La Máquina

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
River Plate
Datos generales
Nombre completo Club Atlético River Plate
Apodo(s) La Máquina
Integrantes Juan Carlos Muñoz
José Manuel Moreno
Adolfo Pedernera
Ángel Labruna
Félix Loustau
Aristóbulo Deambrossi
Carlos Peucelle
Alberto Gallo
José Eusebio Soriano
Ascanio Cortés
Norberto Yácono
y otros
Instalaciones
Uniforme
Última temporada
(Primera División de Argentina 1941, 1942 y 1945) Campeón
[editar datos en Wikidata ]
Juan C. Muñoz, José M. Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y Félix Loustau.

La Máquina es el apelativo de una formación del club River Plate que ganó varios campeonatos en la década de 1940, comúnmente considerado por la prensa especializada como el mejor equipo de su era y uno de los mejores en la historia del fútbol mundial.[1] [2] [3] Se recuerda en particular, de aquel equipo, a la delantera compuesta por Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y Félix Loustau, aunque también fueron asiduos titulares en distintas etapas Aristóbulo Deambrossi, Carlos Peucelle y Alberto Gallo.

El apodo de "La Máquina" fue acuñado por Borocotó, importante periodista deportivo de la revista El Gráfico, para calificar el rendimiento del equipo, a raíz del comentario que recibió de un simpatizante del equipo llamado Regard, tras la victoria por 6 a 2 frente a Chacarita Juniors por la octava fecha del torneo de 1942.[4]

Eran también conocidos como Los cballeros de la angustia dado que muchas veces no definían en partido hasta poco antes de que se diera por terminado. Hay tres posiciones al respecto del origen del mote: una indica que "la angustia era de sus rivales",[5] otra dice que "la angustia se producía en la afición al ver que pasaba el tiempo y River no liquidaba el pleito", y la última versión indica que "la angustia estaba ocasionada en la dificultad para definir los partidos".[6] En una entrevista Juan Carlos Muñoz dijo que los llamaban Los caballeros de la angustia porque sentíamos que podíamos hacer el gol en cualquier momento, no nos preocupábamos por hacerlo rápido, entonces jugábamos, tocábamos, desbordábamos y volvíamos para atrás para jugar con la pelota. Entonces, la gente y los periodistas se impacientaban y nos pusieron los Caballeros de la angustia, pero no por angustia en nuestro arco, sino porque hacíamos los goles en los finales del partido. Era medio a propósito.

La primera actuación de la recordada delantera fue el 28 de junio de 1942, en El Monumental, ante Platense, con un triunfo por 1 a 0; Loustau reemplazó por primera vez a Aristóbulo Luis Deambrossi como puntero izquierdo en esta ocasión.

Desde 1943 a 1946 hubo otros 17 encuentros para la historia, con dos títulos y dos subcampeonatos. Nunca jugaron, todos juntos ante Boca Juniors. Hubo jugadores importantes, como Ricardo Vaghi, Norberto Yácono, o Bruno Rodolfi. En la delantera alternaron con la formación principal Antonio Báez y Roberto Coll.

Por su estilo de juego, La Máquina es muchas veces considerada un "antecesor" de la famosa Naranja Mecánica como se apodaba a la Selección Holandesa que disputó el Mundial de Alemania 1974. El periodista Pedro Uzquiza, que mucho conocía de la cuestión, decía que ya en los años cuarenta La Máquina de River ofrecía los primeros indicios: "Ocupaba los espacios con la misma movilidad y voluntad de ataque que luego lo harían los holandeses".[7]

Adelantados a su tiempo[editar]

Si por algo se magnificó aquel conjunto además de por el espectáculo y la calidad de sus futbolistas, fue por la movilidad de los mismos y es que los defensas rivales no sabían cómo contrarrestar a un equipo con tanta movilidad en sus posiciones, de repente el wing derecho pasaba al izquierdo o Pedernera dejaba su sitio a Moreno y viceversa para sorprender y ‘matar’ al rival. En definitiva un equipo que jugaba de memoria y la tocaba de forma mágica. Por ello muchos consideran a aquel conjunto uno de los antecesores del “fútbol total” practicado por la “Naranja Mecánica”, como se apodaba a la Selección Holandesa de Johan Cruyff en el Mundial de Alemania 1974.

Ya en 1947 “La Maquina” había quedado para la historia como la mejor delantera del fútbol argentino y de la misma sólo quedaban Moreno, Loustau y Labruna, que dejaron en esa temporada otra delantera para la historia, la formada por: Reyes, Moreno, Di Stéfano, Labruna y Loustau. Todo ello en una temporada en la que Alfredo Di Stéfano anotó 27 goles y llevó a River nuevamente hacia el título.

Influencia mundial[editar]

Aparte de los ya mencionado 5 grandes de la máquina y otros grandes delanteros, cabe mencionar que por aquella época pasaron por el equipo de River jugadores de la talla de Néstor Rául Rossi, Amadeo Carrizo, Alfredo Di Stéfano y Roberto Coll entre otros, quienes fueron formados en River y posteriormente exportaron su experiencia al extranjero, haciendo de este equipo de "La Máquina" un importante semillero y base intelectual de muchos otros estilos de fútbol y formas de jugar a través de la historia, irradiando su influencia desde Colombia con Millonarios F.C, Chile en Universidad Católica, España en Real Madrid y mucho más en el tiempo.

Otro futbolista que destacó en este equipo fue el extranjero José Eusebio Soriano del Perú; que fue considerado uno de los más grandes porteros de la historia de su país y de la historia de River.[8] Asimismo destacó Ascanio Cortés, que muchas décadas hasta los 60s, fue considerado el mejor defensa de la historia de su país en Chile.[9] Por último, desde 1939 hasta 1941 pasó por River Plate el gran futbolista español Leonardo Cilaurren,[10] [11] quien venía precedido de una gran campaña en Europa, siendo incluido en el equipo de estrellas del mundial de 1934. River Plate y su Máquina se transformaban por entonces, en un paradigma futbolístico a nivel mundial.

Títulos oficiales obtenidos (1941-45)[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]