilizada como símbolo de las Fiestas de Primavera de Murcia,como estandarte de la antigua huerta murciana y la exaltación de la misma,hace que los murcianos se sientan identificados con este canto.

Gala de Zarzuela,en el auditorio Nacional de Madrid,Coro dirigido por Guillermo Orozco representando el "Canto a Murcia".








Letra[editar]

LA PARRANDA (CANTO A MURCIA).
En la huerta del Segura,
cuando ríe una huertana,
resplandece de hermosura,
toda la vega murciana.
Y en las ramas del naranjo,
brotan flores a su paso,
huertanica de mi afán,
tú eres pura,
y eres casta como el azahar.
En la huerta del Segura,
cuando ríe una huertana,
resplandece de hermosura,
toda la vega murciana.
Y mirándose al pasar,
en la acequia del jardín,
en el agua se reflejan,
como flores que salieron para verla sonreír,
como flores,
que salieron para verla sonreír.
Huerta,
risueña huerta,
que siempre frutos,
y flores das.
Murcia,
la que cubierta,
en todo tiempo,
de flor estás.
Murcia,
son tus mujeres,
gala de tu palmar.
Murcia,
qué hermosa eres,
tu huerta,
no tiene igual.(bis)
En la huerta he nacido,
para amar y vivir.
En tu campo labrado,
con noble trabajo,
me quiero morir.

Referencias[editar]