La Cenicienta (película de 1994)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cinderella
Título La Cenicienta
Ficha técnica
Dirección
Producción Cayre Brothers
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Japón
Año 1994
Género Animación
Fantasía
Infantil
Duración 48 minutos
Compañías
Productora Jetlag Productions
Ficha en IMDb

Lanzada en formato VHS en 1994, La Cenicienta (Cinderella en inglés) es una película infantil animada basada en el clásico cuento de hadas, La Cenicienta de Charles Perrault. Cuenta la aventura de una joven maltratada por su madrastra y sus dos hermanastras que un día atiende a un maravilloso baile real con la ayuda de su hada madrina. La muchacha baila con el príncipe y de él se enamora. Huye del baile con prisa dejando atrás uno de sus zapatos de cristal que después sirve para provarle al príncipe que es ella a quien él ama. Esta es una de las muchas adaptaciones cinematográficas animadas de esta historia.

La Cenicienta fue producida por Jetlag Productions, distribuida en DVD en los Estados Unidos por GoodTimes Entertainment en el año 2002 y por Manga Films en España en el año 2006.

Trama[editar]

En la gran casa de un señor noble viven él, su mujer y su encantadora hija. La vida para los tres es muy feliz, pues ellos se quieren mucho y en su hogar reina la felicidad. Sin embargo un día, la mujer muere dejando al señor y a su hija solos, ambos con una gran tristeza. Un tiempo después, el señor regresa de uno de sus viajes con una nueva esposa que trae con ella a sus dos hijas, para la hija del señor esto resulta un duro golpe. Cuando el señor se va en un viaje de negocios, ella se queda sola con su nueva familia. La madrastra y sus hijas son egoístas y crueles y maltratan a la muchacha, le sacan su habitación y sus finas ropas y la hacen dormir en una alfombra de paja en frente de la chimenea. Las cenizas, con el viento, se esparcen sobre ella y por esta razón, la madrastra y las hermanastras se burlan de ella y la llaman Cenicienta.

En el palacio, el príncipe no encuentra una esposa que le agrade y sus padres, el rey y la reina, están desesperados. La reina entonces planea un gran baile al que invitarán a todas las doncellas del reino y a los mejores cocineros y músicos de Europa. La invitación llega a la casa de Cenicienta y cuando la madrastra lee la carta, ella humildemente pide permiso para ir; sin embargo, la madrastra se niega. Cenicienta ayuda a sus hermanastras a preparase para el baile y cuando acaban, ellas se apiadan de la muchacha. Cuando esta pide una vez más permiso para ir al baile, sus hermanastras están de acuerdo. La madrastra dice que le dará permiso a Cenicienta si recoge un montón de lentechuelas que había arrojado en las cenizas en la chimenea. Entonces aparece el hada madrina de Cenicienta, quien la ayuda a recoger las lentechuelas. Sin embargo, se descuidan y dejan una lentechuela en la chimenea, la madrastra se da cuenta y definitivamente niega el permiso a Cenicienta.

El hada madrina consuela a Cenicienta diciéndole que sin duda podrá ir al baile. Ella le da a la muchacha un precioso vestido, zapatos de cristal y una magnífica carroza. Justo antes de marchar, ella le advierte a Cenicienta que no debe quedarse más tarde de las doce de la medianoche, ya que entonces el encantamiento desaparecerá y volver a ser la misma de antes. Con una gran alegría, Cenicienta llega al palacio real donde están reunidas todas las doncellas del reino. A la hora de bailar, un apuesto hombre le pide a Cenicienta que baile con él, Cenicienta no sabe que se trata del príncipe. Ella y el prícipe bailan por horas sin darse cuenta del tiempo hasta que por fín dan las doce y Cenicienta sale corriendo, no queriendo ser vista en arapos como le había advertido su hada madrina. En su huida deja atrás uno de sus zapatos de cristal.

Una vez en casa, Cenicienta se siente triste al no saber nada sobre el hombre del que se había enamorado esa noche, en el palacio, el príncipe siente lo mismo. El príncipe manda la búsqueda de la muchacha a través del reino, diciendo que se casará con aquella que pueda ponerse el zapato cómodamente, esperando así poder encontrar a la encantadora dama con quien había bailado. Después de un tiempo, el príncipe llega a la casa donde vive Cenicienta; la madrastra, que ya sabía sobre la búsqueda del príncipe, trata de alterar el tamaño de los pies de sus dos hijas con cubos de agua helada e hirviendo. Su truco falla y ninguna de sus hijas logra ponerse el zapato. Cenicienta permanece en su cuarto, donde había sido obligada a quedarse, y lleva a cabo el plan de su hada madrina de cantar. Al oír su voz desde abajo, el príncipe reconoce a la muchacha y ordena que la traigan enseguida. El zapato es probado en Cenicienta, a quien le encaja perfectamente. Sin embargo, la madrastra le dice al príncipe que es imposible que Cenicienta sea a quien busca. Enfadada, el hada madrina revela el otro zapato de cristal que Cenicienta guardaba. El príncipe, convencido, le pide a Cenicienta que sea su princesa. Ellos se casan con la bendición del padre de Cenicienta, ella perdona a sus dos hermanastras y se asegura de encontrarles maridos a las dos. La Cenicienta y el príncipe viven felices por el resto de sus días.

Canciones[editar]

  • "Dream On, Cinderella": ("Sueña, Cenicienta") La canción del inicio de la película en la que a Cenicienta se le dice de soñar con un príncipe maravilloso.
  • "The Chance of a Lifetime": ("Ha llegado el momento") Las hermanastras cantan mientras se preparan para el baile, que ha llegado el momento en el que conquistarán el corazón del príncipe.
  • "Where Have You Been All My Life": ("Dónde has estado antes de hoy") La Cenicienta y el príncipe, cada uno en su hogar, expresan sus sentimientos de amor y perdida a través de esta canción.

Enlaces externos[editar]