La Almarcha

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
La Almarcha
Municipio de España
Bandera de La Almarcha
Bandera
Escudo de La Almarcha
Escudo
La Almarcha
La Almarcha
Ubicación de La Almarcha en España.
La Almarcha
La Almarcha
Ubicación de La Almarcha en la provincia de Cuenca.
País Flag of Spain.svg España
• Com. autónoma Flag of Castile-La Mancha.svg Castilla-La Mancha
• Provincia Flag Cuenca Province.svg Cuenca
• Comarca La Mancha Alta
• Partido judicial San Clemente
Ubicación 39°41′12″N 2°22′47″O / 39.686666666667, -2.3797222222222Coordenadas: 39°41′12″N 2°22′47″O / 39.686666666667, -2.3797222222222
• Altitud 875 msnm
• Distancias 61 km a Cuenca
100 km a Albacete
Superficie 64 km²
Población 472 hab. (2013)
• Densidad 7,38 hab./km²
Gentilicio almarcheño, ña
Código postal 16740
Pref. telefónico 969
Alcalde (2011) Cecilio Martínez Martínez (PP)
Patrón San Bartolomé (24 de agosto)
[editar datos en Wikidata]

La Almarcha es un municipio español de la provincia de Cuenca y de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, situado en La Manchuela (zona de transición entre la serranía y La Mancha).

Su término municipal, que tiene unos 64 km², limita con los términos de Castillo de Garcimuñoz, Olivares de Júcar, La Hinojosa, Villalgordo del Marquesado y Villar de la Encina.

Aunque su altitud sobre el nivel del mar es de 875 metros, Mojón Alto –que es vértice geodésico- alcanza los 1024 metros. Su ubicación es 39º 41´ 12´´ de Latitud Norte y 2º 22´ 47´´ de Longitud Oeste.

Etimología[editar]

El origen etimológico del nombre Almarcha proviene del árabe “al-marğ”, que significa “el prado”, y también “población situada en vega o tierra baja”, que es como lo interpreta el Diccionario de la Real Academia Española al mutilar el texto del Tesoro de la lengua castellana de Covarrubias.

Geografía física[editar]

Relieve e hidrología[editar]

El cerro de San Antón es línea divisoria entre las aguas de la cuenca del Guadiana y la del río Júcar. El río Rus, que es afluente del Guadiana,nace en el paraje "los olivares" en el término de La Almarcha y, a su paso por San Clemente, recibe el nombre de río Rus. Es un afluente del Záncara que, a su vez, es afluente del Guadiana.

Por el término municipal de La Almarcha discurren dos afluentes del Júcar. El río Cañada Negrita, que toma su nombre del paraje por el que pasa y que recibe gran parte de sus aguas en el yacimiento del "ojuelo". El otro riachuelo, sin nombre actualmente, en tiempos del infante don Juan Manuel era conocido como "el arroyo del Almarcha". Hoy día va casi siempre seco y recibe las aguas residuales de la población.

Clima[editar]

Su clima es mediterráneo frío, esto crea grandes oscilaciones térmicas. La temperatura media es de unos 13 °C y llega a rozar los 40 °C en verano, bajando a temperaturas bajo cero en los meses de invierno. Su pluviosidad es irregular concentrándose en los meses de otoño y primavera. Alternan ciclos lluviosos con ciclos de sequía.

Flora y fauna[editar]

Flora

En su término existen algunos elementos de biodiversidad: monte bajo de encinas, bastante olivar y algunos parajes con pinos, chopos y almendros. En el paraje de "la Muela" existe una gran plantación de espliego de donde se extrae el aceite esencial de lavanda para elaborar perfumes.

En las laderas del paraje de "la Muela" abundan el tomillo, el romero, la aliaga, la morquera y gran diversidad de plantas medicinales como: de roca, cantueso, salvia, etc.

Fauna

En su término municipal abundan las especies de caza menor como perdiz, codorniz, tordo, paloma torcaz, tórtola, liebre y conejo. Existen tres cotos de caza: "el Molinillo", la Muela" y el coto local. En el verano abundan el vencejo y la golondrina. También existen ejemplares de gorrión, abejaruco, avutarda, chorlito, chorla, sisón, calandria, agachadera, colorín pardillo, jilguero o colorín de siete colores, chirlero, alcaudón, etc. En los parajes de "la Muela" y "el Campazo" también pueden hallarse a veces águilas, gavilanes, halcones (que suelen anidar en la ermita de San Bartolomé) y otros tipos de aves, como la lechuza, el mochuelo, la abubilla, etc.

En el verano no es raro encontrar en la finca del Molinillo jabalíes. A veces se encuentran zorros. También abundan los roedores y hay algunas culebras.

Historia[editar]

En el término municipal de La Almarcha se han hallado varias hachas neolíticas de donde se induce que estas tierras ya estuvieron habitadas en el Neolítico. Junto al término de La Hinojosa hay algunos grabados sobre roca pertenecientes al Calcolítico.

En el paraje denominado Los villares afloran restos romanos (monedas, tuberías de plomo, pesas de telar, piedra de sillería, teja, ladrillos, vasijas de terra sigilata, etc. Es indudable que este paraje, situado a 1 kilómetro del pueblo actual, ya fue habitado por los romanos.

El origen del pueblo es árabe y está relacionado con sus buenos pastos para el ganado que tenían en este "lugar" de "el almarcha" los señores que vivían en el vecino pueblo de Castillo de Garcimuñoz.

La cita más antigua en que aparece La Almarcha procede la crónica árabe Muqtabis V, del historiador Ben Haián, que nombra esta población al describir el recorrido realizado por Abderramán III en el año 935 desde Córdoba a Zaragoza. Vuelve a ser citada en otra crónica árabe de 1172, al-Man Bil Imãma, que describe la expedición del sultán Yusuf contra la ciudad de Huete.

La cita castellana más antigua procede del libro de cuentas y gastos del rey de castilla Sancho IV en el que cita las aldeas en las que se recoge dinero para pagar a los caballeros que habían de acompañar en 1294 a don Juan Manuel a la tierra de Murcia.

Otra de las primeras citas procede del Libro de la caza de don Juan Manuel (1325), quien da esta escueta referencia:

el aroyo del almarcha sale del almarcha e entra en xucar de Yuso de vcero e pasa çerca del pozo Ayrón. En este aroyo ay parada de ánades e logar para las cazar con falcones. Pero a enel malos pasos.[1]

Tras la conquista de Alarcón por las tropas de Alfonso VIII, el lugar del Almarcha dependió de la jurisdicción de Alarcón y se repobló con castellanos viejos provenientes de Burgos y de Extremadura. Por ejemplo, los Salas que abundan en la comarca los trajo de Salas de los Infantes (Burgos). El marqués de Villena, don Alfonso de Aragón, la vendió al Castillo de Garcimuñoz en 1353 por 1200 florines de oro.

Durante más de tres siglos La Almarcha dependió de la jurisdicción del Castillo de Garcimuñoz, hasta que el 6 de septiembre de 1672 doña Mariana de Austria le concedió por Real Privilegio la exención y adquirió la categoría de villa independiente. Castillo de Garcimuñoz recurrió, en segunda instancia, y el 15 de febrero de 1687 el Real Privilegio se confirmó en segunda instancia. El Castillo reclamó la distribución de términos, en un juicio famoso en la época, pues el juicio se prolongó hasta 1752, dándose la curiosa situación de que ninguno de los dos pueblos quedó satisfecho con el reparto y en el mapa histórico del Instituto Geográfico Nacional de España, en la división entre ambos términos, todavía pone “zona límite provisional”. Una vez lograda la independencia, La Almarcha fue creciendo en importancia y población, pasando de los 84 vecinos de 1672 a 106 en 1687 (fecha de confirmación del villazgo) y a 287 en 1752, logrando su cuota máxima en 1950 con 1591 habitantes.

Según el catastro del Marqués de la Ensenada de 1752, en este año tenía un hospital para albergue de pobres mendicantes cuyos ingresos dependían del alquiler de parte de la manzana no destinada a hospital. En dicho año existían en La Almarcha 4 sacerdotes que vivían de las rentas de las tierras de la iglesia. Se describen en este documento todos los productos agrícolas que se cultivaban en el término de La Almarcha en aquella época: trigo, cebada, escaña, avena, centeno, guijas, garbanzos, fríjoles, cañamones, azafrán, olivar, viñas, frutas variadas, queso, miel y cera (450 colmenas).

Demografía[editar]

En 1950 alcanzó su cuota máxima de población, con 1.591 habitantes, pero la emigración a las ciudades, en busca de recursos, ha hecho que la población merme, año tras año, hasta llegar a los 643 habitantes según el padrón municipal del año 2011.

Administración[editar]

Lista de alcaldes desde las elecciones democráticas de 1979
Mandato Nombre del alcalde Partido político
1979–1983 Augusto Mena Tierno UCD
1983–1987 Rafael Granero Sánchez AP
1987–1991 Amadeo Granero García CDS
1991–1995 Juan José Toboso García PSOE
1995–1999 Juan José Toboso García PSOE
1999–2003 Francisco Javier Guijarro Romero CDS
2003–2007 Francisco Javier Guijarro Romero PSOE
2007–2011 Francisco Javier Guijarro Romero PSOE
2011– Cecilio Martínez Martínez PP

Entre los alcaldes anteriores a la época democrática cabe destacar a los siguientes:

  • Guillermo Torres Madero 1868, padre de José Torres Mena y abuelo de Guillermo Torres Muñoz.
  • Ricardo Martínez Piqueras 1930-1932, que fue fusilado por los milicianos republicanos el 4 de agosto de 1936
  • Félix Rentero Ruiz (1939-1959)
  • Pedro Pinedo Pinedo (1959-1969)
  • Leonardo Seligrat Martínez (1969-1979)

En los legajos sobre el largo pleito de villazgo contra el Castillo de Garcimuñoz, que se conservan en el Archivo Histórico Nacional, encontramos una lista de 22 alcaldes por el estado noble y otros tantos por el estado de ciudadanos. La lista es la siguiente:[2]


  • 1650 Pedro del Ávila y Diego Díaz
  • 1658 Pedro de Cuevas y Pedro Ramón
  • 1660 Miguel Molinero el mayor y Francisco Granero
  • 1662 Alfonso Miguel Talavera y Alfonso Granero
  • 1663 Alonso Olmedilla y Cristóbal Saiz
  • 1664 Alonso del Ávila el menor y Don Víctor de Moya
  • 1665 Francisco Olmedilla y Alonso Granero
  • 1666 Don Joseph de Moya y Pedro Escribano
  • 1667 Don Diego de Moya y Julián Escudero
  • 1671 Pedro Cuevas y Pedro Ramón
  • 1672 Diego de Sotomayor y Pedro Collado
  • 1673 Antonio de Moya y Juan Collado
  • 1674 Francisco Olmedilla y Alonso Granero
  • 1676 Don Joseph de Moya y Pedro Escribano
  • 1684 Bermejo Molinero y Thomás Escribano
  • 1687 Don Antonio de Moya y Pedro Escribano
  • 1688 Don Joseph de Moya y Juan Bermejo
  • 1722 Don Juan Agustín de Moya y Alonso Olmedilla
  • 1723 Don Víctor de Moya Castilblanque y Miguel Garrido Belinchón
  • 1732 Don Diego Dionisio de Mena y Juan Cabañero
  • 1750 Don Víctor Joseph de Moya Castilblanque y Antonio Olmedilla
  • 1752 Juan Ruiz Astrana y Joseph Garrido Olmedilla

Economía[editar]

Sus principales fuentes de recursos proceden de la agricultura (trigo, cebada, olivar y girasol) y de la ganadería ovina. A estas fuentes tradicionales hay que añadir el factor servicios: hotel, restaurantes, bancos, farmacia, supermecado, pescadería, frutería, carnicería, panadería, herrería, repuesto de ruedas Michelín, talleres mecánicos y una de las empresas más importantes de transporte por carretera con una considerable flota de camiones que realizan ruta nacional e internacional.

Comunicaciones[editar]

Encrucijada[editar]

Una de las características de La Almarcha es el ser un renombrado cruce de carreteras. En esta población se cruzan la Autovía de Este (A3) con la N-420 Córdoba-Tarragona que, con sus 803 kilómetros, es una de las más largas de España y sigue el itinerario de una antigua calzada romana. En las inmediaciones de este cruce se ha construido un polígono industrial y un Área de Servicio donde el viajero puede parar para repostar, descansar y reponer fuerzas degustando los platos típicos de la cocina manchega.

Distancias[editar]

  • A Madrid, 154 km.
  • A Valencia, 193 km.
  • A Cuenca, 64 km.

Medios de transporte[editar]

Además de por taxi, La Almarcha está muy bien comunicada por autobuses que llevan a Cuenca, La Roda, Albacete, Minglanilla, Tarancón, Madrid, Valencia y Toledo.

Lugares turísticos y monumentos[editar]

Pozo Airón La Almarcha (Cuenca).
  • En La Almarcha existe el famoso pozo Airón, una laguna con fama de insondable, a la que se refieren romances y leyendas, una maravilla hidrológica digna de ser visitada, como lo hicieron en su día Carlos I (1528) y también su hijo Felipe II. Al pozo Airón de La Almarcha se le atribuye la famosa leyenda de don Bueso, que pretendió ahogar en la laguna a 24 de sus concubinas, cayendo él finalmente en el abismo gracias a la astucia de una de sus potenciales víctimas. El pozo Airón de La Almarcha es el más famoso de los 101 topónimos españoles que llevan el mismo nombre y era un lugar donde algunos creen que se practicaba el culto al dios prerromano Airón, un dios del inframundo relacionado con la muerte y con el origen de la vida, pues del inframundo surge el agua y brota la vegetación. Es probable que en estos lugares se realizaran sacrificios humanos, por eso en muchos de los lugares donde hay un pozo Airón existen leyendas de terror.
Iglesia Parroquial La Almarcha (Cuenca).
  • La iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Esta iglesia, de estilo renacentista, inicialmente sólo tenía dos naves y una techumbre de madera, pero en la restauración del siglo XVIII se le añadió una tercera nave, se levantó su altura y se le dio un aspecto neoclásico. Actualmente tiene una planta basilical de tres naves y arcos peraltados de yeso. Comenzó a construirse el 1 de abril de 1555 y los maestros que la hicieron fueron Martín Doma y Juan de Ochoa. En la iglesia destaca su pila bautismal, una pieza policromada románica de 0,90 metros de altura por 1,15 de diámetro. Se desconoce su procedencia, aunque tal vez puede provenir del Conventillo, ubicado en un cerro de Cañada Negrita que ya estaba despoblada en tiempos del infante don Juan Manuel. También destaca la portada de la capilla del Santísimo (S. XVIII), donde están enterrados los alcaldes Moya (familia de origen noble que consiguió la independencia de La Almarcha de la jurisdicción del Castillo de Garcimuñoz). Esta portada, de piedra de sillería, está coronada por el escudo de los Moya. En el interior de las columnas cuadradas de la iglesia, en una restauración reciente, se han descubierto cornisas y arcos de sillería de estilo gótico que son restos de una construcción anterior. El retablo principal se atribuye a Martín de la Aldehuela. Representa la asunción de María a los cielos. En la parte superior figura la santísima Trinidad, padre e hijo sostienen una corona para ponérsela a María. En las hornacinas originales estaban las estatuas de madera de san Pedro y san Pablo, actualmente están corazón de Jesús y corazón de María. En la parte de abajo se representa la Jerusalén celestial. Distribuidos por todo el retablo querubines en diversos posturas.
Ermita San Bartolomé de La Almarcha (Cuenca).
  • La ermita de San Bartolomé, construida a finales del siglo XVI o inicios del XVII, con materiales elementales, razón por la que periódicamente necesita de una restauración. Se halla situada, aproximadamente, a un kilómetro del pueblo en el camino que va de La Almarcha a la finca del Molinillo y a la laguna del pozo Airón. Bajo su pavimento yacen 35 almarcheños, enterrados allí entre el 2 de agosto de 1834 y el 7 de abril de 1835, al prohibir el gobierno enterrar en las iglesias a causa del cólera morbo asiático.
Ermita San de Antón y San Isidro en La Almarcha (Cuenca).
  • En el solar de las ruinas de la antigua ermita de San Antón, en 1981, el cura párroco don Zenón Salas Chicano mandó construir la ermita de San Antón y de San Isidro Labrador. Es de estilo vanguardista y se basa en los planos del arquitecto Fernando Parrilla Villafruela, aunque no se respetaron en su totalidad pues los brazos arrancaban desde el suelo y la cruz subía bastante metros más arriba. Desde la iglesia a la ermita hay un bonito paseo, siguiendo un vía crucis campestre construido con antiguos rodillos de darle a la era de pan trillar. Recorriendo lo alto del cerro de San Antón, que es marca divisoria entre las aguas del Júcar y del Guadiana, se puede divisar una amplia y bonita panorámica.
  • La ermita de El Santillo. En la zona limítrofe del pueblo existía la ermita del Santillo. A causa de la desamortización, la ermita y los terrenos adyacentes le fueron expropiados a la iglesia yendo a parar a las posesiones del farmacéutico don Tiburcio Pérez Segura quien, según cuenta José Torres Mena en Noticias conquenses, destinó la ermita "a almacén de enseres agrícolas". Aunque en algunos mapas todavía figura la ermita de El Santillo, ésta se derribó en 1945 para construir en su lugar el patio de las escuelas confrontando con la calle Real.
  • La ermita de san Cristóbal.En el Libro de Visitas del obispado de Cuenca, correspondiente a 1713, se refiere que hay dos ermitas extramuros del pueblo a las cuales el visitador "halló decentes para celebrar", son las ermitas de San Bartolomé y de San Cristóbal. Según el libro 3.404 de Clero Secular Regular del Archivo Histórico Nacional de Madrid, en los extramuros del pueblo existía una ermita dedicada a san Cristóbal. La primera acta del libro de cuentas se firma el 13-3-1648. En un acta de 1768 se anotan los reales que se pagan por diversos conceptos por el cuadro del santo. En un acta del 15-2-1804 se nombra mayordomo a Miguel Salas porque el anterior había fallecido y la ermita necesitaba reparación. La última acta se firma en 1807. Otra referencia a esta ermita la hallamos en el Libro de Defunciones nº 7 de la parroquia de La Almarcha, donde se indica que, como consecuencia del cólera de 1834, el gobierno prohibió enterrar en las iglesias y en dicho año se enterraron tres cadáveres en la ermita de San Cristóbal. Con posterioridad la ermita fue vendida a causa de la desamortización y no ha quedado rastro de ella ni de su ubicación. Dado que en el libro de visitas de 1713 sólo se habla de dos ermitas "decentes para celebrar" y no hay constancia de la ubicación de la ermita de san Cristóbal, es probable que la ermita del Santillo y la de san Critóbal sean la misma.

Personajes famosos[editar]

  • El primer almarcheño de cierto renombre fue Gaspar Maldonado, que nació en el Almarcha, a finales del siglo XV. Licenciado en Artes y Teología, desempeñó los cargos de: Oidor de Sevilla en 1530, Regidor de Cuenca en 1536, Presidente del Consejo de Hacienda y Corregidor de León donde murió.

En el Diccionario Biográfico de los españoles más famosos de todos los tiempos, editado por la Real Academia de la Historia, aparecen dos almarcheños:

  • José Torres Mena (Casas Ibáñez 16-10-1822-La Almarcha 29-9-1879), que fue diputado a Cortes, abogado y escritor y ocupó altos cargos en la Administración como Director General de Aduanas (1871), Director General de Contribuciones o Vocal de la Junta Consultiva de Estadística (1871-1879).
  • Donato León Tierno (La Almarcha 18-9-1921, Madrid 11-8-2000), periodista del franquismo que fue subdirector de Arriba, director de varios diarios y, por último, Director General Técnico de los Medios de Comunicación Social del Estado.
  • También fue famoso en su época don José Joaquín de Moya (La Almarcha 9-2-1787, Madrid 6-4-1853) quien, representando a la provincia de Cuenca, fue senador del partido Progresista en la legislatura de 1841 y del que habla don Leandro Fernández de Moratín en alguna de sus cartas a su amigo el conquense José Antonio Conde.
  • Guillermo Torres Muñoz (sobrino de José Torres Mena). Oriundo de La Almarcha, fue un famoso farmacéutico que estableció en la calle San Bartolomé nº 24 de Madrid una farmacia en cuyo sótano inventó y fabricó el bicarbonato sódico que lleva su nombre, y que es una variante del que en 1801 inventó el alemán Valent Rose. Dicha farmacia todavía existe.

Festividades[editar]

  • El patrón de La Almarcha es San Bartolomé Apóstol cuya festividad se celebra el 24 de agosto. (Ver: culturaspopulares.org nº 5. San Bartolomé). Los festejos duran desde el 23 al 28 de agosto. No conocemos con precisión la fecha en que San Bartolomé pasó a convertirse en patrón de La Almarcha ni el año en que se edificó su ermita, pues falta el libro de fábrica. Es muy probable que se remonte a los inicios del siglo XIII. Tenemos testimonios fidedignos del libro de cuentas del Hospital de Nuestra Señora de la Concepción del Castillo de Garcimuñoz por los que sabemos que en 1579 se daba la caridad a los pobres con motivo de las fiestas de San Bartolomé.
  • El 15 de mayo se celebra la festividad de San Isidro Labrador, patrón de los labradores. Esta festividad cada día tiene más auge, celebrándose comidas campestres, bailes y otros festejos. En estos momentos la cofradía cuenta con más de 260 socios.

El apellido Almarcha[editar]

Como todos los apellidos relativos a pueblos y ciudades (Castillo, Hinojosa, Parrilla, Valverde, Belmonte, Cuenca, Madrid, etc.) su origen proviene de aquellas personas oriundas de dicho lugar y que durante la Edad Media emigraron a otra localidad donde se instalaron. En el siglo XIV, en tiempos del infante Don Juan Manuel, ya encontramos muchas personas con el apellido Almarcha. Eran personas nacidas en "El Almarcha", al igual que ocurrió con emigrantes de otros pueblos como Belmonte, Alarcón, Buenache, etc., y que Don Juan Manuel utilizó para repoblar territorios como Almansa, Villena y Chinchilla.[3]

Con el paso del tiempo, el apellido se fue extendiendo geográficamente y hoy lo encontramos en todo el territorio español, con una cifra aproximada de 1408 personas que llevan dicho apellido. La provincia donde más predomina es Alicante con 394 personas.[4]

El día 24-8-2012 se celebró en La Almarcha el primer encuentro de personas con el apellido Almarcha.

Heráldica[editar]

Escudo de los Moya en La Almarcha (Cuenca).

La única familia de origen noble que ha habitado en el pueblo ha sido la familia de los Moya. En los inicios del siglo XVII don Diego de Moya, natural de Villanueva de los Escuderos, se casó con la almarcheña Elvira Dávila Molinero y estableció un mayorazgo en La Almarcha. Pocos años después, su hermano Simón de Moya también se estableció en La Almarcha. Desde entonces los descendientes de ambas familias fueron alcaldes de La Almarcha por la clase noble.

Existen tres escudos de los Moya. Uno es el que hay en la calle Real en la casa solariega, otro en la iglesia en la capilla de los Moya y el otro está desmontado.

El escudo de los Moya de La Almarcha (Real Academia de la Historia, m.s. D-29, fº 243) es similar al de los Moya de otros pueblos: tiene a la izquierda un campo de veros y a la derecha una escala, que le concedió el rey a don Álvaro de Mariño por destacarse en el asalto a la fortaleza de Moya. Los otros elementos: cruz flordelisada, yelmo y clavos son específicos del escudo de los Moya de La Almarcha.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. De Castro, José María.El libro de la caza (1945). Barcelona: C.S.I.C. p. 96.  Falta el |título= (ayuda)
  2. Salas Parrilla, Miguel. El proceso de Villazgo de La Almarcha, p. 137
  3. Pretel Marín, Aurelio. Don Juan Manuel, Señor de la llanura, pág. 136
  4. apellido.enfemenino.com

Bibliografía[editar]

  • ARCHIVO HISTÓRICO NACIONAL. Clero Secular Regular, Libro 3404, La ermita de san Cristóbal
  • MARQUÉS DE LA ENSENADA. Catastro, 1752.
  • PRETEL MARÍN, Aurelio. Don Juan Manuel, Señor de la llanura, 1982. ISBN 84-600-2900-X
  • REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA, m.s. D-29, fº 243.
  • SALAS PARRILLA, Miguel. El proceso de villazgo de La Almarcha, 1986. ISBN 84-398-7148-1
  • SALAS PARRILLA, Miguel. Airón. Dios prerromano de Hispania, 2005. ISBN 84-609-5773-X
  • TORRES MENA, José. Noticias conquenses, 1878.

Enlaces externos[editar]

https://www.facebook.com/pages/El-Pozairon/139239959482877?ref=hl