La Emergencia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Emergencia (en inglés: The Emergency, en irlandés: Ré na Práinne) fue un eufemismo oficial usado por el Gobierno de Irlanda durante la década de 1940 para referirse a su posición durante la Segunda Guerra Mundial. El estado fue oficialmente neutral durante la II Guerra Mundial, pero declaró un estado de emergencia el 2 de septiembre de 1939, y pasó el Acta de Poderes de Emergencia al siguiente día. Esto dio nuevos poderes al gobierno durante la Emergencia, tales como internamiento, censura de la prensa y correspondencia, y el control del gobierno de la economía. El término ha permanecido en uso, por ejemplo, en contextos culturales e históricos en libros de texto. El Acta fue abrogada el 2 de septiembre de 1946. Aunque el estado de emergencia como tal no fue rescindido sino hasta el 1 de septiembre de 1976, ninguna legislación de emergencia fue aprobada después de 1946 para explotar esta anomalía.

Antecedentes[editar]

En 1939, los 26 condados del sur de Irlanda eran un dominio usualmente llamados por el anglicismo de su nombre en Irlandés, Eire). Desde 1932 el partido gobernante ha ido republicano Fianna Fáil, dirigido por Éamon de Valera. De Valera ha introducido exitosamente una nueva constitución en 1938 que han distanciado Eire más allá del Reino Unido. Él tenía buenas relaciones con el Primer Ministro Británico, Neville Chamberlain y no sólo había sido capaz de ganar aceptación de la nueva constitución, sino que había negociado la entrega de los Treaty Ports (tres puertos irlandeses que habían permanecido bajo jurisdicción Británica después del Tratado Anglo-Irlandés y resolvieron diferencias económicas. El mayor desacuerdo entre los países era el estatus de Irlanda del Norte, que había permanecido parte del Reino Unido bajo la devolución. Los irlandeses la veían como una parte integral de la nación de Irlanda, mientras que los Británicos estaban renuentes a dejar a la mayoría Unionista en una Irlanda unificada. Destro de la misma Irlanda, el IRA armado, quien se veía a sí mismo como el "verdadero" gobernante de Irlanda, permaneció y rechazó el acuerdo existente y estaban dispuestos a expulsarlos por la fuerza si fuera necesario.

Declaración de La Emergencia[editar]

Hacia septiembre de 1939, una guerra general Europea era inevitable. El 2 de septiembre, de Valera le dijo al Dáil Éireann que la neutralidad era la mejor política para el país. En esto fue apoyado casi uniformemente por el Dáil, y el país en general (incluyendo los elementos pro-Británicos). La constitución irlandesa fue modificada para permitirle al Gobierno tomar poderes de emergencia, y el Acta de Poderes de Emergencia de 1939 fue aprobada. Esto le permitió al gobierno tomar control de la vida económica del país bajo el nuevo Ministro de Provisiones Sean Lemass, internamiento, y censura de la prensa y correspondencia. Se hizo uso liberal de estos poderes. Internamiento de aquellos que hubieran cometido un crimen o fuera a punto de cometer uno sería usado extensivamente contra el IRA. La censura estaba a cargo del Ministro de Coordinación de Medidas Defensivas, Frank Aiken. Se pensó necesario el prevenir la publicación de asuntos que pudieran minar la neutralidad de Eire y evitar que Irlanda se convirtiera en centro de operaciones de inteligencia extranjera. Después del periodo de emergencia, empezó a ser usado para propósitos políticos más partidarios tales como prevenir la publicación de la cantidad de sodados irlandeses sirviendo en las fuerzas armadas del Reino Unido o disputas industriales dentro de Irlanda.[1] Adicionalmente, la información hecha pública a los irlandeses estaba cuidadosamente controlada. De Valera hacía las laboras de Ministro de Asuntos Externos, aunque el secretario para el Departamento de Asuntos Externos, Joseph Walshe fue muy influyente.

En la declaración de la emergencia, Walshe pidió aseguramientos del ministro Alemán en Dublín, Eduard Hempel de que Alemania no usaría su legión para espionaje ni atacar el comercio irlandés con Inglaterra. Viajo después a Londres el 6 de septiembre donde se encontró con el Secretario de Dominios, Anthony Eden, quien fue conciliatorio y defendió la neutralidad irlandesa en subsequentes reuniones de gabinete. Además, el nombramiento de Sir John Maffey como representante Británico en Dublín fue acordado.

La posibilidad de la neutralidad irlandesa ha sido discutida desde antes del Tratado Anglo-Irlandés en 1921. Una de las objeciones británicas a la independencia irlandesa era que Irlanda podía caer bajo la influencia de un poder extranjero o ser usada como puerta de entrada para una invasión de Inglaterra. Fue sugerido que Irlanda podría satisfaer las objeciones británicas declarando neutralidad perpetua, similar a Suiza. Para el gobierno de Eire la neutralidad significaba no mostrar parcialidad a cualquier lado. Por un lado eso significaba el anuncio abierto de actividad enemiga tal como el avistamiento de submarinos o la llegada de paracaidistas, y la supresión de cualquier actividad de inteligencia extranjera. Por el otro, el gobierno no mostraba ningún tipo de preferencia pública hacia cualquier lado, a diferencia de los Estados Unidos en 1940 y 1941, por ejemplo. Esto fue en parte porque de Vlera tenía que mantener la unidad nacional, lo que significaba acomodar a la gran parte de la sociedad irlandesa que rechazaba todo lo que tuviera que ver con los británicos, y que admiraban a Alemania hasta cierto grado. Esas actitudes eran compartidas por Aiken,[2] y Walshe,[3] y hasta cierto grado por de Valera, quién rechazó aceptar el peligro a la democracia dentro de Europa presentada por la Alemania Nazi. En la parte temprana de la guerra ambos Aiken y Walshe predijeron la derrota británica, y pensaron que sería ventajoso para Irlanda. El fallo de aceptar la dimensión moral de la Segunda Guerra Mundial conrinuaría durante y después de su duración. El gobierno de Fianna Fáil gobernó solo y no incorporó a ningún otro partido en la toma de decisiones.[4]

Eventos significativos[editar]

Éamon de Valera, que era Taoiseach (cabeza de gobierno) durante la Emergencia, introdujo los Actos de Poderes de Emergencia y Ofensas Contra el Estado y la Corte de Criminales Especiales para eliminar al IRA, muchos miembros del cual buscaron provocar una confrontación entre el Reino Unido e Irlanda. Esta legislación represiva fue introducida después de que el IRA robara las reservas de munición del Ejército irlandés de su almacén en la llamada Redada de Navidad en diciembre de 1939. El gobierno empezó a recrutar en caso de una invasión. En julio de 1940, tres agentes de la Abwehr (Inteligencia Alemana) fueron arrestados fuera de Skibbereen después de aterrizar cerca de Castletownshend, Condado de Cork. La misión de los agentes era infiltrarse en el Reino Unido vía Irlanda. El llamado de un espía alemán más exitoso fue aquel que involucraba a Hermann Goertz que fue capturado en posesión del "Plan Kathleen"- un plan del IRA que detallaba un plan de invasión de Irlanda del Norte apoyado por los Nazis. Al principio de la guerra, de Valera rechazó las demandas de Winston Churchill de abrir los antiguos Treaty Ports a embarcaciones británicas.

En el 2005 se liberaron documentos de la Oficina de Registro Público del Reino Unido en referencia a contactos entre de Valera y un oficial MI6 británico en 1942 sobre la alianza entre los aliados y el Estado. Detalles de estas reuniones no fueron hechos públicos pero se cree que los británicos hicieron una vaga oferta a de Valera de una Irlanda unida. De Valera no tomó la oferta seriamente, y estaba infeliz con el intento de decepción.

Bombardeos en Belfast[editar]

Mientras, Irlanda del Norte (como parte del Reino Unido) estaba en guerra y los astilleros Harland y Wolff en Belfast estaban entre los objetivos estratégicos para ataques alemanes. La Luftwaffe llevó a cabo un ataque aéreo en Belfast el 7 de abril de 1941; ocho personas murieron. No había ninguna defensa de la ciudad. El Martes de Pascua, 15 de abril de 1941, 180 bombarderos de la Luftwaffe atacaron Belfast. De nuevo, no había defensas de la RAF. Había solamente 7 baterías anti-aéreas en Belfast. De cualquier manera dejaron de disparar por temor a dañar los aviones (ausentes) de la RAF. Más de 200 toneladas de explosivos, 80 minas terrestres atadas a paracaídas y 800 bombas incendiarías fueron liberadas. Más de 1,000 murieron y 56,000 casas (más de la mitad de las viviendas de la ciudad) fueron dañadas dejando 100,000 personas temporalmente sin hogar. Fuera de Londres, ésta fue la pérdida más grande de vidas en un ataque aéreo nocturno durante la Batalla de Inglaterra más que nada debido a la falta de defensas aéreas en Belfast. A las 4:30AM Basil Brooke le pidió ayuda a Éamon de Valera. En dos horas, 13 camiones de bomberos de Dublín, Drogheda, Dundalk y Dún Laoghaire estaban de camino para cruzar la frontera irlandesa para ayudar a sus colegas de Belfast. De Valera pronunció, después, su discurso de "ellos son nuestro pueblo" y protestó formalmente a Berlín. Aunque después hubo un ataque el 4 de mayo, éste sólo dañó los muelles y astilleros.

Bombardeos de Dublín[editar]

En la noche del 30 de mayo del mismo año, el Norte de Dublín fue el objetivo de un ataque aéreo de la Luftwaffe. Treinta y ocho fueron asesinados y setenta casas fueron destruidas en Summerhill Parade, North Strand y la North Circular Road. El gobierno alemán dijo que el ataque había sido un error y Alemania pagó compensación después de la guerra. Sin embargo ha sido argumentado que éste bombardeo aéreo fue una advertencia deliberada por Alemania de no asistir al esfuerzo Aliado (debido a que los bomberos de Dublín habían ayudado a apagar los incendios en Belfast y por tanto los astilleros habían entrado en funcionamiento más rápido), aunque en realidad parece más bien un error. En ese momento, Alemania se disculpó diciendo que los vientos altos habían desviado los aviones. Eduard Hempel, cabeza de la Delegación Alemana en Dublín dijo que eran aviones capturados siendo volados por británicos. El 13 de octubre, la agencia de noticias alemana anunció que el gobierno alemán pagaría compensación por liberar bombas en Dublín. Winston Churchill después admitió la posibilidad de que los ataques hubieran sido el resultado de un invento británico que distorsionaba los sistemas de navegación de la Luftwaffe sacando a los aviones de curso.[5] [6]

Neutralidad[editar]

La posibilidad de la neutralidad irlandesa ha sido discutida desde antes del Tratado Anglo-Irlandés de 1921. Una de las objeciones británicas a la independencia irlandesa era que Irlanda podía caer bajo la influencia de un poder extranjero o ser usada como puerta de entrada para una invasión de Inglaterra. Fue sugerido que Irlanda podría satisfaer las objeciones británicas declarando neutralidad perpetua, similar a Suiza.

El estado irlandés era el único dominio de la Commonwealth en tener una política oficial de neutralidad. La neutralidada irlandesa en la IIGM surgió por muchas razones. Una gran parte de la sociedad irlandesa reconocía la importancia de la lucha contra el fascismo. Alrededor de 43,000 ciudadanos de lo que ahora es la República de Irlanda y alrededor de 38,000 de Irlanda del Norte (donde no había conscripción) sirvieron con las fuerzas británicas durante la II Guerra Mundial, y había muchos actos de apoyo no anunciado a los aliados. El apoyo de partes del gobierno irlandés se había vuelto más claro desde la publicación de documentos de Estado en la década de los 90.

Por otro lado, elementos del IRA que deseaban minar el Tratado Anglo-Irlandés, terminar la partición, y terminar el gobierno Británico en Irlanda del Norte, contactaron e intentaron compartir información con los Servicios de Inteligencia y el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Alemania Nazi.[7] Esto fue parte de un significativo sentimiento anti-Británico. El Tratado Anglo-Irlandés y la subsecuente Guerra Civil Irlandesa estaban recientes y el gobierno británico en Irlanda del Norte era visto por muchos como una ocupación ilegal. Esto dio lugar a que una significativa parte de la sociedad y gobierno irlandés, del cual de Valera era parte, afirmara que había una equivalencia moral entre los Aliados y el Eje. Por ejemplo, de Valera en la Sociedad de Naciones en 1938 vio el conflicto en términos de las políticas de las grandes potencias del Siglo XIX, mencionando que si las grandes naciones se iban a portar irresponsablemente, las pequeñas naciones no deberían asistirlas.

Una alianza con el Reino Unido por lo tanto amenazaba con una seria inestabilidad política. La política de neutralidad permitió al Estado mantener la unidad política interna. Adicionalmente, se sintió que el país no podía manejar una gran guerra debido a problemas económicos de la época y la disminución del ejército desde la guerra civil. Debido a la estratégica posición de Irlanda en los puntos más occidentales de Europa del norte, había también un grave peligro de invasión y ocupación de cualquier lado, una ansiedad subrayada por la ocupación de Islandia por Ingalterra en 1940. La neutralidad irlanedsa durante la II Guerra Mundial tuvo amplio apoyo con solo un voto en contra en el Dáil Éireann (la Cámara baja del parlamento), de James Dillon, quien argumentaba que el Senado debería estar del lado de los Aliados. Renuncío a su curul en el Dáil y de Fine Gael, el principal partido de oposición, por su apoyo a la neutralidad.

Los Aliados y la Neutralidad[editar]

  • A hombres británicos que chocaron sobre el Estado les permitieron irse libres si podían demostrar que no estaban en misión de combate, de otra manera serían liberados "bajo licencia" (prometiendo quedarse) y muchos escogieron escapar al Reino Unido a través de Irlanda del Norte.[8]
  • A mecánicos británicos y estadounidenses se les permitió recuperar aviones aliados que habían chocado.
  • Reportes detallados de las condiciones del clima en el Océano Atlántico fueron enviados secretamente en una línea oficial al Reino Unido "cada día de la guerra", crucialmente el 6 de junio de 1944 cuando la decisión de Eisenhower de seguir con los aterrizajes del Día D fue decidida por un reporte del clima de Blacksod Bay, Condado de Mayo.[9]
  • Cuando, en 1941, la policía irlandesa descubrió el "Plan Kathleen" en una residencia donde un agente alemán, Hermann Goertz se había estado quedando, los irlandeses pasaron copias a MI5 en Londres, quien las reenvió a la RUC en Belfast. Planes conjuntos de acción fueron elaborados entre los servicios de inteligencia y ejércitos británicos e irlandeses bajo el nombre de Plan W.
  • General McKenna, el Jefe de Staff del Ejército Irlandés, visitaba regularmente a oficiales británicos en Belfast y en 1942 doce oficiales irlandeses se entrenaron con fuerzas británicas especiales en Poyntz Pass, Condado de Armagh. La cooperación no terminó ahí y también incluyeron la señalización británica a través de líneas GPO cuando creía que aviones alemanes se dirigían hacia Irlanda.[10]
  • De diciembre de 1940 en adelante el Gobierno de Dublín accedió a aceptar más de 2,000 mujeres y niños británicos evacuados de Londres debido a "El Bombardeo". Estos evacuados incluían más de doscientos niños huérfanos por el bombardeo.[11]
  • Ataques a barcos irlandeses, un ejemplo siendo el ataque al "Kerlogue" del que intentaron responsabilizar a los alemanes, fueron luego admitidos por los británicos y ofrecieron pagar por compensación cuando fragmentos de municiones británicas fueron encontrados incrustados en a nave.[12]
  • Las minas en el canal de San Jorge a siete millas de la costa irlandesa en Dungarvan, y el uso de aguas irlandesas por tráfico de naves británicas.[13]

El Eje y la Neutralidad[editar]

  • Pilotos, naves y personal naval alemanes que eran descubiertos en Irlanda eran siempre internados y permanecían así por la duración del conflicto.[14]
  • Las actividades de los agentes de Inteligencia Alemana (Abwehr) en Irlanda a través de los años de guerra y sus intentos de contactar y juzgar a elementos del IRA y del Ejército Irlandés- mucho de ellos agentes, si no es que todos- fueron expuestas o capturados.
  • El embajador alemán en la Legión Alemana en Dublín, Eduard Hempel, tuvo su radio confiscado en 1943 para pevenir que enviara información a sus líderes[15]
  • El ataque de torpedo del U-boot que hundió la nave "Irish Oak" el 19 de mayo de 1943. de Valera dijo que "había sido un ataque insendible e inexclusable. No había posibilidad de un error, las condiciones de visibilidad era buenas y las marcas de neutralidad eran claras en nuestras naves. No se les dio ninguna advertencia."[16]
  • El "Bombarde del Lado Norte" el 31 de mayo de 1941 como se explica anteriormente y el ataque de bombas en la cremería Campile, Condado de Wexford.[17] Bombardeos también ocurrieron en Malin, Condado de Donegal el 5 de mayo de 1941, y Arklow el 1 de junio de 1941.[18]
  • Repetidos intentos de ofrecer armas británicas capturadas a de Valera si se aliaba con los almanes.[19]

Relaciones con Alemania[editar]

En busca de su política de neutralidad, el Gobierno irlandés rechazó cerrar las embajadas alemana y japonesa. En 1939 el Gobierno alemán tenía muy poca inteigencia en Irlanda e Inglaterra. Esto es porque Hitler había esperado un détente o alianza con Inglaterra, a quien había considerado como "aliados naturales" de la Alemania Nazi.[20] Cuando esfuerzos concertados para construir una imagen confiable de la fuerza del ejércilo británico empezaron alrededor de 1939-1940, se hicieron esfuerzos para infiltrar espías en Gran Bretaña vía Irlanda, pero esos esfuerzos fallaron consistentemente (Ver Operación Langosta & Operación Gaviota). La Abwehr también hizo intentos de impulsar vínculos de inteligencia con el IRA, pero encontró que el IRA no estaba en condición de ser usado en serie- estos intentos no iban a ocurrir durante el periodo de 1939 - 1943. El ejército alemán también hizo planes detallando como una invasión de Irlanda podría llevarse a cabo. Estos planes fueron titulados Plan Verde y cualquier invasión iba a servir como un ataque en apoyo de un ataque principal para conquistar Gran Bretaña llamado Operación León Marino. Ambos planes estuvieron guardados hasta 1942. Cuando las trópas estadounidenses empezaron a estacionarse en Irlanda del Norte en 1942, el Plan Verde fue reimpreso porque había más miedo entre el Alto Mando Alemán (y el Gobierno Irlandés) que el ejército estadounidense intentara una invasión de Irlanda, siguiendo su ocupación de Islandia (después de la invasión británica) y Groenlandia en 1941. Estos miedos llevaron a otra plan de inteligencia alemana- Operación Osprey, pero fue abandonado cuando la teminda invasión estadounidense nunca ocurrió.

Los británicos también tenían un plan para intentar reconquistar la isla de Irlanda en la eventualidad de una invasión alemana. Ellos siempre habían buscado asegurarle a de Valera que cualquier invasión por sus tropas serían sólo por invitación. Éste esquema fue titulado Plan W y detalles intrincados fueron trabajados con el gobiero y el ejército irlandés sobre como reaccionar a una invasión alemana. El ejército irlandés compartió detalles de sus defensas y habilidades militares con los británicos y tropas estacionadas en Irlanda del Norte. Las aseguraciones de los británicos no consolaron del todo a de Valera, y sospechaba frecuentemente, mientras las fuerzas alemanas no amenazaban a Inglaterra, que los británicos pudieran invadir Irlanda. Él no sabía que el Primer Ministro de Irlanda del Norte, James Craig, (1.er Vizconde de Craigavon) estaba presionando a Londres para atacar un puerto en Cobh, o que se habían hecho intentos de dividir el consenso sobre la política de neutralidad. Concesiones tales como relajar los reclamos sobre el Lago Swilly para permitir a las patrullas marinas y aéreas británicas ayudaron a liberar la tensión. Mientras la guerra se tornaba contra la Alemania nazi en sus campañas orientales, y mientras la Abwehr se volvía menos y menos efectiva, alrededor de 1943-1944, operaciones en la isla de Irlanda cesaron de ser de interés para el gobierno y ejército alemán y por tanto de los británicos. En general, durante el periodo el interés de de Valera fue mantener la neutralidad irlandesa. Las autoridades irlandesas buscaron una campaña agresiva de internamiento contra el IRA, incluyendo redadas en la Fuerza de Seguridad Local (LSF), ejecuciones, y acción agresiva por la Inteligencia Militar Irlandesa (G2) significaron que las actividades de la Legión Alemana en Dublín eran supervisadas cuidadosamente e intentos de infiltrar espías en el país fueron rápidamente descubiertos.

Judíos víctimas del Holocausto[editar]

Elementos de la opinión pública fueron lentos en aceptar la naturaleza del régimen Nazi y el mundo cambiado después de emerger del capullo de la neutralidad. Por ejemplo, en Kilkenny en 1945, una carta a una periódico local declaraba que los filmes en Belsen era "sólo propaganda" y había sido fingido por los británicos usando Hindús hambrientos.[21] Una editorial del "Líder de Limerick" en 1945 notaba que, "La campaña contra los criminales de guerra está extrañamente confinada a aquellos que estaban peleando en el lado equivocado." Sin embargo continuaba diciendo que

"Las atrocidades aliadas no pueden excusar el barbarismo monstruoso del Reich."[22]

Había indiferencia oficial al establecimiento de las víctimas Judías del holocausto durante y después de la guerra. Esto a pesar de que de Valera tenía conocimiento de los crímenes cometidos contra las víctimas Judías del Holocausto tan pronto como 1943.[23] Un ejemplo de esto es la dificultad de grupos Judíos de obtener estatus de refugiados para niños Judíos después del final de la guerra, mientras al mismo tiempo, un plan para traer cuatrocientos niños Católicos desde Rhineland no encontró ningún problema.[24] El Departamento de Justicia explicaba en 1948 que:

"Siempre ha sido política del Ministro de la Justicia de restringir la admisión de extranjeros Judíos, por la razón de que cualquier incremento sustancia en nuestra población Judía pudieran crear un problema anti-Semíticos."[25]

De cualquier manera, de Valera actuó sobre el Departamento de Justicia y los 150 niños Judíos refugiados fueron traídos de Irlanda de 1948. Antes, en 1946, 100 niños Judíos de Polonia fueron traídos de Clonyn Castle en el Condado de Meath por una caridad Judía de Londres.[26] En 1952 volvió a actuar sobre el Departamento de Justicia para admitir a cinco familias Ortodoxas que huían de los Comunistas. En 1966, la comunidad Judía en Dublín arreglo plantar y dedicar el Bosque de Valera en Israel, cerca de Nazareth, en reconocimiento de su consistente apoyo a los Judíos de Irlanda.[27]

Por ocasión de la muerte de Adolfo Hitler, de Valera realizó una visita controversial a Hempel para expresar su simpatía con el pueblo alemán por la muerte del Führer. Esta acción ha sido defendida como propia dado la neutralidad del Estado. Douglas Hyde, presidente de Irlanda, también envió sus condolencias [1], una acción que molestó al ministro de los Estados Unidos pues no hubo acción similar por la muerte del Presidente de los Estados Unidos Franklin D. Roosevelt.[28]

La Emergencia después del final de la II Guerra Mundial[editar]

La negativa de De Valera de reconocer la diferencia entre la II Guerra Mundial y anteriores guerras Europeas estaba ilustrado en su respuesta a una transmisión de radio del Primer Ministro Británico, Winston Churchill el Día de la Victoria en Europa. Churchill alabó la resistencia de Inglaterra para no ocupar Irlanda para asegurar los Western Approaches durante la Batalla del Atlántico:

"los Approaches que los puertos y campos aéreos irlandeses del sur pudieron haber fácilmente defendido fueron cerrados por U-boots y aviones hostils. Este fue un momento mortal en nuestra vida, y si no hubiera sido por la lealtad y amistad de Irlanda del Norte, habríamos estado forzados en venir y cerrar lazos con el Sr. de Valera, perecer del la tierra. Sin embargo, con una resistencia y equilibrio que, me aventuro a decir, la historia encontrará pocos paralelos, el gobierno de Su Majestad nunca puso una mano violenta sobre ellos, aunque a veces pudo parecer fácil y un tanto natural, y dejamos que el Gobireno de de Valera festejar con los representantes alemanes y luego con los japoneses como su corazón dispusiera."

De Valera le contestó a Churchill en otra transmisión de radio, que fue popular entre mucho nacionalistas irlandeses.:

"Se pueden hacer concesiones a la declaración del Sr. Churchill, sin embargo no tiene validez, en la primera descarga de victoria. Tal excusa no podría ser encontrada por mí en ésta atmósfera más calmada. Hay, sin embargo, algunas cosas que es esencial decir. Trataré de decirlas tan desapasionadamente como me sea posible. El Sr. Churchill hace calro que, en ciertas circumstancias, habría violado nuestra neutralidad y que hubiera justificado sus acciones por encesidad británica. Me parece extraño que el Sr. Churchillno vea que esto, si fuera aceptado, se volvería un código moral y que cuando esta necesidad fuera suficientemente grande, los derechos de otras personas no contarían...eso es precisamente por lo que tuvimos esta desastroza sucesión de guerras - la I Guerra Mundial y la II Guerra Mundial - y ¿deberá haber una III Guerra Mundial? El Sr. Churchill está orgulloso de que Inglaterra está sola, después de que Francia había caído y antes que América entrara en guerra. ¿Podría ser que no encontrará en su corazón la generosidad de reconocer que hay una pequeña nación que resistió sola no sólo por un año o dos sino por varios cientos de años contra la agresión; que soportó hambrunas, masacres, en sucesión sin fin; que fue aporreada muchas veces en la insensibilidad, pero que cada vez en el regreso a la conciencia tomaba la pelea como nueva; una pequeña nación que nunca puedo ser obligada a aceptar la derrota y nunca rindió su alma?"

Después del final de la guerra, Hempel permaneció en Irlanda y de Valera primero se resistió a regresar a Alemania los agentes alemanes, y después, por petición de Hempel, el Gobierno irlandés se opuso al resultado de los juicios de Núremberg. Documentos producidos por el Departamento de Asuntos Externos negaban a aceptar el concepto de criminal de guerra y comparaban los juicios de Nuremberg al uso británico del sistema judicial en Irlanda contra los Nacionalistas.

El regreso de voluntarios irlandeses regresaron a la indiferencia o hasta la hostilidad. En general ellos se veían defendiendo a Irlanda así como a Inglaterra y apoyaban la neutralidad irlandesa. Sin embargo, después del fin de la guerra, al personal de los Estados Unidos se les permitió usar sus uniformes en Irlanda, pero no aquellos que habían servido en las fuerzas Británicas. Además, el gobierno Irlandés canceló la marcha del Día del Armisticio. Legislación especial fue introducida para que los 4,000 soldados irlandeses que habían desertado al Reino Unido (más después de que no hubiera amenaza a la neutralidad irlandesa) sufrieron castigos adicionales a su regreso. Opiniones en la República sobre los voluntarios irladeses queda algo dividida y el asunto permance siendo sensible para muchos. Por muchos años y ya que el gobierno irlandés no los reconocía; sin embargo, en abril de 1995 Taoiseach John Bruton rindió homenje a aquellos que

"se voluntariaron para pelear contra la tiranía Nazi en Europa, por lo menos 10,000 de los cuales fueron muertos mientras servían en uniformes británicos. Recordando su valentía, estamos recordando una experiencia compartida del pueblo irlandpes y británico. Recordamos una parte británica de la herencia de todos los que viven en Irlanda."

Referencias[editar]

  1. Girvin, p.84ff
  2. Girvin, p.199
  3. Girvin, p.125. Walshe parecía estar un tanto cómodo con el gobierno principalmente Católico de Marshal Petain en Vichy France.
  4. Girvin, p.143ff
  5. Tim Pat Coogan de Valera ‘long fellow, short shadow’ página 585
  6. Joseph T Carroll “Ireland in the War Years” página 109
  7. Estos intentos fueron inefectivos en su mayoría debido a una combinación de incompetencia de la Abwehr/Ministerio y la debilidad del IRA.
  8. Todos los soldados Aliados fueron liberados del internamiento en octubre de 1944 mientras que todos los soldados del Eje permanecieron en Curragh. Hasta 1942, no era ni siquiera una ofensa técnica el ayudar a escapar a un interno. Naves de superficia estaban excluidos del trato. Ver Fisk p.176-177. Un ejemplo de esta política es la liberación en Irlanda del Norte de 6 oficiales incluyendo 4 generales que había chocado en Galway en ruta desde África el 15 de enero de 1943. Ver Duggan p.184. Hempel reportó en noviembre de 1943 que sólo once de cuarenta internos aliados permanecieron internados. Ver Duggan p.171
  9. Ver Duggan p.180
  10. Ver Fisk P.175-176
  11. Los británicos pagaron por la comida y ropa de los huérfanos, pero los irlandeses pagaron por sus viviendas, hubo intentos para que os británicos pagaran también el tratamiento hospitalario, pero fueron cesados cuando la petición fue "recibida desfavorablemente" en Londres. Ver Fisk p.175-176
  12. Ver Duggan P.173
  13. Ver Duggan P.112
  14. De acuerdo al Departamento de Defensa Irlandés no había "Convenciones Internacionales específicamente gobernando el tratamiento de intereses beligerantes y de acuerdo a eso queda abierto a Estados neutrales...prescribir condiciones de internamiento en cualquier manera que crean convenientes." Esto es porque los irlandeses sintieron que podían liberar a pilotos británicos pero retener a los alemanes. Ver Fisk P.176-177. de Valera argumento que devolver personal alemán a Alemania no podían llevarse a cabo pues podían regresar información militar. Ver Duggan P.185 aunque Hempel iba a encontrar en 1943 que los irlandeses habían estado negociando con los británicos acerca del regreso de internos alemanes. Ver Duggan P.171
  15. Se piensa que esto ocurrió bajo la insistencia de las fuerzas estadounidenses estacionadas en Irlanda del Norte. Hempel había confiado en la fuerza del Ejército Irlandés y los movimientos de tropas a Berlín a través de la guerra, y se creé que también pensó enviar reportes de clima confiables a los barcos alemanes "Scharnhorst" y "Gneisenau" en febrero de 1942. El ejército Británico había sido interceptado y sus transmisiones interrumpidas. Ver Duggan P.180
  16. Ver Duggan P.185. En la mayoría de los casos, cada barco irlandés tenía "Éire" pintado en grandes letras en el lado y ondeaban la Bandera de Irlanda. Los barcos irlandeses hundidos por el U-boot incluyeron el "Munster", el "Kerry Head", el "City of Limerick". El "SS. Kyleclare" fue atacado por Ju 88 en Brownstown Head, Condado de Waterford también y la "Ciudad de Bremen" fue hundido por aviones alemanes al sur oeste de Mizen Head el 2 de junio de 1942.
  17. Ver Duggan P.112 & P.132
  18. Ver Duggan P.135.
  19. Ver Duggan P.131 - 136.
  20. Hitler era un gran fan de los británicos y su imperio, algunas recopilaciones aquí.
  21. También en Kilkenny el primer premio al mejor vestido de baile fue para "la Bestia de Belsen".
  22. Ver Fisk, Robert "In Time of War" páginas 430-431 por detalles en el Anti-semitism en Kilkenny & Limerick.
  23. Brian Girvin, 'De Valera's Diplomatic Neutrality', History Today, 56(3), p.50 (2006)
  24. Keogh, Dermot, "Jews in Twentieth-Century Ireland: Refugees, Anti-Semitism and the Holocaust" página 209-210. Planes para traer niños Católicos alemanes era conocido como Operación Trébol.
  25. Memorandum Departamento de Justicia 'Admission of One Hundred Jewish children' 28 de abril de 1948.
  26. Ireland
  27. Los Judíos de Irlanda por Robert Tracy, publicado en la edición de Judaism del Verano de 1999
  28. de Valera le había protestado vociferantemente al Gobierno de los Estados Unidos acerca de su "invasión de Irlanda" cuando las tropas estadounidenses aterrizaron en Irlanda del Norte

Fuentes/Más Información[editar]

  • Duggan, JP. "Herr Hempel at the German Legation in Dublin 1937 - 1945" (Irish Academic Press) 2003 ISBN 0-7165-2746-4
  • Fisk, Robert "In time of War: Ireland, Ulster, and the price of neutrality 1939 - 1945" (Gill & Macmillan) 1983 ISBN 0-7171-2411-8
  • ISBN 0-7165-2746-4
  • Girvin, Brian The Emergency: Neutral Ireland 1939-45 (Macmillan) 2006 ISBN-13: 978-1-4050-0010-9 HB

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]