La Guerra Kree-Skrull

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Guerra Kree-Skrull es una historia de los Vengadores escrita por Roy Thomas e ilustrada por Sal Buscema, Neal Adams y John Buscema. Representa un conflicto intergaláctico entre los Kree y los Skrull, y tuvo lugar entre los números 89 a 97 de la publicación, entre 1971 y 1972. Es considerada una de las primeras grandes historias de los Vengadores, por lo que fue reeditada en diversas ocasiones y referida con frecuencia por la publicación. La reciente miniserie Invasión Secreta establece sus orígenes en acontecimientos ocurridos tras dicha guerra, añadidos mediante retrocontinuidad.

Historia[editar]

El conflicto se inicia poco después de que el Capitán Marvel consiguiera separarse de Rick Jones, tras lo cual Ronan el Acusador lo secuestró con ayuda del Sentry. Lo llevó prisionero a una base en el ártico, desde la cual activó tecnología Kree que forzaría a las formas de vida de la tierra a retroceder en la escala evolutiva. Los Vengadores destruyeron la base y obligaron a Ronan a huir, pero los trabajadores de la zona denuncian a la prensa lo ocurrido.

Esto lleva a un gran descrédito a los vengadores, sumado a que permitieran que Marvel escapara junto a Carol Danvers. Sin embargo, éstos son secuestrados por skrulls, enemigos de los Kree, que llevan a Marvel, Quicksilver y la Bruja Escarlata al Mundo Trono Skrull. Los Kree intentan, a través de Maximus, reclutar un ejército de inhumanos, lo cual es impedido por los Vengadores aunque con la pérdida de Rick Jones, llevado a Hala.

Mientras los Vengadores se enfrentan a una armada skrull encaminada a la tierra, Rick Jones se encuentra con la Inteligencia Suprema kree, líder de dicho imperio aunque derrocada por Ronan, que permite a Rick tener acceso a poderes que le permiten detener en un momento a todos los kree y skrull. Tras ello cae, cerca de la muerte, por lo que la Inteligencia Suprema teletransporta a todos los Vengadores allí, y el Capitán Marvel salva la vida de Rick fundiéndose con él una vez más.