La Castañeda

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


La Castañeda
Consejo Superior de Salubridad
La Castañeda.jpg
Edificio central del Hospital Psiquiátrico "La Castañeda", en 1910.
Nombre completo oficial Manicomio General "La Castañeda"
Localización Ciudad de México, actualmente se encuentran en el municipio de Amecameca en el Estado de México, ya fuera de funciones.
Fundación 1910
Financiación Público (por parte del gobierno federal mexicano de Porfirio Díaz).
Hospital de referencia Hospitales públicos y privados de la zona centro y occidente, así como las penitenciarias y arraigos.
Tipo de centro sanitario Hospital psiquiátrico de larga estancia
Asistencia ofrecida Asistencia sanitaria pública
Especialidades ofrecidas Psiquiatría y medicina interna.

La Castañeda fue el manicomio más grande de México hasta la segunda mitad del siglo XX. Fue construido en los terrenos de una hacienda pulquera que llevaba el mismo nombre en el antiguo pueblo de Mixcoac, hoy Unidad Lomas de Plateros. La inauguración fue realizada por Porfirio Díaz en 1910 y su demolición se efectuó en 1968. [1] Durante todo su período de funcionamiento el hospital dio atención a más de 60 mil pacientes.[2] El manicomio actualmente es más bien recordado por las condiciones de abuso e insalubridad que imperaron en sus instalaciones.

Fundación[editar]

La hacienda La Castañeda, ubicada en Mixcoac, pertenecía al Sr. Torres Adalid, conocido productor de pulque en varias de sus haciendas en Hidalgo. En la hacienda La Castañeda, además de producir pulque contaba con un área acondicionada como un lugar de paseo y recreación, donde se llevaban a cabo eventos musicales y de fiesta los fines de semana, teniendo un cobro de entrada de 25 centavos. El lugar era apreciado no solo por estar a la salida de la ciudad de México sino por su buen clima que favorecía a la salud.

Torres Adalid había mandado construir para sus trabajadores escuela y dispensario médico en la hacienda La Castañeda. Era amigo personal de Porfirio Díaz, y este último asistió a la inauguración de clases del colegio en dicha hacienda. Esta amistad le permitía ser apreciado por la clase alta porfiriana que era asidua a los paseos dominicales en su hacienda.

Cuando Porfirio Díaz decide construir el mejor centro de atención para enfermos mentales como parte de los festejos del Centenario de la Independencia, solicita a su amigo Torres Adalid los terrenos que ocupaba la hacienda la Castañeda. No habría mejor lugar para sanarlos que un paraje tranquilo, agradable y saludable.

El complejo fue planeado para funcionar como un hospital que propiciara un ejercicio profesional de la psiquiatría. En esa concepción del hospital influyó de manera determinante el doctor Eduardo Liceaga, precursor de la psiquiatría moderna en México. Se pretendía concentrar a los pacientes psiquiátricos que se encontraban recluidos en casas de asistencia, internados en condiciones inadecuadas como en el Hospital de San Hipólito y del Divino Salvador.

La construcción del manicomio mexicano, diseñado por el ingeniero militar Salvador Echegaray, fue encargada al ingeniero Porfirio Díaz hijo, quien contó con el apoyo de Luis León de la Barra para inspeccionar la obra. Su diseño se inspiró en el del hospital psquiátrico francés "Charenton", activo en esa época, en París.[3]

Porfirio Díaz junto con su esposa y varios miembros de la aristocracia, durante la inauguración del Manicomio General "La Castañeda", el primero de septiembre de 1910.

La obra se inauguró en el primero de septiembre de 1910 con un evento aristócrata al cual asistieron el propio presidente, su esposa y el entonces embajador de Estados Unidos. La edificación, de estilo francés y construido siguiendo la típica arquitectura porfiriana, entró en funcionamiento y a lo largo de su vida, fue objeto de alabanzas debido a su belleza.

Periodo pre-revolucionario[editar]

El manicomio cumplía una doble función, no solo respondían a la demanda no satisfecha de atención mental, también era percibido como un símbolo de progreso.[4] "La Castañeda", con capacidad para aprox. 1 000 internos,[5] inició funciones albergando a una población de 779 pacientes,- 350 hombres remitidos del Hospital de San Hipólito y 429 mujeres remitidas del Hospital del Divino Salvador;- en su mayoría estos primeros internos sufrían de epilepsia,[6] en esa época prácticamente cualquier cuadro epiléptico era considerado idiopático, no había un tratamiento satisfactorio para éstos y además se creía que los epilépticos eran proclives a la violencia y el crimen.

La definición de locura que las autoridades tenían reflejaba la noción de locura para la época:

"... locura es una enfermedad que distorsiona el funcionamiento de la mente, quienes la padecen manifiestan incoherencia en el lenguaje y desequilibrio humoral expresado en los desórdenes físicos del cuerpo." [7]

En esta primera etapa de la vida en funcionamiento de la institución realmente se buscaba atender las necesidades de los pacientes psiquiátricos, además de darles asilo ya que en su mayoría éstos eran despojados y abandonados por sus familias.[8]

Funcionamiento durante la Revolución mexicana[editar]

La primera década de vida de La Castañeda, de 1910 a 1920, concordó con el movimiento revolucionario mexicano.[9] Este nuevo contexto socio-político, cambia radicalmente la misión de la institución, pasa a ser una empresa que ponderadamente satisfacia una necesidad de asilo,[10] durante esta época la mayoría de los pacientes fueron diagnosticados como alcohólicos y/o neuróticos, éstos tuvieron una estancia relativamente corta,- de en promedio 4 meses[11] ,- esto se explica en gran parte a la fata de recursos.

Pese a la carencia de recursos la institución mantuvo una calidad de servicio aceptable, así como un nutrido cuerpo de trabajo de 355 empleados, esto a razón de reducir la población atendida,- que en promedio fue de 550 internos durante esta década,- y su tiempo de estancia. Durante este periodo solo se tiene registro de una importante crisis de alimentos durante el año de 1915. [12]

Para 1913, el manicomio constituido por un edificio central que correspondía al área administrativa y varios edificios periféricos que conformaban cada uno de los pabellones, se encontraba organizado, según las alineaciones del su propio reglamento interno, en:[13]

  • Pabellón de pacientes distinguidos: aquí se alojaban a miembros de familias ricas que no hubieran sido remitidos por parte de la policía y que no presentaran comportamiento agresivo, pese a que la institución ofrecía atención publica si recibía donaciones por parte de los familiares de estas personas.
  • Pabellón de observación: aquí residían los pacientes de primera vez, por periodos breves de tiempo hasta que se les diagnosticaba y se les asignaba un nuevo pabellón. Cabe destacar que los pacientes "distinguidos" no pasaban por este pabellón en su primer visita sino que eran remitidos a su pabellón particular. Tampoco los pacientes remitidos por la policía se alojaban aquí. El reglamento establecía que, para el momento de su ingreso, los pacientes debían de contar con un certificado médico, que constatara que, por ejemplo, el paciente no sufriera de una enfermedad infecciosa, pero muchas veces las instituciones de beneficencia no remitían a sus pacientes cumpliendo este requisito.[14]
  • Pabellón de pacientes peligrosos: está área estaba destinada a los pacientes agresivos y criminales remitidos de la policía.
  • Pabellón de epilépticos.
  • Pabellón de "imbéciles": con esta designación denigrante se asignaba a los pacientes con retraso mental evidente.
  • Pabellón de pacientes infecciosos: aquí se recluía a los pacientes en los cuales se había confirmado la presencia de alguna enfermedad infecciosa como tuberculosis, sífilis, lepra o fiebre tifoidea. De manera arbitraria las sexoservidoras eran remitidas a esta área sin que necesariamente se hubiera comprobado que sufrieran alguna enfermedad infecciosa.

Periodo de la pos-guerra[editar]

Después de 1920, el país se encontraba devastado por efecto de la guerra. Los recursos del manicomio se habían empobrecido aún más. A este contexto se sumó la sobre-demanda y saturación,- hubo un punto en que el hospital mantuvo a más de 3 mil pacientes internos, tres veces su capacidad[15] ,- este fenómeno de sobre-explotación se debió a los estereotipos de la locura que imperaban en la sociedad de la época, los pacientes mentales eran víctimas de discriminación y abandono; así tenemos que eran los propios familiares quienes recluían a sus parientes aquejados. Muchos de ellos ni siquiera meritaban ser recluidos pero las familias los abandonaban a su suerte y la institución publica se veía forzada a darles asilo.

La Castañeda se volvió el espacio para castigar y corregir a aquellos cuyas conductas rompían los parámetros de la normalidad; esto afecto en la población que ingresó al centro.

Se asumía que el hombre improductivo era una amenaza para la nación, por esta razón contrataron profesores de gimnasia para que organizaran eventos para los internos y se invitaba a la prensa para demostrar los avances en la psiquiatría. Se organizaban equipos de béisbol, baloncesto y peleas de boxeo; en la parte trasera del manicomio se utilizo para el cultivo de hortalizas y para que los pacientes pudieran tener gallinas, cerdos y vacas. Se realizó un proyecto para trasladar a los pacientes recuperables a granjas en las afueras de la ciudad. La primera de ellas fue fundada en 1944 en Guanajuato.

Cierre[editar]

Durante la primera mitad del siglo XX, La Castañeda frecuentemente fue mencionada como un lugar de injusticias y malos tratos a los internos. En 1968 se decidió cerrar el lugar y reubicar a los pacientes en diferentes hospitales psiquiátricos modernos de México. El edificio fue desmantelado completamente, y el frente completo fue armado tal cual en Amecameca, Edo. de México en una propiedad de Los Legionarios de Cristo. El manicomio de La Castañeda fue considerado un mal sueño en la psiquiatría mexicana, un episodio que no desea ser recordado. Fue sustituido por el Hospital Psiquiatrico Fray Bernardino. En el lugar que ocupaba el manicomio La Castañeda hoy se encuentra una sucursal de Walmart, un centro deportivo, unidades habitacionales, escuelas de nivel básico y la Escuela Nacional Preparatoria no. 8.

En el año de 1965 se comenzó la construcción de la Unidad Plateros en lo que antes fue el hospital Psiquiátrico La Castañeda, este conjunto de edificios fue diseñado por el arquitecto mexicano Mario Pani Darqui, quien también trabajo en proyectos como la Torre de Rectoría de la Ciudad Universitaria de la UNAM o el Club de Golf México, (México, D. F.) entre muchos otros. Hoy en día sigue siendo un conjunto de departamentos y al lugar se le conoce como Unidad Habitacional de Plateros http://comiteplaterosf.blogspot.mx/2009/05/la-unidad-plateros.html.

En 1973 se comenzaron a habitar los departamentos de la unidad habitacional Lomas de Plateros contando con todos los medios necesarios para vivir en un lugar tranquilo, como son escuelas a nivel primaria, la preparatoria Miguel E. Schulz, centros comerciales entre otros.

La fachada fue rescatada por Arturo Quintana Arioja, dueño de AQ Industrial quien compró, en 1968, la fachada del manicomio y la trasladó piedra por piedra a Amecameca. [16]

Referencias[editar]

  1. http://www.cultura.df.gob.mx/index.php/categorias/details/4242-la-castaneda-imagenes-de-la-locura
  2. Ríos Molina, Andrés. «La locura en el México posrevolucionario. El Manicomio La Castañeda y la profesionalización de la psiquiatría, 1920-1944». Históricas (D.F., México: Universidad Autónoma de México e Instituto de Investigaciones Históricas) (84):  pp. 28-35. http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/boletin/pdf/bol84/bol8402.pdf. Consultado el 28 de enero de 2013. 
  3. José Luis Cuevas (entrevistado) (2009). Crimen Psiquiatrico (La Castañeda Parte 1/8) (TV). México: Once TV. Escena en última parte. Consultado el 28 de enero de 2013|fechaacceso=, |añoacceso= y |mesacceso= redundantes (ayuda). «"Se construyó entonces La Castañeda siguiendo el diseño arquitectónico del equivalente a "La Castañeda de Francia", de París, que es "Charenton"..."» 
  4. Martha Lilia Mancilla (entrevistada) (2009). Crimen Psiquiatrico (La Castañeda Parte 2/8) (TV). México: Once TV. Escena en primera parte. Consultado el 28 de enero de 2013|fechaacceso=, |añoacceso= y |mesacceso= redundantes (ayuda). «"... la locura se relacionaba con el desarrollo, con el progreso..."» 
  5. «La Castañeda, Imágenes de la locura, 100 años después en el MAF». MX DF. 25 de agosto de 2010. Consultado el 28 de enero de 2013. «"...fue construido para tratar a un número cercano a los mil pacientes..."» 
  6. «Locura y revolución una relación estrecha». Salud180.com. 19 de noviembre de 2010. Consultado el 28 de enero de 2013. «"En un primer momento, el hospital fue abierto con 350 hombres remitidos del Hospital para Dementes de San Hipólito y 429 mujeres provenientes del Hospital del Divino Salvador... Casi todos los pacientes de esta primera etapa, habían sido diagnosticados como epilépticos..."» 
  7. Ríos, Guadalupe (2003). «La Castañeda». Tiempo y Escritura (Azcapotzalco, Edo. de México: Universidad Autónoma Metropolitana). http://www.azc.uam.mx/publicaciones/tye/lacasta%F1edarios.htm. Consultado el 28 de enero de 2013. 
  8. Cristina Rivera-Garza (entrevistada) (2009). Crimen Psiquiatrico (La Castañeda Parte 2/8) (TV). México: Once TV. Escena en primera mitad. Consultado el 28 de enero de 2013|fechaacceso=, |añoacceso= y |mesacceso= redundantes (ayuda). «"... por una parte si esta esta área muy interesada en la ciencia, en realmente mejorar las terapias, en llevar a cabo un tratamiento científico de los pacientes..."» 
  9. Ríos Molina, Andrés. «La locura en el México posrevolucionario. El Manicomio La Castañeda y la profesionalización de la psiquiatría, 1920-1944». Históricas (D.F., México: Universidad Autónoma de México e Instituto de Investigaciones Históricas) (84):  pp. 28-35. http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/boletin/pdf/bol84/bol8402.pdf. Consultado el 28 de enero de 2013. 
  10. Cristina Rivera-Garza (entrevistada) (2009). Crimen Psiquiatrico (La Castañeda Parte 2/8) (TV). México: Once TV. Escena en primera mitad. Consultado el 28 de enero de 2013|fechaacceso=, |añoacceso= y |mesacceso= redundantes (ayuda). «"... por otra parte esta la brutal falta de recursos(...) ...hace que el manicomio cumpla muchas otras funciones, de hecho yo creo que una de las principales, si uno va analizando los expedientes, es más que institución médica muy pronto se convierte en una institución de asilo..."» 
  11. «Locura y revolución una relación estrecha». Salud180.com. 19 de noviembre de 2010. Consultado el 28 de enero de 2013. «"...La mayoría de los hombres fueron diagnosticados como alcohólicos y las mujeres como neuróticas y, en promedio, casi todos fueron dados de alta cuatro meses después..."» 
  12. Ríos Molina, Andrés. «La locura en el México posrevolucionario. El Manicomio La Castañeda y la profesionalización de la psiquiatría, 1920-1944». Históricas (D.F., México: Universidad Autónoma de México e Instituto de Investigaciones Históricas) (84):  pp. 28-35. http://www.historicas.unam.mx/publicaciones/revistas/boletin/pdf/bol84/bol8402.pdf. Consultado el 28 de enero de 2013. 
  13. Ríos, Guadalupe (2003). «La Castañeda». Tiempo y Escritura (Azcapotzalco, Edo. de México: Universidad Autónoma Metropolitana). http://www.azc.uam.mx/publicaciones/tye/lacasta%F1edarios.htm. Consultado el 28 de enero de 2013. 
  14. Cristina Sacristán (entrevistada) (2009). Crimen Psiquiatrico (La Castañeda Parte 2/8) (TV). México: Once TV. Escena en segunda mitad. Consultado el 28 de enero de 2013|fechaacceso=, |añoacceso= y |mesacceso= redundantes (ayuda). «"... el reglamento establecía que los pacientes debían ingresar con un certificado médico, pero a veces la beneficiencia pública los remitía sin ningún certificado médico..."» 
  15. «La Castañeda, Imágenes de la locura, 100 años después en el MAF». MX DF. 25 de agosto de 2010. Consultado el 28 de enero de 2013. «"...con el paso del tiempo su capacidad máxima se vio rebasada y se recluyó a más de tres mil enfermos mentales."» 
  16. http://www.eluniversal.com.mx/sociedad/6377.html

Enlaces externos[editar]

[1]. [2]